En todo el mundo existe una gran variedad de tipos de aceites que poseen propiedades benéficas para la piel, el cabello y zonas delicadas del cuerpo. Sin embargo, si hay un aceite que no solo hidrata, sino que trabaja como un escudo protector para evitar la pérdida de humedad en la piel, ese es el aceite de almendras dulces.

Contiene vitamina E, ácidos grasos monoinsaturados, proteínas, potasio y zinc, los cuales le aportan a este producto natural ser la mejor solución para tener una piel y un pelo en perfecto estado. Si aún no lo has probado y quieres saber más sobre el aceite de almendras, en esta guía te lo contamos todo y sus numerosas ventajas.

Lo más importante

  • El aceite de almendras se extrae el extracto del fruto del almendro, mediante el prensado en frío.
  • Este aceite es muy adaptable, por eso lo pueden usar todo tipo de piel. Además, su inocuidad hace que su uso sea tanto para adultos como para niños y bebés.
  • Para elegir el mejor aceite de almendras debes tener presente ciertos criterios, como la forma como ha sido extraído, elaborado, sus ingredientes y el uso que le vas a dar.

Los mejores productos de aceites de almendras del mercado en México: nuestros favoritos

El aceite de almendras que recomienda Amazon

Ideal para cuidar tu cabello y piel, pues es un producto hecho de aceite puro de almendras natural. El envase viene con un dosificador con el cual podrás tomar la cantidad exacta sin tirar producto. Contenido de 60 ml. Mantén el brillo e hidratación de tu piel y cabello con un solo productos. Ya no busques más y cómpralo ya.

El mejor aceite de almendras para masajes

Tiene una mezcla de distintos componentes extras que le dan una consistencia más espesa, capaz de hidratar la piel más seca. Al ser apto para masajes y por su consistencia, hace que dure más tiempo en la piel, hasta que termine el masaje. Los restos se pueden quitar de forma fácil con un poco de agua. No tiene perfume, sin gluten o parabenos.

El aceite de almendras de fácil absorción

Lo puedes usar en la piel de tu bebé desde que nace. Ideal para dar un masaje relajante a tu bebé. Tiene un aroma que relaja al niño o bebé más activo. Su principio activo está patentado, lo que indica que es de uso seguro. Su fórmula es 99% de origen natural. El envase trae 100 ml y su tapa te deja aplicar la cantidad suficiente en tu mano.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el aceite de almendras

No vamos a negar que el aceite de almendras se ha usado desde hace muchos años, debido a sus beneficios para la salud, pero cada vez son más los estudios que corroboran las ventajas que ofrece, haciendo que se haya convertido en uno de los más cotizados entre el público. Para explicar sus características, respondemos a las preguntas más frecuentes que suelen surgir.

El aceite de almendra es ideal para las puntas secas.
(Fuente: Puhha: 70675762/ 123rf.com)

¿Qué es el aceite de almendras y para qué sirve?

Es un aceite de origen vegetal, proviene de las almendras dulces. Su forma de extracción es por medio del prensado en frío, se consigue ese elixir que tantos beneficios aporta. Es rico en antioxidantes, vitamina E y nutrientes esenciales. Está compuesto por grasas monoinsaturadas, ácidos oleicos y linoleicos, lo que explica que sea tan bueno para la salud, la piel y el cabello.

Se utiliza en ámbitos de cosmética y belleza

Es por eso que, a este aceite se le utilice en ámbitos de la cosmética, belleza o estéticas, pero también ayuda a diferentes problemas en la piel como pueden ser el acné, los eccemas o las estrías. Hoy en día, muchos productos de belleza lo incluyen entre sus ingredientes, tanto en cremas como en artículos para el pelo. A continuación, te decimos sus ventajas y desventajas.

Ventajas
  • Es hidratante, ya que retiene la humedad de la piel y la mantiene hidratada
  • Posee un efecto antiinflamatorio que permite tratar algunas alergias cutáneas
  • Restaura el pH normal de la piel, dejándola brillante
  • Da brillo y suavidad al cabello
Desventajas
  • Un uso excesivo puede desencadenar reacciones atópicas en la dermis
  • No es recomendable para personas que tengan alergia a algún tipo de fruto seco

¿Qué tipos de aceites de almendras existen en el mercado?

Cabe decir que el aceite de almendras puede ser extraído tanto de almendras amargas como de las dulces. Las primeras contienen amigdalina, que al ser procesada se convierte en ácido tóxico. Y pese a que el aceite de este tipo de almendras tiene también propiedades medicinales, el alto grado de este glucósido puede tener consecuencias perjudiciales, por lo que es mejor evitarlo.

En cambio, el aceite que proviene de las almendras dulces, las cuales son comestibles, o por su nombre científico Prunus amygdalus dulcis. Este tipo de aceite no contiene amigdalina y tiene altos niveles de ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, así como vitaminas A, B, D y E. Por eso es apto para cuidar nuestra piel y cabello.

El aceite extraído de almendras dulces posee múltiples beneficios.
(Fuente: Yalenayemschuk: 36058070/ 123rf.com)

¿Cómo utilizar el aceite de almendras en la piel?

Pues bien, en este punto ya conocemos los tipos de aceites de almendras que hay y las ventajas que produce, ahora vamos a ver las distintas funciones que tienen, empezando por su aplicación en la piel. Esta forma de usarlo es la que más beneficios trae, ya que se puede emplear como solución para situaciones muy diversas.

  • Como exfoliante: Al mezclar una taza de azúcar con aceite de almendras, vamos obtener una crema exfoliante. Se debe aplicar en el rostro con movimientos circulares, suaves y evitando el contorno de los ojos. Déjalo actuar por unos 15 minutos y aclara con agua.
  • Como hidratante facial o corporal: Después del baño, aplica un par de gotas de aceite de almendras en la piel, de este modo se hidrata y suaviza.
  • Para las estrías: Al tener propiedades emolientes, mejora la circulación, promoviendo la reducción de estrías. Aplica un poco de aceite en la zona afectada y masajea con movimientos circulares durante unos minutos. Es recomendable que se haga después del baño y dos veces al día.
  • Como crema antiojeras: Coloca un par de gotas de aceite de almendras en la yema de tus dedos y da suaves golpes en el contorno de ojos, esto hará que se reduzcan las ojeras y bolsas.
  • Gracias a sus propiedades emolientes, este aceite ayuda a mejorar la circulación, promoviendo la reducción de las estrías. (Fuente: Yelenayemchuk: 20944006/ 123rf.com)

    Como desmaquillante: Logra eliminar todo el maquillaje, incluso el resistente al agua, notando una piel más sana y bonita.

  • Para combatir el acné: Es una buena opción para tratar el acné, puntos negros o piel grasa, a pesar de su alto contenido en ácidos grasos, pues el resto de los componentes y nutrientes permiten una mejora de la piel, evitando que salgan tantos granos.
  • Como relajante y antiestresante: Ideal para hacer masajes, ya que ayuda a calmar la ansiedad, los nervios y el estrés. También sirve en casos de afecciones cutáneas, ayudando a combatir la dermatitis o la psoriasis.

¿Cómo utilizar el aceite de almendras en el cabello?

Antes, debemos tener claro que hay factores que afectan al crecimiento del cabello, como el origen étnico, la edad o incluso el sexo. Estos aspectos son incontrolables, pero el magnesio que contiene el aceite de almendras lo hace un complemento ideal para hidratar, proteger y mejorar la salud de nuestro pelo. Algunas de las funciones que este producto natural desarrolla son:

  • Como tratamiento anticaspa: Frena la descamación, ya que elimina las células muertas y nutre el cabello. Lo ideal es aplicarlo directamente al cuero cabelludo, realizando masajes para garantizar una mayor absorción. Lo dejas actuar por 30 minutos y removemos.
  • Para hidratar: Calienta un poco el aceite y aplícalo en el cabello por medio de masajes. Dejar actuar por lo menos dos horas y lavarlo posteriormente con agua.
  • Para prevenir las puntas abiertas: Gracias a sus antioxidantes, vitaminas y minerales restauran y rejuvenecen los folículos, promoviendo el crecimiento y la fuerza del cabello.
  • Como desenredante: Un par de gotas de aceite de almendra en nuestro cabello son suficientes para desenredar con mayor facilidad.
  • Como acondicionador: Por su textura ligera lo convierte en una alternativa natural a los acondicionadores químicos, potenciando el brillo e hidratación del cabello.

Por ser un producto 100% natural, se ha usado en distintos productos de la industria estética. Además, aparte de ser usado en el cabello, lo puedes aplicar en otros tipos de vello, como puede ser la barba o las pestañas. Es por eso que a continuación te vamos a decir cómo usarlo tanto en la barba como en las pestañas.

  • El aceite de almendra es muy utilizado en el ámbito cosmético.
    (Fuente: Noojuntuk: 86430401/ 123rf.com)

    Para la barba: Puedes usar el aceite de almendras como base. Su aplicación permite lucir una barba perfecta, nutriendo e hidratando tanto la piel como el pelo.

  • Para las pestañas: El aplicar aceite de almendras en las pestañas podría hacer que estas crezcan y ganen volumen. Pero como con todo, este tratamiento debe ser regular, si no, no surtirá efecto.

¿Para qué más se puede utilizar el aceite de almendras?

No es común que el aceite de almendras se ingiera, pero tiene muchas cualidades benéficas para nuestro organismo. Es capaz de disminuir el colesterol malo y aumentar el bueno, contiene compuestos que protegen el corazón y también puede actuar como un laxante. A continuación, decimos los beneficios de este aceite en el organismo:

  • Regula el colesterol: Sus grasas insaturadas y la vitamina E, hacen que el oxígeno y los nutrientes fluyan a través de la sangre, haciendo que se regule el colesterol, pues eleva los niveles séricos del HDL (colesterol bueno) y reduce el LDL (colesterol malo).
  • Reduce el riesgo de enfermedades del corazón: Reduce el riesgo de problemas cardiovasculares. Gracias a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias reducen el riesgo de sufrir estas enfermedades y mantienen el corazón saludable.
  • Previene la diabetes:  Las almendras pueden ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre y es por eso que es beneficioso para prevenir la diabetes.
  • Salud intestinal: Eficaz contra el estreñimiento, ya que actúa como un suave laxante. Además, algunas investigaciones revelan que existe una correlación entre este producto natural y el alivio del síndrome del intestino irritable.
  • Suaviza el dolor de oídos: El aceite de almendras es uno de los remedios naturales que ayuda a aliviar este dolor, ya que suaviza la cera del oído y es apto para reducir la obstrucción. Para ello hay que poner dos o tres gotas y dejarlo caer por el canal auditivo.

¿Puedo hacer mi propio aceite de almendras?

Es un producto realmente de encontrar en cualquier tienda. Aunque, en ocasiones lo puedes encontrar un poco caro. Es por eso que muchas personas deciden hacerlo en casa. Te mostramos cinco pasos con los que podrás hacer tu propio aceite de almendras para así ahorrarte más dinero y lograr una cantidad mayor a la que probablemente venga en el bote comprado.

  • Consigue varios kilos de almendras maduras, que no estén rancias. Ten en cuenta que, un kilo de almendras dará para medio vaso de aceite.
  • Limpia bien las almendras, poniéndolas bajo el agua del grifo. Las dejaremos secar, preferiblemente al sol, y si esto no se puede, utilizar el horno a muy baja temperatura para secarlas, teniendo cuidado de no tostarlas.
  • Después trituramos las almendras. Hay que insistir hasta que el polvo de las almendras forme una pasta. A partir de ahí, añadiremos de una a dos cucharaditas de aceite de oliva por cada dos tazas de almendras que hayamos licuado y volveremos a triturar para que la pasta se impregne bien con el aceite.
  • Introduciremos la pasta en un tarro hermético, donde macerará durante quince días a temperatura ambiente.
  • Cuando pasen las dos semanas, extraemos el aceite de la pasta de almendras. Podemos ayudarnos de un colador, e incluso envolverlo en una gasa formando un saquito y apretar hasta extraer todo el aceite.

Ahora que ya has hecho todos los pasos y ya han pasado los quince días, podrás comenzar a aprovechar todas las propiedades de las almendras. De hecho, con la pasta de almendras sobrante podremos darle usos culinarios o incluso hacer mascarillas exfoliantes. Si la quieres ingerir puedes hacer tofu.

foco

¿Sabías que el aceite de almendras es ideal para retirar suavemente todo el maquillaje de la delicada piel de tus ojos, incluso el rímel a prueba de agua?

¿Puedo aplicarle aceite de almendras a mi bebé?

Por ser un producto de origen natural y, además, sea inocuo a la salud, permite que se aplique en todo tipo de pieles y personas, sin importar su edad. Es decir, puede ser empleado en adultos, adolescentes, niños, adultos mayores y en algunos casos en bebés. Aunque claro, como en todo producto es conveniente revisar sus ingredientes.

Ten presente que es un producto que proviene de un fruto seco, por lo que no se recomienda usar el aceite de almendras en niños menores de tres años, pues podrían causar alguna reacción alérgica. Si se está totalmente convencido de que el pequeño no padece ninguna alergia, este aceite es el mejor remedio para mantener su piel lo más hidratada y cuidada posible.

Criterios de compra

Antes de poder finalizar con la lectura, es convenientes que agregues a tu conocimiento cinco criterios de compra que no debes dejar pasar por alto a la hora de adquirir tu aceite de almendras. Estos criterios te ayudarán a elegir el mejor aceite, independientemente del formato que quieras y de los propósitos para los que vayas a usarlo.

Pureza

Sin duda, este criterio es uno de los más relevantes, no solo porque dependiendo de la pureza su calidad será mayor, sino porque debido a las distintas propiedades benefician al organismo, como a la piel y el cabello, por lo que es muy importante que esté hecho correctamente. Además, la pureza afecta también al precio, ya que si está diluido es más barato que uno puro.

Producción

Es probable que no revisemos la forma en como se ha producido el aceite de almendras, ya que solemos confiar en que las fábricas hacen su trabajo de forma segura y correcta. Sin embargo, lo ideal es que nos aseguremos de que el aceite de almendras ha sido fabricado de forma correcta, pues si no ha sido prensado en frío podría perder sus cualidades y como consecuencia su eficacia.

Necesidades

Antes de elegir nuestro aceite de almendras, debemos conocer las necesidades de nuestra piel y las de nuestro cabello. En pocas palabras, debemos saber qué resultados queremos obtener con ese aceite de almendras. Por lo tanto, cuando sepas dónde y para qué lo vas a usar será más sencillo decidirse.

Envase

El tamaño del envase es muy relevante, pues dependiendo del uso que le vamos a dar, será la cantidad que vamos a usar. Esto es imprescindible porque la fecha de caducidad de este producto no debe sobrepasarse. De este modo lo mejor sería elegir el tamaño del envase en relación a la cantidad de aceite que calculemos usar.

Una vez superado el año de su fabricación el aceite de almendras comienza a perder sus propiedades y no es recomendable seguir usándolo. Además, este aceite debe estar almacenado y conservado de manera adecuada, ya que de lo contrario el producto puede deteriorarse fácilmente y perder sus todos sus atributos.

Alérgenos

Todos los frutos secos, como las almendras, son alimentos o productos alérgenos más comunes. Es por esto la importancia de tener en cuenta este dato a la hora de comprar el aceite de almendras, ya que puede provocar una reacción adversa. Por lo tanto, es necesario estar seguro al 100 % de que no se es alérgico para poder utilizar este producto sin problema alguno.

Resumen

Si buscas un aceite que te aporte grandes beneficios en la piel y cabello, el aceite de almendras es el ideal. Se puede aplicar tanto para hidratar la piel como para evitar las estrías, además de combatir el acné y servir como relajante, así como desmaquillante, reparador del cabello o acondicionador.

Gracias a sus numerosos beneficios no es de sorprenderse que el aceite de almendras haya ganado tanta fama entre el público y se haya instalado en los baños de casi todo el mundo. Si todavía no ha llegado a las estanterías de tu baño, ¿qué esperas para probarlo y hacerlo indispensable para el cuidado de tu piel y tu cabello?

Si te ha gustado nuestra guía sobre el aceite de almendras, compártela en redes sociales y déjanos un comentario. ¡Muchas gracias!

(Fuente de la imagen destacada: Yelenayenshuk: 36058080/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?