Última actualización: 26/07/2021

Nuestro método

4Productos analizados

45Horas invertidas

13Estudios evaluados

215Comentarios recaudados

Los motores de los coches generan calor, este calor puede ser perjudicial si no es controlado. Para ello existe un sistema de refrigeración en los vehículos que disipa parte de ese calor al exterior. A su vez, este sistema de refrigeración necesita de líquido anticongelante para su correcto funcionamiento.

Por ello, el anticongelante o refrigerante es un producto imprescindible para que el motor de tu coche dure el mayor tiempo posible. Ya que hará que su funcionamiento sea óptimo, aun en temporada de temperaturas extremas. ¿Quieres saber más? No dejes de leer esta guía.




 Lo más importante

  • El líquido refrigerante es un producto esencial para el cuidado de tu motor. Por eso, debes controlar sus niveles y reponerlo cuando sea necesario.
  • Existen diferentes tipos de anticongelantes. Estos se clasifican según sus componentes. Asimismo, pueden identificarse por su color, ya que estos indican sus características.
  • Antes de adquirir un anticongelante debes mirar el manual del vehículo, ya que el fabricante describe las características específicas del producto que necesita tu motor.

Los mejores anticongelantes: Nuestras recomendaciones

En la siguiente lista te mostramos los mejores refrigerantes del mercado. Así podrás elegir el que mejor se adapte a tu motor. Los hemos seleccionado con base en sus características y las valoraciones positivas de sus usuarios. ¡Encuentra los mejores anticongelantes!

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el anticongelante

¿Debes realizar el cambio de líquidos en tu coche? En esta guía respondemos las preguntas más frecuentes de los usuarios acerca de este producto. Aquí te podrás informar de todos los detalles para elegir de manera correcta el mejor anticongelante.

anticongelante en el auto

Existen diversos tipos de anticongelante. Según sus características estos pueden ser: Inorgánico, orgánico o híbrido, es decir, la mezcla de los dos primeros. (Fuente: tim-mossholder: V37iTrYZz2E/ Unsplash)

¿Qué es un anticongelante?

Es un compuesto que se añade a los líquidos para reducir su punto de fusión o solidificación. De esta manera, hacen que la mezcla resultante evite congelarse a menor temperatura para que permanezca líquida, aún en las temperaturas más bajas. Es decir, protege el motor de la congelación. Pero además lo hace del sobrecalentamiento.

La función de los anticongelantes consiste en la absorción del calor del motor para mantenerlo en una temperatura ideal. Protege el sistema de enfriamiento contra la oxidación y corrosión. También lo protege de las altas temperaturas. Básicamente, su función es preservar el buen funcionamiento de las partes del motor, alargando su vida útil.

¿Dónde y cómo se pone el anticongelante?

Si es la primera vez que vas a realizar el mantenimiento de tu coche, informarte sobre el proceso supondrá un ahorro económico. Ya que no cometerás un error al adquirir el líquido equivocado. Asimismo, el mantenimiento hará que no tengas que comprar repuestos o hacer reparaciones.

Una de las operaciones que querrás conocer es cómo poner anticongelante al motor. El circuito de refrigeración tiene varios elementos: la botella de expansión, el radiador, el termostato, la bomba de agua, el electroventilador y el tubo donde circula el líquido (manguitos). Te compartimos el paso a paso:

  1. Primero debes abrir la botella de expansión. Ábrelo cuando el motor se encuentre frío.
  2.  Abre el tapón de vaciado. Este se encuentra en los bajos del radiador o al lado de algún manguito, que es el tubo donde se encuentra el líquido.
  3. Después de vaciar el líquido anticongelante entero, cierra el tapón. Asegúrate de que esté bien cerrado, si no podría ir perdiendo líquido poco a poco, dañando el motor.
  4. Tras cerrar el tapón, rellena de nuevo con anticongelante. Se introduce en la botella de expansión. El anticongelante viejo se debe llevar a un punto limpio de residuos.
  5. Limpia el circuito para eliminar las bolsas de aire que hayan podido quedarse.
  6. Abre los purgadores. Algunos modelos de coche cuentan con purgadores en los manguitos. Si tu modelo tiene, arranca el motor y déjalo al ralentí. Lo más normal es que aparezcan burbujas porque hay agua en el interior. Déjalos abiertos hasta que solo salga refrigerante. En este paso, vuelve a rellenar el nivel de anticongelante hasta que este al máximo.
  7. Si tu modelo no tiene manguitos, enciende el motor y ve rellenando el líquido hasta su nivel máximo. En todos los casos, es importante que el motor esté en marcha hasta que el líquido pase por todo el circuito. Para este proceso, se necesita el termostato, y este solo funciona con el motor encendido.
  8. Por último, hay que esperar a que se dispare el electroventilador. Este se dispara con el motor encendido. Al encenderlo, el proceso de limpieza del circuito ha terminado. Vuelve a cerrar los purgadores o el tapón y listo.

¿Qué tipos de anticongelantes existen?

Existen diversos tipos de anticongelante. Según sus características estos pueden ser: Inorgánico, orgánico o híbrido, es decir, la mezcla de los dos primeros. Por otro lado, el anticorrosivo tiene algunas propiedades diferentes. Todos estos cuentan con diferentes colores. Los colores muestran las características de estos. Más adelante entraremos en más detalles.

  • Orgánico: Está formado por etilenglicol y agua destilada. Esta mezcla protege mejor de la corrosión. El anticongelante orgánico es estable durante más tiempo que el inorgánico. Además, al ser biodegradable, daña menos el medioambiente. Estos refrigerantes no valen para todos los coches, en especial los antiguos modelos. Suelen utilizarse para los motores de aluminio.
  • Inorgánico: Este líquido suele ser el utilizado por los modelos de coche más antiguos. También suelen ser más baratos. Este anticongelante se mezcla con silicatos. Estos componentes se degradan con el uso, provocando averías. Tampoco cuentan con altos niveles de inhibidores de corrosión, su duración es más limitada y suelen tener un color más brillante.
  • Híbrido: Es un anticongelante que combina la tecnología de los orgánicos e inorgánicos. Están compuestos por etilenglicol, glicerina y aditivos antiespumantes, anticalcáreos y una reserva neutralizante para proteger el circuito de refrigeración. También pueden incorporar silicatos para la protección de las superficies de aluminio, siendo utilizados por muchos fabricantes de vehículos.

¿Puedo mezclar distintos tipos de anticongelantes?

Lo más recomendable es no mezclarlos. En casos de no tener más opción que mezclarlos, hay que tener en cuenta ciertos aspectos. Nunca se deben mezclar un anticongelante orgánico con uno inorgánico o hibrido. Si se mezclan, pueden reaccionar sus componentes, anulando sus propiedades y creando residuos.

En cuanto a la mezcla de marcas, tampoco se recomienda. Si se mezclan, hay que cerciorarse detalladamente de que lleven las mismas características. En cuanto a las concentraciones, no hay problema en mezclar líquidos con diferentes porcentajes de etilenglicol.

Por último, muchas veces se mezcla con agua. Si se decide mezclarlo con agua, esta debe ser destilada. Al estar destilada, se evitarán que se queden sedimentos en el sistema de refrigeración.

¿Cuánto dura el efecto de los refrigerantes?

La mejor manera de saberlo es consultando el manual de mantenimiento del vehículo. De todas maneras, es recomendable cambiarlo cada 40.000 km o cada 2 años. Aun así, es bueno hacer una revisión anual del anticongelante.

¿Dónde se tira el anticongelante?

Los refrigerantes incrementan el efecto invernadero. También son venenosos para personas y animales. Si se tiran por el desagüe, contaminaran el río o mar donde vayan a parar. Por este motivo, es necesario que se tire adecuadamente para evitar males mayores.

Para cuidar el medioambiente, se debe tirar a un punto limpio. Asimismo, puedes consultas en tu localidad o visitar algún centro de reciclaje comunitario para asesorarte. Por otro lado, también puedes consultar en los talleres mecánicos o talleres de cambio de aceite, ya que algunos aceptan anticongelantes para reciclarlos.

liquido anticongelante

Hay distintos tipos de anticongelante. Cada uno tiene diferentes propiedades y no todos sirven para todos los modelos de coche. (Fuente: Robert Laursoo: cTm7EWlGI/ Unsplash)

Criterios de compra

Hay distintos tipos de anticongelante. Cada uno tiene diferentes propiedades y no todos sirven para todos los modelos de coche. Por ello, te aconsejamos repasar los siguientes criterios de compra, antes de adquirir un refrigerante.

Tipo de motor

Debes mirar el vaso de expansión y el libro del vehículo, ya que el fabricante describe las características específicas del producto que necesita el motor. Ahí, viene especificado que tipo de anticongelante usar. Es recomendable usar siempre el refrigerante de la misma marca.

Como ya hemos explicado, el anticongelante orgánico suele utilizarse en motores de aluminio. Mientras que el inorgánico es usado en los motores de los coches más antiguos.

Si no estás muy seguro de cuál producto debes elegir, lo mejor es acudir a tu taller mecánico para que un profesional te asesore. Asimismo, puedes consultar a un especialista de tu estación de servicio de confianza.

Colores

Los colores de los anticongelantes marcan las temperaturas que estos pueden aguantar. Son verdes, azules, amarillos, rosas y violeta. Estos son llamativos para que se pueda detectar mejor una fuga.

Cada marca tiene diferentes colores, por lo que no hay que guiarse únicamente por esto. Siempre debes leer las especificaciones.

  • Si los anticongelantes tienen un 10% de etilenglicol el intervalo de temperatura estará entre los -4ºC a los 102ºC.
  • Si tiene un 25% entre los -12,4ºC y los 102ºC.
  • El más potente cuenta con un 50% y su intervalo esta entre los -34ºC y los 145ºC.

auto con nieve

El anticongelante es óptimo para mantener el correcto funcionamiento del motor en temperaturas extremas (Fuente: Juha Lakaniemi: Y3gJZuWKyeg/ Unsplash)

Anticorrosivo

Este refrigerante cuenta con aditivos anticorrosivos. Existen diferentes grados de concentración, a mayor concentración, más anticorrosivo será el anticongelante. Este anticongelante consigue que el punto de ebullición sea más alto, evitando los sobrecalentamientos. También evita la congelación en invierno y la formación de óxidos metálicos.

Tamaño

Puedes encontrar envases de anticongelante de: 500 ml, 1 litro o de 5 litros. Ten en cuenta que todas las sustancias orgánicas tienen fecha de vencimiento, y se deterioran sobre todo cuando entran en contacto con el aire, ya que con el oxígeno del aire se empiezan a oxidar.

Por eso, si optas por un envase de varios litros, asegúrate de que esté bien cerrado, en lo posible, herméticamente. En caso de encontrarte con un envase abierto, no lo utilices. Debes desecharlo para no poner en riesgo el funcionamiento de tu motor.

Resumen

Como hemos visto en este artículo, el uso de este líquido es imprescindible para el mantenimiento del motor. Antes de comprar alguno, mira bien que tipo de anticongelante tienes que utilizar. Lo más recomendable es no mezclar diferentes tipos.

Por último, si este contenido te resultó útil e interesante, ¡compártelo en tus redes sociales! También puedes dejarnos un comentario más abajo. ¡Muchas gracias!

(Fuente de la imagen destacada: belchonock: 127870086/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones