Última actualización: 01/04/2020

Nuestro método

15Productos analizados

28Horas invertidas

4Estudios evaluados

94Comentarios recaudados

El agua es uno de los recursos naturales indispensables para la subsistencia, no sólo del ser humano, sino de cualquier ser vivo. Sin embargo, el hombre ha sabido aprovechas su lado terapéutico, específicamente sus propiedades térmicas. Su uso como termoterapia se remonta a tiempos de romanos y griegos, y se ha demostrado ser una efectiva herramienta kinésica.

¿Sabes que Ulises ya alude al uso del agua caliente en la Odisea? En la actualidad, la aplicación terapéutica del agua caliente forma parte del termalismo, la balneroterapia, la fisioterapia e, incluso, de la medicina estética. Si deseas descubrir las claves que justifican sus beneficios estás en el lugar adecuado. Te los mostramos en las siguientes líneas.




Lo más importante

  • La bolsa de agua caliente te proporciona un calor humectante muy positivo para disminuir dolores reumáticos, articulares y sobrecargas. Su gran ventaja es que puedes colocarla en cualquier área a tratar.
  • La bolsa de agua caliente es un artículo sumamente práctico, de efecto inmediato y que evita el consumo de fármacos. Frente a otras variantes (colocación de parches, lámparas de infrarrojos o almohadillas eléctricas) representa la alternativa más económica y que más años de experiencia atesora.
  • El continuo avance hace posible que el mercado ponga a tu alcance infinidad de modelos con los máximos estándares de calidad, comodidad y durabilidad.

Las mejores bolsas de agua caliente: Nuestras recomendaciones

La bolsa de agua caliente favorita de los usuarios online

Carex Health Brands es una marca que se enfoca en ofrecer productos de calidad. Entre ellos podemos encontrar esta bolsa de agua caliente que, gracias a su tapón de rosca, evitará cualquier tipo de derrame y quemaduras. Viene con una funda hecha con materiales tipo terciopelo, que, además de ayudar a mantener el calor por más tiempo, te dará una sensación de suavidad y comodidad que no puedes obtener con las bolsas de goma tradicionales. Además, también podrás meterla al congelador y tener terapia en frío.

La mejor mini bolsa de agua caliente

¿Quién dice que el diseño y la funcionalidad no pueden ir de la mano? Esta mini bolsa de agua caliente es la clara evidencia de que ambos beneficios los podemos obtener de un mismo producto. Tiene cuello tipo embudo, que facilita el llenado y evita fugas o goteo no deseado. Viene con una funda de felpa que ayudará a evitar el contacto directo con la piel, además de que distribuirá el calor de manera uniforme y gradualmente.

La bolsa de agua caliente de goma grado hospitalario

Cuando se trata de nuestra salud, lo más común es que busquemos los productos de la mejor calidad, y este es el caso de la bolsa de agua caliente de la marca Relief Pak. Esta clásica presentación está fabricada con goma de grado hospitalario, la cual ayudará a mantener la temperatura del agua por más tiempo, y su tapón tipo rosca evitará cualquier derrame. Con ella podrás calentar tu cama por la noche antes de dormir, o bien, colocarle en algún músculo que te esté causando dolor para aliviarlo.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las bolsas de agua caliente

Es bien sabido que uno de los principales usos de las bolsas de agua caliente es para mantener una temperatura determinada en las camas durante las noches frías de invierno. Sin embargo, este humilde producto actúa como un socorrido aliado de tu bienestar. Si no nos crees, a continuación descubrirás varias curiosidades sobre la bolsa de agua caliente que te sorprenderán.

Mujer con bolsa de agua roja

La explicación de su éxito radica en su incidencia sobre la circulación vascular periférica y en su incremento de la sensibilidad de los nociceptores, que se encargan de descodificar el estímulo de dolor en los tejidos. (Fuente: Anetlanda: 74964793/ 123rf.com)

¿Para qué usos son apropiadas las bolsas de agua caliente?

Al elevar la temperatura corporal entre 0,5 y 3 ºC experimentamos la activación de las funciones orgánicas y con ella una inmediata sensación de bienestar. Por lo que si acostumbras a ejercitarte en el gimnasio y sufres cierta tensión muscular, la acción vasodilatadora de la bolsa de agua caliente te permitirá apreciar una rápida relajación muscular.

Al mismo tiempo, si las malas posturas del trabajo o una patología del sistema locomotor lleva tiempo mermando tu calidad de vida y tu movilidad, el calor húmedo de la bolsa disipará esa rigidez muscular.

Idóneas para aliviar dolores localizados

En línea con su faceta antinflamatoria. Son idóneas para aliviar todo tipo de dolores localizados. Nos referimos a dolores lumbares o dorsales en la espalda, migrañas, molestias estomacales, menstruales o respiratorias. Por ejemplo, cuando atravesamos un proceso gripal, asmático o cuando se nos entumecen las manos por la artrosis.

¿Por qué son efectivas las bolsas de agua caliente?

La explicación de su éxito radica en su incidencia sobre la circulación vascular periférica y en su incremento de la sensibilidad de los nociceptores, que se encargan de descodificar el estímulo de dolor en los tejidos. En consecuencia, si integramos ambas cualidades proporcionan un calor húmedo localizado que aminora la inflamación, así como la percepción del dolor.

Resulta efectiva tanto sobre la musculatura lisa como sobre la estriada, dado que consigue dilatar los vasos sanguíneos optimizando el aporte de oxígeno y nutrientes sobre el área de aplicación. El resultado es un evidente confort nutritivo que deriva en una mejorada funcionalidad de la zona afectada.

Bolsa azul

El continuo avance hace posible que el mercado ponga a tu alcance infinidad de modelos con los máximos estándares de calidad, comodidad y durabilidad. (Fuente: López: 1252890348/ Flickr.com)

¿Qué tipos de bolsas de agua caliente existen?

Las bolsas de agua caliente tiene más de 100 años en el mercado. Desde sus comienzos hasta nuestros días, éstas han evolucionado en sobremanera. De cerámica, barro, metal o de polibutileno, en la actualidad se posicionan como un artículo de cuidado personal de gran utilidad.

Su formato manejable en forma de botella o de cojín y la durabilidad de los materiales con los que se fabrican hoy hacen de ellas un artículo sumamente cómodo, de rápido efecto y económico. De hecho, resultan más baratas que otras alternativas como la colocación de parches, las envolturas y compresas calientes o los sacos de semillas.

Existen 2 tipos de bolsas de agua caliente: rellenables y eléctricas.

Hoy en día puedes encontrar 2 tipos principales de bolsas de agua caliente: las rellenables y las eléctricas. Las primeras son las clásicas, las que has conocido en casa de tu abuela y que deberás rellenar de agua por su boquilla. Previamente, deberás haber calentado el agua a unos 50 ºC para disfrutar de su calor durante unas 2 horas.

Las eléctricas comparten la misma finalidad que las rellenables, pero con ellas no necesitas rellena porque ya están provistas de agua o de un gel especial. Puedes optar por aquellas que se calientan al conectarlas a la corriente, o por las que lo hacen introduciéndolas en el microondas. En ambos casos estarás seleccionando la versión más avanzada de este producto.

Necesitarás tan solo 15 minutos para disfrutar de hasta 3 horas de calor. Constituyen un salto cualitativo porque son reciclables, no emiten malos olores, garantizan un calor más uniforme y su funda impide que nos quememos al coger la bolsa. Además, atesoran múltiples accesorios que sublimarán tu experiencia de uso.

Mujer con dolores

Frente a otras variantes (colocación de parches, lámparas de infrarrojos o almohadillas eléctricas) representa la alternativa más económica y que más años de experiencia atesora. (Fuente: Drobot: 36707412/ 123rf.com)

¿Qué beneficios aportan las bolsas de agua caliente?

Este producto hace gala de varias bondades a las que vale la pena prestar atención. Su calor constituye un recurso idóneo para atajar contracturas musculares, lumbalgias, el dolor articular, las afecciones respiratorias, las migrañas, el insomnio e incluso los procesos depresivos o de ansiedad que requieran tratamiento psicológico. Veamos sus beneficios:

  • Fibromialgia. Un reciente estudio realizado por la Facultad de Ciencias Deportivas de la Universidad de Extremadura ha constatado que el agua caliente coadyuva a la remisión de la sintomatología, tanto física como mental, de la fibromialgia. Una patología crónica sobre la que la comunidad científica continúa investigando para dar respuesta a muchas de sus incógnitas, aún no esclarecidas.
  • Mejor circulación. Asimismo, el agua caliente que aplican las bolsas que nos ocupan ha demostrado incidir positivamente en la respuesta inmune al favorecer el incremento del ácido nítrico. El resultado es una circulación periférica más fluida y un mayor riego de nutrientes y oxígeno hacia aquellas regiones del organismo que se encuentran inflamadas, estenosadas o rígidas. Así lo revela la investigación acometida por la Universidad de Loughborough en Reino Unido.
  • Relajación. Dicho calor puede asemejarse a una forma de calefacción pasiva que genera confort nutritivo en nuestro organismo y este, a su vez, propicia la relajación necesaria para practicar la meditación o para acelerar la recuperación tras una lesión deportiva o una convalecencia.

¿Existen casos en los que las bolsas de agua caliente no sean aconsejables?

Pese a sus muchos beneficios, existen ciertos inconvenientes a los que también debes atender. Recuerda que a 100 ºC el agua estará hirviendo y que el plástico se degrada, especialmente, si es sometido a altas temperaturas. En consecuencia, las fugas pueden derramar el agua y provocarte quemaduras. Por tanto, nunca dejes que el agua supere 50 ºC.

Las personas con diabetes o las embarazadas no deben uasrlas

Asimismo, los diabéticos y las embarazadas no deben utilizarlas. Los primeros, porque la mala circulación de sus extremidades puede conllevar a la pérdida de sensibilidad y a padecer quemaduras muy graves que pueden requerir incluso la amputación. Las segundas, porque una temperatura corporal superior a 38-39 ºC puede causar lesiones en el feto.

Si padeces un trastorno cardiovascular, hipotensión, hipertensión, insuficiencia renal o alguna afección dermatológica, deberías restringir el uso de las bolsas de agua caliente, ya que la termoterapia podría agravar sus efectos y comprometer tu salud, por ejemplo, intensificando los mareos, la descoordinación o la visión borrosa.

Bolsa de agua verde

La bolsa de agua caliente es un artículo sumamente práctico, de efecto inmediato y que evita el consumo de fármacos. (Fuente: Blueskyimage: 30619418/ 123rf.com)

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las bolsas de agua caliente?

Como ves, las bolsas de agua caliente atesoran múltiples cualidades terapéuticas que las hacen válidas para contrarrestar los síntomas de numerosas enfermedades físicas y psíquicas. No obstante, no es menos cierto que también presentan ciertas debilidades o inconvenientes que resumimos en el siguiente cuadro.

Ventajas
  • Ofrecen un alivio inmediato y sin necesidad de recurrir a medicación
  • Resultan efectivas en una amplia variedad de dolencias y molestias.
  • Aplican las propiedades de la termoterapia, una disciplina milenaria y contrastada
  • Su uso no puede ser más sencillo
  • Han experimentado una notable evolución, siendo 100 % seguras y ecofriendly
Desventajas
  • Exigen conocer su funcionamiento para no calentarlas en exceso y quemarnos
  • No son aptas para todos los públicos
  • No pueden ser utilizadas ilimitadamente
  • Ciertos modelos desprenden malos olores
  • Su ciclo de vida es corto, alcanzando de media los 2 años de plena operatividad

Criterios de compra

Cuando estamos por adquirir un producto de cuidado personal, en específico uno que tendrá repercusión directa en tu salud, deberías considerar ciertos criterios que te permitan estar seguro de que tu compra será la mejor. En las próximas líneas te presentamos los que consideramos más importantes analizar antes de comprar tu bolsa de agua caliente:

Seguridad y comodidad

Un producto como una bolsa de agua caliente debe procurarte los beneficios de la termoterapia de un modo eficiente y seguro. En este contexto, las bolsas eléctricas te proporcionan calor rápido, de forma más uniforme y duradera que las rellenables y sin riesgos de quemaduras, ya que suelen estar recubiertas de una funda.

Dicha funda, además de desempeñar un rol estético, actúa como protector y aislante para que no te quemes al coger la bolsa. Si la bolsa contiene agua en lugar de gel deberás reponerla al cabo de 2 o 3 usos.

Mujer con dolor de vientre

Su calor constituye un recurso idóneo para atajar contracturas musculares, lumbalgias, el dolor articular, las afecciones respiratorias, las migrañas, el insomnio e incluso los procesos depresivos o de ansiedad que requieran tratamiento psicológico. (Fuente: Ocusfocus: 55652976/ 123rf.com)

Durabilidad

Lejos quedan las primeras bolsas de cerámica. Hoy en día, prácticamente todas las bolsas de agua caliente están fabricadas con goma sintética o caucho natural. Ambos materiales son termoplásticos y toleran las altas temperaturas, garantizando una aceptable vida útil de la bolsa. Por lo general, se estima que pasados dos años deberás reemplazar la bolsa por otra.

Tamaño

Las dimensiones y el peso de la bolsa van a condicionar su manejabilidad y la posibilidad de aprovecharla para más o menos zonas de tu cuerpo. Por ello, deberías plantearte quién va a utilizarla y para qué. Las de forma de cojín quedan limitadas al uso en pies o manos, mientras que las grandes, en el formato de botella, son válidas para todo tipo de aplicaciones.

Potencia

Si estás eligiendo una bolsa de agua caliente eléctrica, nunca selecciones una con una excesiva potencia para su tamaño o para tus necesidades, ya que la sobrecargará y terminará mermando su operatividad. O te verás obligado a sustituirla por otra más potente al cabo de poco tiempo. Por norma general, las de tamaño grande rondan los 100 W siendo esta una potencia de referencia que puede servirte como orientación.

foco

¿Sabías que otra de las aplicaciones de las bolsas de agua caliente reside en su efectividad para combatir los trastornos circulatorios?

Accesorios

La existencia de una boca ancha, de labio antigoteo o de una lengüeta de seguridad son aspectos que pueden decantar tu decisión. Igualmente, la longitud del cable o la posibilidad de regular a tu antojo la velocidad de salida del calor, en el caso de las eléctricas, o el diseño, composición y tacto de la funda son otros factores que han de ser tenidos en cuenta.

Resumen

Como ves, no deberías menospreciar los beneficios que te ofrece una bolsa de agua caliente. Su calor resulta efectivo como antiinflamatorio, relajante, analgésico y como sedante constituyendo una alternativa terapéutica integral. Cuerpo y mente se ven bendecidas por las propiedades curativas de la termoterapia que administra.

De la mano de la innovación, cada vez son más seguras y fáciles de utilizar. Ni siquiera necesitas calentar el agua y rellenarla como antaño, basta con mantenerla en el microondas durante quince minutos para disfrutar de tres horas de calor. Niños, adultos e incluso mascotas pueden utilizarlas. Son respetuosas con el medio ambiente y su mantenimiento es escaso.

Estamos seguros de que tras leernos has descubierto más de una curiosidad sobre las bolsas de agua caliente que desconocías. Si te ha resultado interesante no dudes en compartirlo en tus redes sociales, hacernos cualquier consulta o dejar un comentario. ¿Has elegido ya la tuya?

(Fuente de la imagen destacada: Rawpixel: 100102101/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Periodista con más de veinte de experiencia, tanto en medios offline como online. Especializada en diversos temas, entre ellos tecnología y economía, también soy profesora y correctora lingüística, siempre dentro del ámbito de las letras, mi gran pasión.