Última actualización: 22/01/2020

Nuestro método

15Productos analizados

30Horas invertidas

8Estudios evaluados

87Comentarios recaudados

Aunque no lo parezca, el verano ya se nos está esfumando; y es ahora cuando nos entran las prisas por broncearnos y aprovechar esos últimos rayos de sol mientras podamos. Sin embargo, también estamos conscientes de que la radiación puede causarnos problemas serios si no usamos la protección adecuada, así que, ¿qué podemos hacer?

Una excelente alternativa es usar un bronceador solar. A pesar de que, generalmente, este tipo de productos no fueron creados para protegerte del sol, sino únicamente para potenciar el bronceado, actualmente hay opciones que, además, bloquean las radiaciones dañinas. A continuación, te contamos todo lo que debes saber sobre estos productos.




Lo más importante

  • Los bronceadores, también conocidos como aceleradores del bronceado estimulan la producción de melanina, con lo que contribuyen a adquirir un color moreno más rápido.
  • Hay bronceadores que incorporan factor de protección solar en sus fórmulas, mientras que otros se deben combinar necesariamente con un protector solar.
  • A la hora de comprar un bronceador, debes tener en cuenta ciertos aspectos clave, como si incluye protección solar, su composición y el formato de presentación, entre otros factores.

Los mejores bronceadores: Nuestros favoritos

El bronceador en mousse favorito de las usuarias online

Jergens te ofrece un bronceador que no requiere que te expongas a la radiación solar. Te dará un tono impecable y natural al momento de aplicarlo. Para mejores resultados, se recomienda exfoliar la piel antes de aplicar el producto.

Su fórmula tiene una suave textura en mousse que además de sentirse delicioso en la piel, te dará una aplicación más precisa y uniforme que se absorberá en 1 minuto.

El mejor bronceador en spray

Este excelente producto de Australian natural es un bronceador que combina ingredientes naturales como la melanina, el caramelo, la cáscara de nuez y el aceite de zanahoria para dar le a tu piel un color natural y un brillo espectacular.

También contiene aceite de árbol de té y aloe vera para calmar e hidratar. Recuerda que no contiene FPS, así que es fundamental que apliques uno junto con este producto.

El mejor bronceador con acabado natural

Este aceite bronceador en spray de hawaiian tropic te dejará un tono lindo y natural sin necesidad de exponerte por un tiempo prolongado al sol. Gracias a su fórmula, además de ayudarte a obtener el tono ideal de piel, cuidará y humectará la misma.

Incorpora un FPS 4, sin embargo, al ser tan bajo, lo mejor es que apliques adicionalmente una crema protectora. Cuenta con un suave aroma a coco.

Guía de compra: Lo que debes saber sobre bronceadores

Como ya lo hemos comentado, aunque los bronceadores no sean un producto nuevo en el mercado, todavía hay muchas personas que creen erróneamente que son nocivos para la salud. Lo cierto es que podrían serlo, pero solo si se usan de forma incorrecta. En esta sección, vamos a intentar acabar con todas las dudas que aún persiste hoy en día.

Woman with UV protection cream bottle on the beach

Los bronceadores pueden tener distintas presentaciones y texturas. (Fuente: Kaspars Grinvalds: 94076760/ 123rf.com)

¿Qué es un bronceador?

A grandes rasgos, un bronceador, como su nombre indica, es un producto cosmético creado para estimular el bronceado de la piel. Son una excelente opción para aquellas personas que tardan en tomar color o que, simplemente, no tienen el tiempo para hacerlo.
Se pueden aplicar en cualquier parte del cuerpo que queramos tornar de color dorado de forma más rápida.

Los bronceadores o aceleradores del bronceado se pueden presentar en distintos formatos y texturas, aunque la más común es en botella de aceite con aplicador en espray o por goteo. Aunque tocaremos este punto más adelante, es de suma importancia adquirir un bronceador con FPS o, en su defecto, combinar su aplicación con la de un producto que sí que lo tenga.

¿Qué ventajas y qué desventajas puede tener un bronceador?

Cualquier producto en el mercado cuenta con ventajas y desventajas, que pueden depender tanto de composición como de la reacción particular de cada persona. Lo que a unos les funciona, a otros no. Y claro, los bronceadores no son la excepción. Sin embargo, cuando se usan de forma adecuada y con cabeza, tienen muchos más pros que contras.

Ventajas
  • Aceleran la adquisición del bronceado.
  • Los resultados, además, son más duraderos.
  • Le aportan la hidratación a la piel que se pierde con la exposición solar.
  • La piel queda más suave.
  • Muchos tienen propiedades antibacterianas que eliminan el mal olor del sudor.
Desventajas
  • Pueden ocasionar brotes de acné o reacciones en personas de piel sensible.
  • Si no tienen FPS, pueden dañar la dermis.
  • Si no incorporan FPS, pueden acelerar el envejecimiento.
  • Si no cuentan FPS, pueden provocar melanomas o cáncer.

¿Cómo funcionan los bronceadores?

Los bronceadores están pensados para tomar el sol. Es decir, no te broncean por sí solos, como lo hacen los autobronceadores. Un bronceador estimula la producción de melanina, que es un pigmento de la piel que se genera al exponerse al sol y nos protege de los rayos ultravioletas. Mientras más melanina fabriques, más intenso será tu bronceado.

Sea como sea, aún usando un bronceador, siempre va a haber personas que se bronceen más rápido que otras, o a quienes el moreno les dure más tiempo. Esto depende de sus niveles naturales de melanina, que no se pueden alterar. Una persona de piel clara siempre va a obtener resultados distintos a los que obtendría una persona de piel más oscura.

Tourist applying sunscreen protection in an hotel room

Los bronceadores están pensados para tomar el sol. (Fuente: Antonio Guillem: 100044115/ 123rf.com)

¿Cómo debe aplicarse un bronceador?

En este punto, ya debes saber que la forma en la que se aplica un bronceador es muy importante para que no sea dañino. El primer consejo que podemos darte, es que tomes el sol solo en los horarios recomendados, que cubras las partes más sensibles de tu cuerpo y que no escatimes en protección solar. Además de eso, sigue las siguientes indicaciones:

  • Aplica el bronceador en todas las áreas del cuerpo que quieras que se oscurezcan más rápido. Esto se debe hacer antes de salir de casa.
  • Después de unos diez o quince minutos, o cuando el bronceador se haya absorbido por completo, lo mejor es aplicar una crema con FPS. Únicamente puedes omitir este paso si tu bronceador cuenta con un factor de 30 o superior.
  • Cuando termines de tomar el sol, limpia tu piel de posibles restos de producto y aplícate un aftersun o una loción hidratante y calmante.

¿Los bronceadores son seguros?

Esta pregunta es más común de lo que imaginas, por ello es importante darle una respuesta honesta en la que debemos considerar varios criterios. En primer lugar, hay personas de piel muy blanca para quienes tomar el sol no es saludable, pues tienden a quemarse con facilidad y las quemaduras incrementan exponencialmente la probabilidad de padecer un cáncer de piel.

Más allá de esos casos extremos, en palabras de la doctora Cristina Eguren Michelena, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), «Por sí mismos, los potenciadores del bronceado no son malos. El problema radica en que, para que surtan efecto, es necesario broncearse, es decir, exponerse al sol y ahí está el problema».

chica en la playa

Un bronceador estimula la producción de melanina de tu piel.(Fuente: Maridav: 57342437/ 123rf.com)

También es importante señalar que un bronceador no sustituye al protector solar. Es decir, que si tu bronceador no cuenta con un FPS de 30 o superior, deberás combinarlo con una crema protectora. Además, «para que el proceso de bronceado sea lo más seguro (…) posible, debemos exponernos [a los rayos solares] de forma progresiva».

¿Se puede combinar el bronceador con una crema protectora con FPS?

Por supuesto que sí, y así es como se debería hacer siempre. No cometas el terrible error de pensar que el protector solar va a impedir que te broncees. Esto significa que la piel del cuerpo adquirirá un color dorado a pesar de que estés usando un factor protector.
Los protectores solares, aunque bloquean la radiación solar nociva, no impiden la producción de melanina.

Puedes omitir todo lo anterior en caso de que tu bronceador cuente con un FPS de 30 o superior. No todos los productos que encuentras en el mercado contienen protector solar. Dos de los productos que mencionamos en este artículo cuentan con FPS, pero como puedes observar, su FPS es menor a 30, así que lo ideal es usarlos junto con una crema protectora.

¿Qué pasa si uso bronceador sin combinarlo con protección solar?

No queremos ni imaginarlo, y definitivamente, no te lo recomendamos. Considera que los bronceadores suelen presentarse en formato oleoso, así que imagínate una sartén con aceite que se coloca al fuego. Cuando aplicas sobre la piel una sustancia que estimula el bronceado y no la proteges como se debe, no te pondrás morena, sino que te quemarás.

Cuando te quemas, la piel se reseca y al paso de los días empieza a pelarse, ¡y de vuelta a como estábamos! No solo es que pueda ser muy perjudicial para la salud, sino que, además, estropea todo el proceso del bronceado. De nuevo, te repetimos que nada de esto se cumple cuando usas un bronceador que ya cuenta con filtro de protección solar.

 sunscreen fitness woman applying suntan lotion. sporty beautiful happy asian woman with suntan cream applying sun protection before fitness running on beach during summer. waikiki, oahu, hawaii.

El FPS es uno de los criterios más importantes a la hora de adquirir un bronceador. (Fuente: Maridav: 36864968/ 123rf.com)

¿Qué más se puede hacer para conseguir un bronceado sano, intenso y duradero?

Ahora que ya sabes que la protección es imprescindible para tomar el sol y que, además, no interviene el proceso del bronceado, vamos a darte varios consejos más para que puedas obtener un tono de piel bonito, sano, intenso y duradero. El primer truco, por supuesto, es usar un bronceador, pero, ¿qué más puedes hacer?

  • Mantén la piel hidratada. Toma suficientes líquidos ―de preferencia agua, pero también pueden ser jugos― antes y durante la exposición solar. Después, no escatimes en crema humectante, para que tu piel esté más elástica y luminosa.
  • Ingiere alimentos que estimulen el bronceado, como la zanahoria, el kiwi o el aguacate, que son ricos en vitaminas A, la cual favorece la pigmentación de la piel; vitamina C, que tiene efecto antioxidante, y E, que ayuda a proteger la piel de los rayos solares.
  • Exfolia la piel al menos una vez por semana antes de exponerte al sol y disminuye la frecuencia una vez que te hayas bronceado ―si no perderás el color más rápido―. La exfoliación sirve para eliminar las células muertas de la piel.
  • No te limites en after sun, pues su finalidad es hidratar, calmar y reparar la piel después de la exposición al sol. Este producto, además, te ayuda a mantener el color dorado durante más tiempo.

Criterios de compra

Existen tanto desconocimiento, y en ocasiones miedo, alrededor de estos productos, que muchas veces los compramos por impulso y después se quedan olvidados en un cajón «por si nos hacen daño». En este punto, ya sabes que, si los usas bien, no tienen por qué ser nocivos, pero aquí te presentamos cinco criterios que debes considerar para no errar en tu compra:

Factor de protección solar (FPS)

A estas alturas, ya lo tienes más que claro. El FPS es uno de los criterios fundamentales a la hora de adquirir un bronceador o acelerador del bronceado. En el mercado existen productos que ya vienen con filtro incorporado, pero también hay otros que no lo tienen o que lo tienen muy bajo, como una de las opciones del Ranking.

Optar por un tipo u otro depende de ti y de tus gustos, pero debes saber que, si optas por un bronceador sin FPS o con un filtro menor a 30, tendrás que combinarlo con un bloqueador solar. Primero debes aplicar el bronceador y esperar a que este se absorba, para posteriormente aplicar el protector como lo harías habitualmente.

Summer bronze tanned woman skin in white bikini with sun creme

Tu tipo de piel es determinante al momento de seleccionar un bronceador. (Fuente: Marko Misic: 39801432/ 123rf.com)

Tipo de piel

Tu tipo de piel es determinante al momento de seleccionar un bronceador. Los dermatólogos distinguen seis tipos distintos ―del I al VI―. Los medios-oscuros se broncean con facilidad, mientras que a las pieles más claras les vendrá muy bien un bronceador para acelerar el proceso y mantener el color por más tiempo.

En el mercado puedes encontrar bronceadores especiales para pieles claras, que incorporan FPS más altos. Sea como sea, aunque tu piel sea oscura, no debes cometer el error de no combinar el bronceador con un protector. Como ya lo hemos señalado, las cremas protectoras no evitan que tomes color, sino que únicamente bloquean la radiación nociva.

Composición

Y claro, la calidad de cualquier bronceador se puede medir por su composición. Los ingredientes más buscados en este tipo de productos son la tirosina y la riboflavina, que funcionan estimulando la producción de melanina. Prácticamente, todos los bronceadores incluyen uno de estos dos componentes y los combinan con otros ingredientes, como los siguientes:

  • Manteca de karité, que se encarga de hidratar.
  • Aceite de argán, cuyas funciones son hidratantes y antioxidantes.
  • Alantoína, que funciona como un regenerador y cicatrizante natural.
  • Extractos de zanahoria, coco o acacia australiana, que nutren la piel y aceleran el bronceado.
  • Extracto de cáscara de nuez verde, que favorece a obtener un bronceado más duradero.
  • Vitaminas A, C y E, que favorecen la pigmentación, aportan elasticidad y retrasan en envejecimiento.

Presentación

A pesar de que lo más habitual es que los bronceadores se presenten en botella y cuenten con aplicador en spray o por goteo, esto no siempre es así. Los aceleradores del bronceado se encuentran disponibles en distintos formatos, como aceites, aceites secos, sérums, lociones o spray. Elegir entre uno u otro depende mucho de tus gustos personales.

Hay personas para quienes los aceites resultan demasiado pesados, y para ellas existe la opción del aceite seco, que se absorbe mucho más rápido. Los sprays son, sin duda, muy cómodos, pues no ensucian tanto las manos. Las lociones, con frecuencia, se combinan con elementos autobronceadores, de los que hablaremos más adelante.

Autobronceador, o no

Aunque no todos los bronceadores cuentan con componentes autobronceadores, existen opciones que, además de estimular la producción de melanina cuando se usan durante la exposición solar, son capaces de aportar color sin sol. Esto quiere decir que podrás observar un tono bronceado inmediatamente tras la aplicación del bronceador.

Hay muchas mujeres que no se sienten cómodas mostrando su cuerpo «demasiado pálido» en los primeros días del verano, y esta opción es perfecta para ellas. Eso sí, antes de adquirir un producto con color, te recomendamos que lo pruebes en una pequeña zona del cuerpo para que así compruebes si el tono del producto se adapta bien a tu tono de piel natural.

Resumen

Aunque seamos plenamente conscientes de los riesgos que implica cuando lo hacemos sin protección, no podemos negar que tomar el sol y broncearse es un placer. Los bronceadores te ayudan a acelerar este proceso y a mantener los resultados durante más tiempo, al mismo tiempo que muchos de ellos bloquean la radiación nociva del sol, ¡es un tres por uno!

Los bronceadores estimulan la producción de melanina, de modo que obtendrás un precioso tono dorado en mucho menos tiempo. Además, siempre y cuando adquieras un producto con FPS o lo combines con una crema solar protectora ―ambos productos son perfectamente compatibles entre sí―, no tendrás que preocuparte por el daño en tu piel.

Nos ha encantado hablarte del tema de hoy, comparte en tus redes este artículo y déjanos un comentario. ¡Hasta la próxima!

(Fuente de la imagen destacada: Veronastudio: 120882817/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Elena Pérez Traductora y redactora de textos
Estudié Traducción e Interpretación en la Universidad de Salamanca y hoy en día me dedico al manejo de la lengua: traduzco, escribo y hablo, claro. Soy Escorpio, aunque no creo en esas cosas. Yo lo digo, porque sé que para mucha gente es importante.
Siomara Ponce Redactora
La lectura es una de las grandes pasiones que acompañó a Siomara durante su adolescencia. Se graduó de la Licenciatura en Nutrición y estudió una maestría en Nutrición Materno Infantil. Disfruta tanto de salir a explorar nuevos paisajes, como de quedarse en casa a ver sus series y películas favoritas. Además, le fascina conocer la gastronomía típica de nuestro país, de los pueblos mágicos y por supuesto, de las diversas culturas del mundo.