Última actualización: 24/06/2020

Nuestro método

13Productos analizados

29Horas invertidas

8Estudios evaluados

77Comentarios recaudados

Cuando llega el frío del invierno, no hay nada más agradable que llegar a casa o a la oficina y disfrutar de una buena temperatura. Sin embargo, para conseguirlo, en ocasiones, hay que pagar un precio muy alto, por lo que cuando llega la factura de la luz o del gas, a más de uno le entran sudores fríos.

Por suerte, hoy en día, cada vez hay más soluciones de calefacción optimizadas para ofrecer calor con un menor consumo. Una de las más populares son los calefactores eléctricos, diseñados para mantener el calor durante más tiempo y para hacerlo con un consumo energético mucho inferior al de otros sistemas de calefacción.




Lo más importante

  • Los calefactores eléctricos se basan en el principio de inercia térmica, por lo que son capaces de conservar el calor por más tiempo y de producirlo con un menor consumo eléctrico.
  • Se pueden distinguir principalmente tres tipos de calefactores: los calefactores eléctricos, los de fluido y los cerámicos.
  • El tiempo que lo usarás, la vivienda u oficina en la que lo instalarás, la potencia o los modos de funcionamiento son algunos criterios de compra que debes seguir al elegir un calefactor eléctrico.

Los mejores calefactores eléctricos: Nuestras recomendaciones

El calentador eléctrico favorito de los usuarios online

Te presentamos uno de los calentadores eléctricos favoritos de los usuarios, el HCX911SE de De’Longhi Mexico. Se trata de un equipo con 1,500 vatios (watts) de potencia que incluye tres ajustes con temporizador. Gracias a su Eco Function, podrás ajustar la configuración de calor y energía con facilidad.

Este equipo distribuye el calor de forma uniforme mediante su sistema de convección, haciendo que llegue incluso a los puntos más fríos del cuarto. Cuenta con un sistema de apagado automático y sistema Safe Heat, el cual evita los sobrecalentamientos. Además, también podrás instalarlo en la pared de forma muy sencilla.

El calefactor eléctrico más fácil de usar

El modelo 5572 de Lasko cuenta con excelentes valoraciones por parte de los consumidores, ya que es fácil de usar y ofrece una buena relación calidad-precio. Se trata de un equipo de calefacción cerámico que posee dos niveles de termostato que podrás adaptar a tu gusto.

Presenta una pantalla muy fácil de leer e incluye un control remoto con baterías. Su sistema de oscilación reparte el calor de manera uniforme. Además, puede trabajar en silencio. Este modelo tiene un indicador LED para los niveles de calor y cuenta con 1,500 vatios de potencia.

El calefactor eléctrico más versátil

Precio, calidad y funciones muy prácticas. Eso es lo que provee este calefactor de NewAir. Este modelo, con relleno de aceite, puede calentar hasta 150 pies cuadrados. Es un equipo ideal para recámaras, madrigueras y pequeñas oficinas. Además, gracias a su modo ECO podrás usarlo con frecuencia sin gastar demasiado.

Su funcionamiento es completamente silencioso. Tiene cuatro ruedas de fácil deslizamiento y asas para facilitar el transporte del equipo. Disfruta de una capacidad de 5,120 BTUs (unidad británica térmica) y tiene una potencia de 1,500 vatios. Además, es completamente seguro, ya que cuenta con protección contra sobrecalentamiento e interruptor de vuelco.

El calefactor eléctrico más práctico

Este modelo de De’Longhi, el SlimStyle, destaca por su practicidad. Con él no solo podrás ahorrar energía, sino también esfuerzos. Gracias a su función ECO, el equipo podrá ajustar el calor y la potencia para obtener una mayor comodidad y rentabilidad.

Además, podrás ajustar tus necesidades de calor con su termostato ajustable y controles digitales. Su temporizador hará que el aparato se encienda cuando haga más frío. Incluye corte térmico y ajuste anti-congelante, para evitar que las tuberías se congelen.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los calefactores eléctricos

Antes de comprar un calefactor eléctrico, es importante que resuelvas cualquier duda que puedas tener sobre este tipo de sistemas de calefacción. Por ello, en esta sección pretendemos dar respuesta a las preguntas más comunes de los compradores. No dejes de echarle un vistazo ante cualquier duda que te pueda surgir.

calefactor-electrico

Los calefactores eléctricos se pueden usar como sistemas de calefacción en hogares, negocios y oficinas de tamaño medio y que no tengan grandes necesidades de calefacción. (Fuente: Ozerova: 133614542/ 123rf.com)

¿Qué son los calefactores eléctricos para ser exactos?

Los calefactores eléctricos son sistemas de calefacción eléctricos que funcionan siguiendo el principio de inercia térmica. Por este motivo, son capaces de conservar el calor durante más tiempo y, por tanto, su consumo eléctrico es en gran manera menor. Como es lógico, este menor consumo termina siendo un ahorro en la factura de la luz.

¿Qué usos tienen los calefactores eléctricos?

Los calefactores eléctricos se pueden usar como sistemas de calefacción en hogares, negocios y oficinas de tamaño medio y que no tengan grandes necesidades de calefacción. Son especialmente convenientes para viviendas que tengan un óptimo aislamiento térmico. Son ideales para zonas geográficas de frío no muy intenso.

Otro uso bastante frecuente de los calefactores es como complementos de los sistemas de calefacción previamente instalados, como calefacciones de gas. Para este fin, son perfectos los que tienen soporte y se pueden desplazar. De este modo, puedes llevar el calefactor a la habitación que requiera un aporte extra de calor durante más tiempo.

José Manuel MorenoCatedrático de Ecología.

“No hace falta estar a 27 ºC o 28 ºC grados, con 21 ºC es suficiente”.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los calefactores eléctricos?

En el caso de los calefactores eléctricos, las ventajas superan ampliamente a los inconvenientes. Puedes comprobarlo consultando el siguiente cuadro en el que te resumimos los dos aspectos.

Ventajas
  • Tienen un gasto menor que otros sistemas de calefacción eléctricos
  • Conservan el calor durante más tiempo
  • Te ayudan a ahorrar en la factura de la luz
  • Se pueden programar
  • Son más amigables con el medio ambiente
  • No necesitan revisiones periódicas
  • Puedes regular la temperatura de forma independiente en cada pieza
  • Su instalación es muy sencilla
  • No resecan el ambiente, ni generan olores, ni producen humo
  • Producen un calor más cómodo que otros sistemas
  • Son sistemas de calefacción muy seguros, no queman al contacto
Desventajas
  • Requieren más tiempo para calentarse que otros sistemas de calefacción
  • En general, la electricidad es más cara que el gas
  • No son adecuados para regiones muy frías

¿A qué temperatura se recomienda programar los calefactores eléctricos?

Los expertos normalmente recomiendan mantener los calefactores eléctricos a una temperatura ambiente comprendida entre los 19 ºC y los 21 ºC. En particular, aconsejan no sobrepasar los 22 ºC durante el día ni los 17 ºC durante la noche. Según algunas estimaciones cada grado de más genera un 7 % más de consumo energético.

calefactor-electrico

Te ayudan a regular la temperatura de forma independiente en cada pieza. (Fuente: Honcharuk: 89751532/ 123rf.com)

¿Qué tipos de calefactores eléctricos existen?

Normalmente, se suelen distinguir tres tipos de calefactores eléctricos según la resistencia interna que integran. De este modo, se habla de calefactores eléctricos secos, de fluido y cerámicos. En la siguiente tabla, te resumimos algunas de sus principales características.

Calefactores eléctricos secos (generalmente de aluminio) Calefactores eléctricos de fluido (especialmente de aluminio) Calefactores eléctricos cerámicos
Tipo de resistencia El cuerpo interior está hecho de aluminio. El sistema que conserva el calor es un líquido situado en el interior del calefactor. La resistencia del calefactor es un material cerámico.
Ventajas Se calientan muy rápido. El calor se conserva más tiempo, alrededor de ocho horas, y se libera de forma más paulatina. En la actualidad, son los más eficientes. Poseen una gran conductividad y una alta inercia térmica. El calor se conserva más de ocho horas.
Desventajas El calor dura menos tiempo, en torno a cinco horas. Son los que más consumen. Tardan más en calentarse. Son el tipo de calefactor eléctrico que más tiempo tardan en calentarse.

¿Cuál es la diferencia entre un radiador, un convector y un calefactor?

Por lo general, muchos usuarios no distinguen completamente entre los diferentes sistemas de calefacción. En general, todos tenemos bastante claro qué son las estufas de gas de toda la vida. Sin embargo, es posible que no mostremos tanta seguridad ante términos como convector o radiador. En la siguiente tabla, puedes conocer sus principales características.

Convector Radiador eléctrico Calefactor eléctrico
Sistema para producir y transmitir el calor Calientan el aire que pasa a través de un sistema de resistencias. Transmiten el calor mediante radiación. Existe una gran variedad de modelos. Son muy populares los radiadores de aceite. Se basan en el principio de inercia térmica.
Consumo Muy alto. Alto, aunque existen modelos de bajo consumo. Su consumo es mucho menor.
Tiempo que tarda en producir calor Requieren muy poco tiempo para calentar una pieza pequeña. Tardan un poco más, pero conservan el calor más tiempo. Son más lentos, pero el calor se conserva mucho más tiempo.
Aplicaciones Son ideales para habitaciones pequeñas, como el baño o la cocina. Habitaciones un poco más grandes. Se pueden usar en viviendas de tamaño medio o como apoyo a otros sistemas de calefacción.
Instalación No requieren instalación. Pueden o no requerir instalación. Están aquellos que no la requieren y aquellos que se atornillan a la pared. Necesitan instalación, pero es muy sencilla.
Precio Económico. Económico. Depende del modelo. Un poco más alto.

Criterios de compra

En SinCable, somos conscientes de la dificultad que genera elegir un emisor térmico. Además, creemos que para que hagas la mejor elección, es importante que tengas en cuenta una serie de criterios de compra. Por eso, a continuación, te ofrecemos una lista con los cinco que consideramos más importantes.

Tiempo que lo usarás

Según sea el tiempo que lo uses, te interesa un tipo de calefactor u otro. Tampoco necesitas el mismo equipo para usarlo de forma esporádica que si vas a usarlo con mucha frecuencia. A continuación, te ofrecemos algunas recomendaciones al respecto.

  • Menos de una hora al día: En este caso, te conviene un calefactor seco.
  • Entre cinco y ocho horas al día: La mejor opción es un calefactor de fluido.
  • Más de ocho horas al día: Te conviene apostar por uno cerámico.
calefactor-electrico

Se pueden distinguir principalmente tres tipos de calefactores eléctricos: los calefactores eléctricos de aluminio, los de fluido y los cerámicos. (Fuente: Honcharuk: 89751531/ 123rf.com)

Vivienda u oficina en la que lo instalarás

El tamaño y la organización de la habitación en la que vayas a instalar el calefactor eléctrico es un aspecto esencial a la hora de elegir cuál comprar. A menudo, el fabricante suele indicar cuáles son las dimensiones máximas, expresadas en metros cuadrados, con el fin de que el equipo ofrezca un rendimiento óptimo

Es importante que las tengas en cuenta, de lo contrario puede ocurrir que la pieza no se caliente lo suficiente y te sientas decepcionado con el calefactor. Además, es recomendable que compruebes que cuentas con el espacio suficiente, así como un lugar adecuado para su instalación. Y no olvides que es conveniente que la habitación tenga un buen aislamiento térmico.

Potencia

La potencia del calefactor eléctrico te da una buena idea de su capacidad de trabajo y, por tanto, de cuanto podrá calentar. Además, también te indica su consumo energético y con ello su contribución a la factura de la luz. Un calculo aproximado para determinar qué potencia necesitas es del orden de 100 W por metro cuadrado para áreas de 2.5 metros de altura.

De todos modos, como puedes imaginar, son muchos los factores que incluyen la potencia que puedes necesitar. Así, debes tener en cuenta si entra o no entra el sol en la habitación, en qué zona climática vives y el tipo de área que, es un pasillo normalmente, va a requerir menor potencia, entre otros.

Calefactor-eléctrico

Los calefactores eléctricos se basan en el principio de inercia térmica, por lo que son capaces de conservar el calor más tiempo y de producirlo con un menor consumo eléctrico. (Fuente: Tiumentseva: 120614388/ 123rf.com)

Programas y modos de funcionamiento

La mayoría de los calefactores eléctricos te ayudan a establecer diferentes programas en función del día de la semana. Algunos, además, cuentan con varios modos: confort, ahorro e incluso antihielo. Están aquellos que tienen igualmente un botón o modo de apagado completo para reducir el consumo energético a cero.

Formato

Existe una gran variedad de formatos y diseños de calefactores eléctricos. De este modo, se pueden adaptar a diferentes usos y tipos de habitaciones. Para resumir, te presentamos los más comunes.

  • Horizontales: Que son aquellos en los que el ancho es mucho mayor que la altura.
  • Verticales: En este tipo la altura es mayor que lo ancho.
  • Portátiles: Se pueden desplazar y generalmente son de fluido.
  • Toalleros: Se han diseñado para su instalación en los cuartos de baño.

Resumen

En la actualidad, cada vez existen más sistemas de calefacción y con mejores características. Están aquellos de gas, eléctricos, de leña y de pellets, entre otros. En general, uno de los aspectos en los que más énfasis ponen los fabricantes es en el consumo y en la eficiencia energética. Sin duda, consecuencia de la mayor preocupación de los usuarios por esta cuestión.

De los eléctricos, los calefactores son sin duda una de las mejores opciones debido a su gran eficiencia energética, a su fácil instalación y a que se pueden programar. Son especialmente indicados para viviendas pequeñas o de tamaño medio. También se emplean frecuentemente como complemento de otros sistemas de calefacción.

¿Pudiste responder todas tus dudas en cuanto a los calefactores? Si fue así, cuéntanos tu experiencia y comparte este artículo en tus redes.

(Fuente de la imagen destacada: Bilanol: 91625786/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Jaime Caballero Filólogo e ingeniero
Soy licenciado en Filología Hispánica y en Ingeniería de Minas, para mí Reviewbox.es supone la combinación perfecta entre trabajar con la lengua y la tecnología. En mi trabajo procuro siempre prestar mucha atención a los detalles y crear contenido que pueda ser verdaderamente interesante y útil al lector. En última instancia, lo que me mueve es hacer un trabajo bien hecho y de calidad.