Última actualización: 23/07/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

¿Recuerdas las cámaras desechables que se utilizaban en los 90 para sacar fotos? No creas que son algo del pasado. Las fotos analógicas vuelven a estar de moda, y con ellas ha vuelto la cámara desechable, esa opción barata y fácil para sacar fotos analógicas.

Si quieres empezar en el mundo de la fotografía, la cámara desechable es una opción ideal. Esta cámara de usar y tirar es bastante barata y no necesita ningún ajuste a la hora de echar fotos, al contrario que una cámara analógica tradicional. Si quieres saber más sobre la cámara desechable, aquí tienes una pequeña guía para saberlo todo sobre ella.




Lo más importante

  • Las cámaras desechables son cámaras analógicas, por lo que para conseguir ver el resultado final de la imagen, primero tendrás que revelar el carrete. Puedes revelar el carrete en tiendas de fotografía. Incluso existen máquinas reveladoras para poder hacerlo desde casa.
  • Al comprar una cámara desechable el carrete ya viene incluido. Es importante que mires las características del carrete al elegir tu cámara desechable, ya que no podrás reemplazarlo por otro.
  • Ten en cuenta que las cámaras desechables suelen ser de un solo uso. Esto significa que no puedes tomar más fotos de las que tiene el propio carrete. Una vez termines no podrás volver a usar esa cámara.

Las mejores cámaras desechables del mercado: Nuestras recomendaciones

¿No sabes qué cámara desechable elegir? ¡No te preocupes! En esta sección te mostramos una variedad de cámaras analógicas para que puedas elegir la que más se acopla a tus necesidades.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre la cámara desechable

Si nunca has utilizado una cámara desechable es posible que tengas muchas dudas acerca de ellas. No te preocupes, en esta sección resolvemos todas tus preguntas para que puedas decidir si la cámara desechable es para ti o no. Tomate tu tiempo para informarte y tomar una mejor decisión final.

Cámara antigua

No necesitas ningún ajuste para usar una cámara desechable, simplemente apunta, dispara ¡y diviértete! (Fuente: Azfan Nugi: HuuWcX6ZA / unsplash)

¿Qué tipos de cámara desechable existen?

A grandes rasgos, existen tres tipos de cámaras desechables:

  • Cámara desechable normal: Estas cámaras no contienen flash. Su única función es sacar fotografías con abundante luz exterior.
  • Cámara desechable con flash: La mayoría de cámaras desechables cuentan con flash incorporado. Esto te permitirá sacar fotografías también en entornos de interior, con luz indirecta e incluso de noche.
  • Cámara desechable sumergible: Las cámaras desechables sumergibles vienen protegidas por una carcasa de plástico. Estas cámaras son impermeables por lo que podrás utilizarlas debajo del agua.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de una cámara desechable?

A continuación, te presentamos en esta tabla las ventajas y desventajas de la cámara desechable.

Ventajas
  • Son baratas.
  • Te ofrecen fotografías originales.
  • Fáciles de usar.
  • Ligeras y fáciles de transportar.
  • No necesitas conocimientos de fotografía para utilizarlas.
  • Puedes revelar las fotografías tanto en formato digital como en papel fotográfico.
Desventajas
  • No podrás ver el resultado de las imágenes hasta el revelado.
  • Cuentan con un número limitado de fotografías.
  • No pueden reutilizarse. Son poco ecológicas.
  • No cuentan con zoom.

¿Cómo funciona una cámara desechable?

Las cámaras desechables son muy sencillas de usar, ya que están hechas para funcionar muy fácilmente. No tendrás que hacer ningún ajuste de imagen ni de luz. Si tu cámara cuenta con flash, tampoco tendrás que configurarlo. Será automático. Para terminar todo el carrete, simplemente apunta en tu objetivo y aprieta el botón hasta consumir las exposiciones que permite.

¿Cómo se revela una cámara desechable?

En cuanto al revelado de tu cámara tienes dos opciones. En primer lugar, puedes llevarla a una tienda de fotografía. Existen distintos tipos de revelado dependiendo de la película que utilices. Tienes la opción de obtener tus revelados en papel fotográfico, en formato digital o ambas.

Otra opción es revelarlas tú mismo. Si tienes los conocimientos fotográficos puedes hacerlo en tu estudio. Por otro lado, a día de hoy existen máquinas de revelado de negativos que puedes comprar por internet y te ofrecen un revelado mucho más sencillo. Si optas por esta opción, deberás sacar tú mismo el carrete de la cámara. Esto requiere unos cuantos pasos:

  1. Revisa que has acabado el carrete: Esto es muy importante, ya que una vez retires el carrete no vas a poder volver a usarlo. Las cámaras suelen contar con una palanca o botón para rebobinar la cinta. Al lado aparecerá un número. Este debe estar al 0, lo que indica que el carrete está terminado.
  2. Retira la cubierta de la cámara: Puedes utilizar unas tijeras para recortarla si es de papel o de cartón, ya que no la vas a poder volver a usar.
  3. Saca el carrete: Podrás hacerlo una vez abierta la cámara. Es recomendable que esto se haga en un entorno oscuro o con poca luz.

¿Cuáles son las alternativas a la cámara desechable?

Cámara desechable Cámara analógica tradicional Cámara instantánea
Tamaño Las cámaras desechables son pequeñas y compactas, ni siquiera notarás que las llevas encima. Existen muchos tamaños, algunas tan pequeñas como una cámara desechable. Son más pesadas que una cámara desechable. Más grandes que las cámaras instantáneas, aunque existen varios tamaños.
Zoom No cuenta con zoom. Sí cuenta con zoom. No tiene zoom, aunque algunas cuentan con lentes que dan el mismo efecto. 
Película Viene ya incorporada, normalmente no la puedes elegir. Resolución hasta ISO 800. Deberás comprarla aparte. Mayor resolución pudiendo llegar a más de ISO 1600. No usa película sino papel fotográfico. Cada modelo y marca usa un papel específico.
 Revelado Hay que esperar al revelado en tiendas especializadas para ver el resultado de la imagen. Hay que esperar al revelado en tiendas especializadas para ver el resultado de la imagen. La imagen sale automáticamente después del disparo. El revelado tarda aproximadamente un minuto.
Cantidad de fotografías Entre 20 y 40. No suele ser recargable. Siempre son recargables. El número por carrete dependerá de la cantidad de exposiciones de la película. Recargable. La cantidad de fotografías que permite el papel fotográfico suele ser de 8 a 10.
Flash Algunas no cuentan con flash. Sí cuentan con flash. Sí cuentan con flash.

Criterios de compra

Puede dar la impresión de que como las cámaras desechables son productos de usar y tirar, no debemos preocuparnos mucho a la hora de decidir cuál comprar. Nada más lejos de la realidad. Las cámaras desechables nos van a dar fotografías que pueden ser recuerdos para toda la vida. Es por eso que a la hora de comprar una cámara desechable, es imprescindible estar bien informado. Para ello, hemos seleccionado los criterios principales que pueden condicionar la elección de tu cámara desechable.

Dimensiones

Las cámaras desechables se caracterizan por ser pequeñas. La razón es para poder ser transportadas más fácilmente, ya que normalmente se utilizan para viajes o eventos concretos. El objetivo es que la cámara desechable no sea un estorbo.

Las cámaras desechables suelen rondar los 12 x 3.5 x 6 cm. Si encuentras una mucho más grande, te puede resultar más incómodo su uso. Por otro lado, cuanto más pequeña sea la cámara, más difícil te resultará usarla. Te recomendamos encontrar una cámara con un botón obturador grande. Así te será más fácil tomar fotos.

Diseño

El diseño de la cámara puede ser un criterio muy relevante dependiendo de para qué vayas a usarla. A día de hoy, podemos encontrar muchos modelos de cámaras desechables entre los que se incluyen:

  • Modelo rojo y amarillo o verde: Las clásicas. Con un aspecto retro y que recuerdan a los años 90.
  • Modelos infantiles: Suelen incluir dibujos y ser más pequeñas para la comodidad de los más pequeños.
  • Modelo nupcial: Son cámaras desechables especiales para las bodas.
  • Modelo azul: Suele reconocerse por ser el propio de la cámara sumergible.

El material más utilizado en las cámaras desechables es el plástico para la carcasa. Las cámaras sumergibles también utilizan goma para la funda protectora que permite sumergirlas debajo del agua. La calidad de estos materiales no son excelentes dado que las cámaras desechables son de un solo uso. También existen cámaras desechables de papel o cartón. Estas suelen ser más baratas de lo habitual, pero también son más frágiles.

Entorno

A la hora de elegir tu cámara desechable es importante que tengas en cuenta el entorno en el que la vas a utilizar. A grandes rasgos, es relevante saber si vas a usar tu cámara en un entorno interior o exterior.

  • Cámaras para uso exterior: Suelen sacar mejores imágenes cuando hay mucha luz directa.
  • Cámaras de uso interior: Funcionan mejor en entornos con luz más tenue y suelen tener un flash potente para imágenes en entornos oscuros o de noche.

Sin embargo, algunas cámaras pueden ser adecuadas para ambos usos. También existen las cámaras sumergibles. Suelen utilizarse en entornos exteriores porque no suelen contar con flash y te permitirán tomar imágenes tanto dentro del agua como fuera de ella.

Cada cámara sumergible puede introducirse bajo el agua hasta un nivel máximo. Este nivel varía en cada modelo. Vienen cubiertas de una funda protectora de plástico, por lo que también pueden servirte en exteriores bajo ciertas condiciones atmosféricas como son lluvias o nevadas.

Cámara análoga

Al comprar una cámara desechable el carrete ya viene incluido. (Fuente: Jakob Owens: jS73QhnAiGM / unsplash)

Resultado final

Cada cámara desechable tiene un resultado final en la imagen al revelarla. Algunas películas darán resultados más claros, más oscuros o con más grano.

  • A color: Es el resultado final de la mayoría de cámaras desechables.
  • Blanco y negro: Si eres de los que pone un filtro a tus fotos a la hora de editarlas, te pueden interesar las cámaras desechables que ya toman fotos con filtro incorporado.
  • Filtros manuales: Si prefieres no tener todas las fotos con el mismo filtro, también existen cámaras desechables con filtros manuales. Estos filtros dan un tinte de color a tus fotos, normalmente en amarillo o magenta y se colocan encima de la lente a la hora de tomar la fotografía. Puedes retirarlos en cualquier momento o intercambiarlos para tomar fotos con diferentes filtros.

Sensibilidad de la película

Cada cámara desechable tiene una calidad de imagen que depende de la sensibilidad que tenga la película. La mayoría de cámaras desechables no permiten cambiar la película, así que es importante que revises la sensibilidad antes de tu compra. La sensibilidad de tu cámara viene señalizada con la palabra ISO que viene acompañada con un número.

Este número es el que determina la sensibilidad. El tipo de película más común de encontrar es de ISO 100, 200 y 400, aunque puedes encontrar cámaras desechables de hasta de 800. La película de ISO 100 te permitirá obtener mejores detalles. La película ISO 400 es la más versátil dado que te permite fotografiar bajo condiciones de mucha luz y de poca luz. Por último, la ISO mayor tipo 800 es para condiciones de poca luz y fotos con flash.

Número de exposiciones

Las cámaras desechables tienen un número limitado de fotos que vas a poder tomar. Después no podrás volver a usar la cámara. La cantidad de exposiciones viene marcada en la cámara y suele variar en entre 20 y 40. Las cámaras más profesionales suelen tener menos disparos, mientras que las que van dirigidas a principiantes suelen tener más.

Si lo que buscas es una cámara desechable para un evento, es posible que tengas en mente tomar muchas fotos. Estas cámaras se han vuelto muy populares en bodas. Los packs pueden ser desde solo dos cámaras a veinte cámaras.

Resumen

Es un hecho, la cámara desechable ha vuelto. Si eres parte de la generación Z y nunca has usado una cámara digital, o solías usar cámaras desechables hace años y te apetece rememorar viejos tiempos, esta cámara es para ti.

Si quieres probar y ponerte creativo, te recomendamos que las pruebes. El resultado será un buen recuerdo a la vez que pasarás un buen rato. Estamos seguros de que hay una cámara desechable que se adapta a ti. Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo para que tus y deja un comentario!

(Fuente de la imagen destacada: Bady Abbas: yXwdLSYSaFc / unsplash)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones