Última actualización: 09/11/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

Los cambios tecnológicos de los últimos 20 años ubicaron a la fotografía en el centro de la escena diaria. La mayoría de las personas manejan móviles, ordenadores o tabletas equipadas con cámaras fotográficas. Todo esto no es ajeno a los niños, que aprenden a utilizar pantallas táctiles y dispositivos desde muy temprana edad. ¡Y con ellos sus cámaras de fotos!

Además, desde hace casi una década, las redes sociales han incentivado el uso de fotografías para comunicarse con los demás. También para la expresión personal de cada sujeto. En esta guía, te ayudaremos a seleccionar la mejor cámara para niños de distintas edades.




Lo más importante

  • Las cámaras de fotos para niños son un gran regalo para jugar y aprender, incluso en la escuela. Este lenguaje les permite experimentar el mundo e incentivar su creatividad. También les ayuda a entender valores importantes de la vida, como la responsabilidad o el cuidado de la naturaleza.
  • El mercado de las cámaras de fotos es inmenso. De básicas de juguete hasta profesionales, cada persona puede encontrar una que se adapte a sus necesidades.
  • La clave para adquirir la mejor cámara de fotos para un niño es tener en cuenta su edad. De esta manera, las funcionalidades y características de la cámara serán las correctas.

Las mejores cámaras de fotos del mercado para niños: nuestras recomendaciones

¿Las cámaras de fotos para niños son de verdad? Es una pregunta muy habitual a la hora de elegir este regalo. ¡Sí, lo son! Las llamadas cámaras infantiles o de juguete son máquinas fotográficas digitales, mayormente compactas, como las que se puede encontrar en cualquier móvil.

Se las denomina de ese modo porque tienen prestaciones y materiales aptos para niños muy pequeños. A medida que crecen, pueden utilizar otras más sofisticadas, con objetivos intercambiables y funciones semiautomáticas o manuales.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las cámaras de fotos para niños

Si todavía tienes dudas de adquirir una máquina fotográfica para niños, te respondemos a las preguntas que suelen aparecer frecuentemente. Esta guía te va a ayudar a decidir. Y también va a introducirte en los aspectos menos conocidos de la fotografía, como la importancia de su inclusión en el ámbito escolar.

Tocar las fotos es algo poco habitual en la actualidad. Ver plasmada la mirada propia puede ser un juego muy divertido y gratificante para los niños. (Fuente: Kelly Sikkema: yXpA_eCbtzI/ Unsplash)

¿Los niños realmente pueden usar cámaras de fotos?

Sí, no hay ningún impedimento para ello si el niño demuestra su interés. En muchas familias con aficionados a la fotografía, los niños están habituados a convivir con cámaras de fotos. Esto puede generar que les llame la atención, incluso en edades anteriores al inicio de la escolarización.

Vivimos en una época en la que la mayoría de las personas utilizan aparatos electrónicos y cámaras en su vida diaria. Es importante que al niño se le brinde el dispositivo correcto para él y no el mismo que emplea un adulto.

¿Cuál es la edad mínima para regalar una cámara de fotos a los niños?

No hay una recomendación de edad para que un niño empiece a usar una cámara. Sin embargo, es importante adquirir una con las características adecuadas para la edad.

Además, hay que tener en cuenta que el niño pueda sostener la cámara entre sus manos gracias a una empuñadura ergonómica. Para eso, es necesario que sean pequeñas y de poco peso.

Por ejemplo, los más pequeños se relacionan con el mundo a través del juego. Una cámara digital con muchas funcionalidades no va a ser aprovechada como una de juguete apta para el agua y con protección para caídas. En cambio, un niño de más de 10 años puede manipular una cámara profesional e introducirse en el aprendizaje de la fotografía.

¿Qué tipos de cámaras de fotos para niños existen?

Esta tipología no implica características únicas para un dispositivo, sino que sirve para pensar en las necesidades del niño que reciba la cámara. Por ejemplo, tanto una cámara de juguete como una digital compacta más avanzada pueden ser instantáneas. Cualquier tipo puede ser sumergible, pero no todas lo son: las acuáticas tienen una preparación específica para serlo.

Las cámaras digitales profesionales con sistema de espejos (réflex) o sin espejos (EVIL o mirrorles), no están pensadas como juguetes. Además, tienen precios altos. No obstante, se las incluye para niños más grandes y con conocimientos en fotografía.

Características De juguete Instantáneas o polaroid Digitales compactas Digitales profesionales
Peso Las más livianas. Aptas para niños de 3 años o más. Desde 60 gramos las de juguete, hasta poco más de medio kilo las más avanzadas. Más livianas que las profesionales. Varía según el tipo de cámara y el objetivo utilizado. Una réflex con objetivo puede pesar 1,5 kilos. Las mirroless son más livianas.
Precio Son las más económicas. Más económicas que una cámara para aficionados o principiantes. Costo medio. Alto costo.
Zoom Si tiene, es digital. No se puede extraer. Integrado internamente. Integrado internamente u objetivos intercambiables. Objetivos intercambiables.
Conocimientos requeridos Ninguno. Son juguetes con interfaces muy intuitivas. Para principiantes y aficionados. Para principiantes y aficionados. Requieren conocimientos especializados.

¿Es necesario que las cámaras de fotos para niños sean resistentes al agua?

No, pero una cámara sumergible le va a dar más libertad para manejarse en diferentes entornos. ¡Y es una preocupación menos para los adultos! Una cámara acuática es ideal para compartir días de pileta, ir de excursión o evitar el ingreso de suciedad en la playa.

Ventajas
  • Resistentes al agua y a las caídas.
  • Ligeras.
  • Fáciles de transportar.
  • Hay de precios muy accesibles.
  • Al estar selladas, se previene el ingreso de arena o polvo.
Desventajas
  • Las más económicas alcanzan solo hasta 3 metros de profundidad.

¿Los niños pueden utilizar cámaras de fotos en el aula para aprender?

Sí, la fotografía tiene un gran potencial pedagógico. Al ser una visión personal sobre la realidad, les permite a los niños expresar su identidad, reconocer y valorar la diversidad del entorno. También desarrollan una gran capacidad de observación.

Tomar fotos en forma de juego y luego analizarlas, ayuda a que los niños:

  • Aprendan valores como la responsabilidad: Cuidar el equipo, mantenerlo limpio, no golpearlo, no olvidarlo en cualquier lugar y guardarlo luego de su uso.
  • Desarrollen su creatividad: La cámara de fotos brinda a los niños una experiencia física. Les permite tocar un aparato con el que pueden reproducir su mirada del mundo. Pueden expresarse a través de aquello que fotografían y ejercitar la imaginación.
  • Respeten la naturaleza: La fotografía permite un acercamiento distinto a las plantas, animales y paisajes. Puede ser un gran ejercicio hacer salidas al aire libre con el objetivo de capturar imágenes de lugares y seres vivos. Es un modo de conocer diferente de la simple observación.

Según la edad de los niños, hay múltiples actividades para realizar en las aulas. Desde el reconocimiento de su propio cuerpo, en los más pequeños, hasta abordar valores sociales con los más grandes.

A partir de los 10 años, y a través de la fotografía, la enseñanza incorpora un aspecto fundamental de la formación humana. Se trata de reconocer y respetar la diversidad cultural, religiosa y étnica, así como las ideas y creencias distintas de las propias en los espacios escolares, familiares y comunitarios. De esta manera, reconocen el diálogo como fuente de crecimiento, superación de diferencias y acercamiento a la verdad (1).

La fotografía es una herramienta narrativa útil para desarrollar el lenguaje en los niños más pequeños. (Fuente: Polc: 146126440/ 123rf)

Criterios de compra

Llegó el momento de adquirir una cámara de fotos para niños. Entonces, ¿qué factores hay que tener en cuenta para comprar la más adecuada? Te brindamos cuatro criterios muy importantes para poder decidir. Te van a servir si la cámara es un pedido por motivación propia del niño. También si es un regalo para introducirlo en este vasto y encantador lenguaje visual.

Por edad

A la hora de elegir, es fundamental saber cuántos años tiene el niño que recibirá la cámara. Hay prestaciones específicas para cada edad que le van a facilitar el manejo y, por lo tanto, su experiencia.

Edad Mejores características de una cámara
Edades tempranas de 3 a 5 años Liviana.

Con funda de silicona o materiales resistentes a las caídas.

Sumergible.

Colores y diseños atractivos.

De uso automático.

Del tamaño de sus manos: empuñadura ergonómica.

Pocos botones y grandes.

Interfaz muy intuitiva o de muy pocos pasos.

Niños de 6 a 9 años Digital compacta (con poco peso).

Flash integrado.

Instantánea o polaroid.

Funciones con marcos o filtros divertidos.

Con correa para colgar.

Con funcionalidades para hacer selfies.

Sumergibles.

Niños de +10 años Cámaras réflex o mirrorless para uso semiautomático o manual.

Instantáneas.

Con objetivos intercambiables.

Calidad de imagen profesional.

Pantalla rebatible

Adolescentes Cámaras profesionales de cualquier tipo.

Con objetivos intercambiables.

Flash externo.

Filtros protectores o para efectos.

Digitales o instantáneas

Las cámaras instantáneas o tipo polaroid son una experiencia muy interesante porque concretan la foto en papel luego de tomarla. Se pueden captar momentos, personas o lugares muy significativos para conservar o regalar. No se recomiendan para niños muy pequeños porque requieren mucho papel para imprimir. Es por eso que son mejores para quienes ya pueden tomar decisiones sobre qué fotos hacer y cuáles no.

Las cámaras digitales para niños les permiten tomar mucha más cantidad de fotos que las instantáneas, tantas como puedan almacenarse en su memoria. Además, no solo son una cámara, sino que suelen incluir varios juegos. Esto las hace ideales para entretenerse durante viajes o en el día a día.

Calidad de imagen

La resolución, es decir la cantidad de píxeles por pulgada que determinan la calidad final de la imagen, es muy variable. En las más básicas comienza en 4 MP que representa una calidad media. Pero ya es posible encontrar muchas cámaras con 8 MP o más y esto es suficiente para ampliaciones de buena calidad.

Este criterio también es importante para saber qué memoria utilizar. Las cámaras de juguete muy básicas no poseen memoria interna.

La mayoría de ellas ofrecen una memoria externa con un almacenamiento de 32 GB. Este tamaño alcanza para hacer entre 1000 y 3000 fotos, aproximadamente, según la calidad de la imagen.

Para quienes aprenden fotografía y usan funciones semiautomáticas o manuales, se recomienda de 64 GB o más y/o utilizar varias memorias externas.

La fotografía como juego fomenta la imaginación, la curiosidad y la espontaneidad, incluso desde las edades más tempranas. (Fuente: Andrew Seaman: 0DDsnK0YKVU/ Unsplash)

Otras funcionalidades y características

Por último, te hablaremos de otras prestaciones muy interesantes que presentan las cámaras de fotos para niños. Deberás escoger en función de la edad y los intereses del pequeño, así como de tu presupuesto.

  • Sets infantiles: Son muy útiles para adquirir todos los complementos necesarios juntos. Según cada modelo, se pueden conseguir con lector de tarjetas de memoria, cable de carga USD, correa, bolsa con cordón para almacenamiento, carcaza de siliconas y stickers y más.
  • Video: La mayoría de las cámaras brindan la posibilidad de filmar videos, incluso las digitales de juguete más simples. En el mercado actual, el gran desarrollo de la calidad de imágenes hace que una cámara básica filme en una resolución HD mínima de 1080. De este modo, se obtienen imágenes nítidas que se asemejan a las tomadas con móviles de gama media.
  • Zoom y objetivos: En general, las cámaras infantiles no tienen zoom, sino un lente gran angular que permite una amplia visión de campo. No obstante, se consiguen algunas cámaras con zoom digital de 4X u 8X. Es decir, acerca al objeto o sujeto cuatro u ocho veces. Las cámaras compactas más avanzadas, para aficionados o principiantes, pueden tener aún más zoom y/o utilizan objetivos intercambiables como las profesionales.
  • Conectividad: Se conectan a PC, laptops u otros dispositivos por cable USB. Algunas también incluyen lectores de tarjetas.

Resumen

Ya no quedan dudas sobre los beneficios de regalar una cámara de fotos en la infancia. No solo sirven como juego, sino también para desarrollar cualidades personales. Cualquier niño las puede usar, siempre que sean acordes a su edad y conocimientos.

Hay cámaras de muchos tipos, con diferentes utilidades y precios más o menos costosos. Describimos las funciones y aspectos más importantes para facilitarte la decisión de compra más ajustada a tu presupuesto. Una cámara de fotos es útil para crear y compartir. ¿Qué puede ser mejor para un niño?

(Fuente de la imagen destacada: Toochinda: GagC07wVvck/ Unsplash)

Referencias (1)

1. González Fulle , B., &; Claro Eyzaguirre , A. (Eds.). (2015). El potencial educativo de la fotografía. -. Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Artículo académico
González Fulle , B., &; Claro Eyzaguirre , A. (Eds.). (2015). El potencial educativo de la fotografía. -. Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.
Ir a la fuente
Evaluaciones