Nuestro método

Products

14Productos analizados
Hours

29Horas invertidas
Studies

7Estudios evaluados
Comments

77Comentarios recaudados

Una hermosa sonrisa, conlleva una gran responsabilidad porque evidentemente, sea como sea, la sonrisa nos sirve como tarjeta de presentación. Está demostrado que la sonrisa abre las puertas al mercado laboral, mejora la autoestima y confianza en uno mismo. Por ello es fundamental cuidar de ella todos los días de forma adecuada.

Sin embargo, no se trata solamente de estética. Numerosos estudios han demostrado que cuando se tiene una boca saludable, lo más probable es que todo tu organismo goce también de buena salud . En esta guía te hablaremos de un artefacto que te ayudará a obtener esa sonrisa deslumbrante que todos deseamos, ¡un cepillo de dientes eléctrico!



Lo más importante

  • Una buena higiene bucal ayuda a conservar nuestras encías y piezas dentales sanas, para que puedan cumplir con su función durante muchos años.
  • Algunos estudios independientes demostraron en los últimos años que los cepillos eléctricos son más efectivos al momento de terminar con la placa bacteriana que se almacena en los dientes.
  • Al momento de adquirir un cepillo eléctrico, debes tener en cuenta con qué cabezales es compatible, su fuente de alimentación y la autonomía de su batería, entre otros criterios.

Los mejores cepillos eléctricos: nuestras recomendaciones

El mejor cepillo eléctrico del mercado según su calificación

Oral-B trae consigo una propuesta que no debes rechazar, pues, su cepillo eléctrico te dará una limpieza profunda gracias a sus cerdas de goma que ayudan a pulir suavemente las manchas.

Proporciona dientes naturalmente más blancos. Limpia y blanquea tus dientes al eliminar las manchas superficiales. La cabeza del cepillo cubre cada diente y ayuda a sostener la pasta de dientes para eliminar eficazmente las placa. Incluye una batería.

El mejor cepillo eléctrico recargable

La marca Oral-B nos vuelve a sorprender con un increíble cepillo eléctrico recargable. Este cepillo incluye cargador, un cabezal y tiene un mango ergonómico.

Sus cerdas rodean cada diente para una limpieza mas profunda, ayudando a reducir la placa y gingivitis significativamente en 4 semanas. Es compatible con otros cepillos de la misma marca y con su temporizador indica el tiempo recomendado de limpieza.

El cepillo eléctrico más recomendado por los profesionales

El cepillo eléctrico recargable Sonicare de Philips es una maravilla. Sus cerdas ultra suaves y contorneadas junto con su tecnología sónica patentada te ayudarán a eliminar hasta 2 veces más placa que un cepillo convencional.

Además, con la función del Smartimer se establece un ciclo de 2 minutos, que es el tiempo recomendado para un cepillado correcto y después se apaga automáticamente. Es muy práctico y fácil de usar.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre cepillos eléctricos

La salud bucal es un tema preocupante para la mayoría de las personas. Tenemos en cuenta que es esencial lavarse los dientes varias veces al día, pero muchas veces no lo hacemos correctamente y empeoramos así la salud, tanto de nuestras piezas dentales como de nuestras encías. En seguida, trataremos de resolver las dudas más usuales a cerca de cepillos eléctricos.

Los cepillos eléctricos eliminan más placa bacteriana que un cepillo manual.(Fuente: Citalliance: 19392888/ 123rf.com)

¿Un cepillo dental eléctrico es mejor que uno manual?

Varias personas cuestionan si en realidad vale la pena la inversión de un cepillo eléctrico. Nosotros opinamos que sí. Según un estudio publicado en 2014 por la organización independiente Cochrane, en los primeros tres meses de uso la eliminación de la placa bacteriana mejora en un 11 % de media, y a largo plazo, pasados esos tres meses, en un 21%.

Con estos datos, no quiere decir precisamente que con los cepillos manuales no se puedan lograr buenos resultados, por lo que la mayor efectividad de los cepillos eléctricos bien puede deberse a que son más fáciles de usar. Sea lo que sea, es un hecho que un gran porcentaje de la población no sabe lavarse los dientes adecuadamente con un cepillo manual.

Un estudio del Consejo General de Farmacéuticos publicado en 2007 concluyó que un 80 % de la población tiene una mala higiene bucal. Gracias a sus funciones de potencia ajustable, temporizador, movimientos por minuto o sensor de presión, entre otras, lavarse los dientes correctamente con un cepillo eléctrico es mucho más sencillo, lo cual los hace una apuesta segura.

En el mercado encontramos tantos modelos que funcionan con baterías recargables, normalmente de litio, como modelos a pilas. (Fuente: Iliamani: YvwFvNzb0J4/ Unsplash.com)

¿Qué ventajas y desventajas tiene usar un cepillo eléctrico?

Como te hemos mencionado en el apartado pasado, el usar un cepillo dental eléctrico, tiene muchas ventajas, casi todas ellas relacionadas con su simplicidad de uso. Sin embargo, como casi todo en esta vida, también tienen desventajas. Ahora tienes la responsabilidad de analizar qué aspectos te convencen y cuáles no, para así tomar una decisión.

Ventajas
  • Eliminan más placa bacteriana que un cepillo manual
  • El esfuerzo de cepillarse los dientes es menor porque el cepillo hace el trabajo por ti
  • Son menos abrasivos con el esmalte dental
  • ayuda con la gingivitis y la periodontitis
  • Los diferentes cabezales disponibles se apropian a las necesidades de cada persona
  • Te informan cuando pasan los dos minutos de cepillado recomendados
Desventajas
  • La inversión inicial es más elevada
  • Hay que comprar cabezales de repuesto y utilizar uno nuevo cada tres meses
  • Puedes reutilizar el cepillo las veces que desees, pero tendrás que cambiar los cabezales, produciendo así residuos plásticos
  • Dependes de la batería o de la electricidad para utilizarlos

¿Cómo funciona un cepillo eléctrico?

La función del producto depende mucho de los fabricantes, pues, la mayoría de los cepillos no se emplean de la misma manera. Todos funcionan a partir de un motor que produce una vibración que se traduce en uno u otro movimiento y que se canaliza hacia las cerdas del cabezal.
Sus movimientos pueden resumirse en oscilación, rotación, pulsación y distintas combinaciones.

Actualmente, hay también cepillos con tecnología sónica o ultrasónica, de las que estaremos hablando en seguida. Las cerdas de este tipo de cepillos ejecutan movimientos micro oscilantes a una frecuencia muy alta ―varios miles de movimientos por minuto―. Además, inyectan líquido entre los dientes para así expulsar la placa dental.

¿Qué diferencias existen entre un cepillo eléctrico estándar, sónico y ultrasónico?

Para evitarnos confusiones, antes que nada, deberás tener en claro que los tres son cepillos eléctricos que funcionan mediante un motor que mueve los cabezales. Los tres están diseñados para eliminar al máximo la placa, pero su forma de trabajar es diferente. Actualmente, el precio también es variado: los cepillos sónicos y ultrasónicos son más costosos que los cepillos eléctricos estándar.

  • Cepillo eléctrico estándar: Pueden alcanzar los 12000 movimientos por minuto, aunque lo normal es que se queden en unos 6000. Rotan y oscilan alrededor de cada pieza dental.
  • Cepillo sónico: Estos tipos de cepillos tienen velocidades de más de 30.000 movimientos por minuto. Las ondas se introducen en las cavidades bucales mediante la saliva y eliminan así las bacterias incluso en los huecos más escondidos.
  • Cepillo ultrasónico: Llegan incluso a 192.000.000 movimientos por minuto y superan el umbral de audición humana. Aunque el primer cepillo ultrasónico se patentó en 1992, no fue hasta 2013 cuando empezó a popularizarse en el mercado.

Limpiar un cepillo eléctrico es tan sencillo como limpiar un cepillo manual.(Fuente: Kal Visuals: b1Hg7QIzcc/ Unsplash.com)

¿Cómo se usa un cepillo eléctrico?

Conforme avanza esta guía, a esta altura ya sabes que utilizar un cepillo eléctrico es realmente sencillo. Si vas a usar por primera vez tu cepillo, debes saber, antes que nada, que deberás cargarlo más tiempo del requerido para poder estrenarlo. Sea como sea, es importante que leas con atención las instrucciones entregadas por el fabricante.

  • Primero, coloca el cabezal en el cepillo.
  • Moja las cerdas y aplica tu pasta de dientes acostumbrada.
  • Introduce el cepillo en tu boca y pásalo por cada diente y cada muela. En caso de que tu cepillo no tenga sensor de presión, trata de no presionar demasiado.
  • Cuando pasen los dos minutos recomendables, tu cepillo te avisará o se apagará por sí solo.
  • Quita el cabezal del mango y límpialo detenidamente. Es mejor que lo laves, si se puede, con agua tibia al menos una vez a la semana, dado que el agua fría no disuelve del todo la pasta de dientes y esta se va acumulando entre las cerdas del cabezal.

¿Con qué frecuencia se deben reemplazar los cabezales del cepillo eléctrico?

Los expertos afirman que es recomendable cambiar de cabezal con la misma frecuencia con la que cambiarías tu cepillo de dientes manual, es decir, cada tres meses. Incluso existen cabezales que cuentan con cerdas teñidas con una tinta especial que va perdiendo color para indicarte que, es hora de reemplazar tu cepillo.

Desde luego, el tema de la durabilidad de los cabezales, obviamente, va a depender del que los fabrica, de la dureza de las cerdas y del uso que le des ―no es lo mismo usar el cepillo eléctrico dos veces al día que solo una―. Te recomendamos adquirir los recambios en lotes de varios cabezales, pues así será más económico.

Los distintos cabezales disponibles se adaptan a las necesidades de cada persona. (Fuente: Ian Allenden: 43629568/ 123rf.com)

¿Cómo se limpia un cepillo eléctrico?

La limpieza que requiere un cepillo eléctrico es la misma que se necesita para limpiar un cepillo manual. Primeramente, lo que debes hacer es limpiar las cerdas del cabezal. Ya que, por lo regular, el mango no es sumergible, te recomendamos que separes el cabezal del mango para ponerlo debajo del grifo. Puedes limpiar el mango con un trapo húmedo una vez por semana.

Asimismo, es una gran idea dejar remojando los cabezales cada cierto tiempo en enjuague bucal o pastillas para la limpieza de dentaduras o aparatos. Como ya hemos hecho mención anteriormente, el agua fría por sí sola no disuelve por completo la pasta dental, así que, al menos una vez a la semana, es buena idea limpiar los cabezales con agua tibia o caliente.

¿Es mejor un cepillo con irrigador integrado o comprar dos productos independientes?

No se puede aportar una respuesta clara a esta pregunta. Ciertamente, un cepillo eléctrico que aparte incluya un irrigador, será realmente más práctico, y en una misma estructura, tendrás el cepillo, el irrigador y el compartimento para el agua. Por el contrario, si adquieres los dos productos individualmente, obtendrás una gama mas amplia de productos para escoger.

Los cepillos eléctricos son menos abrasivos con el esmalte dental.(Fuente: Alena Ozerova: 116758149/ 123rf.com)

¿A partir de qué edad se puede usar un cepillo eléctrico?

Realmente no existe una edad en sí, en la que los niños empiecen a utilizar cepillos eléctricos. Regularmente, lo recomendable es que comiencen a utilizarlos ya que sean capaces de realizarlo, lo cual suele ocurrir entre los siete u ocho años de edad. Los cepillos eléctricos, en especial los equipados con sensor de presión, no están contraindicados para los niños.

No obstante, si el niño es de corta edad, lo mejor es que uno de sus padres, tutor u otra persona responsable esté presente mientras cumple su limpieza bucal. Lo idóneo sería, dado que los niños tienden a imitar las conductas de su alrededor, lavarse los dientes al mismo tiempo que él o ella para que tome ejemplo y aprenda a utilizar su cepillo eléctrico de manera correcta.

Criterios de compra

Esta claro, a lo largo de esta guía, puedes comprobar que existen varios tipos de cepillos eléctricos. Los beneficios de unos y otros son diferentes entre sí, del mismo modo que sus costos. ¿Cómo no entrar en confusión? ¿Qué cepillo adquirir? indudablemente, teniendo muy presentes ciertos criterios. Los más significativos, a nuestro parecer, son los siguientes:

Cabezales

Al comprar un cepillo eléctrico, es significativo que pienses en sus cabezales. En el mercado existe una gran variedad de cepillos que varían casi en exclusiva por el tipo de cabezal que traen de serie, así que debes ser consciente de que puedes comprar cabezales compatibles para obtener un cabezal que se acomode al máximo a tus necesidades.

Una característica esencial es que tu cepillo se adapte con diferentes cabezales o que sea sencillo obtener repuestos. De lo contrario, el cepillo eléctrico te durará tanto como los cabezales que incluya en la caja. La marca de los modelos que hemos analizado en secciones anteriores produce cepillos y cabezales muy disponibles en cualquier tienda.

También es una buena idea dejar en remojo los cabezales cada cierto tiempo en colutorio o pastillas para la limpieza de dentaduras o aparatos. (Fuente: Lesly Juarez: 1AhGNGKuhR0/ Unsplash.com)

Alimentación y autonomía

En el mercado podemos encontrar modelos que se alimentan por baterías recargables, por lo regular de litio, como modelos de pilas. ―aunque estos cada vez son menos comunes―. La batería hace que dependas de los enchufes, mientras que puedes conseguir las pilas en cualquier tienda.

Habitualmente los cepillos más modernos cuentan con una base de carga inductiva o que pueden alimentarse directamente por medio de la corriente eléctrica, o incluso por USB. La autonomía también es un punto muy importante. Una autonomía óptima debería ser superior a un par de semanas de uso normal ―tres veces al día de dos minutos cada una―.

Funciones

La mayoría de los cepillos eléctricos que pueden adquirirse hoy en día, ofrecen características adicionales que van más allá del cepillado. Estas funciones los hacen más efectivos o hacen más sencillo, su uso. Evidentemente, estos extras aumentan el precio del cepillo eléctrico, pero no está de más conocerlos para tomar una decisión informada:

  • Temporizador: El temporizador te avisa o detiene la vibración del cepillo pasados dos minutos, que es el tiempo que debería durar un cepillado completo.
  • Alarma de sector: Esta alarma suena cada treinta segundos, aproximadamente, para avisarte de que debes pasar a limpiar otra zona de la boca.
  • Sensor de presión: Este funcionamiento evita que te laves los dientes haciendo demasiada presión sobre las encías. De esta manera, evitarás sangrados o retraimientos gingivales.
  • Modos de limpieza: Sirven para adaptar el lavado a las necesidades concretas de tu boca.
  • Pantalla: En la pequeña pantalla que incluyen algunos cepillos se informa sobre el modo de limpieza seleccionado o el tiempo de cepillado.
    Bluetooth y aplicaciones: Los modelos más avanzados permiten la conexión a un teléfono inteligente para manejar la limpieza bucodental.

Los especialistas recomiendan cambiar de cabezal con la misma frecuencia con la que cambiarías tu cepillo de dientes manual, o sea, cada tres meses. (Fuente: Ian Allenden: 81939661/ 123rf.com)

Diseño

El diseño y la estética del cepillo eléctrico deben ser un criterio esencial al momento de adquirir un modelo determinado, dado que influye en el uso que se le dará al cepillo eléctrico. No nos referimos tanto a unos colores o un diseño atractivo, sino a la funcionalidad del mango y su ergonomía. Tampoco están de más los dibujos antiderrapantes que evitarán incidentes infortunados.

También, debes comprobar que tanto el cepillo como su base de carga sean firmes, solidos y que se vean y sientan de buena calidad. Debe contar con un compartimento de almacenamiento para cabezales que, en algunos modelos, puede trabajar como esterilizador. Además, es posible que puedas poner el dispositivo en la pared para que ocupe menos espacio.

Accesorios

Los cepillos eléctricos más completos incluyen accesorios adicionales, como un estuche para guardarlos y trasladarlos, asimismo, cabezales de repuesto. El modelo más sencillo es capaz de limpiar los dientes de forma perfectamente segura, pero también es de agradecer que un dispositivo de este tipo nos ofrezca extras que faciliten el proceso de limpieza.

Si el cepillo eléctrico incluye más accesorios, por ende, su costo elevará. En caso de que eso no sea impedimento para ti, nuestro consejo es que consideres en especial el maletín o estuche de viaje, los cabezales adicionales o un sistema irrigador, como hicimos mención anteriormente, que inyecte agua a presión en los espacios y cavidades interdentales.

La mayor parte de los cepillos eléctricos que se pueden obtener en la actualidad brindan características adicionales que van más allá del cepillado. (Fuente: Olaf Speier: 81600490/ 123rf.com)

Resumen

La salud dental es un tema cada vez más preocupante en nuestra sociedad. Una hermosa sonrisa es uno de los aspectos que más se valoran y anhelan, así que no es extraño que cada vez nos preocupemos más de cuidar nuestros dientes. Una buena manera de lavar los dientes a diario es mediante un cepillo eléctrico como los que te presentamos anteriormente.

Esperamos que este articulo haya sido útil y conveniente. No debes olvidar que, si usas un cepillo manual o eléctrico, es fundamental que te laves los dientes al menos dos veces al día ―aunque lo ideal son tres― y que el proceso de lavado dure alrededor de dos minutos, tal y como recomiendan los especialistas. De este modo mantendrás unos dientes sanos por más tiempo.

Si esta guía te resultó útil, apóyanos dejándonos un comentario y compartiéndolo en tu red social preferida. ¡Muchas gracias!

(Fuente de la imagen destacada: Sergey Kolesnikov: 57045204/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

La lectura es una de las grandes pasiones que acompañó a Siomara durante su adolescencia. Se graduó de la Licenciatura en Nutrición y estudió una maestría en Nutrición Materno Infantil. Disfruta tanto de salir a explorar nuevos paisajes, como de quedarse en casa a ver sus series y películas favoritas. Además, le fascina conocer la gastronomía típica de nuestro país, de los pueblos mágicos y por supuesto, de las diversas culturas del mundo.