Para toda madre o padre primerizo la llegada del primer bebé es un momento muy emotivo. Buscas el darle toda la comodidad, y hasta más, para que todo sea perfecto. Sin embargo, el nacimiento de un bebé también puede ser un periodo muy estresante y que implica un gran número de gastos para comprar todo lo que este pueda necesitar.

Debes estar consciente de que estarás con tu bebé desde que nace hasta el resto de tu vida. Aunque esto implique el aceptar que ellos crecerán. Un elemento necesario es el lugar donde dormirá. Es por eso que una cuna que después se pueda convertir en cama para poder usarla en las diferentes etapas de su vida es una buena inversión.

Lo más importante

  • Lo genial de estas cunas es que se pueden convertir en camas para poder ser usadas cuando bebé crezca.
  • Para mayor seguridad, ese necesario el cerciorarnos que la cuna tiene algún sello que la certifique.
  • Si buscas elegir la mejor cuna convertible deberás evaluar ciertos criterios de compra, como las dimensiones, el diseño, funcionalidades, seguridad, entre otros.

Ranking: Las mejores cunas convertibles del mercado en México

No. 1: Carter’s by DaVinci – Hayley Cuna Convertible 4 en 1

Cuenta con un certificado GREENGUARD Gold, el cual indica que es amigable con el planeta. Se puede convertir en cama, la cual puede ser individual o un poco más grande. Está hecha de madera de pino con un acabado no tóxico y libre de plomo. Le queda cualquier colchón con medidas estándar. Este lindo modelo es útil, duradero y muy bonito.

No. 2: Bebe chocolat – Cuna Cama Individual Suecia

Está hecha de madera de pino tratada contra plagas, tiene un barniz que es libre de plomo y no tóxico, con un acabado mate. La puedes convertir en una recámara de tamaño individual (1 m por 2 m de largo). Viene con dos bases de cajoneras de alta calidad, en donde podrás guardar ropa o juguetes de tu bebé sin problema. Es la mejor opción.

No. 3: Delta Childrens – 205 Cuna 4 en 1

Una vez que tu hijo deje de necesitar la cuna, la puedes convertir en cama individual, en diván o en la cabecera de una cama de mayor tamaño. Tiene la opción de ajustar el colchón a la altura que mejor te convenga. Está hecha de madera fuerte y resistente, esto te asegura que su vida útil será de varios años. Tiene un diseño clásico en color café.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las cunas convertibles

Es muy importante que conozcas todas las características de las cunas convertibles antes de realizar tu compra, de este modo, tomarás la mejor decisión. A continuación, te presentamos los aspectos más importantes sobre las cunas convertibles, al igual que respuestas a las dudas más comunes entre los usuarios.

las cunas convertibles suelen estar pensadas para quedarse fijas en un mismo lugar, ya que son más pesadas y no todas incluyen ruedas. (Fuente: Fam Veldman: 59197354/ 123rf.com)

¿Qué es una cuna convertible?

Pues bien, como su nombre lo indica, son cunas que se pueden convertir en camas. Ofrecen la posibilidad de que esta cuna, que has utilizado para los primeros años de vida del niño, se transforme en una cama que pueda utilizar, incluso, hasta la adolescencia. Con ello ganas en comodidad y dinero.

Tal vez en un inicio solo veamos una cuna común, pero más tarde esta se convertirá en una cama o en otro mueble, como una cómoda, un escritorio o una mesita de noche. El invertir en una cuna convertible hará que tu bebé la pueda utilizar en diferentes etapas de su vida, incluso hasta la adolescencia. A continuación, te decimos las ventajas y desventajas de una cuna convertible o no.

Cuna convertible Cuna convencional
Ventajas Más económicas a largo plazo.

Amigables con el medio ambiente.

Vida útil de media hasta los 9-12 años.

Incluyen varios elementos (cambiador, cómoda, entre otros), según el modelo.

Más económicas.

Más transportables.

Desventajas Más caras.

Ocupan más espacio.

No muy útiles cuando el bebé es muy pequeño.

Solo servirán una media de dos años.

Necesidad de comprar otros muebles diferentes, lo que hace que al final cueste más dinero.

No suelen incluir accesorios.

¿Es lo mismo una cuna convertible que una cuna plegable?

Es muy común el confundir las cunas plegables con las cunas convertibles. Las plegables tienen un diseño que las hace ligeras y fáciles de transportar. Son prácticas para llevar de viaje y para que las podamos mover de una habitación a otra. No son convertibles en cama.

En cambio, las cunas que se pueden convertir son más pesadas, pues tienen la cualidad de ser fijadas en un mismo lugar. Su principal característica es que se convierten en cama para ser utilizadas cuando el bebé alcance una cierta edad. Además, en función del modelo, pueden incluir varios accesorios.

Michael LevineProfesor de genética

“Tener hijos no lo convierte a uno en padre, del mismo modo que tener un piano no lo convierte a uno en pianista”.

¿Hasta qué edad se puede utilizar una cuna convertible?

Todo depende del modelo de la cuna, pero podríamos decir que tiene una duración de hasta los 12 años de edad del niño. Otras recomiendan como edad máxima para su uso los 9 años de edad. Verifica bien la edad máxima propuesta por el fabricante y elige tu cuna convertible en función del uso que quieras darle.

Debido a que las cunas convertibles suelen ser de gran tamaño no son la mejor opción para bebés recién nacidos. En estos casos se recomienda utilizar un moisés. Aquí te presentamos una tabla con las principales características de un moisés, una minicuna y una cuna. Ten en cuenta que las medidas son generales y pueden cambiar según los modelos.

Moisés Minicuna Cuna
Forma Hecho de mimbre con asas separado del soporte. Forma rectangular. Forma rectangular.
Medidas Medidas 80 cm x 40 cm. Medidas de 60 cm x 80 cm. Medidas de 60 cm x 120 cm, 70 cm x 40 cm o 130 cm x 80 cm.
Altura Altura de: 25 cm. Altura desde el interior de 30 cm. La altura depende del modelo.
Ventaja Manejable y ligero, ideal para transportar al bebé. Ligera. Más espaciosas. Ideales desde los 6 meses de edad en adelante.
Vida útil Hasta los primeros meses, cuando el bebé comienza a pesar más es difícil transportarlo. Hasta los 4-6 primeros meses. Si se trata de una cuna convencional, hasta los dos primeros años.

¿Cómo se adapta la cuna convertible al crecimiento del niño?

Como has podido comprobar, las cunas convertibles pueden tener distintas alturas, tanto en su estructura como en el colchón, capaces de ajustarse al desarrollo del niño. Cuando se trata de un bebé muy pequeño que apenas se puede poner en pie, nuestra espalda agradecerá la máxima altura debido a que tenemos que sacarlo y colocarlo en la cuna varias veces al día.

Una vez que el niño ha crecido, las cunas convertibles te dan la opción de poder modificar la altura, esto evitará que el niño tenga la posibilidad de saltar del barandal. Cuando llegue el momento de dejar la cuna (alrededor de los cuatros años), esta se convertirá en cama con altura también ajustable para adaptarse al tamaño del niño.

¿Cuál es la normativa de las cunas convertibles?

Al ser un artículo que usaremos para el descanso del bebé tienen que contar con una certificación de seguridad. De ahí que su uso esté regulado por ciertas normativas a nivel mundial. Desafortunadamente, en México no se cuentan con regulaciones respecto a la fabricación de cunas, es por eso que se usan normas de Estados Unidos para este fin.

Algo muy importante es que las cunas, el tipo que sea, no debe tener esquinas puntiagudas, astillas salientes o cualquier otra cosa que pueda dañar al bebé. La CPSC (Consumer Product Safety Commission) indica que los materiales no deben ser tóxicos para la salud del bebé. Y, por último, en el caso de tener ruedas, al menos dos de cuatro deben contar con un sistema de frenado.

¿Es fácil de montar una cuna convertible?

Se podría decir que la mayoría tiene un diseño para que sean de fácil ensamblaje, incluso los que menos tienen experiencia los puedan instalar. Además, la mayoría de cunas, si es que lo necesitan, incluyen un kit para montarla y hacer la transición posterior a cama. Asegúrate de seguir el manual de usuario que viene con la cuna.

Criterios de compra

Sin duda, es muy importante que tu cuna convertible cumpla con ciertos criterios de compra. En esta sección incluimos algunos factores que debes tener en cuenta antes de comprar dicho producto. De esta forma, te asegurarás de tomar la decisión correcta al elegir la mejor cuna convertible para tu bebé. Estos aspectos son:

  • Tamaño
  • Modelo
  • Seguridad
  • Material
  • Diseño

Tamaño

Te presente que las cunas convertibles suelen ser de mayor tamaño que las camas de “toda la vida”. Lo habitual es que tengan unas medidas de alrededor de 140 cm de largo por 70 cm de ancho, ya siendo camas. El tamaño puede variar. En general, cuanto más grande sea la cuna, más costosa será. Especialmente si esta incluye complementos como un pequeño armario o cajones.

Es cierto que ocupan más espacio en la habitación, pero ten presente que en el futuro será la cama de tu hijo. Sin embargo, hemos de prestar atención, por ejemplo, si queremos poner la cuna al lado de la cama de matrimonio para practicar el colecho. Además, la transportabilidad que busquemos también es importante.

La principal característica de las cunas convertibles es que se convierten en cama para ser utilizadas cuando el niño alcance una cierta edad. (Fuente: André Azambuja: 669427/ Pixabay.com)

Modelo

Es obvio que, entre modelos habrá diferencias, la cuna convertible más simple es la que se convierte a cama. Si queremos algo un poco más sofisticado, existen en el mercado cunas que incluyen un armario y cajones para guardar todos los accesorios del bebé. Estos, cuando la cuna se transforma en cama, puede pasar a ser una mesita de noche o estantes.

Algunos modelos no solo se convierten en cama, sino también en escritorio, muy útil a la hora que el niño entra a la escuela. También tenemos cunas especiales para colecho, o cunas que se transforman en camas litera (ideales si vienen gemelos). Existen muchas opciones, ¡diviértete explorándolas todas!

Seguridad

Este criterio es muy relevante, ya que una de las mayores preocupaciones que tenemos con nuestros hijos es su seguridad y su integridad física. Por eso, asegúrate de que las alturas a las que se permite regular la cuna sean lo suficientemente altas para impedir que tu bebé pueda caer. Ten en cuenta también el grosor del colchón y la altura de la cuna.

Además, siempre debes estar atento a que el modelo que elijas no utilice pintura o barnices tóxicos. Los bebés son las criaturas más curiosas del mundo y no dudan en llevárselo todo a la boca. Es por eso que es muy importante que debes asegurarte de que la cuna convertible que compres cumpla con la normativa de CPSC.

Verifica bien la edad máxima propuesta por el fabricante y elige tu cuna convertible en función del uso que quieras darle. (Fuente: David Pereiras Villagrá: 25298832/ 123rf.com)

Material

Es evidente que cuando elegimos un modelo de cuna convertible esta tenga una vida útil de varios años, esto permite que ahorremos dinero, pues en unos años se va a convertir en una cama. No vale la pena invertir en una cuna convertible en vez de en una cama convencional si esta solo nos va a durar los dos primeros años.

Como es de esperarse, las cunas convertibles están hechas con distintos materiales, desde conglomerado, madera de haya, entre otras. Lo que hemos de tener en cuenta es que los materiales sean de calidad para que duren mucho tiempo y así solo tener que comprar una que nos dure hasta una cierta edad.

Diseño

Pese a que es un paso difícil de asimilar, los bebés dejan de ser bebés algún día. Estos se transforman y, así como cambian su aspecto, cambian también sus gustos. Lo mejor es elegir un diseño sencillo y atemporal con un color neutro. Los motivos infantiles pueden disgustar al niño llegada una cierta edad, aunque siempre cabe la posibilidad de modificarlos.

Resumen

Las cunas convertibles son una buena opción para ofrecerles a nuestros hijos un lugar lleno de confort, calidad y con una vida útil de varios años. En esta guía hemos presentados todas las ventajas y desventajas de las cunas convertibles. La elección de si invertir en una, o no ha de ser una elección totalmente personal según nuestras necesidades y los usos que queramos darle.

Ten en cuenta que, una cuna convertible puede durar hasta 12 años, lo que hará que solo tengamos que comprar una hasta llegada esa edad. Si nos decidimos invertir en estas cunas, debes tener en cuenta los criterios ya mencionados en función del espacio que dispongamos, nuestros recursos, las funcionalidades que busquemos y, por supuesto, siempre la seguridad.

Hemos concluido con la lectura. Si hemos conseguido ayudarte tanto a ti como a tu bebé, no dudes en dejar un comentario o compartir el artículo en tus redes sociales. Gracias. ¡Hasta la próxima!

(Fuente de la imagen destacada: Niek Verlaan: 376531/ Pixabay.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?