Última actualización: 22/11/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

Si tu coche se ha quedado atascado en el barro o si necesitas levantar algo muy pesado y de grandes dimensiones, una herramienta que no puede faltar es la eslinga. Esta cinta, resistente, elástica y de larga durabilidad, no solo te ayudará a desplazar elementos, sino que también te proporcionará mucha seguridad al hacerlo.

La eslinga es muy común en los empleos industriales (para mover placas corpulentas) y para los amantes del alpinismo y escalada, pues las usan como agarre de seguridad. Compuestas de diferentes materiales como nailon, poliéster o acero, estas se pueden enganchar a cualquier transporte o plataforma con ganchos y son muy fáciles de transportar, ya que son muy ligeras y ocupan poco espacio.




Lo más importante

  • La eslinga es una herramienta de elevación y arrastre, de materiales muy resistentes y flexibles. Por lo general se usa para desplazar objetos de grandes dimensiones y peso.
  • Conocer el fin que se le dará a la eslinga es de vital importancia para saber cuál de todos los modelos elegir. Habrá que tener en cuenta la anchura, color y material de esta.
  • Este útil es muy sencillo de usar y proporciona mucha seguridad para el objeto móvil y las personas que lo manipulan.

Las mejores eslingas de carga: Nuestras recomendaciones

A continuación, os exponemos las cuatro mejores eslingas de carga del mercado online. Pese a que todas ellas son de suma calidad, cada una cuentan con características y propiedades diferentes que las destinan a diferentes usos, como podrás comprobar a continuación:

Guía de compras: Lo que debes saber sobre la eslinga de carga

Hoy en día el mercado ofrece una gran variedad de eslingas de carga con diferentes cualidades y destinadas a diferentes propósitos. Por ello, es muy importante que conozcas los aspectos que se deben tener en cuenta antes de obtener una eslinga. A continuación responderemos a las variantes más importantes que tendrás considerar a la hora de obtener una eslinga:

Las eslingas de carga se usan como método de seguridad en algunos empleos y hobbies, como la escalada. (Fuente: Pexels: 1283693/ pixabay)

¿Qué es y cómo se usa una eslinga de carga?

Una eslinga es una herramienta que se usa para elevar y trasladar cuerpos de gran peso y dimensiones. Sin embargo, también se usa para los trabajadores que precisen de seguridad en sus empleos, como los albañiles o escaladores.

Su uso es relativamente sencillo, tan solo hay que enganchar uno de los extremos al objeto que se quiera trasladar y el otro al gancho de tracción. No obstante, es muy importante saber las características relacionadas con la carga y el medio que se usará para su desplazamiento. A continuación, os mostraremos una tabla con las técnicas que debes emplear dependiendo de los factores nombrados anteriormente.

Tipo de eslingas de carga Descripción Peso máximo que puede soportar
Eslinga de enlace Se usa en aplicaciones de enlace. 1.5 toneladas y hasta 25 toneladas en “U”
Eslinga de canasta Es muy parecida a la eslinga de enlace, pero esta cuenta con accesorios de tipo triángulo en los dos extremos. 1.5 toneladas y hasta 25 toneladas en “U”
Eslinga de ojo plano Son muy populares en arreglos de aplicación. 500 kg y hasta 52 toneladas en “U”
Eslinga de ojo torcido Se puede utilizar con todo tipos de ganchos y es muy recomendada para aplicaciones de enlace. 500 kg y hasta 52 toneladas en “U”
Eslinga sin fin Es muy versátil y permite múltiples aplicaciones. Puede ser de 2 mm hasta 6 mm de ancho. 1.5 toneladas y hasta 45 toneladas en “U”
Eslinga con ojos invertidos De gran durabilidad, con materiales resistentes a la abrasión por ambas extremidades. 2 toneladas y hasta 20 toneladas en “U”

¿Cuáles son los beneficios de usar una eslinga?

La eslinga es un producto muy simple pero lleno de beneficios. Entre los más destacados encontramos los siguientes:

  • Ligereza. Las eslingas de carga sintéticas (las más usadas), son muy ligeras. Esto te permitirá llevarlas a todas las partes que quieras. Sin embargo, cabe recordar que existen eslingas de carga de diferentes materiales, como las de acero, que no serán tan ligeras debido al material del que están hechas.
  • Resistentes y duraderas. Las eslingas de carga se pueden usar para elevar o mover elementos de grandes toneladas con mucha facilidad. Por otro lado, son productos muy duraderos pues son capaces de resistir cualquier corte o agujero. Asimismo, son resistentes ante la posible oxidación. Sin embargo, para una mayor duración se recomienda no exponerla a la humedad y productos químicos.
  • Asequibles. Uno de los mayores beneficios es que son un producto muy barato. Por supuesto que los precios varían dependiendo de las marcas, materiales y accesorios que se le añadan. Para que puedas hacerte a una idea, su precio ronda entre 20 € y 80 €.
  • Gran variedad. Como se ha nombrado anteriormente, encontramos eslingas de carga fabricadas de diferentes materiales. No solo eso, sino que también las hay de distintas medidas y capacidades de peso. Para conocer cuál es la eslinga que más te conviene, lee nuestro próximo punto "¿Qué tipos de eslingas de carga existen?".

¿Qué tipos de eslingas de carga existen?

La variedad de eslingas de carga que existen hoy día en el mercado son muy amplias. Se determinan dependiendo de su capacidad de peso, dimensiones y uso que se le vaya a dar. Hay dos tipos de eslingas de carga; las cilíndricas y las planas, y dentro de estas últimas encontramos los siguientes modelos.

Tipos de eslingas de carga planas:

  • Ojo y ojo. Son muy flexibles y están fabricadas con un ojo en cada extremo de la cinta. Su uso es muy amplio, ya que puede emplearse en elevaciones verticales, enlaces y canastas.
  • Ojo invertido. Son muy parecidas a las eslingas de carga de ojo y ojo, con la única diferencia que los ojos se tuercen en ambos extremos. Estas eslingas de carga se fabrican bajo pedidos.
  • Sin fin. Se trata de una eslinga que sin extremos. Su diseño permite rotarla alrededor del objeto que se desea mover y su desgaste es menor, ya que se puede ir volteando para que el punto de apoyo no sea siempre el mismo.
  • Cuerpo ancho. Este tipo de eslinga proporciona una estabilidad máxima, ya que cubre una mayor parte del objeto que se va a desplazar. Asimismo, también da una mayor seguridad.

¿Qué significa el color de las eslingas de carga?

Uno de los mayores errores cometidos por los usuarios que no conocen este dato es pensar que el color se trata de algo puramente estético. Nada más lejos de la realidad, el color representa la carga máxima que se puede usar con ella. Esta característica también viene dada dependiendo del número de rayas negras que tenga la eslinga (2 rayas, 2 toneladas).

Cabe mencionar que dependiendo de la elevación que se vaya a realizar o la forma en la que se colocará la eslinga, permitirá una mayor carga o menor. Para dar una explicación más visual y sencilla hemos creado una tabla descriptiva:

Color de la eslinga Carga máxima en Toneladas Elevación vertical Estrangulada Cesta
Violeta 1 1 0,8 2,8
Verde 2 2 1,6 4,6
Amarillo 3 3 2,4 6,0
Gris 4 4 3,2 8,0
Rojo 5 5 4,0 10,0
Marrón 6 6 4,8 12,0
Azul 8 8 6,4 16,0
Naranja 10 10 8,0 20,0
Naranja 15 15 12 30
Naranja 20 20 16 40,0

¿Qué medidas de eslinga de carga hay?

Las eslingas de carga se miden de dos formas; anchura de la cinta y largura. En este caso el punto más relevante es la anchura, ya que va unido a la carga máxima que podrá soportar. Encontramos anchuras desde 25 mm a 300 mm. Cuanto mayor sea el peso que queremos elevar, mayor tendrá que ser la anchura de la cinta.

En cuanto a la largura se trata, la mayoría no sobrepasan los 10 metros. Se encuentra una gran variedad de larguras contempladas entre los 1 y 5 metros, pero podrás encontrar la que mejor se ajuste a ti fácilmente.

Las eslingas de carga son muy resistentes y pueden aguantar mucho peso e incluso cortes. (Fuente: Brooks: cm3si9ZMG0Y/ unspash)

¿Cada cuánto se debe cambiar una eslinga de carga?

A diferencia de otros productos, las eslingas de carga no tienen fecha de caducidad, y por ello es muy importante que le prestes atención al aspecto físico que tenga. La primera zona que tiende a deteriorarse es la etiqueta de información, cuando esta esté rasgada o no sea posible leer la información que nos facilita, será una de las señales para cambiarla.

Para que la eslinga dure más, recuerda cuidarla y no mantenerla en una zona húmeda o en contacto con ciertos químicos que podría deteriorar su material.

Un rasguño o pequeño agujero en la cinta no significa que esta se deba tirar a la basura y cambiarla. Sin embargo, cuando estos sean muy notorios o profundos y cubren un 10% de la eslinga, entonces sí se recomienda tirarla y cambiarla por una nueva.

Criterios de compra

Pese al simple uso de las eslingas de carga, es muy importante tener en cuenta ciertos factores a la hora de adquirir estas, ya que serán determinantes no solo para tu seguridad, sino para los de tu alrededor y para el objeto que eleves o desplaces. Por ello, hemos seleccionado los aspectos más importantes que tendrás que tener en cuenta a la hora de obtener una eslinga:

Tamaño (anchura)

Cuando hablamos de la importancia del tamaño de la eslinga nos referimos a la anchura de la cinta. Es importante destacar que la largura de la eslinga no será de mucha importancia, ya que esto no tendrá grandes consecuencias en lo que a seguridad se refiere.

El ancho de la eslinga se mide por mm (milímetros), y cuanto más ancha sea la eslinga mayor peso podrá soportar. La anchura puede ser desde los 25 mm hasta los 300 mm. Cuanta mayor estabilidad necesite y mayor sea el objeto móvil, mayor tendrá que ser la anchura de la eslinga.

Los eslabones de acero refuerzan la seguridad del uso de las eslingas de carga. (Fuente: Funcky-noode: 2434934/ pixabay)

Material

Hay 3 tipos de materiales que se usan mayormente a la hora de fabricar eslingas de carga; acero, nailon y poliéster. Cada material está hecho con un fin en específico, y es por ello que debes tener claro para qué destinarás su uso. A continuación explicaremos en qué situaciones se debe usar cada material;

  • Eslingas de acero: Proporcionan una gran seguridad de conexión entre el objeto de carga y el gancho. Se usan especialmente para sistemas que requieran seguridad en ambos extremos, como por ejemplo en la albañilería cuando se eleva una plataforma pesada. Por otro lado, a la hora de usar eslingas de carga de acero, será necesario precisar su nivel de flexibilidad y resistencia dependiendo, como siempre, del peso que se espera elevar.
  • Eslingas de nailon: Este es uno de los materiales más usados por los compradores debido a su capacidad de elasticidad y resistencia. Su uso es mucho más general; elevaciones y arrastres de tracción (con coches, motos, camiones, grúas o tractores) y para amarres (permite una mayor sujeción, ya que puede enrollarse o sujetar el objeto con ganchos o trincares).
  • Eslingas de poliéster: Este último material se usa especialmente para objetos delicados y frágiles, ya que se trata de un material más suave y flexible que los mencionados anteriormente. Sin embargo, se puede emplear de la misma forma que las eslingas de carga de nailon; para elevaciones, arrastres y amarres.

Colores

El color es uno de los factores más importantes que tendrás que tener en cuenta a la hora de comprar tu eslinga. Como hemos explicado anteriormente en la sección de "Guía de compras: Lo que debes saber sobre la eslinga", el color no solo es cuestión de estética, sino que refleja la capacidad de peso y resistencia que tiene la cinta.

Los colores están regidos por la UNE (Una Norma Española), parte de la Asociación Española de Normalización. Sin embargo, pese a que los colores pueden servir para identificar las cintas de forma visual, es muy importante que prestes detallada atención a la etiqueta informativa, dónde especificará el peso máximo que soportará la eslinga.

Para una información más detallada sobre los colores de las eslingas de carga, lee nuestra sección de "Guía de compras: Lo que debes saber sobre la eslinga".

Accesorios

Las eslingas de carga intervienen entre la carga y el medio de tracción. Sin embargo, es necesario usar un accesorio que refuerce la seguridad entre esos dos. Por ello, encontramos ganchos, grilletes y eslabones. Cada uno tiene una funcionalidad diferente, lo explicamos a continuación:

  • Gancho: Este es el más conocido y usado, ya que permite colgar y sostener objetos de grandes pesos. Sin embargo, a diferencia de los ganchos comunes, estos tienen un anclaje que asegura que la eslinga no se soltará una vez esté enganchada.
  • Grillete: Se trata de un accesorio de alta resistencia que se usa especialmente para recuperación de vehículos. Por otro lado, debido a su apariencia (muy similar a la del gancho), también permite elevar, hacer amarres y alargar el sistema de sujeción (la eslinga).
  • Eslabón: El eslabón tiene forma de anilla y se usa especialmente con eslingas de carga de acero. En este caso, es necesario tener un conjunto de anillas, un gancho o un dispositivo que esté permanentemente unido a la carga o medio de transporte para que pueda utilizarse.

Resumen

Queda claro que hagamos lo que hagamos lo primordial siempre será nuestra seguridad y la de nuestro alrededor. Por ello, a la hora de realizar acciones relacionadas con elevaciones y arrastres de cuerpos voluminosos y pesados, elegir una herramienta, en este caso, una eslinga adecuada será lo más importante.

Recuerda anotar qué es lo que tienes que desplazar, su peso y dimensiones. Después tendrás que ser muy cuidadoso a la hora de elegir el material del que estará compuesta la eslinga, la capacidad de resistencia que deberá tener, la anchura que más te convendrá y los accesorios que necesitarás para engancharla.

(Fuente de la imagen destacada: Figueroa: Pj4je7OjrME/ unsplash)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones