Última actualización: 09/03/2020

Nuestro método

16Productos analizados

29Horas invertidas

7Estudios evaluados

94Comentarios recaudados

¿Amas tomar video, pero estás cansado de que tus tomas salgan movidas o que no se vean profesionales? Hoy en día, las cámaras de video, tanto básicas como semiprofesionales, son cada vez más pequeñas y livianas, por lo que un estabilizador de cámara será siempre el aliado perfecto para obtener la calidad que deseas.

Éste es un aparato, con motor o sin, que se encarga de minimizar los movimientos de cámara involuntarios y la vibración que pueda darse durante la grabación. Disponer de un aparato de este tipo -Steadycam o Gimbal- te permitirá obtener vídeos de una gran calidad y profesionalidad a un precio aceptable. En esta guía te hablamos más de ellos.




Lo más importante

  • Hoy en día, los distintos modelos de cámaras que hay en el mercado suelen ser muy livianas, por lo que es fácil que cualquier movimiento afecte la calidad de tus tomas.
  • Un estabilizador de cámara facilitará que tus vídeos presenten un aspecto mucho más profesional y nítido.
  • Existen estabilizadores de cámara de muchos tipos distintos. En el apartado “Criterios de compra” te mostraremos cuáles son los principales elementos que debes considerar antes de realizar tu compra.

Los mejores estabilizadores de cámara: Nuestras recomendaciones

El mejor estabilizador gimbal

Olvídate de los videos movidos. MOZA Aircorss 2 es un estabilizador gimbal de 3 ejes ideal para cámaras compactas. Podrás cargar su batería en tan solo 1.5 horas, y durará en funcionamiento hasta 12 horas. Este estabilizador de cámara incluye funciones de captura creativa como Motion Timelapse, Motion Control y Panorama. Tiene características como pantalla OLED, Smart Wheel y Smart Trigger, bloqueo en 3 ejes, y soporta el modo vertical.

El estabilizador de cámara de mano

Neewer nos presenta en esta ocasión su estabilizador de mano, especialmente diseñado para hacer grabación de video tanto con cámaras fotográficas, como con cámaras de video, reduciendo drásticamente la vibración en éstos. Está fabricado en fibra de carbono, que lo hace resistente y durable. Podrás ajustar la altura desde 39 hasta 60 centímetros y puede soportar hasta 3kg de peso.

El mejor estabilizador de cámara para smartphone

¿Eres fan de hacer videos desde tu celular, pero odias que salgan movidos? Entonces esta es la solución perfecta para ti. Este estabilizador de cámara para smartphone, ideal para teléfonos de 6.2 pulgadas, te permitirá disminuir la vibración en los videos, al mismo tiempo que utilizar lentes externas de distintas longitudes focales. Podrás utilizarlo hasta por 12 horas, y su indicador de potencia te indicará cuando requiera que lo pongas a cargar.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los estabilizadores de cámara

Actualmente, existen muchos tipos distintos de estabilizadores de cámara. Siendo un producto relativamente nuevo para el público en general, es frecuente que todavía existan muchas dudas sobre qué es exactamente este instrumento, la importancia que tiene dentro de la grabación y en qué casos es recomendable utilizarlo. En este apartado te lo explicaremos.

Mujer con estabilizador de cámara

El estabilizador de cámara es un aparato, con motor o sin, que se encarga de minimizar los movimientos de cámara involuntarios y la vibración que pueda darse durante la grabación. (Fuente: My Visuals: 63878417/ 123rf.com)

¿Qué es un estabilizador de cámara?

Un estabilizador de cámara es un aparato, normalmente metálico, que se sitúa en la mayoría de ocasiones por debajo de la cámara de vídeo instalada en él. Su función principal es minimizar el movimiento en la imagen captada por la cámara. Puede ser motorizado o manual e incluye la mayoría de funciones para controlar la cámara, pasando a ser una herramienta importante en el proceso de grabación de vídeo.

El estabilizador de cámara está fabricado, exteriormente y mediante las funciones que posee, para poder controlar los movimientos de cámara durante la grabación en vídeo. En situaciones de extremo movimiento o cuando busques un aspecto profesional, este aparato te dará la calidad de grabación deseada.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los estabilizadores de cámara?

Cuando hablamos de estabilizadores de cámara, no nos referimos solamente a un tipo de instrumento, sino que existen varios. Entre ellos, parte del estabilizador en el hombro, los más destacados son el Steadycam y el Gimbal. Aunque exteriormente se parecen, no son exactamente lo mismo. En la siguiente tabla te mostramos ventajas e inconvenientes de cada uno.

Steadycam Gimbal
Ventajas

Manual.

Opción más económica.

Ideal para aficionados.

Utilización más sencilla.

Motorizado.

Varios ejes de rotación para compensar los errores o movimientos de cámara.

Opción más profesional.

Inconvenientes Se han quedado más desfasados.

Disponen de menos funcionalidades profesionales.

Precio más elevado.

Requiere de batería o pilas para funcionar.

Se necesitan buenos conocimientos de calibración para hacerlo funcionar.

¿Cuándo se debe utilizar el estabilizador de cámara?

Es verdad que los estabilizadores de cámara pueden brindarte numerosos beneficios, razón principal por la cual muchas personas han comenzado a comprar los propios. Sin embargo, debemos hacer uso de este a conciencia, ya que, no siempre será apropiado utilizarlo. Existen situaciones en las que incluso, podría producir un efecto adverso al deseado.

Concretamente, en algunos casos el estabilizador puede llegar a estropear tus imágenes al corregir elementos que debían poseer el movimiento original. Además, en las grabaciones en ráfagas el estabilizador solo ralentizará las tomas y no aportará nada positivo. Por lo tanto, es recomendable utilizarlo solamente en aquellos casos cuando sea realmente justificable.

¿Hasta qué punto es importante utilizar un estabilizador de cámara?

En la actualidad, el mercado de las cámaras de vídeo cada vez es más amplio. En el caso de aparatos con una calidad limitada, es posible que te encuentres con que en escenas con demasiado temblor o movimiento no graben del todo bien. En estos casos, el estabilizador te proporcionará una mejora considerable que apreciarás al instante.

Además de la facilidad a la hora de grabar, para el espectador será mucho más cómodo focalizar en los puntos importantes del contenido, restando importancia a los aspectos técnicos. Si no se domina, la parte más técnica pueden suponer un obstáculo para la consecución de un vídeo profesional aunque se tenga la mejor cámara del mundo.

Camarografo controlando cámara con estabilizador

El estabilizador puede ser motorizado o manual e incluye la mayoría de funciones para controlar la cámara. (Fuente: Dotshock: 78370582/ 123rf.com)

¿Qué otras formas de estabilización de cámara existen?

Si bien hasta el momento hemos estado hablando de los estabilizadores de cámara externos, es necesario que sepas que existen otras formas de ajustar el movimiento de la cámara durante la grabación. A éste se le conoce como estabilizador óptico, que es básicamente un sistema de desplazamiento de lentes que se coloca en el interior del objetivo para hacer dichas correcciones.

Por otra parte, el estabilizador mecánico, en vez de facilitar el movimiento de la lente, lo que hace es centrarse en el sensor de imagen. La ventaja, por lo tanto, es que todos los objetivos que coloquemos a una cámara de este tipo ya estarán estabilizados. Aunque su rendimiento puede ser menor, existen varios grados de estabilización en las cámaras de este tipo.

¿En qué casos no es posible utilizar el estabilizador de cámara?

Aunque el funcionamiento del estabilizador de cámara pueda parecer sencillo, debe resaltarse que nunca puede esperarse que su uso paralice o ralentice al sujeto que aparece en la imagen. Así pues, el estabilizador nos permitirá reducir solamente el movimiento de la imagen externo, sin poder afectar en el contenido.

Por lo tanto, cuando se desee congelar el movimiento de la persona que se está grabando, lo que debería hacerse es reducir el tiempo de exposición. Para evitar movimientos indeseados en la imagen, deberá reducirse este tiempo, aunque el sistema de estabilización ofrezca la posibilidad de emplear tiempos más largos.

Camarógrafo profesional con cámara y estabilizador

Cuando hablamos de estabilizadores de cámara, no nos referimos solamente a un tipo de instrumento, sino que existen varios. (Fuente: Volodymyr Shtun: 111190374/ 123rf.com)

Criterios de compra

Los estabilizadores de cámara han tenido grandes avances en los últimos años. Si en sus inicios consistían básicamente en aparatos sin motor, actualmente los modelos más avanzados pueden cumplir unas funciones profesionales y a un precio accesible. En este apartado te presentamos los aspectos que deberías considerar antes de hacerte con uno.

Peso

El peso del estabilizador de la cámara no es un elemento menor. Por una parte, tenemos que considerar que la cámara DSLR o de vídeo por si misma tiene ya un peso elevado. Es por ello que añadirle el peso del estabilizador puede dificultarnos la correcta grabación durante largos períodos de tiempo al tener que sujetarlo directamente sin ningún otro apoyo.

No obstante, existen algunos estabilizadores de cámara que se adaptan al hombro, lo que los hace más cómodos. Además, otro de los aspectos que deberemos considerar es el peso de la cámara que vayas a colocar en el estabilizador.

Normalmente, el estabilizador incluye el peso máximo que puede asumir para que no te encuentres con una incompatibilidad más adelante.

Cámara con estabilizador al aire libre

Concretamente, en algunos casos el estabilizador puede llegar a estropear tus imágenes al corregir elementos que debían poseer el movimiento original. (Fuente: Martinkay78: 129951661/ 123rf.com)

Resistencia

La mayoría de estabilizadores de cámara están pensados para ser utilizados en ambientes secos, más bien cuando se busca profesionalizar una producción sin mayor complicación. No obstante, hay otros casos donde los estabilizadores están empezando a abrirse camino, y es en deportes dinámicos como surf, vela o demás.

En estos casos, deberemos tener presente que existe una gran posibilidad de llegar a recibir salpicaduras de agua. Esto no debería ser un problema si se prevé con antelación, adquiriendo un aparato resistente al agua desde cualquier dirección y ángulo. Teniéndolo en cuenta, solo necesitaremos que la cámara sea acuática o que cuente con la protección adecuada.

Batería

Hoy en día, los estabilizadores de cámara más avanzados cuentan con un control motorizado que aumenta las posibilidades de lo que pueden realizar. Éstos pueden ser alimentados por baterías o pilas, según cada modelo. Además, en algunos casos se puede cargar en tiempo real, lo que te permitirá seguir utilizando el aparato sin pausa.

Si vamos a realizar grabaciones de larga duración, deberemos asegurarnos que la alimentación será suficiente para aguantar durante largos períodos de tiempo. De no ser así, podríamos encontrarnos con que a media grabación hemos de prescindir del estabilizador, lo que conllevará una variación en el estilo del vídeo que estemos realizando.

Hombre con estabilizador de cámara

Aunque el funcionamiento del estabilizador de cámara pueda parecer sencillo, debe resaltarse que nunca puede esperarse que su uso paralice o ralentice al sujeto que aparece en la imagen. (Fuente: Welcomia: 82250157/ 123rf.com)

Uso

Generalmente, los estabilizadores de cámara pueden servir para distintos tipos de producciones, tanto si conllevan más movimiento o si son grabaciones más estáticas. De todas formas, con el auge actual de productos de este tipo, cada vez se han ido diversificando más los modelos, por lo que es posible encontrar estabilizadores pensados para distintas actividades.

En concreto, algunos de los estabilizadores mencionados en este artículo, sobre todo los más sencillos, están pensados para grabar actividades de patinaje, carreras de motos, ciclismo, surf, esquí o cualquier otra situación de deportes extremos donde se requiera un mínimo de estabilidad en la grabación.

Material de fabricación

Un material de calidad puede asegurarnos que la vida útil de nuestro aparato será mucho mayor, por lo que podremos disfrutarlo por más tiempo. Los materiales usados para fabricar el estabilizador de cámara añadirán calidad a nuestras grabaciones, además de un mayor nivel de seguridad a nuestra cámara.

En muchos casos, sobre todo cuando se utiliza para deportes extremos, el estabilizador de cámara posee un carril de goma antideslizante para facilitar su uso y evitar que resbale. Este diseño o empuñadura de goma o esponja también facilita que la cámara se ajuste de forma segura al estabilizador. Toda precaución es poca cuando hablamos de aparatos de gran valor.

Estabilizador de cámara en mesa

La mayoría de estabilizadores de cámara están pensados para ser utilizados en ambientes secos, más bien cuando se busca profesionalizar una producción sin mayor complicación. (Fuente: Anutr Yossundara: 116230373/ 123rf.com)

Resumen

Los estabilizadores de cámara son aparatos que cada vez cuentan con más usuarios. Más allá de su uso profesional en grabaciones de calidad para videoclips o publicidad, es habitual ver incluso turistas en las grandes ciudades conectando su cámara al estabilizador. Pero con el auge actual, debemos ser capaces de distinguir los productos de calidad que más nos convienen.

En primer lugar, tenemos que plantearnos si vamos a darle un uso ocasional, para grabaciones más bien estáticas, o si lo nuestro son los deportes y la aventura. Según el tipo de uso, deberás escoger un estabilizador de un tipo u otro, ya que actualmente existen modelos muy distintos entre ellos. En este artículo hemos tratado de profundizar en ellos.

Si este artículo sobre los estabilizadores de cámara te ha sido útil, te animamos a compartirlo en redes sociales y a dejarnos un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Elizaveta Galitckaia: 68566552/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Núria Vila Periodista
Periodista de formación, ahora estoy especializada en marketing digital. Trabajar en este ámbito me permite unir mis conocimientos en tecnología con la comunicación, con el fin de acercar las novedades imparables del mercado al público.