Última actualización: 22/12/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

Para que un coche funcione correctamente y el motor no se vea perjudicado, es importante que el filtro de aire sea eficaz, efectivo y se adapte a cada vehículo con el objetivo de canalizar la entrada del aire hacia el motor.

Asimismo, el filtro de aire deberá estar lo más limpio posible para que el aire que se mezcla con el combustible sea eficiente en el funcionamiento del motor y el coche permanezca en un estado óptimo. En el artículo desgranamos los diferentes tipos de filtros de aire que existen y sus principales características.




Lo más importante

  • Para el mantenimiento de la mecánica del coche, el filtro de aire es imprescindible de cara a que el motor funcione correctamente.
  • Un buen estado del filtro de aire resulta esencial. De esta forma, se equilibra el consumo de combustible y no aumenta, lo que revierte en las emisiones.
  • El filtro de aire se puede clasificar según los materiales que lo conforman, o bien según la propia forma del filtro para adaptarse a los vehículos.

Los mejores filtros de aire para coche del mercado: Nuestras recomendaciones

A continuación, exponemos una selección de los filtros de aire que se encuentran en el mercado que ofrecen mayor rendimiento. De la misma forma, también los aspectos que detallan un filtro u otro en función de sus atributos más destacados.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el filtro de aire para coche

En este epígrafe hablaremos sobre los aspectos más relevantes que contiene el filtro de aire para coche, así como las preguntas más frecuentes de cara a orientar al lector interesado en el tema, como por ejemplo los tipos de filtro de aire más importantes, sus funciones y el mantenimiento.

El filtro de aire se puede clasificar según los materiales que lo conforman, o bien según la propia forma del filtro para adaptarse a los vehículos. (Fuente: macor: 33523091/ 123rf)

¿Qué es un filtro de aire para coche?

Como hemos planteado en la introducción, el coche debe tener el motor en óptimas condiciones para su buen funcionamiento. Para eso, un filtro de aire limpio y en buen estado es lo más recomendable en este sentido.

Y, ¿qué es? Pues se trata de una pieza que canaliza la entrada del aire exterior hacia el motor y que es necesario para su unión con el combustible (tanto en motores gasolina o diésel) para que el coche arranque y funcione lo mejor posible.

¿Cuál es la función de un filtro de aire para coche?

Se ha apuntado brevemente en los párrafos anteriores, pero en cualquier caso, lo exponemos y detallamos. La función principal y primordial de un filtro de aire para coche es asegurar una correcta mezcla del aire que accede al motor del vehículo con el combustible.

De esta manera, se presenta una disyuntiva clara. La positiva es que si el aire que entra a los cilindros del motor está en buen estado y permanece limpio de residuos, el rendimiento será mucho mejor, el consumo menor y, por ello, la contaminación más baja hacia el medio ambiente.

De lo contrario, si el aire que llega al motor está lleno de suciedad, provocará que el motor se pueda ver dañado y se prolongue a otras piezas del coche y, además, la carga de contaminación será más alta y perjudicial.

¿De cuántas tipologías diferentes hablamos de un filtro de aire para coche?

Con carácter general, en los coches se suelen encontrar dos tipos de filtros de aire: filtro de aire del motor y filtro de aire del habitáculo. Además, en función del material con el que están elaborados existen una serie de tipos de filtros de aire para coche diversos.

Debido a la sencillez y un precio muy económico, el filtro de aire de papel o celulosa es uno de los más empleados en el mercado. El filtro de aire de habitáculo contiene un filtro HEPA, que se trata de una tipología que retiene al máximo las partículas que acceden al interior.

El filtro de aire de algodón, el de espuma y el textil tienen una alta capacidad de filtrado y, además, pueden lavarse y reutilizarse, por lo que resultan de gran utilidad. El filtro de aire compuesto por una malla metálica es longevo y precisa de poco espacio para su instalación. Los dos últimos, menos utilizados en la actualidad son el filtro de aire en baño de aceite y en baño de agua.

Para finalizar al respecto, también encontramos distintos filtros de aire para coche en base a la forma de que disponen. Se clasifican en filtro de aire rectangular, cilíndrico, circular y cónico.

Papel Habitáculo Algodón, espuma o textil Malla metálica
Diferencias Económico y sencillo Filtro HEPA, de alta retención de partículas de polvo Filtrado elevado, lavar y reutilizar Poco espacio para colocar y duradero
Según la forma Rectangular, cuadrado o cilíndrico Circular Cónico

¿Cuándo se debe cambiar el filtro de aire para coche?

Depende de muchos factores externos, como por ejemplo de la contaminación que pueda haber en un lugar concreto o las partículas que afecten al motor y deriven en su eficiencia.

Es por ello que, también en base a las recomendaciones de los fabricantes, es necesario sustituir el filtro de aire cada 15.000 o 20.000 kilómetros.

Cabe aclarar que la utilización mayor o menor del coche resulta importante para ello y se decidirá cambiarlo según las necesidades.

¿Qué pasa cuando el filtro de aire del coche está sucio?

En relación con la pregunta anterior y en un sentido similar, es necesario cambiar el filtro de aire para coche cada cierto tiempo o bien según los kilómetros recorridos. Si no, puede suponer un problema para el vehículo y su funcionamiento en general.

En primer lugar, si el filtro de aire está sucio no permite un caudal de aire suficiente para el filtrado óptimo y, por tanto, provoca un aumento en el consumo de combustible.

Por el contrario, si mantenemos el filtro de aire en buen estado, el motor funcionará mejor y el consumo será más equilibrado.

Y, en segundo lugar, debido a que se muestre sucio el filtro, se fuerza al motor más de lo debido y ello conlleva un aumento de las emisiones contaminantes y una propia disminución de la vida útil del motor.

¿Y, en ese caso, cómo se limpia?

Para realizar una limpieza más profunda al respecto, lo más recomendable es extraer el filtro, sacudirlo para quitar las impurezas más superficiales y después insuflar aire, por ejemplo, con un soplador, para eliminar la suciedad.

Más tarde, se puede volver a sacudir la pieza y, además, se debe limpiar el espacio reservado para el filtro en el motor del coche. Si no funciona por algún motivo cualquiera de estos pasos, la opción más viable sería cambiarlo por otro filtro de aire nuevo.

Un buen estado del filtro de aire resulta esencial. De esta forma, se equilibra el consumo de combustible y no aumenta, lo que revierte en las emisiones. (Fuente: algre: 84728869/ 123rf)

¿Hay distinciones entre un filtro de aire para coche con gasolina o con diésel?

En este sentido, no hay diferencias como tal en un coche con motor diésel o gasolina para con el filtro de aire. Si bien es cierto que, si hablamos del primer caso funciona mediante un sistema de compresión para el arranque junto con el aire que entra al motor. Y en el caso de la gasolina, es por medio de una chispa de la bujía.

La clave, o una de ellas, bien sea un coche diésel o gasolina, es que el filtro de aire que contenga sea óptimo para el vehículo y su mantenimiento resulte esencial para el buen estado del motor. Si se filtra menos carga de aire y entran muchas partículas del exterior, el propio motor se verá perjudicado y puede llegar a provocar incluso averías.

Criterios de compra

El filtro de aire para coche es una pieza fundamental del vehículo. En este sentido, su tratamiento y conocimiento para garantizar la eficiencia del motor resulta relevante, con el objetivo de canalizar un aire limpio de impurezas y residuos. En esta parte, se exponen unos criterios para facilitar la compra del filtro que más se ajuste a los requerimientos específicos.

Calidad del material

Tal y como hemos señalado en párrafos anteriores, el filtro de aire para coche es muy importante para que funcione de la mejor forma posible.

Así pues, según el tipo de filtro de aire que utilicemos para el tipo de vehículo, las prestaciones variarán según el material que lo conforme.

De este modo, cuanto mejor sea el material del que se compone el filtro y, además, mejor se adapte a las características del coche y del motor, mejor funcionará. No es lo mismo, por ejemplo, un filtro de aire hecho de papel que uno de espuma o foam.

Universal

El filtro de aire para coche se puede clasificar de distintas formas, como se ha expuesto en la guía de compras. No hay un filtro en concreto que sirva para todos los vehículos, aunque hay muchos que comparten aspectos en común.

En este sentido, el filtro de aire rectangular del coche es el más habitual y, por tanto, el que consideramos como universal por ser el más extendido en el mercado y empleado normalmente en la actualidad.

Para el mantenimiento de la mecánica del coche, el filtro de aire es imprescindible de cara a que el motor funcione correctamente. (Fuente: sergeylapin: 108991918/ 123rf)

Tamaño

Es un criterio que se establece actualmente sujeto a cambios. En este sentido, cada vez se realizan filtros de aire más compactos y de menor diámetro para ajustarlos al coche. Pero tiempo atrás esto no era así y eran más grandes.

El ejemplo más accesible es el filtro de aire circular para el coche. Los vehículos más antiguos o aquellos que contenían un carburador, solían tener un filtro circular que oscilaba entre los 150 y 410 milímetros de diámetro.

Adaptación según coche

Tanto el tamaño como los materiales influyen. Es por ello que hay filtros universales y otros más específicos para el tipo de vehículo que tengamos.

Así pues, los primeros se ajustan y adaptan al coche porque son prácticamente iguales para un vehículo u otro; los segundos en función de los parámetros que contengan y la marca se diseñan para reemplazar en los coches Audi o Seat, por ejemplo.

Resumen

En conclusión, el filtro del aire para coche es una pieza fundamental del vehículo a nivel mecánico. Sin un filtro en un estado óptimo, el motor se vería perjudicado y la potencia del coche también, además de que el consumo de combustible aumentaría. Las emisiones de contaminación también serían más elevadas y nocivas para el medio ambiente.

Así pues, en el texto hemos tratado de exponer lo más importante sobre los filtros de aire, su función y los distintos tipos que existen en el mercado. Asimismo, otros aspectos importantes para conocer el producto en detalle y buscar el que mejor se adapte a las necesidades en función del coche y sus atributos.

(Fuente de la imagen destacada: norgal: 36834912/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones