Última actualización: 17/08/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

La conservación de los alimentos siempre es una necesidad en la cocina. Sin embargo, hacerlo sin ningún orden puede generar un caos a la hora de almacenar tu comida. Si quieres organizar tu despensa de una manera distinta y, además, darle un aire fresco a la decoración de tu cocina, solo necesitas de un recipiente concreto: el frasco de vidrio.

Este popular contenedor se encuentra en la mayoría de los hogares desde la antigüedad. No obstante, su necesidad cobra mayor importancia en la actualidad, ya que a su practicidad se suma el hecho de que su material no es descartable y es sostenible. Si quieres conocer más sobre los frascos de vidrio y su utilidad para tu cocina, este artículo te interesará. ¡Acompáñanos!




Lo más importante

  • Los frascos de vidrio son unos contenedores perfectos para la cocina. Se caracterizan por ser decorativos, atemporales y funcionales.
  • Desde el punto de vista de la sostenibilidad, ofrecen muchas garantías. El vidrio es un material con un gran índice de reciclaje.
  • Si quieres transformar la apariencia de un espacio, el frasco de vidrio es tu aliado. Tiene muchos usos que te ayudarán en esa tarea.

Los mejores frascos de vidrio del mercado: Nuestras recomendaciones

Si los frascos de vidrio se usan desde hace tanto tiempo, será por algo: su funcionalidad. Existe una gran variedad de opciones en el mercado con diferentes características y usos. Si estás pensando en adquirir nuevos recipientes de vidrio, esta selección es para ti. A continuación, hemos elegido las mejores opciones para ayudarte en tu proceso de compra. ¡Echa un vistazo!

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el frasco de vidrio

Seguramente, al comparar un producto envasado en vidrio y otro en plástico tiendas a pensar que el primero es de mayor calidad que el segundo. Esa impresión se debe a una de las múltiples cualidades de estos recipientes: la estética. A pesar de tratarse de un objeto sencillo, probablemente haya aspectos que no conoces. Sigue leyendo esta guía para conocer más detalles sobre ellos.

Los tarros de vidrio se ofrecen en una gran variedad de formatos y capacidades. Elige la tuya en función de tu necesidad. (Fuente: Munro Studio:frz3lprYamA/ Unsplash)

¿Qué tipos de frasco de vidrio hay?

Si pensamos en un bote de vidrio, a todos se nos viene la misma idea a la cabeza. Sin embargo, existen diferentes tipos de frascos de vidrio, adecuados según su uso. En este caso, vamos a clasificar los principales en función de algunos de sus usos.

  • Para conservas alimentarias: Si son estancos, puede ser cualquier frasco de cristal. Sin embargo, los de boca ancha y cierre con tapa de metal son los preferidos. Esto se debe a la facilidad de llenado y al hermetismo de su sistema de cerramiento.
  • Para granos y semillas: Atemporales y prácticos son los envases de clip. Estos botes están realizados íntegramente en vidrio, incluyendo su cubierta. Se articulan con una bisagra y su cierre es hermético. Muy adecuados para almacenar grano, dado su alto índice de conservación.
  • Para líquidos: Puede ser cualquiera de los anteriores, pero son adecuados aquellos que se clausuran con presión. Si buscas un buen receptáculo para tus bebidas, procura que se trate de un frasco de cristal con este tipo de clausura.
  • Para cosmética: De poca capacidad, suelen incorporar un revestimiento interior, cierre de rosca y una tapa interna que evita el vuelco.
  • Con grifo: Estas populares tinajas consisten en un recipiente de vidrio con un grifo de salida. Ideales para mantener frescas nuestras bebidas favoritas en verano.
  • Decorativos: Frascos de cristal para clasificar tus elementos de costura, artículos de bisutería o de papelería. ¿No es buena idea? Estos envases de vidrio son los que combinan tapones de corcho o de bambú con preciosas superficies transparentes.
  • Con asa: Vienen dotados de asa y de tapa, como si de una taza de gran capacidad se tratara. De esta forma, puedes enfriar tus bebidas en la nevera de manera segura.
  • Sin tapa: Muy versátiles. Pueden hacer las veces de florero o de frasco para los lápices. Diferentes y curiosas formas y colores. Deja volar tu imaginación para crear bonitas y prácticas composiciones.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del frasco de vidrio?

Para muchos, se trata solo de un bote de vidrio. No obstante, esta simplificación se debe a que no conocen realmente todos los beneficios que estos contenedores ofrecen. Para que te des una idea de todo lo que puede ofrecerte, lee la siguiente tabla para sacar tus propias conclusiones:

Ventajas
  • Se trata de un objeto reutilizable y versátil
  • Son muy duraderos
  • Sostenible: el vidrio es reciclable
  • Buen poder de conservación de alimentos
  • Transparentes, puedes apreciar su contenido de un vistazo
  • Se esterilizan con garantías de desinfección
  • Gran surtido y variedad de tamaños y capacidades
Desventajas
  • Se trata de un material frágil: cuidado con las caídas
  • En función del tipo de bote, pueden ser pesados
  • Precio más elevados que los de plástico o lata

¿Cómo esterilizar un frasco de vidrio?

No hace falta que seas un científico para que higienices correctamente un frasco de vidrio. De hecho, lo puedes realizar en casa. Una condición indispensable es que el frasco no esté roto, no debe de tener grietas ni fisuras. Existen varias formas de desinfección, pero te vamos a detallar la que creemos más efectiva:

  1. Si bien en nuestros hogares no reunimos las condiciones para una desinfección completa, al menos podemos garantizar una limpieza en profundidad.
  2. Lava bien tus manos y los tarros con agua y jabón.
  3. Introdúcelos en una olla (puedes colocar un paño en el fondo del caldero). El agua debe de cubrir los frascos y recuerda sumergir también sus tapas. Llévalos ebullición y déjalos hervir, al menos, durante diez minutos.
  4. Pasado ese tiempo, y con mucha precaución, sácalos con una pinza.
  5. Colócalos boca abajo en un trapo seco, junto con sus cierres. Para usarlos, deja que se enfríen totalmente y sécalos a conciencia.

¿Cómo decorar un frasco de vidrio?

Decorar es siempre una misión inspiradora y creativa. Todo depende de tus gustos y del uso que le vayas a dar al tarro en cuestión. El vidrio no es un material con mucha adherencia, pero, por el contrario, se presta a muchos acabados. Si quieres cubrir toda la superficie y ganar porosidad, una idea es pintarla previamente. Así, te será más fácil fijar cualquier elemento decorativo.

Si quieres pintar los botes, puedes emplear pintura acrílica específica para cristal. Atrévete a dibujar formas, estampados o palabras. Busca inspiración en diferentes blogs y plataformas, pero recuerda, tú eres tu mejor diseñador.

La variedad de frascos de vidrio es muy amplia, con o sin tapa, para alimentos u objetos, decorativos y/o funcionales. Conócelos mejor para elegir el tuyo. (Fuente: Sharon Mccutcheon: 1148450/ Pexels)

¿Cuáles son las alternativas al frasco de vidrio?

Teniendo en cuenta las ventajas que el frasco de vidrio ofrece, existen productos del mismo tipo que pueden ofrecer algunas de las propiedades (no todas) de estos tarros. En la siguiente lista, te mostramos los principales y sus diferencias con nuestro protagonista:

  • Recipientes metálicos: Las populares cajas de lata, antiguas, pero actuales. De material ligero y bonita estética, son perfectas para almacenar. Por otro lado, no son 100% herméticas. No obstante, sí pueden garantizar un buen almacenaje.
  • Envases de plástico: Abarcan desde los populares tuppers hasta los prácticos recipientes de plástico, están en todos los hogares. Pueden ser herméticos, pero desde luego no son sostenibles como el vidrio.
  • Vasijas de cerámica o porcelana: Bonitas y delicadas, hacen las delicias de cualquier hogar. También son vulnerables, y no son estancos. No se aconsejan para almacenar alimentos.
  • Cajas de cartón: Existen muchos tipos de cartón, incluyendo los de gran resistencia. Su ventaja es que son ligeros y reciclables. Su punto débil es que no son nada herméticos, y es un material vulnerable y endeble.

Criterios de compra

Adquirir un frasco de vidrio parece una tarea sencilla, pero debido a su gran variedad de opciones puede resultar más complicado de lo planeado. Para garantizar una buena elección de compra, repasamos en esta sección los criterios de compra más relevantes a tener en cuenta. Una vez que los memorices, verás qué tan fácil es dar con el tarro adecuado para la organización de tu cocina.

Usos

Parece fácil adivinar el uso que se le puede dar a un bote de vidrio, ¿verdad? Almacenar y listo. Pues no, el frasco de vidrio tiene múltiples usos, y para descubrirlos solo necesitarás un poco de inventiva y echarle un ojo a esta tabla:

Usos Tipo de tarro
Almacenaje Cualquier tipo de tarro válido para el contenido en cuestión
Florero Sin tapa
Dispensador de bebidas Con grifo incorporado
Lámpara Frasco de vidrio grueso
Contenedor de especias De diámetro pequeño
Para productos cosméticos Con tapas interiores antivuelco
Decorativos ¡Todo aquel que te guste!

Cierre

Está claro que la funcionalidad de un frasco de vidrio también reside en su cierre. Existen diferentes tipos de cerramientos, pudiendo clasificarlos en función de su hermetismo. Las principales clases son:

  • Con cierre de clip o de pinza: Se trata de un tarro con una tapa de vidrio, articulado mediante una bisagra. El cerramiento proporciona hermetismo, gracias a la junta de silicona y a su cerradura de metal.
  • Con tapa metálica y cierre de rosca: Los populares tarros en los que compramos alimentos en el supermercado. Hoy en día, también se comercializan en versiones vintage y con tapas de acero inoxidable.
  • Cierre con tapas orgánicas: Las cubiertas, de madera o corcho, no siempre garantizan que no entre aire al interior. Por ello, se recomiendan para guardar y organizar artículos pequeños.
  • Con cierre a presión: En estos frascos, la boca no está ranurada. Esto se debe a que la tapa se embute a presión en el tarro. Suelen ser estancos, por lo que son aptos para albergar alimentos y conservar su frescura.

Capacidad

La capacidad de un frasco de vidrio vendrá determinada por su volumen y espacio interior. Por suerte, existe una amplia variedad de formatos según las cantidades que un bote puede almacenar. Es por ello que no tendrás problemas para adaptar la cabida del frasco a su contenido, ya que hay de todos los tamaños.

Un recipiente pequeño suele tener capacidades que oscilan entre los 20 ml y los 125 ml. Con una dimensión mayor, considerándose medianos, encontramos aquellos que albergan cantidades desde los 250 ml hasta los 720 ml. Por último, los de gran tamaño, que contienen el rango comprendido entre 1 litro hasta los 8 litros. También se comercializan formatos mayores, por lo que todo es cuestión de buscar y encontrar el adecuado.

Para decorar frascos de vidrio, simplemente tienes que dar rienda suelta a tu creatividad. En Internet puedes encontrar muchas ideas para inspirarte. (Fuente: Anthony Shkraba: 4348401/`Pexels)

Reciclaje

Quizás, una de las mejores cualidades que ofrece el frasco de vidrio es su material: el vidrio. Este material es un gran conservador y, además, es reciclable. Esto hace que estos recipientes no solo sean útiles para su función originaria, sino que también resulten sostenibles.

En todos los Estados miembro de la Unión Europea el reciclaje de los residuos de vidrio es obligatorio.

Los contenedores de color verde son los asignados para recoger nuestros frascos y botellas. Por tanto, si ya no quieres utilizar tu envase de vidrio, introdúcelo en su container asignado y contribuye con el medio ambiente. ¡Es un gesto simple que sirve de mucho!

Resumen

Tras indagar sobre el frasco de vidrio, hemos sacado varias conclusiones. Sin embargo, la principal de ellas es que se trata de una opción que corre con ventaja ante otras alternativas para conservar tus alimentos. Esto se debe a su gran utilidad, su diseño compacto, duradero, sostenible e, incluso, decorativo. Este recipiente tiene una amplia variedad de formatos y de usos, haciéndolo un contenedor versátil y práctico.

Si pensamos en almacenamiento, los frascos de vidrio cuentan con dos cualidades principales: hermetismo y esterilización. Ambas son claves para conservar y guardar alimentos. Desde el punto de vista del reciclaje, son recipientes óptimos. Además, son reutilizables, pudiendo otorgarles nuevas vidas según nuestra imaginación.

Si te ha gustado nuestro artículo, por favor, déjanos un comentario con tu opinión y compártelo con tus amigos o conocidos. Créenos, vale la pena invertir en un frasco de vidrio.

(Fuente de la imagen destacada: Arinahabich: 52353564/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones