Nuestro método

Products

12Productos analizados
Hours

32Horas invertidas
Studies

5Estudios evaluados
Comments

87Comentarios recaudados

¿La diabetes es un mundo nuevo para ti? ¿No sabes qué glucómetro resulta más adecuado? Entendemos que esta enfermedad despierta muchas inquietudes e interrogantes. Pero no tienes por qué preocuparte, solo debes tomar las medidas preventivas necesarias para evitar cualquier tipo de problema evitable.

La autoevaluación de tu nivel de azúcar en sangre es una herramienta fundamental para administrar un plan de tratamiento y prevenir complicaciones. Para ello, un glucómetro resulta esencial. En esta guía te contaremos todo lo que necesitas saber sobre este producto para que realices la mejor elección de compra. ¡Comenzamos!



Lo más importante

  • El glucómetro, o medidor de glucosa, es el encargado de medir el azúcar en sangre por medio de un pinchazo en la yema de los dedos.
  • Es muy importante que realices una autoevaluación de tus niveles de azúcar en sangre para prevenir cualquier tipo de complicación evitable.
  • Analiza el almacenamiento de datos que ofrece cada glucómetro. Si cuenta con gran capacidad de memoria, te permitirá consultar tus niveles por un largo período de tiempo.

Los mejores glucómetros: nuestras recomendaciones

El mejor glucómetro pequeño

Este glucómetro de la marca One T se caracteriza y destaca por su formato pequeño y compacto, lo que lo hace muy cómodo para transportar y almacenar. Este práctico aparato para medir la glucosa es uno de los favoritos de los usuarios en Internet. Resulta esencial para la automedición y arroja datos precisos en muy pocos segundos. Además, es delicado con los dedos.

El glucómetro más versátil

Este modelo de glucómetro de la marca Beurer resulta sumamente versátil y funcional. Cuenta con interfaz de PC y tiene diversas posiciones de memoria. Posee un rango de medición de 20-630 mg/dL, 1,1-35,0 mmol/L y un valor promedio de glucemia para 7, 14, 30 o 90 días. Ademas, en solo cinco segundos proporciona datos precisos, por lo que es una opción práctica y confiable.

El mejor glucómetro moderno

Si buscas un glucómetro moderno e innovador, este modelo de la marca Gmate puede ser la alternativa perfecta para ti. Se alimenta desde el teléfono inteligente (o smartphone), no necesita baterías y puede guardar gran cantidad de datos de medición. Además, trabaja con la App Game On, que es totalmente gratis y puede descargarse desde Google Play. Posee formato ergonómico.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el glucómetro

La mala alimentación, algunos medicamentos y el estrés, entre otros factores, afectan la glucosa de tu cuerpo. Si tienes diabetes, es casi seguro que necesitarás un glucómetro para conocer tu cantidad de azúcar en sangre. Este instrumento de medición puede ayudarte a tener un mayor control y a rastrear cualquier fluctuación en tus niveles de azúcar.

Un glucómetro puede ayudarte a controlar mejor tu diabetes y a rastrear cualquier fluctuación en tus niveles de azúcar. (Fuente: Alexander Raths: 30095131/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente un glucómetro?

Para controlar tú mismo los niveles de azúcar en sangre, existen unos dispositivos portátiles y compactos llamados glucómetros o medidores de glucosa. Este aparato lee la cantidad de azúcar a través de una pequeña muestra de sangre, generalmente, de la punta del dedo. En la actualidad, existen más de treinta tipos de medidores de glucosa para el hogar.

Hay muchos tipos de medidores de glucosa disponibles, desde modelos básicos hasta más avanzados (con múltiples funciones y opciones). Y esta variedad no es casualidad: un estudio de 2012 realizado en Estados Unidos informó que entre el 12 y el 14 % de los adultos del país tenían diabetes tipo 2, mientras que entre el 37 y el 38 % fueron clasificados como prediabéticos.

¿Qué beneficios aporta el glucómetro?

El control de los niveles de azúcar en sangre es esencial para el tratamiento de la diabetes. La monitorización proporciona los datos necesarios para ayudar a los pacientes con esta afección y aporta grandes ventajas, como puedes ver en el siguiente listado:

  • Analiza si estás alcanzando los objetivos generales del tratamiento.
  • Te ayuda a comprender cómo la dieta, la vida sedentaria y el estrés afectan los niveles de azúcar en sangre.
  • Controla el efecto de los medicamentos en los niveles de azúcar en la sangre.
  • Permite que los pacientes y los médicos detecten niveles altos o bajos de glucosa en la sangre, lo que facilita los ajustes necesarios.
  • Ayuda a proteger a los pacientes al permitirles confirmar de inmediato la hipoglucemia o hiperglucemia aguda.
  • Ayuda a motivarte hacia un comportamiento más saludable.

¿Cuándo debo reemplazar mi glucómetro?

No hay una fecha exacta para cambiar tu glucómetro, debido a que depende de muchos factores. Pero en general, se recomienda reemplazarlo cada uno o dos años. Este tiempo será prudencial siempre y cuando cumplas con el mantenimiento adecuado, que se basa en cuidar las baterías, limpiar el aparato según las indicaciones y usar tiras reactivas nuevas.

Otra de las formas de saber si es momento de cambiar tu glucómetro, es cuando arroja un resultado de azúcar en sangre inusualmente alto o bajo. En estos casos, deberás volver a realizar la prueba para verificar los números. Si esta situación se repite, entonces sí necesitas consultar para reemplazarlo.

Joyce A. GeneraliDirector del Centro de Información sobre Medicamentos de la Universidad de Kansas

“Cuando obtengas un nuevo medidor de glucosa, conserva el anterior como respaldo, a menos que el médico que trata tu diabetes considere que se ha vuelto poco confiable”.

¿Siempre que un glucómetro arroja resultados inexactos debo reemplazarlo?

La respuesta es un no rotundo. ¿Por qué? Porque estas malas mediciones no siempre se deben a un mal funcionamiento del glucómetro. Antes de desechar el dispositivo, considera los siguientes factores que muchas veces afectan la precisión del medidor:

  • Problemas con las tiras reactivas. Prescinde de las tiras dañadas u obsoletas. Y las que sí sirven guárdalas en un recipiente sellado, lejos del calor y de la humedad. Asegúrate también de que las tiras sean compatibles con tu glucómetro.
  • Temperaturas extremas. Mantén tu medidor de glucosa y las tiras reactivas a temperatura ambiente.
  • Alcohol, suciedad u otras sustancias en tu piel. Lava y seca bien tus manos y el sitio de prueba antes de pincharte la piel.
  • Problemas con el monitor. Inserta completamente la tira reactiva en el monitor.
  • No se aplicó suficiente sangre a la tira reactiva. Toma una generosa gota de sangre en la tira. No agregues más sangre después de haber hecho el procedimiento una vez.
  • Prueba en otro sitio. Si estás utilizando otra parte de tu cuerpo que no es la punta del dedo y crees que la lectura es incorrecta, vuelve a realizar la prueba con tu dedo. Las muestras de zonas alternativas no son tan precisas.
  • La cantidad de glóbulos rojos en tu sangre. Si estás deshidratado o tu recuento de glóbulos rojos es bajo (anemia), los resultados de la prueba pueden ser menos precisos. Aunque debes tener en cuenta que los números que están dentro del 15 %, comparados con la lectura de laboratorio, aún se consideran correctos.

Antes de desechar el dispositivo, considera ciertos factores que muchas veces afectan a la precisión del medidor. (Fuente: Belchonock: 98512012/ 123rf.com)

¿Cuántas veces por días necesito usar el glucómetro?

Tu médico te aconsejará con qué frecuencia debes controlar tu nivel de azúcar en sangre. En general, la cantidad de pruebas depende del tipo de diabetes que tengas y del plan de tratamiento.

  • Diabetes tipo 1. Tu médico te puede recomendar pruebas de cuatro a diez veces por día. Es posible que debas realizarlas antes de las comidas y de los refrigerios, antes y después del ejercicio, previamente a acostarte y, a veces, durante la noche. También es probable que necesites controlarte con mayor frecuencia si estás enfermo, si cambias tu rutina diaria o si comienzas un nuevo medicamento.
  • Diabetes tipo 2. Tu médico puede recomendarte un control varias veces al día, dependiendo del tipo y de la cantidad de insulina que uses. Las pruebas generalmente se recomiendan antes de las comidas y a la hora de acostarte si te estás aplicando múltiples inyecciones diarias. Sin embargo, en el caso de que uses una insulina de acción prolongada, es posible que debas realizar solo una prueba dos veces al día, antes del desayuno y de la cena. Si manejas la diabetes tipo 2 con medicamentos o con dieta y ejercicio, puede que no necesites analizar tu nivel de azúcar en la sangre diariamente.

¿Cuáles son los niveles normales que debería marcar mi glucómetro?

La Asociación Estadounidense de Diabetes generalmente recomienda los siguientes niveles de azúcar en la sangre:

Características Miligramos por decilitro (mg / dL)
Personas de 59 años o menos que no tienen otras afecciones médicas subyacentes. Entre 80 y 120.
Personas de 60 años o más.

Personas con enfermedad cardíaca, pulmonar o renal, o capacidad reducida para detectar niveles bajos de azúcar en la sangre.

Entre 100 y 140.
Antes de las comidas. Entre 80 y 130.
Dos horas después de las comidas. Menos de 180.

¿Cómo se usa un glucómetro?

Tu médico especialista siempre te ayudará a utilizar el glucómetro, pero para que no olvides ningún paso, aquí te los enumeramos:

  • Lava y seca bien tus manos.
  • Inserta una tira reactiva en tu medidor.
  • Pincha el lado de la yema del dedo con la lanceta provista con tu kit de prueba.
  • Aprieta o masajea suavemente tu dedo hasta que se forme una gota de sangre.
  • Toca y sostén el borde de la tira reactiva en la gota de sangre.
  • Mira la pantalla del medidor que te mostrará tu nivel de glucosa después de unos segundos.

¿Qué hago si mi glucómetro muestra altos los niveles de azúcar?

Siempre es importante que tu médico defina si necesitas tomar medicación o inyectarte insulina. Pero tú también puedes colaborar para reducir tus niveles de azúcar en sangre. A continuación, te daremos algunas sugerencias:

  • Haz ejercicio regularmente.
  • Controla tu consumo de carbohidratos.
  • Aumenta la ingesta de fibra.
  • No comas en exceso.
  • Reduce tus niveles de estrés.
  • Invierte tiempo en sueño de calidad.
  • Come alimentos ricos en cromo y magnesio.
  • Prueba el vinagre de manzana.
  • Experimenta con extracto de canela.
  • Prueba la berberina.
  • Come semillas de fenogreco.
  • Pierde algo de peso si estás un poco excedido en kilos.

¿Puedo usar un glucómetro si me diagnostican diabetes gestacional durante el embarazo?

Precisamente, en situaciones como estas un glucómetro se vuelve esencial. Para que tu embarazo llegue a buen puerto es necesario que controles tus niveles de azúcar varias veces por día y que anotes todos los números que arroja el dispositivo. La mayoría de las mujeres con diabetes gestacional deberían tener los siguientes niveles de glucosa en sangre:

  • 95 mg / dL o menos: Antes de las comidas, a la hora de acostarte y durante la noche.
  • 140 mg / dL o menos: 1 hora después de comer.
  • 120 mg / dL o menos: 2 horas después de comer.

¿Cómo debo limpiar el glucómetro?

Algunos glucómetros necesitan una limpieza regular para ser precisos. Usa solo un paño suave humedecido con agua y jabón para evitar daños en las partes sensibles.

Siempre recuerda que no debes utilizar alcohol, limpiadores con amoníaco o abrasivos. Algunos medidores de glucosa contienen alertas electrónicas para avisarte cuándo es el momento de una limpieza.

¿Cuáles son las diferencias entre un monitor continuo de glucosa (MCG) y un medidor de glucosa estándar?

Para que te sea más sencillo y comprensible, en la siguiente tabla verás los beneficios e inconvenientes de cada uno de estos sistemas:

Criterios Monitor continuo Medidor estándar
Función Mide el nivel de azúcar constantemente usando un sensor insertado debajo de la piel. Analiza una gota de sangre a través de una tira reactiva.
Ventajas No requiere de pinchazos en los dedos.

Puede reportar hasta 288 valores de glucosa por día.

Casi todos los seguros de salud lo cubren.

Es muy accesible.

No te inflama la piel.

No necesitas usarlo todo el día.

Desventajas Requiere de controles con los dedos para calibrar la máquina.

Puede haber problemas de inserción.

Los sensores podrían caerse si no se aseguran con adhesivos.

Es caro.

Aún hay poca cobertura de los seguros de salud.

Dolor en la punta de los dedos.

Los suministros pueden ser costosos si no usas las marcas que el seguro te cubre.

Criterios de compra

Debido a la existencia de decenas de modelos de glucómetros en el mercado, es importante que tengas claros algunos aspectos para realizar una compra efectiva. Ten presente los factores que te detallaremos a continuación y no olvides analizarlos. Hicimos una lista con los puntos más relevantes a considerar. ¡Toma nota!

Tamaño

Si bien todos los glucómetros son de mano, algunos resultan más pequeños y fáciles de manejar que otros. Sin embargo, estos diseños compactos también tienen pantalla y números de menor tamaño. Así que, si tienes una visión reducida, deberías considerar un medidor más grande que, además, utiliza tiras reactivas de mayor dimensión.

Algunos glucómetros guardan tan solo trescientas lecturas. (Fuente: Olena Kachmar: 124403779/ 123rf.com)

Almacenamiento

Es importante que realices un seguimiento de las lecturas de glucosa para descartar cualquier problema. Algunos glucómetros guardan tan solo trescientas lecturas. Si esta cantidad es muy baja para ti, considera un medidor con una mayor capacidad de almacenamiento. O elige un modelo compatible con bluetooth que se sincronice con una aplicación en tu smartphone.

Accesorios

Precisamente por la variedad de modelos, existen medidores de glucosa para todos los gustos y necesidades. Algunas de las características especiales que estos dispositivos ofrecen son botones y tiras reactivas grandes y fáciles de manejar, pantallas iluminadas y audios que pueden ser útiles para personas con problemas de visión.

Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos

“Las tiras de segunda mano pueden arrojar resultados incorrectos, por lo que no es seguro usarlas con tu dispositivo. Por ello, no se recomienda comprar ni vender tiras reactivas de segunda mano”.

Atención al cliente

La importancia de asistencia técnica se vuelve primordial cuando hablamos de aparatos relacionados con la salud. Por este motivo, muchos fabricantes de glucómetros incluyen un número gratuito al que puedes llamar para pedir ayuda. Además, elige un dispositivo que incluya instrucciones claras para usarlo. Algunas marcas ofrecen manuales a través de su web.

Cobertura del seguro

Dado que este producto es recetado por médicos, es importante que verifiques con tu proveedor de seguro de salud los detalles de la cobertura. Algunos solo trabajan con modelos específicos o limitan el número total de tiras gratuitas. Consulta esta información para no gastar más dinero del deseado.

Si bien todos los glucómetros son de mano, algunos resultan más pequeños y fáciles de manejar que otros. (Fuente: Zdravinjo: 95978703/ 123rf.com)

Resumen

Como habrás notado, los glucómetros son sumamente útiles y necesarios. Con la ayuda de este dispositivo y de tu médico de cabecera, podrás tener controlados tus niveles de azúcar en sangre. Siempre que tengas preguntas te sugerimos que lo consultes con un profesional de la salud para que te guíe en tu situación particular.

Esperamos que esta guía informativa te haya servido para ampliar tus conocimientos acerca de los glucómetros. Saber que estamos colaborando en el cuidado de la salud, es un plus que genera satisfacción. Así que no desaproveches esta oportunidad, tanto si padeces diabetes como si lo realizas por prevención.

¿Ya has decidido cuál deseas adquirir? Nos agradaría que compartas con nosotros tu elección y que difundas esta guía en tus redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Wavebreak Media Ltd: 10074540/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Soy periodista y correctora de textos. Trabajo escribiendo para diferentes medios de comunicación alrededor del mundo desde hace 13 años. Siempre me apasionó la labor de los periodistas, la investigación, las entrevistas y la excelente escritura. Es por eso por lo que desde hace muchos años vengo trazando este camino, perfeccionándome y superándome día a día.
Daniela es periodista y psicóloga social, sin embargo, ha sabido llevar su carrera a la par de sus deberes como madre de familia. Su principal hobby es la lectura; para ella es mundo de las palabras es, sin duda, su lugar favorito, aunque también en su tiempo libre disfruta del yoga. Ha escrito artículos periodísticos sobre actualidad política y cultural.