Pasar las tardes al aire libre es un lujo que casi todos podemos darnos. Además, las tardes en verano son más largas en las que podemos pasar más tiempo en familia o con amigos. Sin olvidar las siestas de los domingos. Imagina todos esos momentos en una hamaca en tu jardín. Situada en una zona de sombra, donde recibas la brisa del atardecer.

Aunque, no es ley el tener un jardín para tener una hamaca, ya que las puedes colocar en cualquier espacio de tu casa. Para que puedas encontrar la hamaca que mejor se adapte a tus gustos y necesidades, hemos preparado esta guía de compra. Pon mucha atención a todos los detalles que podrás ver en las siguientes líneas. ¡Comenzamos!



Lo más importante

  • Existe una gran variedad de modelos de hamacas. Debes tener claro el uso que le quieres dar a este producto, así conseguirás adquirir la más adecuado.
  • Busca siempre que la hamaca que vayas a adquirir tenga una buena relación entre calidad y precio. Hay opciones económicas, con prestaciones interesantes. También encontrarás algunas que tienen un precio más alto por su calidad, funciones o diseño.
  • Para que puedas elegir aquella hamaca que se adapte mejor a tus necesidades es ideal el analizar ciertos criterios de compra, los cuales analizaremos más adelante.

Ranking: Las mejores hamacas del mercado en México

No. 1: OUTDRSY – Hamaca portátil para acampar

Hecha con nylon de 210T de alta calidad, la hace muy resistente, capaz de soportar desgarros y abrasión. Además, la tela es suave al tacto y fresca. Trae sus cuerdas para colocarla en dos pilares, estas se pueden ajustar. Tiene como medidas 300 cm de largo por 190 cm de ancho, gracias a estas medidas la puedes usar como hamaca o picnic.

No. 2: Idyllic Tulum – Hamaca Blanca Jumbo

Está tejida con tela de algodón, por lo tanto, al tacto es suave, pero muy resistente. Es apta para dos personas, pues su espacio de descanso es de 250 cm de largo por 150 cm de ancho. Cuenta con cuerdas para que sea más fácil anclarla en dos pilares o árboles. Es portátil ya que la puedes quitar y poner las veces que quieras. 

No. 3: Hamaca Doble brasileña de sunnydaze

La puedes usar en el interior o el exterior de tu casa, ya que cuenta con una base de dos pilares donde la podrás colgar. Pueden estar en ella dos personas, pues mide 350 cm de largo por 150 cm de ancho. Los pilares son de acero, lo que los hace muy resistentes, teniendo como capacidad máxima 181 kg (400 lb), para dos adultos promedio.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las hamacas

Ahora que tienes un poco más claro el tipo de modelo de hamaca que podrás encontrar en el mercado es probable que tengas idea de cómo debe ser la que quieres. Has descubierto una serie de opciones interesantes. Además, ahora conoces ciertas características que pueden ser claves a la hora de efectuar tu compra. Pero todavía hay una serie de aspectos que debes valorar.

La hamaca con barra tiene un aspecto similar al de una cama, ya que la tela está siempre estirada.
(Fuente: Vu Thu Giang: Hcmgz1OQa_I/ Unsplash.com)

¿Qué es una hamaca?

No dudamos que ya sabes qué es, pero no está de más el definir qué es una hamaca. Se trata de un tejido que se fija en dos puntos de sujeción para poder recostarse. Cuenta con diferentes soportes y también existe una gran variedad de opciones. Encontrarás modelos de interior y exterior, pero también que pueden ser utilizados en ambos espacios.

¿Qué tipos de hamacas existen por su tamaño?

El tamaño de la hamaca va a definir el tipo de hamaca. Es uno de los primeros aspectos que debes tener claros a la hora de elegir el modelo que mejor cubra mejor tus necesidades. Hemos preparado el siguiente listado con los principales modelos. Ten en cuenta que sus dimensiones determinarán el uso que puedes darle.

  • Hamaca individual. Están suelen tener un ancho de 140 cm. Para colgar los soportes necesitas que exista una distancia de unos 270 cm entre las paredes. Lo habitual es que la distancia entre la hamaca y el suelo sea de como mínimo 120 cm. El peso que soportan se sitúa entre los 120 kg y los 150 kg.
  • Hamaca doble. Su anchura puede estar entre los 140 cm y los 160 cm. El peso máximo que soportan es de unos 200 kg. Necesitarás contar con unos tres metros de lado a lado para colgar la hamaca. La distancia entre el suelo y la hamaca debe ser al menos de 140 cm.
  • Hamaca familiar. Como su nombre lo indica ésta debe ser aún más ancha, teniendo 180 cm de anchura. Está pensada para 4 personas (2 adultos y 2 niños). Necesitas un espacio de 360 cm para colocarla, la distancia al suelo será de 160 cm.
  • Hamaca extragrande. Es la de medidas superiores. No se pueden dar medidas específicas porque hay gran variedad. Se suelen utilizar más que en viviendas, en hoteles, campìngs y otros establecimientos de este tipo.

¿Qué clases de hamacas puedes encontrar?

Pues bien, ahora hemos clasificado por su tamaño, pero también se pueden clasificar gracias a su diseño. Por eso, en este apartado revisaremos los principales modelos de hamacas que puedes encontrar en el mercado. Conocer las alternativas con las que cuentas seguro que te ayuda a tomar la mejor decisión posible. Así que, presta atención.

Modelo Puntos de sujección Fija o movible Secado Cama o envolvente
Sin barra 2. Fija/movible. Variable. Envolvente.
Con barras 2. Fija/movible. Variable. Cama.
De viaje 2. Movible. Rápido. Ambas.
Sillas 1. Fija. Lento.
Con soporte 2. Fija. Variable. Ambas.

¿Qué tipos de fijación para hamacas de interior existen?

Es común que sólo encontremos las hamacas con dos tipos de fijación. Las colgantes en los extremos, es el más habitual. Cada uno de dichos extremos se coloca en una pared. Lo ideal es que pasen por ellas vigas o sean paredes maestras, por supuesto, nunca de tablaroca. Debes contar con la separación necesaria entre ambas paredes. Busca asesoría si es necesario. 

Las puedes encontrar con anclaje en el techo por medio de una cadena o cuerda. El techo debe soportar el peso, puedes buscar asesoramiento para estar seguros. Si es un falso techo o de tabla roca descarta esta opción. La hamaca puede tener un punto de agarre o dos. En el primer caso, se pueden mover de un sitio a otro. En el segundo, balancearse.

Blog Nomad Bubbles

“El origen de la hamaca se remonta a los pueblos indígenas de América Central, que las tejían con la fibra natural de las plantas . Con su diseño suspendido, les ofrecía protección contra los roedores y las serpientes, e incluso, colocaban brasas debajo de ellas para mantenerse caliente y ahuyentar a los molestos insectos”.

¿Cómo colgar las hamacas en exterior?

Sin duda, las temporadas de calor nos invitan a estar más tiempo en el aire libre. Pero para muchos no es necesario salir de su casa para disfrutar en todo momento del buen tiempo. Si cuentas con un patio, jardín o porche, con un relativo espacio, puedes instalar una hamaca. Siempre que dispongas de alguna de estas opciones:

Opción Tipo de hamacas
Dos árboles o dos paredes Hamacas colgantes en los extremos.
Tejado, techo resistente o árbol Cualquier hamaca colgante.

¿Cómo mantener tu hamaca en buen estado?

Como es habitual, las hamacas suelen estar mucho tiempo en el exterior. Es útil que el modelo que elijas esté fabricado con materiales que cuenten con protección para el sol. Recógela cuando no la utilices si está al aire libre. Es cierto que con el tiempo cualquier tejido acabará sufriendo daños debido a los rayos del sol. Pero con unos cuidados básicos alargarán su vida útil.

Una forma de hacer que dure más tiempo es guardarla cuando está bien seca. Evitarás la aparición del temido moho. Si la vas a usar principalmente en exteriores, te interesa apostar por un tejido que absorba la menor cantidad de agua posible. Se secará también en menos tiempo. Antes de usarla, comprueba siempre que esté en buen estado.

Los dos tejidos que más se utilizan a la hora de fabricar las hamacas son los abiertos y los cerrados.
(Fuente: Cara Fuller: BeHRkALwXIw/ Unsplash.com)

¿Cómo sentarte en una hamaca?

Aunque suene un tanto obvio, es fundamental saber cómo sentarnos en una hamaca. Sobre todo, en las que cuentan con barra debes tener cuidado para no perder el equilibrio. Pero los siguientes consejos son válidos para todo tipo de modelos. Lo importante es que los adaptes al tipo de producto que adquieras. No olvides que la seguridad es siempre lo primero.

  • Abre con las dos manos la hamaca.
  • Siéntate de espaldas en la parte central de la hamaca.
  • Ubica tus manos a cada lado de tu cuerpo.
  • Levanta los pies y sube las extremidades inferiores a la hamaca.
  • Gira el cuerpo.
  • Ya puedes recostarte en la hamaca.

Puedes encontrar hamacas con anclajes en el techo por medio de un cadena o cuerda.
(Fuente: Cecilia Medina: YS5P7fEQCD0/ Unsplash.com)

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las hamacas?

Es evidente que ahora manejas distintos aspectos que debe cumplir una hamaca. Pero para efectuar la mejor compra posible, todavía hay una serie de criterios que debes tener en cuenta. Pero antes de conocerlos, es conveniente descubrir cuáles son sus principales ventajas y desventajas. Es importante que las valores al tomar tu decisión final.

Ventajas
  • Algunos modelos son muy atractivos
  • Hay opciones para poder dormir
  • Son muy versátiles
Desventajas
  • Necesitas bastante espacio
  • No todos los modelos resultan cómodos

Criterios de compra

Ya estamos a casi nada de concluir con la lectura. Toda la información que has visto hasta ahora será clave para tomar tu decisión final. Pero antes de hacerlo, es necesario que tengas en cuenta los criterios de compra que te vamos a mostrar a continuación. No los pases por alto, pues con éstas seguro que encontrarás el modelo que mejor se adapta a tus necesidades.

  • Con barra o sin barra
  • Tejidos
  • Resistencia
  • Portátil
  • Seguridad

Con barra o sin barra

Se podría decir que las hamacas con barra son similares a una cama, pues éstas siempre están estiradas. Debes tener cuidado al acostarte en ella, puesto que el tejido no te envuelve. Algo que sí hacen los modelos que no tienen barra. Una hamaca con barra está pensada para el relax. En una hamaca sin barra puedes relajarte, pero también dormir toda la noche sin caerte.

Hay muchos modelos de hamacas que son muy atractivos.
(Fuente: Ostap Senyuk: mdHRaq_pwsI/ Unsplash.com)

Tejidos

Algunos de los tejidos que se emplean a la hora de fabricar una hamaca son los abierto y los cerrados. Las hamacas de tejido abierto, como la cuerda o la malla, permiten una mayor transpiración. También que el aire atraviese el tejido. Por lo tanto, se trata de un material que resultará perfecto si vives en un clima cálido y húmedo.

Mientras que, algunas de las hamacas hechas con tejido cerrado, como las de tela o lona, no permiten que el aire circule con tanta facilidad. Por esa razón, son más adecuadas para los climas más fríos y secos. Pueden ser buenos para dormir al aire libre en la hamaca. Si utilizas este tejido con calor te resultará incómodo, ya que aumentará tu transpiración.

Resistencia

La resistencia se ve afectada por el tipo de mantenimiento que le des. Si es una hamaca de interior no necesitará de muchos cuidados. Pero si va a estar expuesto al exterior, es bueno que tomes ciertas precauciones. Como has visto, apuesta por un tejido que resista bien los rayos del sol. También que soporte la lluvia y que se seque con rapidez.

Portátil

Este criterio es muy relevante, pues si tu hamaca es portátil la puedes mover sin problema, tanto para el exterior de tu hogar como para llevarla contigo a todas partes. Comprueba que cuenta con un instalación rápida y sencilla. También que se pliega con facilidad.

Siempre es mejor que incluya una bolsa para transportarla y todos los elementos de montaje necesarios.

Seguridad

Lo ideal es que todo producto comercializado esté regido bajo una normatividad. Desafortunadamente, en México no se cuenta con una norma que indique cuál deberá ser la calidad de la hamaca, pero sí es un hecho que los tejidos con que se hacen estas hamacas pasaron por un análisis de resistencia para poder ser usadas y garanticen seguridad. Por supuesto, realiza siempre un uso seguro del producto.

Resumen

Si te gusta el pasar largos ratos al aire libre, lo mejor que puedes hacer es adquirir una hamaca. Como has visto, es un elemento perfecto para disfrutar de grandes momentos en el exterior. Pero también cuentas con opciones para colocarla en tu casa, incluso si no tienes demasiado espacio. Lo importante es que encuentres el modelo que mejor se adapte a tus necesidades.

Conoces los distintos tipos de hamacas que hay en el mercado. Ahora ya sabes qué cuestiones es importante que valores. Sabes cuándo utilizar una hamaca con barra o sin ella. También cuál es el mejor tejido, dependiendo del clima. Lo más importante es que tengas en cuenta todo el contenido de esta guía. Si así lo haces, tendrás el éxito garantizado.

Hemos concluido con la lectura. Seguro que te ha resultado interesante toda la información que has visto a lo largo de estas líneas. Si es así, compártela en tus redes sociales. Pero antes, déjanos un comentario. Gracias. ¡Hasta la próxima!

(Fuente de la imagen destacada: Katarzyna Białasiewicz: 105476068/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Como madre de familia disfruto descubriendo nuevos productos para el hogar y escribiendo sobre ellos para que otros también los conozcan. Mi prioridad es ayudarte a seleccionar el mejor artículo posible. ¿Me acompañas?