Última actualización: 09/06/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

El hielo seco ha incrementado su uso en los últimos diez años de manera exponencial. De hecho, sus aplicaciones no paran de crecer. Desde la creación de helados (1) innovadores, pasando por la limpieza criogénica, hasta el transporte de fármacos. En todas estas prácticas se utiliza hielo seco.

Este hielo es dióxido de carbono (CO₂) en estado sólido. El nombre lo recibe porque su temperatura es muy baja. Es decir, se sublima o evapora a -78.5 °C. Su aspecto es similar al hielo tradicional, pero al evaporarse no deja rastros de agua. ¿Estás interesado en saber más? Aquí, te explicamos lo que necesitas saber para adquirir tu nieve carbónica.




Lo más importante

  • Tiene unas características muy superiores al hielo normal y aplicaciones variadas. Por ello, el hielo seco se encuentra, cada vez, en más sectores.
  • Se debe manejar adecuadamente para evitar los riesgos de su tratamiento. Pese a ello, es una opción de enfriamiento con muchas ventajas.
  • A la hora de adquirir hielo seco, sería conveniente que valores ciertos criterios. Por ejemplo, el uso que vas a darle, la forma que debe tener o la maquinaria necesaria, si es el caso.

Los mejores productos para hielos secos: nuestras recomendaciones

A continuación, hemos preparado un listado con los mejores productos que encontramos en el mercado, relacionados con el dióxido de carbono en estado sólido. Aquí, encontrarás variadas opciones y posibilidades relacionadas con el uso, manipulación y generación de este hielo.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el hielo seco

La nieve carbónica, como también se denomina, es dióxido de carbono en estado sólido. Es un elemento bacteriostático y fungistático, es decir, impide la reproducción de hongos y bacterias porque al contacto con el hielo seco envejecen y mueren. Por ello, tiene múltiples usos en áreas bien distintas, desde su aplicación en la práctica de restauración hasta en farmacias. ¿Quieres saber más?, ¡Sigue leyendo!

Tiene unas características muy superiores al hielo normal y aplicaciones variadas. Por ello, el hielo seco se encuentra, cada vez, en más sectores. (Fuente: Grafvision: 66887543/ 123rf)

¿Por qué usar hielo seco?

El hielo seco es dióxido de carbono en estado sólido. Para ello, está a una temperatura de -78.5 °C a presión atmosférica. Este producto resultante, al emitir frío, se convierte en un gas sin pasar por el estado líquido. Es decir, no produce agua ni humedad.

Por esta razón, es un gas seco que reduce el humedecimiento del ambiente. Así, es útil para la conservación de productos sensibles a ella. Por otro lado, no genera residuos. Asimismo, se aplica y transporta con facilidad. Tampoco es tóxico.

Este hielo produce un 270% más de frío que el hielo tradicional de agua. Por ello, se utiliza en diversas áreas. Una de las principales aplicaciones es la conservación de productos perecederos, ya que mejora la calidad microbiológica, previniendo la oxidación. Es decir, hace que los productos se mantengan en óptimas condiciones.

Un solo kilo de hielo seco, genera 136 kilofrigorías cuando se sublima.

¿Qué diferencias hay entre el hielo tradicional y el hielo seco?

La nieve carbónica es dióxido de carbono y el hielo normal es agua. Por ello, llega al estado gaseoso de manera directa. Mientras tanto, el hielo tradicional pasa por el estado líquido. Por lo tanto, la diferencia más aparente es que no deja ningún residuo. No obstante, la principal razón para su utilización, es la cantidad de refrigeración que ofrece frente al hielo clásico, hasta un 270 % más de frío.

Otra ventaja es que el hielo seco tarda bastante en subir su temperatura, por lo que conserva el frío durante más tiempo. De hecho, en volumen, ocupará menos espacio para conseguir la misma efectividad de enfriamiento. Veamos algunas bondades y desventajas.

Ventajas
  • No deja residuos.
  • Alta capacidad de enfriamiento/congelación. Temperatura -78.5 °C.
  • Es aséptico, inodoro y sin sabor
  • No es tóxico.
  • No es inflamable.
  • Acción antimicrobiana.
Desventajas
  • Debe mantenerse en unas condiciones específicas.
  • No puede estar en contacto directo con la piel.
  • Hay que manipularlo de forma adecuada.

¿Qué aplicaciones tiene el hielo seco?

Aunque, quizás, para la mayoría de las personas no sea un producto de uso común, la realidad es que el hielo seco tiene muchas aplicaciones. Te las presentamos a continuación:

  • Alimentación: Usado en el trasporte de alimentos y conservación de materias primas. En las máquinas amasadoras, enfría la masa durante el picado y mezclado.
  • Hotel y catering: Se usa en la presentación de platos, cócteles y elaboración de helados, dándoles un aspecto exótico y de calidad. Muy empleado también en servicios de "catering aéreo".
  • Enología: Refrigeración de la uva.
  • Agricultura: Se emplea para el control de plagas como roedores, topos e insectos.
  • Actuaciones: Efecto “niebla” en espectáculos, eventos y publicidad.
  • Farmacia: En el transporte de muestras, conservación de reactivos y de órganos para trasplantes o estudios.
  • Química: Usado en test de laboratorios. También para el enfriamiento de plantas y reactores.
  • Metalurgia: Tratamientos a temperatura bajo cero, corte parcial. Además, facilita el ensamblaje y el ajuste de piezas por contracción.
  • Limpieza criogénica: Limpia las superficies que hayan sufrido algún tipo de alteración por el agua, como en algunas instalaciones eléctricas.

¿Cómo conservar el hielo seco?

La conservación de la nieve carbónica debe ser adecuada para su correcto mantenimiento. Por lo tanto, deben seguirse las siguientes indicaciones:

  • Almacenar en un local suficientemente ventilado, en contenedores isotérmicos.
  • Si se mantiene en nevera o congelador, hay que tener cuidado con el riesgo de congelamiento, y su posible apertura expansiva.
  • El contenedor no debe ser estanco.
  • Evitar el trasporte en coches.
  • No almacenar el CO₂ en neveras domésticas, para evitar congelar todo lo que hay en ellas.

¿Cómo manejar el hielo seco?

Para el manejo de este hielo, hay que seguir unas reglas básicas. Ya que el uso incorrecto puede ocasionar quemaduras y otros efectos. No es complicado si se siguen los pasos correctos. A continuación, los detallamos.

Recomendaciones
Evitar contacto con los ojos y piel.
Usar guantes protectores.
Nunca almacenar en recipientes herméticos.
No emplear en locales sin ventilación.
No ingerir.
Mantener fuera del alcance de los niños.
No depositar de forma directa sobre suelos laminados o cerámicos.

¿Qué máquinas producen hielo seco?

Aunque puedes encontrar manuales en internet sobre fabricación casera, la realidad es que no es un producto para tratar a la ligera. Por consiguiente, lo adecuado, es comprarlo a fabricantes especializados o adquirir máquinas profesionales para producirlo. Se fabrica con CO₂ líquido, ya que permite que se expanda en la atmosfera, tanto en vapor de gas como en nieve sólida.

La nieve se puede comprimir en forma de pellets u otras variantes. El equipo necesario para fabricarlo incluye un depósito de CO₂ y un sistema de creación de bloques. Después, se almacena en contenedores aislados para su envío o uso inmediato.

Hoy en día, son muchas las empresas que se dedican a la fabricación y distribución. Así, este hielo se envían a cualquier lugar, de manera segura. Por ello, lo más recomendable es adquirirlo siempre en sitios de confianza.

Se debe manejar adecuadamente para evitar los riesgos de su tratamiento. Pese a ello, es una opción de enfriamiento con muchas ventajas. (Fuente: Datsenko: 121517389/ 123rf)

¿Es peligroso el hielo seco?

Aunque, en principio, el dióxido de carbono en estado sólido no es tóxico ni inflamable, un mal uso puede ser peligroso. En este sentido, el contacto con la piel o los ojos puede causar daño a personas y animales. Esto puede ocasionar quemaduras por frío (2) además de otros efectos físicos en el cuerpo.

Uno de los peligros que presenta, es la intoxicación por la acumulación de dióxido de carbono en el ambiente.

Detallamos en la siguiente tabla los riesgos que puede ocasionar:

Riesgos Síntomas Cómo evitar
Congelación por hielo seco El contacto con la piel mata las células, provocando quemaduras. Usar pinzas o guantes al manipularlo y no ingerirlo, aunque se use como cubitos de hielo. 
Asfixia En espacios cerrados reduce la cantidad de oxígeno, sobre todo a la altura del suelo. Emplear en áreas bien ventiladas.
Peligro de explosión Ejerce presión cuando cambia de estado sólido a gaseoso. En recipientes cerrados, puede explotar disparando pedazos que pueden lesionar. No lo selle en una botella, frasco o hielera con llave.

Criterios de compra

Si has llegado hasta aquí, es que realmente te interesa este producto. Si es así, entonces es el momento de ayudarte con la decisión de compra. A continuación, te mostramos los criterios que, después de analizarlos, nos parecen más relevantes a la hora de adquirir nieve carbónica. ¡Vamos con ellos!

Utilización

Es fundamental que tengas claro el uso que vas a darle y los beneficios que ofrece. Ya hemos hablado de su capacidad frigorífica. Asimismo, sabes que al deshacerse no produce residuos. Estas ventajas pueden ser estupendas para preservar comida cuando sales de camping o para trasportar mercancías perecederas, entre otros muchos. En restauración, su uso es cada vez más habitual y nos deja unas presentaciones de platos sorprendentes.

Ya hemos enumerado previamente sus aplicaciones habituales, por lo que tú debes valorar si lo necesitas. Para ello, ten en cuenta el manejo, el almacenamiento y su coste, ya que es superior al hielo tradicional. Asimismo, entabla unos pequeños riesgos que hay que considerar. Aun así, si el uso está entre los mencionados, desde luego es un muy buen producto con estupendas ventajas.

Formato

El hielo seco se consigue habitualmente en tres formatos. Después de la fase de compresión del CO₂, se define su forma, en función de los usos que va a tener. Los formatos más habituales son los siguientes:

  • Escamas: Muy usado en limpiezas criogénicas.
  • Pellets: Usualmente en tamaños de 3 mm y 19 mm. Sobre todo, se usa en conservación de alimentos e industrias farmacéuticas.
  • Bloques: En tamaños de 5 kg en adelante.

Una vez decidido el formato, lo ideal es comprar la cantidad adecuada. Ten en cuenta que debe emplearse de forma inmediata o en un corto periodo de tiempo, dado que su mantenimiento a largo plazo es muy complicado. De hecho, a la intemperie, solo te durará unas 6 horas.

A la hora de adquirir hielo seco, sería conveniente que valores ciertos criterios. Por ejemplo, el uso que vas a darle, la forma que debe tener o la maquinaria necesaria, si es el caso. (Fuente: Tumana: 129062594/ 123rf)

Presentación

En cuanto a su presentación, lo más habitual es encontrar que los proveedores lo venden en bolsas individuales o pequeñas cargas, también llamadas bombonas de CO₂ para sifón. Este último es el que se usa comúnmente en alimentos o bebidas. Otra opción es en cajas de 5 a 30 kg, generalmente en forma de pellets.

Recuerda siempre añadir unos guantes especiales que resistan el frío y unas gafas para proteger tus ojos. Así, evitas los posibles riesgos en la manipulación. Si además quieres informarte de como usarlo correctamente, en función de sus aplicaciones, algunos proveedores tienen manuales descargables para obtener los datos necesarios.

¿Casero o comprado?

Y aquí la pregunta, ¿es conveniente prepararlo de forma casera o comprarlo? Ciertamente no es un producto al nivel del coste del hielo normal y, como hemos mencionado, puedes encontrar muchos videos para hacerlo en casa. Eso sí, solo para un uso muy pequeño y casi de manera experimental. Hay que tener en cuenta que, para obtenerlo, debes manejar bombonas de dióxido de carbono.

Crear hielo seco para usar de forma profesional supone la adquisición de un generador y tener las instalaciones adecuadas (3). Aunque las máquinas son caras, si tu uso es continuado, amortizarás la inversión. Para convertirlo en nieve carbónica se necesita un molde de prensado o cámara previa y después darle la forma adecuada, con una peletizadora.

Por supuesto, nuestra recomendación es que lo adquieras en fábricas verificadas. Por el contrario, si lo necesitas regularmente en grandes cantidades y con rapidez, entonces sí sería conveniente contar con una producción propia. Existen opciones compactadas que realizan todo el proceso. Si estás interesado, hay varios proveedores de este tipo de tecnología entre los cuales decidir.

Espacio para desecharlo

Finalmente, a la hora de comprar hielo seco debes valorar si cuentas con un lugar para deshacerte de él, si ya no lo utilizas o no necesitas el que tienes. Tener en cuenta como tratarlo es fundamental, ya que tiene un inconveniente. No se derrite. Su eliminación debe hacerse por evaporación en un lugar bien ventilado, donde el exceso de CO₂ no suponga un perjuicio.

Nunca debe tirarse en fregaderos, inodoros, desagües o baños porque deteriora las tuberías y los materiales por los que pasa. Tampoco es aconsejable dejarlo en contenedores o en áreas de acceso público.

En consecuencia, lo mejor es abrir el contenedor en el que está y dejar que permanezca a temperatura ambiente, en una zona muy bien ventilada. Verás que va pasando del estado sólido al gaseoso. Tardará en evaporarse entre 1 a 3 días.

Resumen

De seguro, has visto presentaciones o espectáculos sorprendentes con una suave niebla o platos gourmet que parecen del espacio. Eso es dióxido de carbono en estado sólido. Congelado a una temperatura de -78,5 °C.

Con muchísimas aplicaciones, este producto tiene una característica principal. Se deshace sin dejar ningún tipo de humedad. Por eso, se le conoce como hielo seco. Esperamos haberte ayudado con la información de esta guía. Si así ha sido, ¡no olvides dejar un comentario o compartirla con tus amigos, a través de tus redes sociales!

(Fuente de la imagen destacada: Godja: 44069369/ 123rf)

Referencias (3)

1. Ceron Gómez PM. Proyecto de expansión en la producción y comercialización de helados elaborados con hielo seco en la ciudad de Quito [Internet]. Universidad politécnica Salesiana. 2012 [2021].
Fuente

2. Fernández Diego Consuelo. Quemadura por congelación con hielo seco. Caso clínico. [Internet]. Nuberos científica. 2018 [2021]
Fuente

3. Martínez Gómez J. Diseño de una unidad de producción de hielo seco [Internet]. Universidad politécnica de Valencia. 2020 [2021]
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Artículo científico
Ceron Gómez PM. Proyecto de expansión en la producción y comercialización de helados elaborados con hielo seco en la ciudad de Quito [Internet]. Universidad politécnica Salesiana. 2012 [2021].
Ir a la fuente
Reporte y series de casos
Fernández Diego Consuelo. Quemadura por congelación con hielo seco. Caso clínico. [Internet]. Nuberos científica. 2018 [2021]
Ir a la fuente
Artículo científico
Martínez Gómez J. Diseño de una unidad de producción de hielo seco [Internet]. Universidad politécnica de Valencia. 2020 [2021]
Ir a la fuente
Evaluaciones