Última actualización: 02/07/2021

Nuestro método

4Productos analizados

45Horas invertidas

13Estudios evaluados

215Comentarios recaudados

Los individuales suelen utilizarse para organizar comidas rápidas y los manteles para situaciones más formales. Sin embargo, los salvamanteles también son una buena opción para ocasiones especiales. Existen diseños muy elegantes y con materiales de alta calidad que dan un toque más chic a la decoración.

Asimismo, hoy en día existen individuales fabricados con materiales que repelen la suciedad. Por lo tanto, no tendrás que preocuparte por manchas de comida que no se van. También se pueden encontrar salvamanteles que no se mojan o que evitan que entren migas. Suena bien, ¿verdad?




Lo más importante

  • La gran variedad de diseños y de formas consiguen que los individuales se adapten a diferentes ocasiones. Pueden utilizarse tanto para cumpleaños como para cenas de trabajo.
  • Están fabricados con materiales que soportan altas temperaturas, no se manchan ni se mojan. Es por ello que puedes usarlos diariamente y que se mantengan limpios por mucho tiempo.
  • Con los manteles individuales tardas muy poco en poner y recoger la mesa. Asimismo, ocupan un espacio muy reducido, por lo que son fáciles de guardar.

Los mejores individuales del mercado: nuestras recomendaciones

Existen manteles individuales muy variados y para diferentes situaciones. A continuación, te mostramos la mejor selección de cada categoría. Para ello, hemos tenido en cuenta tanto las características de los productos como las opiniones de los clientes:

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los individuales

Tal vez estés interesado en adquirir unos salvamanteles o simplemente quieras saber más acerca de ellos. Para resolver tus dudas, hemos elaborado este apartado en el que respondemos a las preguntas más frecuentes.

familia comiendo

Los individuales se adaptan a todo tipo de ocasiones. Sirven tanto para una comida con amigos como para una cena de trabajo. (Fuente: Mohau Mannathoko: upvUrxqrmro/ unsplash)

¿Qué tipos de individuales existen?

Los salvamanteles se pueden clasificar en dos grandes grupos. Por un lado, existen los reutilizables y por otro lado, los desechables. En la siguiente tabla te mostramos los diferentes tipos.

Desechables Reutilizables
De papel. Ligeros, higiénicos y no se arrugan. Existen algunos impermeables. De plástico o PVC. Son resistentes y fáciles de limpiar. No obstante, algunos plásticos no soportan temperaturas muy altas. Por lo tanto, no son recomendables para platos muy calientes.
De tejido Novotex. Son resistentes a roturas, no se mojan y se mantienen limpios, pero no se recomienda reutilizarlos. De tela. Son de tacto suave y agradable. Sin embargo, se ensucian con facilidad y son difíciles de limpiar.
De Tissue-seco. El aspecto y el tacto es como el de la tela. Aun así, es un tipo de papel. De textiles naturales. Son estéticos y aptos para exteriores. Los más comunes son de mimbre o de yute.
De bambú. Son duraderos y antideslizantes. Pesan poco y son resistentes al calor.

Individuales vs. Manteles

Dependiendo de tus gustos y necesidades, preferirás utilizar un mantel o unos individuales. A continuación, comparamos ambas opciones teniendo en cuenta sus características:

Individuales Manteles
Se pueden utilizar en mesas de diferentes tamaños. Debes tener en cuenta las dimensiones de la mesa a la hora de seleccionar un mantel.
Ocupan poco espacio al guardarlos. Puede ser aparatoso almacenarlos.
Puedes jugar con sus diferentes formas y combinar distintos estilos. Ayudan a destacar la vajilla y el centro de mesa.
Si la mesa es bonita, sirven para darle protagonismo. Cubren toda la mesa consiguiendo un aspecto uniforme.
Son fáciles de lavar. Existen tejidos que se mantienen limpios y no se mojan.
Se adaptan al número de personas. Ocupan toda la mesa aunque solo haya un comensal.

¿Qué individuales elegir para cada ocasión?

¿Alguna vez has tenido que organizar una comida y no has sabido qué salvamantel elegir? Para ayudarte, hemos seleccionado tres tipos de situaciones.

  • Comida formal: Deberás optar por colores neutros y evitar los estampados. También, tienes que tener en cuenta los diferentes elementos de la mesa. De esta manera, te aseguras de que los colores y las formas combinan.
  • Comida de trabajo: Te recomendamos que elijas individuales rectangulares. Los circulares o cuadrados pueden ser más informales. Puedes utilizar estampados, pero que sean discretos.
  • Comida informal: Para esta ocasión puedes elegir estampados y colores llamativos. Además, podrás jugar con diferentes formas y texturas.

¿Cómo limpiar los individuales?

Es muy importante que tras cada uso se eliminen los restos de comida, sino podrán aparecer insectos o incluso formarse moho. Para ello, puedes emplear agua caliente y jabón o dejarlos en agua durante dos horas. Para deshacerte de la suciedad puedes utilizar una esponja o un paño húmedo.

No utilices lejía, ya que puede eliminar el tinte.

Igualmente, hay que prestar atención a los diferentes materiales. Un individual para mesa de tela no debe limpiarse igual que uno de plástico. Esto se debe a que se dañan con facilidad. Los de tela requieren mayor cuidado y se deben retirar las manchas con rapidez. De no ser así, la suciedad podría no eliminarse por completo.

individuales para lavar

Para limpiar los manteles individuales no es necesario utilizar productos químicos muy fuertes. Además, podrían dañar los materiales. (Fuente: Volodymyr Hryshchenko: WU9dA3C4R28/ unsplash)

¿Dónde guardar los individuales?

La gran ventaja de los individuales es que son fáciles de guardar. Aun así, se deben almacenar en un lugar adecuado para ellos. Es recomendable agruparlos en cajones con un ambiente seco y sin polvo, donde no entre la luz. Al no ocupar mucho espacio, el cajón podrá ser pequeño.

En lugar de situarlos junto a los trapos o las servilletas, se deben colocar con los manteles. Si quieres evitar que se formen arrugas, debes doblarlos lo menos posible. De esta manera, será más fácil de plancharlos y ocuparán menos espacio en el cajón.

Criterios de compra

En el mercado existe una gran variedad de individuales para mesa. Para encontrar los más adecuados para ti, debes tener en cuenta algunos criterios. Así, te aseguras de que vas a realizar una buena compra. Te los explicamos a continuación.

Tamaño

Los individuales se adaptan a mesas de diferentes tamaños. Aun así, es recomendable medir las dimensiones del comedor. De otra forma, cabe la posibilidad de que adquieras salvamanteles muy grandes y que se solapen entre ellos.

También supone un problema comprar individuales muy pequeños. Pueden llegar a ser poco prácticos si no entra toda la vajilla dentro. De todos modos, existen unas medidas estándar para algunos individuales.

Las dimensiones habituales de los salvamanteles rectangulares son 30 x 45 cm. Si, en cambio, quieres optar por unos de forma circular, el diámetro suele ser de 37 cm.

Materiales

Se pueden encontrar individuales fabricados con distintos materiales. En la siguiente tabla te mostramos los más comunes y sus características.

Material Características
Fibra natural Es suave, resistente y de gran duración. Además, no contamina el medio ambiente.
Plástico Pesa muy poco, es impermeable y soporta altas temperaturas. Por lo tanto, es apto para platos calientes.
Vinilo (PVC) Es resistente a rozaduras, flexible y se mantiene intacto por muchos años.
Tela Dependiendo del tejido, se pueden conseguir cualidades como la impermeabilidad, la resistencia al rasgado, la elasticidad o la capacidad de soportar altas temperaturas.
Bambú Destaca por su gran resistencia y duración. Asimismo, es apto para ambientes húmedos y al mismo tiempo, soporta muy bien el calor.
Mimbre Pesa muy poco y es fácil de moldear. También es de gran durabilidad.

¿Son fáciles de limpiar?

Los individuales más difíciles de limpiar son los de tela. Por lo tanto, te recomendamos que los reserves para situaciones especiales. En su lugar, es mejor utilizar salvamanteles de plástico o de vinilo para el día a día. Con pasar un paño húmedo será suficiente para eliminar las manchas.

Cabe destacar que hoy en día existen manteles individuales antimanchas. Están fabricados con materiales que repelen la suciedad y los líquidos. Por lo tanto, no tendrás que preocuparte por manchas difíciles de quitar. Además, podrás reutilizar los salvamanteles diariamente.

ganchos de ropa

Por lo general, los salvamanteles se lavan con gran facilidad. Es más, existen incluso aquellos que repelen la suciedad. (Fuente: Karolina Grabowska: 4495940/ pexels)

Calidad

Como los individuales son un producto de uso cotidiano, es importante seleccionar aquellos de mayor calidad, a no ser que prefieras unos salvamanteles desechables. En este caso, la calidad no es un criterio indispensable.

Por lo general, los manteles individuales están fabricados con materiales resistentes y duraderos. No obstante, cabe la posibilidad de encontrarte con algunos que, a primera vista, parecen ser de un material, pero que en realidad son de otro de menor calidad. Es por ello que debes prestar atención a su fabricación.

Forma

Existen individuales diseñados con distintas formas. Puedes jugar con ellas y realizar diversas combinaciones. De esta manera, consigues dar dinamismo al comedor. En el siguiente listado te mostramos algunas de las diferentes opciones:

  • Rectangulares: Son los más comunes y utilizados en las comidas formales. Tienen espacio suficiente para poner los cubiertos y los vasos. De esta manera, protegen la mesa de posibles daños.
  • Ovalados: Son una buena opción si te has aburrido de los individuales rectangulares. Son parecidos a los anteriores y ocupan más o menos el mismo espacio. Sin embargo, estos son más informales.
  • Circulares: A no ser que adquieras unos de gran tamaño, lo más normal es que no te quepa parte de la vajilla dentro. Esto es un aspecto a tener en cuenta, ya que los cubiertos y los vasos podrían rayar la mesa.
  • Cuadrados: Ofrecen un poco más de espacio que los circulares, pero igualmente parte de la vajilla se queda fuera. Si tienes un comedor que se puede dañar con facilidad, te recomendamos optar por unos rectangulares u ovalados.

Resumen

Los individuales son una buena alternativa a los manteles. De hecho, en algunos aspectos son incluso mejores. Por ejemplo, son más fáciles de colocar, de guardar y de limpiar. Esto los convierte en un buen producto para utilizar diariamente. Su gran variedad de formas y de diseños permiten variar la estética del comedor.

Dependiendo de la ocasión, podrás conseguir un aspecto más formal o más atrevido. Además, sus diferentes materiales se adaptan a tus necesidades. Puedes encontrar individuales que soportan altas temperaturas, antideslizantes o incluso impermeables. Es por ello que son un buen producto que te facilita tanto poner la mesa como recogerla.

Si te gusto nuestro artículo y te resultó útil, ¡compártelo en tus redes y déjanos un comentario!

(Fuente de la imagen destacada: Vidal Balielo: 2337800/ pexels)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones