Irrigador dental
Última actualización: 05/05/2020

Nuestro método

36Productos analizados

25Horas invertidas

4Estudios evaluados

89Comentarios recaudados

La salud bucodental no es un juego. Un pequeño problema en la boca puede convertirse en un auténtico dolor de cabeza. Es por ello que mantener una buena higiene en esta zona del cuerpo resulta esencial para prevenir distintas enfermedades y evitar molestias innecesarias. Sin embargo, a veces no basta con cepillarse los dientes tras cada comida.

¿Y qué pasa con la estética? Tampoco nos olvidamos de ella. Porque una sonrisa cuidada no solo potencia la salud, sino también tu imagen. Levantarte cada día como si estrenases dentadura produce una sensación única: te da seguridad y eso los demás lo notan. Afortunadamente, tienes un claro aliado que te ayudará a conseguir una sonrisa bonita y sana: el irrigador dental.



Lo más importante

  • Los irrigadores dentales ayudan a mantener alejadas las bacterias y, por lo tanto, innumerables enfermedades que pueden, incluso, resultar letales.
  • Existen irrigadores dentales portátiles que te permiten mantener una buena higiene bucodental independientemente del lugar en el que estés.
  • Al momento de la compra, debes evaluar aspectos importantes como los recambios y los accesorios. Conviene que consigas un irrigador bucal al que puedas cambiar la boquilla una vez que esta cumpla su ciclo útil. Repasaremos estos y otros factores en la sección “Criterios de compra”.

Los mejores irrigadores dentales: nuestros favoritos

El irrigador dental favorito de los compradores online

Este irrigador dental de Waterpik es el preferido de los compradores en Internet. Resulta muy simple de usar y elimina el 99,9 % de la placa. Es una excelente opción para tratamientos ortopédicos, implantes y otros trabajos dentales. Además, su depósito no requiere relleno y se puede lavar en el lavavajillas. Está aprobado por la American Dental Association (ADA).

El irrigador dental con mejor relación calidad-precio

Si buscas un irrigador dental de primera calidad a un precio accesible, este producto de Waterpik puede ser una excelente alternativa para ti. Resulta muy simple de usar y es más efectivo que el hilo dental. Además, dejará tus encías sanas y tus dientes brillantes rápidamente. Incluye un depósito para uso con suministro de baja presión de enjuagues antibacterianos.

El irrigador dental más compacto

Este irrigador dental de la marca Waterpik se destaca por su diseño ultra-compacto, el cual te permite optimizar espacio. Además, cuenta con un cepillo de dientes eléctrico, 5 puntas de hilo de agua, 2 cabezales de cepillo, estuche de viaje y estuche para almacenar las puntas. Aparte, elimina el 99,9% de la placa y actúa como limpiador, blanqueador y masajeador.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los irrigadores dentales

Tradicionalmente, cuando se habla de mantener una buena higiene bucodental, lo primero que se suele mencionar es el cepillo de dientes y, en ocasiones, también el hilo dental. Sin embargo, los mejores irrigadores dentales pueden darte un plus de limpieza que estos dos productos por sí solos no garantizan. A continuación, te contaremos todo sobre esta práctica herramienta.

Una buena higiene bucodental tiene un impacto crucial en tu salud general, ya que muchas bacterias que se alojan en la boca pueden llegar a atacar otras zonas del cuerpo. (Fuente: Kuznecova: 87961660/ 123rf.com)

¿Qué es un irrigador dental y para qué sirve?

Seguramente, tu dentista te haya hecho más de una vez una limpieza dental. ¿Recuerdas lo que ha usado para ello? ¡Sí, un irrigador dental! Obviamente, un irrigador dental profesional difiere en diversos aspectos del que tú puedes adquirir, pero la esencia está ahí: una herramienta que utiliza un chorro de agua a presión para limpiar tus dientes.

Pero, ¿por qué resulta tan útil? Básicamente, porque su función es la de eliminar la suciedad que se instala en zonas de la boca donde ni el cepillo ni el hilo dental son capaces de llegar. Poner un freno a estos residuos resulta importantísimo, ya que, de lo contrario, te expones a sufrir de caries, inflamaciones, sarro u otras complicaciones como las enfermedades periodontales.

Es verdad que la compra de un irrigador dental implica una inversión importante, pero se suele amortizar el costo en tan solo un año. Principalmente, porque una mejor salud dental te ayudará a ahorrar, a la larga, en dentistas. Además, aun siendo varios en casa, no necesitarás más que uno, ya que muchos modelos permiten ser utilizados por diversas personas.

Los irrigadores dentales portátiles son la mejor opción para cuando viajas con frecuencia, pero no quieres renunciar a lucir una sonrisa perfecta. (Fuente: Kuznecova: 81116617/ 123rf.com)

¿Qué ventajas y desventajas tienen los irrigadores dentales?

Una mala higiene bucal puede complicar tu salud más de lo que crees. Las bacterias que se acumulan en la boca son capaces de desplazarse hasta otras zonas de tu cuerpo y provocar condiciones extremas de difícil solución. Es por esto, y por otros motivos, que resulta importante utilizar un buen irrigador dental:

Ventajas
  • Permiten mantener los dientes blancos, lo que se traduce en una sonrisa más atractiva.
  • Ayudan a combatir la halitosis.
  • Están especialmente diseñados para eliminar la suciedad que el cepillo y el hilo dental no son capaces de combatir.
  • Potencian la salud de las encías, con lo que las fortalecen y evitan que aparezcan diversas enfermedades.
  • Ayudan a reducir el sarro, así como previenen la aparición de caries.
  • En las personas con ortodoncia u otras intervenciones odontológicas, ofrecen un extra de limpieza realmente útil.
  • Pueden utilizarse en todo tipo de bocas gracias a que se configuran para obtener diferentes niveles de presión.
  • Ayudan a prevenir las inflamaciones bucodentales como la gingivitis.
  • Su aplicación es realmente sencilla.
  • Existen modelos portátiles para que, aunque viajes, tu higiene bucodental no se vea afectada.
Desventajas
  • Requieren una inversión inicial algo elevada.
  • Son aparatos voluminosos que, por lo general, necesitan estar conectados a la corriente eléctrica.

¿Cómo se usa exactamente un irrigador dental?

Todo dispositivo electrónico enfocado a la higiene necesita de una serie de pautas que asegurarán resultados óptimos y alargarán su vida útil. Y el irrigador dental no es la excepción. Aunque no te costará demasiado aprender la mecánica, a continuación te detallaremos paso a paso cómo se usa este práctico aparato:

  1. Antes de nada, debes haberte cepillado los dientes. El irrigador dental es necesario, sí, pero no deja de ser un complemento, no la base.
  2. Rellena el depósito del irrigador dental. Si padeces de sensibilidad dental, procura utilizar agua templada. También puedes usar enjuagues bucales.
  3. Una vez que tengas el depósito lleno, coloca la boquilla correspondiente en el aparato y, posteriormente, sitúa este en tu boca.
  4. Si es la primera vez que lo usas, recurre mejor a presiones bajas. Una vez que te acostumbres a la sensación, ya podrás ir aumentando el nivel de presión.
  5. Enciende el aparato y enfoca el chorro a presión sobre la zona que deseas limpiar. Recorre toda la dentadura para asegurarte de que no dejas ningún residuo potencialmente perjudicial.
  6. Una vez hayas concluido, lava y seca el depósito en caso de que nadie más vaya a usarlo después. Tampoco te olvides de hacer lo propio con la boquilla. De este modo, evitarás que esta acumule residuos y que, como consecuencia, acabe por ensuciar más que limpiar.

Tengo ortodoncia, ¿puedo utilizar un irrigador dental?

Aunque tu dentista no te haya mencionado que puedes usar un irrigador dental con ortodoncia, la respuesta es sí. De hecho, diversos estudios apuntan a que el uso de este complemento durante el periodo de braquets aumenta la limpieza respecto al hilo dental o al uso exclusivo del cepillo de dientes. También reduce el sangrado en las encías y otros problemas gingivales.

Recuerda cambiar las boquillas de tu irrigador dental cada seis meses aproximadamente. Si no lo haces reducirás notablemente la eficacia de la limpieza. (Fuente: Kachmar: 116442968/ 123rf.com)

¿En qué otras situaciones puede ser útil un irrigador dental?

Aparte de mejorar la higiene bucodental en portadores de ortodoncia, los mejores irrigadores dentales también son útiles en muchas otras situaciones. Eso sí, recuerda cambiar la boquilla cada seis meses aproximadamente. Pero volviendo a lo que nos ocupa, hemos elaborado una tabla en la que mencionamos diversas situaciones y la razón por la que este producto resulta útil:

Situación Motivo por el cual es recomendable el uso de un irrigador dental
Fumador Ayuda a que ni la nicotina ni el alquitrán se adhieran a los dientes, lo que impide que estos se debiliten o desarrollen placa dental más rápido de lo normal.
Implante dental Si se usa con presiones de pulso o masaje, el irrigador dental es una excelente opción para limpiar implantes. De hecho, existen cabezales específicos para esta tarea.
Consumidor de café Los irrigadores dentales ayudan a combatir el tono amarillento que produce el consumo excesivo de café. Eso sí, si esta sustancia, u otras que manchan, ya han hecho mella en tus dientes, el irrigador dental no podrá solucionarlo.
Empastes Permiten mantener una buena higiene y aumentan la vida útil del empaste. Pese a ello, debes utilizar una presión de agua moderada para evitar desplazamientos o desprendimientos indeseados.
Sensibilidad en las encías Precisamente, una buena higiene dental ayuda a que las encías sufran menos. El irrigador es clave en esto. Sin embargo, debes usarlo también con presión de pulso o de masaje, ya que las presiones más altas pueden producir molestias.

Criterios de compra

Ya estás más cerca de poder competir con Katy Perry, Jennifer Lawrence, Zac Efron o George Clooney por el premio a la mejor sonrisa del mundo. Sin embargo, aún queda el paso más importante: la compra de uno de los mejores irrigadores dentales del mercado. Para facilitarte la elección, hemos agrupado los criterios que debes tener en cuenta a la hora de invertir.

Fuente de alimentación

Los irrigadores dentales pueden ser un tanto esclavos cuando exigen estar enchufados a la corriente eléctrica. Si lo tuyo es la higiene bucodental, pero no quieres renunciar a la movilidad, decídete por un modelo que no necesite estar enchufado cuando lo utilices. Para ello, debes invertir en algunas de las opciones que funcionan con batería de litio o a pilas.

Si buscas una opción para tu familia o no quieres rellenar el depósito durante la limpieza, opta por un irrigador dental de gran capacidad. (Fuente: Lisitsyn: 129147682/ 123rf.com)

Portabilidad

Además de la movilidad durante su uso, también está el factor de la portabilidad. Si viajas con frecuencia y reducir la perfección de tu sonrisa no es una opción, opta por opciones portátiles. Lógicamente, suelen tener una capacidad menor que los modelos tradicionales, pero te permiten mantener tu sonrisa impecable independientemente de donde te encuentres.

Presión

Cuanto mayor potencia, mejor limpieza. Eso sí, esta debe ser regulable para adaptarse a las diferentes circunstancias de cada uno. Por ello, invierte en opciones que permitan configurarse de diversos modos. Por ejemplo, si tienes implantes dentales o unas encías sensibles, tu irrigador dental debe poder funcionar en modo pulso o masaje, ya que si no te creará problemas.

Capacidad

Ya hemos hablado de que los irrigadores portátiles poseen menor capacidad, por lo que no hay mucho más que señalar en este sentido. Sin embargo, para los modelos domésticos, existen innumerables alternativas. Si el producto lo va a usar toda tu familia, o simplemente necesitas una limpieza extensa y no quieres estar rellenando el depósito, compra un modelo de gran capacidad.

El irrigador dental es una gran inversión para potenciar tu higiene bucodental en caso de que estés bajo tratamiento con ortodoncia. (Fuente: M Suria: 111737317/ 123rf.com)

Recambios y accesorios

Este es un aspecto que muchos usuarios ignoran, pero que jamás debes obviar. No vale de nada comprar un irrigador dental cuyas boquillas sean prácticamente imposibles de sustituir. Te recordamos que, a lo sumo, deben cambiarse cada seis meses. Por ello, opta por un modelo que no presente dificultades a la hora de comprar recambios o accesorios que potencien su utilidad.

Resumen

Hasta no hace mucho, lucir una sonrisa perfecta estaba al alcance de muy pocos. Ahora, gracias a los irrigadores dentales, puedes mantener tu dentadura blanca y limpia las veinticuatro horas. Y no solo por motivos estéticos, ya que los mejores irrigadores dentales, baratos o no, ayudan también a prevenir y combatir innumerables condiciones nosológicas.

Sin embargo, antes de empezar a disfrutar de sus bondades, debes considerar ciertos criterios de compra importantes, tales como la portabilidad del modelo, su configurabilidad o la capacidad de su depósito. Si actúas en base a ellos, podrás elegir el mejor irrigador dental del mercado, que no es otro que el que mayor adaptación ofrezca a tu situación y circunstancias personales.

Si este artículo de Sin Cable te ha sido de ayuda, haznos sonreír a nosotros compartiéndolo en tus redes sociales y dejando un comentario en la sección correspondiente.

(Fuente de la imagen destacada: Gushcha: 78474485/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Sergio Fernández Traductor, filólogo y redactor de textos
Como redactor de contenidos y traductor, para mí, escribir es un trabajo de orfebrería que debe servir para adornar y completar la vida del lector. En cuanto a mi vida personal, no concibo el mundo sin los discos de vinilo, la poesía de Jaime Gil de Biedma, mis dos gatos (Molly y Cohen) y el clutch time de la NBA.
Daniela Yacub Periodista
Daniela es periodista y psicóloga social, sin embargo, ha sabido llevar su carrera a la par de sus deberes como madre de familia. Su principal hobby es la lectura; para ella es mundo de las palabras es, sin duda, su lugar favorito, aunque también en su tiempo libre disfruta del yoga. Ha escrito artículos periodísticos sobre actualidad política y cultural.