Jaula para agapornis
Última actualización: 05/05/2020

Nuestro método

27Productos analizados

26Horas invertidas

5Estudios evaluados

89Comentarios recaudados

¿Quién no quiere un hogar lleno de colores y alegría? Llegar a casa y tener como compañeros a unos seres cantarines da pura felicidad. Y por eso es que los agapornis se han hecho tan populares como mascotas. Estas aves son pequeños loros que pueden vivir perfectamente en un hogar, siempre y cuando se respeten sus necesidades.

Lo más importante que tendrá tu agapornis será su jaula (y a otro animal de su especie para compartirla). Un buen espacio influirá en su felicidad y calidad de vida. Por ello, vamos a ayudarte a crear el hábitat bonito y confortable que tus agapornis necesitan. ¡Conoce cuáles son las mejores jaulas para estas vistosas aves!




Lo más importante

  • Los agapornis son animales muy amorosos que necesitan de sus compañeros de especie para ser felices. Por ello, se suelen tener a dos de estas aves juntas en las jaulas.
  • Una jaula bien equipada y situada en una parte de la casa con buenas condiciones meteorológicas será un hogar perfecto para tu mascota.
  • A la hora de comprar una jaula, busca un modelo específico para agapornis. No vale cualquier espacio. Debe ser rectangular o cuadrada para no desorientar al animal. Además, necesita de complementos esenciales para la felicidad de estas aves.

Las mejores jaulas para agapornis: nuestras favoritas

La jaula para agapornis favorita de los compradores online

Esta jaula de la marca Vision es la preferida de los compradores en Internet. Está especialmente fabricada para agapornis, loros y cacatúas. Tiene un tamaño amplio que permite a las aves moverse y volar libremente. Además, su base se despliega para una fácil y rápida limpieza. Por otra parte, posee un protector que ayuda a mantener los residuos dentro de la jaula.

La jaula para agapornis más decorativa

Además de resultar amplia y confortable para los agapornis (entre otras aves), esta jaula es sumamente bella y ornamental. Tiene un estilo retro que combina con todo tipo de ambientes y decoraciones. Incluye dos cajas de comida, un poste y una escalera de madera maciza. También tiene un columpio y otra escalera de llamativos colores para que los pájaros jueguen en ellos.

La jaula para agapornis más resistente

Esta jaula para agapornis de la marca Tiken está fabricada con materiales altamente resistentes y duraderos, como el hierro y el metal. Por otra parte, cuenta con un botón pulsador de seguridad que evita que el ave se escape. También posee una bandeja que se saca fácilmente, lo que agiliza y simplifica su limpieza. Además, tiene un diseño muy estético y vistoso.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las jaulas para agapornis

Si quieres tener una de estas aves en tu vida, deberás conocer sus particularidades y comprarle una jaula y accesorios adaptados a sus necesidades específicas. De esta manera, podrá saltar y piar de felicidad. Para facilitarte la elección, hemos elaborado una guía de compras con las respuestas a las preguntas más frecuentes de los usuarios en relación a los agapornis.

Agapornis en jaula

Los agapornis son animales muy amorosos que necesitan de sus compañeros de especie para ser felices. (Fuente: Kurhan: 64387134/ 123rf.com)

¿Qué caracteriza a los agapornis y para qué necesitan una jaula?

Los agapornis son aves originarias de África, pertenecientes a la familia de los loros. En singular se llaman «agaporni», pero es tan común que vivan acompañados que se les suele denominar en plural. Y es que la mayor particularidad de estos animales es su enorme fidelidad a sus parejas. Muchos los han bautizado como «el pájaro del amor». Siempre van en pareja o en grupo.

Estas aves necesitan una jaula para no correr el riesgo de perderse si echan a volar. Los agapornis criados en interiores no sabrán, probablemente, cómo sobrevivir solos. Por eso, hay que crear un espacio en el que estén seguros y tengan lo que necesiten. Por ejemplo, la jaula debe ser amplia para que se sientan bien. Además, debe contar con complementos destinados a su diversión.

¿Cuántos agapornis deben vivir en una sola jaula?

Dos como mínimo. Los agapornis necesitan de la compañía de sus iguales para darse mimos y compartir el día a día. Es parte esencial de su naturaleza. No se aconseja mezclar diferentes especies. Y si vas a juntar más de dos, necesitarás una jaula más grande. Eso sí, a la hora de unir a dos o más agapornis dentro de un mismo espacio, hay que seguir algunos consejos:

  • Proceso de cuarentena para el recién llegado. Lo ideal es que estos animales lleguen juntos a convivir al mismo espacio. Si no es así, a la hora de incluir un nuevo pájaro al grupo, éste debe pasar un proceso de cuarentena en otra jaula. Así se comprobará que no tiene enfermedades.
  • Fíjate en el sexo de los agapornis. Por muy amorosos que sean estos animales, no todos tienen por qué llevarse bien (como le sucede a cualquier especie del planeta). Hay más probabilidades de éxito al unir dos agapornis de diferente sexo.
  • Volar para conocerse. Es recomendable que el primer contacto entre los agapornis sea volando. Escoge un lugar seguro de la casa y suelta a tus alegres pájaros.
  • Convivencia paulatina. Deberás dejar al nuevo agapornis en una jaula separada, aunque cerca de los animales con los que va a convivir. Así, podrán ir conociéndose antes de llegar a vivir juntos.
  • Unir a los animales en una jaula nueva. Si ves que se llevan bien, los expertos aconsejan comprar una jaula nueva para unir a los agapornis. Así, ese nuevo hogar no será un territorio de nadie y eso le ahorrará muchos problemas a los nuevos integrantes de la bandada.
  • A más agapornis, mayor la jaula. Hay quienes tienen varios animales de esta especie en el mismo espacio, pero divididos por parejas, con dos agapornis en cada jaula.
  • Mejor dos o más que uno solo. Puedes tener un solo agapornis, pero hay más probabilidades de que desarrolle comportamientos extraños y que no esté realmente feliz.
pareja de agapornis

Una jaula bien equipada y situada en una parte de la casa con buenas condiciones meteorológicas puede ser un hogar perfecto para tu mascota.
(Fuente: Pechnun: 80329435/ 123rf.com)

¿Dónde se debe situar una jaula para agapornis?

Estos animales necesitan de aire fresco y mucha luz, por lo que su jaula debe estar en un cuarto de la casa que tenga estas condiciones, pero sin que el sol les pegue de frente durante muchas horas (y evitando las corrientes de viento). El lugar tiene que ser tranquilo y con poco tránsito de personas. Aunque son animales sociales, el ruido puede provocarles estrés.

Hay que evitar que haya plantas cerca, porque a estos animales les encanta picotear y algunas pueden resultar tóxicas para su organismo. Además, las pueden destrozar con sus picos. Si el lugar donde se sitúa es fresco, no será un problema durante el día, pero deberás cambiar la jaula de sitio durante la noche a una parte más cálida de la casa.

¿Cómo puedo saber si mis agapornis no son felices en su jaula?

Hay ciertos comportamientos de estas aves que nos demuestran que nuestra mascota no vive en un ambiente que le hace feliz. Por ejemplo, cuando un agapornis se estresa, se arranca sus plumas. Los agapornis felices pían y revolotean; comen y beben a menudo. Por lo tanto, si ves al animal muy quieto, silencioso y comiendo poco, puede estar triste.

También notarás que están felices cuando se limpian unos a otros, se dan de comer o comparten los accesorios de la jaula. Muy distinto es cuando se dan picotazos o emiten ruidos poco melódicos. En este último caso, probablemente uno esté atacando al otro porque la convivencia no le resulta agradable.

Linda ave en su jaula

Hay que evitar que haya plantas cerca, porque a estos animales les encanta picotear y algunas pueden resultar tóxicas para su organismo. (Fuente: Chaiko: 116053989/ 123rf.com)

¿Puedo permitir a mis agapornis salir de su jaula?

Sí puedes, pero no lo hagas el primer día que estén en tu casa. Básicamente, porque necesitan previamente tener mucha confianza en ti para que posteriormente quieran volver a su «casita». Acércate a su jaula varias veces al día y háblales suave. No les acerques la mano hasta que no los veas receptivos. Y lleva en la mano comida que les guste.

Cuando ya haya una relación estrecha, podrás abrir la puerta y poner tu mano en ella. El animal comprenderá que puede posarse sobre ti. Si se sube a tu dedo, sácalo de la jaula muy despacio. Con el tiempo, puedes enseñarle a ir sobre tu hombro y a que vuelva a su jaula. Lo ideal es que lo hagas mediante un sonido que él asocie a estas rutinas.

¿Cómo puedo mantener la limpieza en la jaula de mis agapornis?

Como sucede con cualquier jaula para pájaros, el suelo que rodea a este espacio se puede ensuciar. Los animales comen y beben, hacen sus necesidades, saltan, juegan y, en épocas de muda, pierden algunas de sus plumas. Es muy común que en la base de la jaula haya una bandeja que recoja todos los desechos y que se pueda retirar fácilmente para su limpieza.

Cuando vayas a comprar la jaula, asegúrate de que lleve una rejilla que impida al ave tener acceso a la bandeja, y que esté a unos centímetros de altura sobre esta. Podría ser peligroso para la salud del animal si aterriza en la base y juega con sus excrementos. La rejilla sirve para separar a tus agapornis de estos desechos antes de limpiarlos.

Criterios de compra

Ahora que conoces mejor a los agapornis, ya sabes que no les va a servir cualquier jaula. De hecho, la jaula que le compres es una decisión de máxima importancia para la convivencia. Para que adquieras el espacio ideal, según tus necesidades y las de tus «pajaritos», tendrás que tener en cuenta unos criterios esenciales. Son los siguientes:

Tamaño

Los agapornis son animales pequeños, por lo que la jaula no tiene que ser gigante, pero sí espaciosa. Cuantos más tengas, mayor deberá ser su casa. Si optas por integrar solo un agapornis a tu vida, se recomienda que la jaula mida unos 60 cm de largo, lo que da al animal espacio para moverse y volar. Si vas a integrar más miembros al grupo, debe ser mayor.

También es importante que la puerta de la jaula resulte amplia para que el animal pueda entrar y salir por ella cuando lo vayas a dejar revolotear libre. La distancia entre los barrotes no debe ser muy amplia para que este pájaro no pueda quedarse atrapado entre ellos cuando esté jugando, pero sí lo suficiente para que se sienta libre. Por ejemplo, 1,5 centímetros es ideal.

Diseño

Como mencionamos a lo largo del artículo, los agapornis necesitan una jaula acorde a sus necesidades específicas. Y esto también tiene que ver con el diseño. Debes fijarte en ciertos aspectos muy importantes, como la forma, la base, la colocación de los barrotes o el techo de esa «casita» donde vivirán tus coloridas aves. Estos aspectos son:

Parte o diseño de la jaula Cómo debe ser
Forma Cuadrada o rectangular. Ninguna especie de loro, agapornis incluidos, pueden estar en una jaula redonda, porque los despista mucho cuando vuelan (ya que necesitan de ángulos).
Base No es obligatorio, pero en muchas ocasiones estas jaulas vienen con un pie. La parte que se apoya en el suelo normalmente lleva ruedas para trasladar la jaula. La base debe ser amplia para que no se caiga cuando los agapornis salten o jueguen en su «casita».
Techo La parte superior de la jaula puede tener diferentes formas. No hay ninguna en especial que vaya a ser mejor para los agapornis. Es más que nada una cuestión ornamental.
Puertas Tienen que ser amplias para que el pájaro pueda salir y entrar cómodamente. Y deben llevar un seguro que facilite su apertura por fuera, pero que impida que los animales puedan abrir desde adentro.
Asa Muchas jaulas incluyen un manija en el techo para trasportarlas fácilmente de un lugar a otro.

Complementos

Los complementos harán de la jaula de tus agapornis el hogar que se merecen. Con ellos puedes ambientar un espacio que se asemeje a su hábitat natural. Serán esenciales los comederos y los bebederos. Además, los momentos de ocio resultan fundamentales para estas aves, por lo que requieren de palos donde poder colgarse, de columpios y de cuerdas.

Materiales

El material de la jaula debe ser resistente, porque sus picos son fuertes (y tienden a picotear). Por lo tanto, se aconseja el hierro. Tienes que evitar la madera y el plástico. Si la jaula está pintada, debe especificarse que esta pintura no resulta tóxica. Por otra parte, los materiales deben estar totalmente libres de plomo y de zinc.

Resumen

Los agapornis son animales sociables que perfectamente pueden vivir en un hogar. Recuerda que a la hora de integrar estas aves a la familia debes conocerlas bien y darles los complementos necesarios para que tengan una vida feliz. Estos pájaros, una especie de loros más pequeños, son cantarines y alegres, siempre que les guste el lugar en el que viven.

Una amplia y bonita jaula, llena de sus complementos favoritos y (si es posible) con más de un agapornis dentro, puede ser un lugar ideal para estos animales. Realmente, con ellos pueden crearse relaciones estrechas y de confianza. Se les puede enseñar a seguir ciertas normas cuando salen de su jaula y compartir momentos muy tiernos.

Esperemos que te haya gustado este artículo. Si tienes amigos que tengan agapornis o estén pensando en adoptar, comparte esta guía de Sin Cable con ellos. Si tú tienes uno o varios de estos animales, nos encantaría que nos cuentes tu experiencia en los comentarios.

(Fuente de la imagen destacada: Herman: 91165180/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Max Mérida Redactor
Padre de dos adorables gatos, Molly y Susy. Apasionado por la redacción y los animales. Me encanta escribir y aquí tengo la oportunidad de hacerlo sobre mascotas. Con mis artículos espero poder ayudar a todas aquellas personas que desean darle lo mejor a sus animales.
Daniela Yacub Periodista
Daniela es periodista y psicóloga social, sin embargo, ha sabido llevar su carrera a la par de sus deberes como madre de familia. Su principal hobby es la lectura; para ella es mundo de las palabras es, sin duda, su lugar favorito, aunque también en su tiempo libre disfruta del yoga. Ha escrito artículos periodísticos sobre actualidad política y cultural.