Última actualización: 26/07/2021

Nuestro método

4Productos analizados

45Horas invertidas

13Estudios evaluados

215Comentarios recaudados

Muchos de nosotros tenemos un documento, fotografía u otro tipo de papel o imagen que quisiéramos que se encuentre protegido. Para que no sufra del desgaste de los años, posibles accidentes con líquidos o roturas, existe el laminado. Este proceso de plastificado puede desarrollarse en el hogar con una laminadora en frío.

Esta máquina es una solución simple y rápida para proteger cualquier quipo de papel. ¿Cómo? En una de las caras del material se adhiere una capa fina de plástico para protegerlo y conservarlo. Puede ser utilizado en fotografías, pendones, documentos, pegatinas, carteles y más.




Lo más importante

  • Una laminadora en frío te será de utilidad para conservar una gran variedad de materiales.
  • Existen laminadoras en frío manuales y automáticas.
  • Su gran beneficio es que mantiene la calidad del gráfico impreso en el material laminado.

Las mejores laminadoras en frío del mercado: Nuestras recomendaciones

Hemos seleccionado las mejores laminadoras en frío del mercado. Es importante destacar que cada una de ellas posee características que las diferencian de las demás. Dentro de esta selección se encuentran las plastificadoras domésticas e industriales. De seguro, alguna se ajustará a lo que necesitas.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre una laminadora en frío

Dentro de la gran variedad de laminadoras en frío que existe, tal vez se nos dificulte un poco escoger la que mejor se adapte a nuestras necesidades. Por lo tanto, hemos dado respuesta a las preguntas más comunes.

La mujer está laminando papel en la laminadora de la máquina laminadora en tipografía.

Una laminadora en frío te será de utilidad para conservar una gran variedad de materiales. (Fuente: shurikdoz: 130840449/ 123rf)

¿Para qué sirve una laminadora en frío?

Una laminadora en frío puede utilizarse para una gran cantidad de materiales. Te permitirá cumplir con diversas actividades. Dependiendo de lo que necesites, para tu día a día o tu negocio.

  • Conservar documentos importantes
  • Proteger carteles y pósteres de la lluvia y el sol
  • Hacer portadas para libros y cuadernos
  • Realizar material educativo para niños
  • Laminar fotografías

Sin importar lo que necesites proteger, obtendrás muy buenos resultados. Estamos seguros de que una laminadora en frío te será de mucha utilidad.

¿Cómo se utiliza una máquina laminadora en frío?

¡Todos podemos utilizar una laminadora en frío! Solo será necesario conocer cuáles son los pasos a seguir para utilizarla de manera segura. Es importante que siempre leas las instrucciones antes de operar cualquier tipo de máquina. Siempre considera tu seguridad a la hora de instalarla y utilizarla.

En general, la mayoría de las laminadoras se utilizan de la misma forma. En principio, se debe colocar el material a laminar en una bolsa de laminación. Luego, se introduce en la laminadora. Si la máquina es manual, se debe mover la manivela para comenzar con el proceso. Si es eléctrica, solo enciéndela. En pocos segundos tendrás tu material laminado.

¿Cuáles son los beneficios de laminar en frío?

En el mundo del laminado hay diversas opiniones en cuanto a la preferencia de laminar en frío o con calor. Sin embargo, queremos que tú puedas decidir la que desees usar con tus propios argumentos. A continuación, te presentamos una serie de aspectos que te será útil conocer sobre el laminado en frío.

  • Se mantiene la calidad del gráfico impreso, ya que no se hace amarillenta la imagen ni pierde su color vibrante.
  • Se conserva por mayor tiempo el material laminado.
  • No es necesario esperar para utilizar la máquina laminadora en frío.
  • La posibilidad de accidentes por altas temperaturas es nula.

Luego de conocer sus beneficios, considera si cada uno de ellos se adaptan a tus expectativas y necesidades a la hora de realizar tus laminados.

Tomando en cuenta esta información, podrás saber si esta máquina es conveniente para ti.

¿Qué tipos de laminadoras en frío existen?

Aunque no lo creas, en el mercado se encuentran distintos tipos de laminadoras en frío. Estas pueden diferenciarse por su uso. Asimismo, tu elección dependerá de la frecuencia de uso a la cual se destinará, el tipo de materiales a laminar, su finalidad y demás aspectos.

Tipo Tamaño Grosor Finalidad
Uso convencional automática Hasta A4 Desde 75 hasta 125 micras Escuelas, oficinas y documentos personales
Uso ocasional automática Hasta A4 Desde 80 y 125 micras Hogar y oficina
Uso diario manual Hasta 390 mm Hasta 5 mm Imprenta

Cada laminadora en frío está dirigida a suplir una necesidad con características específicas. Por lo tanto, es importante que reconozcas cuáles son los aspectos que requieres cumplir. De esta forma, la que escojas te servirá de mucho por mucho tiempo.

¿Laminadora en frío o una plastificadora?

Muchas personas consideran que una laminadora en frío es igual a una plastificadora. No obstante, entre ellas hay diferencias notables. A continuación, te presentamos los aspectos en los cuales se caracteriza una laminadora en frío de una plastificadora.

Laminadora en frío Plastificadora
Temperatura Frío Calor
Laminado 1 cara Ambas caras
Protección Media alta Alta
Película Delgada Muy gruesa

Luego de conocer las diferencias entre ambas, podrás elegir la correcta, dependiendo de lo que necesites. Ten en cuenta que la mejor será la que se adapte a tus requerimientos, sea para tu trabajo, pasatiempo u otras actividades.

Criterios de compra

¿Te has decidido por una laminadora en frío? Conocer cada uno de los siguientes aspectos te será de utilidad para escoger la mejor laminadora en frío que se adapte a tus necesidades. ¡Toma nota!

Uso

Una laminadora en frío puede utilizarse sobre diferentes tipos de materiales. Algunos de ellos son: papel bond, cartulina, papel fotográfico, vinilo y muchos más. Asimismo, además de las laminadoras para el hogar existen las de uso industrial. Además, hay laminadoras de distintas medidas, estas pueden abarcar desde una simple hoja tamaño carta hasta carteles.

Antes de adquirir tu máquina, te recomendamos meditar cuál será el uso que le darás. ¿Con cuánta frecuencia la utilizarás? También debes fijarte en el grosor y medida máximo que admite y en el tipo de papelería que necesitas laminar. A partir de ello, estarás más cerca de elegir la correcta.

Tamaño

La mayoría de las laminadoras en frío, sean manuales o automáticas, tiene la capacidad de laminar varias medidas de papel. Pero, ¿crees que una sola tenga la capacidad de tener todas las medidas? Imposible. Es por ello que es importante considerar qué materiales necesitas laminar.

También se encuentra la posibilidad de realizar laminaciones en medidas personalizadas. Normalmente, este aspecto se encuentra presente en laminadoras industriales. En cuanto a las de uso doméstico, las medidas tienden a ser pequeñas. La mejor para ti será aquella que se ajuste a las medidas de laminados que desees realizar.

Laminadora de aluminio

Muchos de nosotros tenemos un documento, fotografía u otro tipo de papel o imagen que quisiéramos que se encuentre protegido. (Fuente: zefart: 34119225/ 123rf)

Accesorios

Para tener tu material laminado completamente listo no solo necesitarás de una laminadora en frío. Será necesario retirar el remanente de la funda de laminación y perfeccionar sus esquinas. Piensa lo frustrante que debería ser enterarse de esto en el momento que lo necesitas y no poder hacerlo. Ahora ya lo sabes, ¡de nada!

Algunos vendedores de estas máquinas incluyen con tu compra algunos de estos accesorios. Entre ellos se encuentran los redondeadores de esquinas y cortadores para el final de la hoja laminada. Pero, no solo esto. También suelen incluir algunas fundas de laminación como regalo por tu compra.

Recuerda que siempre estará especificado en tu compra todo lo que incluye tu máquina.

Funcionalidades extra

Existen muchas variedades de laminadoras en frío. Por tanto, cada una se ajusta a las necesidades de un determinado grupo de usuarios. Cabe destacar que algunas son perfectas para espacios pequeños. En cambio, otras facilitan el proceso de laminación. Incluso, podrían incluir ambas funcionalidades.

Algunas de ellas tienen funciones para optar por diferentes tipos de laminación. Tienes la posibilidad de realizar el trabajo en frío o con calor, solo debes presionar un botón. Algunas cortan el final de la hoja laminada, al salir el material de la máquina. Por último, se pliegan para ocupar menos espacio en tu mesa de trabajo.

Resumen

Una laminadora en frío nos ofrece muchísimas funcionalidades y beneficios. Los cuales te facilitarán diversas tareas en tu día a día. Puedes usarla en un taller, institución educativa, oficina y hogar. Además, podrás conservar los papeles que requieres que sean guardados por muchos años.

No olvides repasar los criterios de compra antes de decidirte por una. Si te gustó esta guía de compras, ¡compártela en tus redes sociales! Tal vez, alguien también la necesite.

(Fuente de la imagen destacada: alfredhofer: 50290033/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones