Última actualización: 27/07/2021

Nuestro método

4Productos analizados

45Horas invertidas

13Estudios evaluados

215Comentarios recaudados

Las lámparas son dispositivos que han evolucionado a lo largo de la historia, existiendo antes de que se inventara incluso la electricidad, cuando funcionaban con aceite. Las lámparas de pie, aquellas que cuentan con un soporte en el suelo, se emplean tanto para dar luz y calidez a una estancia como para actividades específicas que necesiten estar bajo una iluminación directa que aporte mayor concentración.

Con el paso de los años, estos aparatos tan útiles han ido ganando mayor funcionalidad y se han acabado convirtiendo en un accesorio clave para brindar, además de luz, personalidad y estilo a cada espacio. Para que te enteres de todo lo que te puede aportar tener una buena lámpara de este tipo, hemos creado esta guía en la que te mostraremos todas sus posibilidades. ¡No te la pierdas!




Lo más importante

  • Las lámparas de pie se colocan en el suelo y se mantienen por sí solas, sin ningún tipo de apoyo. Normalmente, se conectan directamente a un enchufe, pero las podemos encontrar incluso inalámbricas.
  • Se adaptan a todo tipo de ambiente que se quiera crear, ya que ofrecen diferentes formas de iluminación, lo que las hace objetos muy versátiles.
  • Existen gran variedad de diseños únicos y originales, que además de alumbrar, decoran y llenan de estilo los espacios de tu hogar.

Las mejores lámparas de pie del mercado: Nuestras recomendaciones

Los avances en la tecnología han permitido que artículos como las lámparas de pie puedan realizar muchas más funciones que antes ni se imaginaban. Si no estás informado acerca del desarrollo que han tenido, te sorprenderás al descubrir la cantidad de modelos y diseños que existen. A continuación, te dejamos nuestra selección para que conozcas un poco de lo mejor que puedes encontrar en el mercado.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las lámparas de pie

El sector de la iluminación es cada vez más amplio. En el mundo de las lámparas de pie, a medida que pasa el tiempo, ofrece artículos con más funcionalidades y que generan un menor consumo energético. Si quieres saber lo que se preguntan los usuarios sobre este tema, quédate a leer nuestra sección.

cuarto moderno

Las lámparas de pie aportan personalidad y brindan el toque final a cualquier núcleo decorativo. (Fuente: Leah Kelley-6480707/pexels)

¿De qué partes consta una lámpara de pie?

Las lámparas de pie son aquellas que se colocan en el suelo y se mantienen por sí solas, sin ningún tipo de apoyo. Normalmente, se conectan directamente a un enchufe, pero las podemos encontrar incluso inalámbricas.

Existen gran variedad de diseños únicos y originales, pues su principal función, además de alumbrar, es la de decorar el espacio.

De forma general, las partes que forman una lámpara de pie son:

  • Pie o base sólida: Se mantiene firme en el suelo y constituye el soporte del dispositivo.
  • Báculo o columna vertical: De altura variable, que se extiende desde la base.
  • Una o más bombillas: Proporcionan la iluminación. La intensidad y la dirección de la luz pueden variar.
  • Pantalla o tulipa (si es de tamaño pequeño): De material traslúcido, difumina la luz y protege la vista de la luz directa de la bombilla.

Podemos encontrar estas piezas en una gran variedad de estilos, cada una con sus propias ventajas funcionales. Como resultado, las lámparas de pie se convierten en un dispositivo muy fácil de personalizar y de adaptar a todos los gustos.

¿Cuáles son los beneficios de usar lámparas de pie?

Ya hemos visto las partes que componen una lámpara de pie y una selección de las mejores del mercado, pero ¿por qué comprar un artículo de este tipo? En la siguiente lista te enumeramos los motivos:

  1. Ahorrarás mucha energía. Contar en casa con este tipo de producto, evita que tengas la luz principal encendida todo el tiempo. Así, si además usas el brazo de lectura que incluyen algunos modelos, y adquieres una que soporte bombillas LED, el ahorro será significativamente mayor.
  2. Hay modelos que incluyen el poder orientar la luz hacia donde tú desees. De esta manera, alcanzas huecos y rincones de la casa que una lámpara de techo nunca cubriría. Además, esta función te permite, de igual forma, crear un ambiente acogedor y especial en la habitación.
  3. Si te aburres y quieres redecorar la habitación, puedes moverla y cambiarla de lugar fácilmente.
  4. Son muy fáciles de limpiar y no necesitas subir a una escalera o desmontarla para hacerlo.
  5. Tienes multitud de modelos para escoger y colocar a juego con tu estilo de decoración en casa.
  6. Son accesibles para todos los bolsillos. Por un precio muy económico, puedes comprar una lámpara bonita y de buena calidad.
  7. Otorgan elegancia a cualquier lugar, pudiendo colocarse en diferentes estancias de la casa.
  8. Ocupan muy poco espacio, pudiendo colocarla en rincones donde no entraría otro elemento.
  9. Se pueden usar para leer, trabajar o estudiar ocasionalmente, hacer manualidades, crear focos de luz, dividir el espacio y una larga lista de actividades.

¿Qué tipos de lámparas de pie existen?

Las lámparas de pie pueden dividirse en distintos grupos según muchos aspectos y características. Algunas de las clasificaciones principales son las siguientes:

En función de su pantalla

Pantalla Descripción
Tipo tambor Presentan una abertura del mismo tamaño arriba y abajo. Son las clásicas de siempre, que proporcionan una iluminación cálida que se distribuye de manera uniforme por la habitación.
Estilo japonés Suelen cubrir todo el pie. Usualmente tienen un diseño artesanal, y suelen estar fabricadas con materiales como papel, o tejidas con seda o lino.
Tipo cónica Suelen tener una base más ancha, y direccionan la luz hacia abajo. Son más tradicionales y tienen un aspecto más rústico.
Sin pantalla De estilo más contemporáneo y moderno, existen modelos que no tienen pantalla que recubra la bombilla.
Con cabezal flexible Estos modelos tampoco tienen pantalla, sino un cabezal que puede moverse con facilidad dirigiendo la luz al punto deseado. Son una muy buena opción para espacios de lectura o trabajo, ya que no ocupan apenas espacio, pudiendo colocarse en rincones estrechos y proyectar la luz hacia donde necesitemos. Asimismo, se recomienda que se ajusten a una altura de unos 150 cm.

En función de la iluminación

Luz Descripción
Luz de ambiente El tipo más común que podemos encontrar. Se usan para proporcionar iluminación general a una habitación. Cuentan con una pantalla tradicional, que distribuye la luz de manera homogénea para que incide de manera semidirecta, lo que las hace perfectas para estar en un rincón de la sala o junto a un sofá o sillón.
Luz de lectura Proporciona una luz más directa y enfocada que otros tipos, ofreciendo una iluminación brillante al espacio que se encuentra directamente debajo. Es ideal para rincones de escritorio o mesas donde realizamos actividades diarias o trabajos.
LED con luz en la columna Este tipo se distingue porque distribuye la luz hacia arriba. Esta característica única de este estilo de lámpara hace que la luz sea más acentuada que la iluminación de ambiente o de lectura y puede dar una sensación de mayor amplitud.

Según su forma y función

Forma Descripción
Clásicas Constan de una base, una columna o armazón largo y recto y una pantalla que puede ser de tela o papel. Además de para crear espacios de luz, las lámparas de pie clásicas se emplean mucho para llenar el espacio como elemento decorativo.
De arco Estas lámparas se distinguen, principalmente, porque su columna tiene forma curva. La base se suele colocar debajo de un mueble (sofá o sillón, por ejemplo) y el armazón sube por el respaldo y la luz incide desde arriba o desde el lateral. Son muy cómodas en actividades como leer o tejer.
Orientadas hacia el techo Como su nombre indica, este tipo de lámparas de pie son erguidas como las clásicas. No obstante, la luz no incide ni hacia un lado ni hacia abajo, sino para arriba. Esto hace que la luz se refleje en el techo y cree un ambiente sutil y delicado.
De mango flexible Modelos regulables, son aquellos que tienen más de una luz. Parecido al anterior, pero con la diferencia de que estos suelen contar con un brazo de lectura flexible, que proyecta una luz adicional más potente en caso de necesitar mayor intensidad. Así, una bombilla superior puede orientarse al techo para iluminar sutilmente y la otra hacia abajo para una actividad concreta.
Con mesita incorporada Además de tener la función de iluminar, cuenta con soportes como estantes o mesas para colocar objetos o decoración.

¿Dónde se pueden colocar las lámparas de pie?

A la hora de comprar una lámpara, no basta con elegir una cuyo diseño te resulte atractivo. El lugar donde la coloques puede ser determinante y cambiará por completo la atmósfera de esa estancia. Las lámparas de pie no deberían estar limitadas a permanecer siempre junto al típico sofá en el salón. Al existir tantos modelos, diseños y estilos, dan mucho juego para decorar cualquier espacio de la casa.

Las lámparas de pie se pueden usar en un comedor, un dormitorio, un despacho, el jardín o, incluso, en la cocina. En una habitación, por ejemplo, hacen de sustitutas a la típica lámpara de mesita de noche cuando esta es pequeña o, simplemente, no la tenemos. Por otro lado, solo con poner un complemento de este tipo crearás un rincón ideal en cualquier zona de paso como un pasillo.

Te recomendamos elegir tu modelo en función del uso que le desees dar y el espacio donde la quieras colocar, pues hay diseños más adecuados que otros para según qué lugares. No es lo mismo una lámpara de pie para iluminar un comedor, que una para lectura o como creadora de ambiente.

¿Sabías que, dependiendo del color de las paredes y el suelo, debes calcular cuántos puntos de luz necesitas y la potencia necesaria de la bombilla? Los colores oscuros hacen los espacios más pequeños, por lo que deberás proporcionar mayor iluminación al espacio para contrarrestar el efecto. En paredes y suelos claros, la luz potenciará la sensación de claridad y amplitud.

¿Cómo funcionan las lámparas de pie con control remoto?

¿Quieres encender o apagar la luz de tu lámpara, pero no te apetece levantarte a hacerlo? ¿Te gustaría poder variar la intensidad o el color de la iluminación para transformar el ambiente? Con la herramienta adecuada es posible. Para esto, entre otras cosas, se implementó el control remoto en las lámparas. Hoy en día, la tecnología en este sector ha avanzado hasta conseguir que encendamos la luz con tan solo un mando, un móvil o incluso dando palmadas.

Eso sí, debemos hacer hincapié en la diferencia respecto a las bombillas eficientes, porque las lámparas de pie con control remoto son un dispositivo independiente que ofrece muchas más funciones. Así, los modelos de lámparas inteligentes buscan incrementar el nivel de comodidad y precisión en sus ajustes.

Estos dispositivos destacan por sus características de alumbrado, al trabajar con un sistema capaz de producir efectos de luz de variadas tonalidades. La iluminación LED RGB es producida gracias a la energía de la corriente eléctrica, y está compuesta de tres LED de colores (rojo, verde y azul).

Puedes encontrar lámparas con control remoto que permiten configurarlas a través de una aplicación móvil. Por lo general, el fabricante diseña este tipo de aplicaciones exclusivamente para la manipulación del equipo. Además, habitualmente, admiten el funcionamiento por comando de voz y permiten la sincronización con otros dispositivos, tales como asistentes virtuales o altavoces inteligentes, que pueden hacer que se enciendan las luces al ritmo de tu música favorita.

pareja y lampara

Son tan versátiles, que sirven para decorar y cambiar totalmente el aspecto de cualquier parte de un hogar. En el dormitorio, las lámparas de pie te darán la luz que necesitas junto a la cama sin perder espacio en la mesita. (Fuente:Toa Heftiba: 9vNFtkm-Pus/ unsplash)

¿Cómo elegir la pantalla de la lámpara de pie?

Existen muchos tipos de pantallas para lámpara, y según su tamaño y forma, proporcionarán un efecto y luz distintos. Por ejemplo, una pantalla grande y circular proporciona una atmósfera más acogedora. Además, resultan mucho más decorativas que las lámparas con una pantalla pequeña. Cuanto más grande sea la pantalla, menos intensa será su luz.

Trucos para elegir la pantalla de tu lámpara de pie

  1. El diámetro de la base de la pantalla debe ser, al menos, igual a la parte más ancha de esta. Se recomienda que sea dos veces mayor.
  2. Generalmente, la longitud ideal de la pantalla es aproximadamente 2/3 de la altura base de la lámpara. De esta forma, conseguimos una imagen más equilibrada.
  3. Si tiene un tamaño adecuado, la pantalla debe poder ocultar los accesorios sin invadir la base de la lámpara.
  4. A la hora de reemplazar una lámpara, no tenemos por qué elegir una que sea exactamente igual a la anterior. Hay muchos estilos diferentes y gran variedad de formas con las que jugar y probar. ¡Arriésgate!

Mantener una armonía y unas proporciones adecuadas es fundamental para que nuestra lámpara no se vea eclipsada por una sombra demasiado grande o una pantalla excesivamente pequeña. Si estás dudando entre dos tamaños, la mayoría de las veces el tamaño mayor es el acertado, ya que estéticamente funciona mejor y distribuye muy bien la luz.

Criterios de compra

Elegir de forma correcta una lámpara de pie para una estancia, ciertamente, puede darle el toque final al espacio. En esta sección, te contamos qué aspectos tener en cuenta para hacerlo, para que así puedas dar con el producto que se adapte a tus gustos y preferencias.

Estilo

Para empezar, la iluminación desempeña un papel fundamental a la hora de completar una casa. Por eso, la elección de qué estilo de lámparas vas a colocar en cada una de las estancias es clave. Los más populares son los siguientes:

  • Nórdico: Es muy conocido porque pertenece al estilo minimalista que se ha impuesto en tantos hogares. Se caracterizan por tener líneas equilibradas y simplistas, colores claros y estar fabricadas de materiales naturales como la madera.
  • Rústico: Las lámparas de este estilo están fabricadas habitualmente en materiales forjados, madera o cerámica, y suelen tener diseños y tonalidades marrones. Se combinan habitualmente con decoraciones rústicas de hoteles y mesones rurales o casas de campo.
  • Industrial: Se trata de un estilo decorativo atemporal, que nunca pasa de moda, además de muy ecléctico. Las lámparas industriales negras son ideales para aquellos ambientes que intentan resaltar su aspecto orgánico y minimalista. Con diseños suaves y elegantes, otorgan un toque muy sofisticado.
  • Clásico: Caracterizadas por estar llenas de ornamentos y detalles, o bien tener un diseño sencillo, generalmente en acabados dorados, oro viejo o cuero. Este estilo se encuentra disponible en muchos materiales y colores.
  • Moderno: Son una gran opción para usuarios con un estilo atrevido y vanguardista. Asimismo, hay una enorme variedad de modelos. Las de pantalla ancha se suelen destinar a llenar espacios amplios y proyectar la luz principal de la estancia.
  • Infantil: Suelen ser estampadas, existiendo de muchos colores, formas y dibujos pensados para habitaciones infantiles de diferentes estilos. Encajan tanto para bebés como para niños más grandes.

Tipo de bombilla

Algunas lámparas soportan más de un tipo de bombilla. Sin embargo, hay otras que solo admiten uno. A la hora de comprar tu lámpara de pie, deberías prestar atención a eso, porque no siempre podrás usar las que menos consumen si el modelo no es compatible.

Tipo Pros Contras
Halógenas Tienen un encendido instantáneo y proporcionan una luz natural y cálida. Además, apenas tardan en ofrecer toda su intensidad. Son bastante calurosas. Poseen una vida útil de 2000 horas y ahorran aproximadamente un 30% más de energía que las tradicionales (menos que el resto).
Fluorescentes También llamadas fluocompactas. Consumen alrededor de un 70% menos que las tradicionales y tienen una vida útil de entre 6.000 y 10.000 horas. Al encenderse, suelen tardar unos segundos hasta lograr la mayor potencia. Se deterioran más rápidamente, sobre todo si se encienden y se apagan a menudo.
LED Son las bombillas más avanzadas y las más eficientes. Consumen un 80% menos de energía que las tradicionales y su vida útil alcanza hasta 50.000 horas. Lo bueno de estas es que no generan mucho calor, sus tonalidades son cálidas y agradables, y puedes encenderlas y apagarlas mil veces. Suelen tener un precio superior al resto.

Tanto las bombillas fluorescentes como las LED son eficientes energéticamente. Ahora bien, las últimas son las más duraderas, con mucha diferencia, y las que menos electricidad consumen.

Luz regulable

Lo más relevante a tener en cuenta, es elegir las lámparas de pie en función del tipo de iluminación que necesitan las habitaciones. Tal vez busques un ambiente con una tonalidad cálida o quizás solo quieras una luz directa para iluminar tu rincón de lectura. Por ejemplo, para esto último, una opción ideal sería una lámpara de lectura en arco.

Un elemento muy útil que tienen algunas lámparas es el regulador de potencia, ya que permite nivelar la luz según el espacio o la actividad que estemos realizando, dándole mayor funcionalidad al aparato. Puedes regular la intensidad a un nivel tenue si quieres ver una película o serie relajado, y subirla al máximo cuando necesites más concentración en tus tareas.

sala moderna

Cada tipo de luz otorga un ambiente especial al rincón que desees iluminar, por eso es importante elegir la adecuada. Ten en cuenta que el tipo de iluminación que brinde la lámpara creará un determinado ambiente que puede ser más frío o más cálido. (Fuente: Spacejoy: WQ35C1ZqCPk/unsplash)

Flexibilidad

La luz no es lo único regulable en este tipo de lámparas. También existen modelos en los que se puede cambiar la posición y la dirección del foco, ajustándola a nuestro gusto. Algunas tienen columnas o postes para poder subir o bajar la altura en función de los muebles de la habitación.

Asimismo, si lo que quieres es dirigir la luz a un punto específico, las de brazo o mango flexible, conocidas como flexos, serán tus mejores aliadas. Permiten iluminar zonas concretas, como un escritorio o una mesa, facilitando la concentración en actividades como trabajar o estudiar con una luz adecuada.

Eficiencia energética

Actualmente todo el mundo busca comprar artículos que empleen electricidad con etiqueta energética A+ o A++. Pero, ¿por qué?

La etiqueta energética nació para mostrar de una manera visual el consumo de cada aparato y, así, incentivar la compra de aquellos que son más eficientes. Su función es comparar la eficiencia en una escala común, para saber qué lámparas nos permiten ahorrar más energía en comparación con otras.

Los diferentes tipos de bombillas deben contar con este etiquetado. En la zona superior, se indican el nombre del proveedor y el modelo. Debajo, aparece la clase energética en la que se encuentra el producto, que puede ir desde la A++ a la G, en orden de mayor a menor rendimiento. En la parte inferior de la etiqueta, se refleja el consumo de energía, expresado en kWh por cada 1000 horas.

A corto plazo, las etiquetas F y G desaparecerán, ya que se han dejado de producir artículos con este nivel. Las clases A+ y A++ son las que nos permiten ahorrar más energía, siendo las fuentes LED de este tipo.

Clase de energía

Escala Tecnología de la lámpara
A++ Lámparas de vapor de sodio
A+ Lámparas LED
A - B Lámparas fluorescentes compactas con tubos
B Lámparas halógenas con recubrimiento infrarrojo
C Lámparas halógenas de gas xenón 230 V y halógenas convencionales 12-24 V
D-F Lámparas halógenas convencionales 230 V
E-G Bombillas incandescentes

Invertir en una lámpara de pie que admite bombillas más eficientes energéticamente es lo mejor a largo plazo, aunque esto signifique un mayor desembolso al principio, ya que se traduce en una durabilidad y ahorro de energía muy superiores.

Resumen

Como hemos visto, las lámparas de pie tienen muchas más ventajas y posibilidades de lo que podríamos llegar a pensar en un principio. Son un complemento que no puede faltar en un hogar con gusto y estilo, por lo que si aún no tienes una en casa, no dudes en ojear alguna de nuestras recomendaciones. No te arrepentirás, te lo aseguramos.

A partir de ahora, la elección de la lámpara de pie está solo en tus manos. Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda y, a la vez, te haya resultado entretenido. Si es así, déjanos saber con un comentario. ¡Hasta la próxima!

(Fuente de la imagen destacada: shche_ team: cwMr5XYhNew/ unsplash)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones