destacada
Última actualización: 15/06/2020

Nuestro método

13Productos analizados

21Horas invertidas

8Estudios evaluados

83Comentarios recaudados

El sexo y la masturbación son aspectos que para la mayoría de nosotros tienen gran importancia. Algunas personas prefieren llevar estas experiencias a niveles superiores y mucho más intensos. Los lubricantes a base de agua nos proporcionan justamente eso. ¡En esta guía te contaremos todo lo que necesitas saber!

Muchas veces, los grandes cambios los hacen los pequeños detalles. Es este el caso de los lubricantes a base de agua. Podríamos pensar que estos productos no hacen una mayor diferencia. ¡Nada más lejos! Con esta pequeña adición a nuestra vida sexual, podremos disfrutar de muchas más sensaciones placenteras.




Lo más importante

  • El uso de sustancias lubricantes existe desde hace miles de años. Las civilizaciones griegas y romanas utilizaban el aceite de oliva y las algas para la lubricación íntima.
  • Además de los lubricantes a base de agua, también existen los lubricantes a base de silicona y de aceite. Últimamente, los de agua han sido la opción preferida por sus beneficios y versatilidad. Más adelante, te contamos en detalle.
  • No todos los lubricantes funcionan de la misma manera ni son indicados para todas las todas las ocasiones. Hay ciertos criterios de compra que tendrás que conocer antes de comprar uno.

Los mejores lubricantes a base de agua: Nuestros favoritos

El lubricante a base agua favorito de los usuarios online

Iniciamos la lista de los mejores lubricantes a base de agua con el producto preferido de los compradores en Internet. Este lubricante íntimo de la marca Shibari está elaborado con agua pura y posee ingredientes de primera calidad. Es hipoalergénico, higiénico y no deja manchas. Es por ello que está tan bien valorado por los usuarios.

Por otra parte, este lubricante premium brinda una sensación de suavidad en la piel, lo que lo hace muy agradable. Resulta una excelente alternativa para lubricar fácilmente las zonas íntimas y disfrutar de un sexo más placentero. No suele generar molestias, picazón ni alergia. Además, mantiene la humectación por más tiempo.

El mejor pack de lubricantes a base de agua

En segundo lugar, te presentaremos un pack con tres unidades de lubricantes a base de agua. Este producto, fabricado por la marca Fullsen, tiene una fórmula súper-slick (resbalosa) que mejora la comodidad y el placer durante el sexo. Tiene una textura similar a los fluidos naturales y humecta rápidamente las zonas íntimas resecas.

Además, está elaborado sin hormonas y resulta compatible con todos los condones. Por otro lado, es un lubricante de larga duración, por lo que podrás disfrutar más de tus relaciones sexuales y durante una mayor cantidad de tiempo. También es lavable con agua y no mancha las prendas ni las sábanas. ¿Te animas a probarlo?

El mejor lubricante a base de agua con sabor

¿Prefieres los lubricantes con sabor? Entonces, presta atención a este producto de la marca Jo. Es un lubricante a base de agua con sabor a chocolate. Ofrece una humectación natural y no tiene textura pegajosa. Se desliza fácilmente por la piel, proporcionando una sensación muy placentera. También viene en sabor a piña y regaliz rojo.

Este lubricante personal posee glicerina elaborada puramente a base de aceite de palma. No contiene ingredientes artificiales, azúcares añadidos ni compuestos químicos. Por otra parte, es compatible con la mayoría de los juguetes sexuales, por lo que podrás usarlos de forma segura y disfrutar de un sexo más creativo y divertido.

El mejor lubricante a base de agua de bajo costo

Para finalizar, te recomendaremos un lubricante a base de agua económico y efectivo. Este producto de la marca Prudence está elaborado con agua pura. No contiene aceites ni componentes tóxicos para la salud. Brinda una lubricación natural, muy similar a los fluidos del cuerpo. Gracias a él, podrás tener una relación sexual más placentera.

Además, es comestible y no daña el látex, por lo que lo puedes usar con preservativo. Así, disfrutarás de relaciones íntimas más plenas y seguras. Aparte, ayuda a combatir la sequedad vaginal y a disminuir el roce durante la actividad sexual. Una opción muy cómoda y eficaz para vivir una sexualidad más activa, libre e intensa.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los lubricantes a base de agua

Normalmente, en temas de sexualidad suele haber bastante desinformación. Por ello, consideramos necesario responder algunas preguntas esenciales. De esta manera, conocerás la función de los lubricantes y, sobre todo, cómo se usan de forma segura. ¡Recuerda que nuestras partes más preciadas están en juego!

En general, trata de evitar lubricantes que contengan derivados del petróleo, azúcares o demasiados aditivos. Son nocivos para la salud. (Fuente: Dolmatov: 90530526/ 123rf.com)

¿Qué son los lubricantes a base de agua?

No es muy difícil saber qué son los lubricantes a base de agua, ya que su nombre lo explica todo. Este tipo de productos utilizan el agua como su ingrediente, fórmula o base principal. Sirven, fundamentalmente, para reducir la fricción durante las relaciones sexuales y la masturbación.

Una de las características más notables de este tipo de lubricantes es que suelen ser de base acuosa y no aceitosa. Por ello, son absorbidos fácilmente sin dejar ningún rastro. Además, se mezclan fácilmente con los fluidos naturales de nuestro cuerpo. Por otra parte, el agua facilita la higiene, ya que que bastará lavar con jabón normal.

¿Cuáles son los usos principales de los lubricantes a base de agua?

Hoy en día, el uso de lubricantes a base de agua está casi exclusivamente destinado a las actividades sexuales. En su gran mayoría, son fabricados para ello. Los lubricantes sustituyen o intensifican la lubricación natural, la cual puede verse disminuida con los años. Esto podría deberse a la edad o a otro tipo de factores, como el estrés o la desconcentración.

  • Masturbación (incluyendo juguetes sexuales): Uno de sus mayores usos es para la masturbación. Es importante lubricar estos juguetes, ya que algunos pueden resultar incómodos de usar (por ejemplo, los vibradores).
  • Relaciones sexuales: Lógicamente, son ideales para aumentar la lubricación al momento de tener sexo. Esta puede perderse o disminuir por muchas razones. Por ejemplo, la edad, el estrés, la desconcentración o la menopausia, entre otras.
  • Sexo anal: Dentro de las prácticas sexuales, los lubricantes a base de agua están especialmente recomendados para todos aquellos que practican sexo anal. El ano es una parte del cuerpo que normalmente permanece seca. Por eso, requiere de mucha lubricación y dilatación antes de la penetración.
  • Sexo oral: Algunas personas disfrutan más del sexo oral con la ayuda de un lubricante. Muchos lo prefieren así porque hay numerosas opciones sin sabor ni olores, tan naturales como los fluidos del cuerpo. Para otros, que sí quieren saborear algo distinto, existen lubricantes a base de agua que incorporan sabores y olores.
  • Masajes: A menos que no sean masajes eróticos, los lubricantes a base de agua no están muy recomendados para este fin, ya que suelen ser de base acuosa. En este caso, los lubricantes de base aceitosa serán más indicados.

Una de las características más notables de este tipo de lubricantes es que suelen ser de base acuosa y no aceitosa. (Fuente: Georgerudy: 82424615/ 123rf.com)

¿Por qué necesito usar lubricantes a base de agua en mi vida sexual?

Como mencionamos en el apartado anterior, la lubricación de nuestras zonas íntimas puede verse afectada por diversos motivos. En el caso de las mujeres, la menopausia suele generar resequedad vaginal (1, 2). Esto podría producir molestias o dolor durante el sexo.

Al bajar los niveles de estrógeno, los tejidos de la vagina y la vulva se vuelven más delgados y menos flexibles. Por esta razón, reciben menor cantidad de sangre y producen menos fluidos.

Todas las personas son distintas. Algunas mujeres pueden sufrir de resequedad vaginal sin haber llegado aún a la menopausia.

Otros factores, como cuando se está amamantando, también influyen. Personas que están tomando antihistamínicos, antidepresivos, que tienen síndrome de Sjörgen (trastorno inmunitario), alergias o estrés pueden experimentar problemas de lubricación (2). Como verás, no solo las mujeres se ven afectadas y, por ende, nos sirve a todos.

¿Qué diferencias existen entre lubricantes a base de agua, lubricantes a base de silicona y lubricantes a base de aceite?

Dentro de los tres tipos principales de lubricantes que podemos encontrar en el mercado existen varias diferencias. ¿Cuáles son los mejores? Es cuestión de gustos. No obstante, haremos una pequeña comparación entre ellos para que decidas cuál te conviene más.

Lubricantes a base de agua Lubricantes a base de silicona Lubricantes a base de aceite
Versatilidad Mayor Menor Menor
Uso con condones Seguro Relativamente seguro Solo de poliuretano
Uso con juguetes sexuales Seguros No seguros con juguetes de silicona Seguros
Facilidad de lavarse Fácil Intermedia Difícil
Evaporación Rápida Lenta Lenta
Necesidad de reaplicación Si No No

¿Qué debes evitar al comprar lubricantes a base de agua?

Muchos fabricantes etiquetan sus lubricantes como productos completamente naturales y basados en agua. Esto no siempre es cierto, ya que en algunos casos se suelen añadir ciertos componentes para reducir costos. Estos pueden ser nocivos para tu piel y, principalmente, para tus partes más delicadas.

  • Glicerina: Este es un tipo de alcohol de azúcar que frecuentemente se usa en lubricantes. Algunas personas sostienen que este ingrediente tiene una relación directa con infecciones vaginales. Otros, por el contrario, dicen que no hay riesgos (3, 4). Se deben hacer más estudios al respecto.
  • Glicerol: Al igual que la glicerina, es un tipo de alcohol de azúcar. En grandes cantidades, puede causar daños en los tejidos vaginales y anales, genereando deshidratación (5, 6, 7). Esto puede aumentar el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual (8).
  • Parabenos: Es un tipo de preservativo ampliamente usado en lubricantes a base de agua. Tienen propiedades débiles de estrógeno. Esto ha alimentado la preocupación de que puedan aumentar el riesgo de algunos tipos de cáncer. No obstante, la evidencia no es convincente.
  • Aceites minerales: Durante mucho tiempo, se ha dicho que los aceites resecan tu piel, roban vitaminas e impiden la absorción del colágeno en tu crema hidratante. Lo cierto es que tampoco hay evidencias convincentes, por lo que queda a tu criterio probar.

En general, trata de evitar lubricantes que contengan derivados del petróleo, azúcares o demasiados aditivos. Estos son nocivos para la salud. Además, asegúrate de leer la etiqueta con los ingredientes. Si prefieres evitar riesgos (te lo recomendamos), decídete por las opciones más naturales sin ningún tipo de estos componentes.

No todos los lubricantes funcionan de la misma manera ni son indicados para todas las ocasiones. (Fuente: Isachenko: 122187647/ 123rf.com)

¿Cuáles son los beneficios y desventajas de los lubricantes a base de agua?

Los lubricantes a base de agua van a dinamizar tu sexualidad, sin duda alguna. Sin embargo, como todo producto, pueden presentar algunas desventajas. Haremos un balance entre sus pros y contras para que saques tus propias conclusiones:

Ventajas Desventajas
Fácil de limpiar Al ser solubles en agua, un simple lavado lo eliminará completamente. Se evapora rápidamente Deben ser reaplicados con relativa frecuencia.
Ideal en juguetes sexuales de silicona No destruyen la silicona como los lubricantes de silicona. Esto hace que permanezcan seguros de utilizarse. Pegajoso Al evaporarse de la piel suele quedar pegajoso.
Ideales en condones No tienen riesgo de romper condones de látex ni de otros materiales. Pegajoso Al evaporarse de la piel suele quedar pegajoso.
Olor Generalmente inodoros e insípidos o con leves sabores cítricos. No ideales en agua Si quieres tener sexo en la ducha, se lavará fácilmente de tu cuerpo.
Seguridad Generalmente, son inofensivos para nuestra piel. No ideales en agua Si quieres tener sexo en la ducha, se lavará fácilmente de tu cuerpo.

Criterios de compra

Antes de comprar un producto, es necesario estar informado sobre los criterios de compra más importantes. Si sabemos con anticipación qué es lo que debemos buscar, tendremos más posibilidades de hacer una compra acertada. Y los lubricantes a base de agua no están exentos de este filtro.

Sensibilidad de la piel

No todos los lubricantes a base de agua son iguales. Por ello, debes ser muy cuidadoso al comprar uno. Por favor, no elijas el primero que tengas a la vista. De la misma forma que los lubricantes no son todos iguales, tampoco lo es nuestra piel. Algunas personas podremos tener reacciones indeseadas al aplicar uno de estos productos en nuestro cuerpo.

Si tienes una piel muy delicada, con tendencia a las alergias, asegúrate de comprar un lubricante hipoalergénico. Si tu piel es ultrasensible, los lubricantes a base de silicona serán los mejores para ti. Esto se debe a que la silicona es siempre hipoalergénica. Así, no tendrás ninguna reacción en tu piel.

Además de los lubricantes a base de agua, también existen los lubricantes a base de silicona y de aceite. (Fuente: Nd3000: 106852871/ 123rf.com)

Usos previstos

Los lubricantes a base de agua te sirven para casi todas las actividades sexuales. No obstante, hay algunos productos que son más indicados para ciertos usos. Por ejemplo, hay lubricantes anales y otros ideales para el sexo oral. Estos últimos suelen incluir aromas y sabores agradables.

Por otra parte, si estás pensando en tener sexo en la bañera, probablemente te venga mejor otro tipo de lubricante, como los basados en silicona. Si, por el contrario, no es ningún problema para ti reaplicar un poco de lubricante a base de agua, ¡no lo pienses más y anímate a experimentar con ellos!

Acidez del pH

La acidez del pH te puede dar mucha información sobre cuál será el uso  más recomendado para el lubricante. Si solo lo vas a usar para penetración vaginal, busca lubricantes a base de agua que contengan un pH entre 3.8 a 4.5. Es el nivel de acidez que normalmente tiene una vagina saludable. Así, evitarás riesgos de vaginosis bacteriana.

Por otro lado, si quieres usarlo para penetración anal, será mejor que compres lubricantes a base de agua con una acidez más neutral. El ano suele tener un pH que oscila entre 5.5 a 7.9. Mantener los niveles de alcalinidad en la piel nos ayudará a evitar infecciones o enfermedades.

Durabilidad

Una de las desventajas de los lubricantes a base de agua es, precisamente, que están basados en agua. Como ya mencionamos, esto hace que se evaporen y absorban más rápido que sus competidores de silicona, aceite o basados en plantas. Sin embargo, algunos productos ofrecen una mayor durabilidad, que solo la puedes comprobar leyendo comentarios de sus compradores.

Seguridad

No te dejes llevar solamente porque el lubricante dice estar basado en agua. Algunos fabricantes suelen incluir ciertos elementos, como minerales o derivados del petróleo, para bajar costos de producción. Estos pueden ser muy peligrosos para tu piel, especialmente para la vagina o el ano, ya que podrían dañar la flora y membrana mucosa.

Esto pdría facilitar el contagio de infecciones o enfermedades de transmisión sexual. Asegúrate de que tu lubricante esté libre de parabenos, así como de otros elementos dañinos. Lo mejor es que compres un producto que cumpla con normas nacionales o internacionales de seguridad e higiene.

El uso de sustancias lubricantes existe desde hace miles de años. (Fuente: Tverdokhlib: 85368738/ 123rf.com)

Resumen

Estamos seguros que una vez que pruebes los lubricantes a base de agua no querrás dejar de usarlos. ¡Cuántas veces necesitamos tener uno de estos a mano! Ya sea porque no podemos lubricar normalmente o porque algo nos está costando más de lo normal. Además, su uso suele ser inofensivo para nuestra salud, así que, ¡aprovechémoslo!

Después de leer esta guía, esperamos que sepas todo lo importante acerca de los lubricantes a base de agua. Ten en cuenta que, por más sencillos que sean, no deben tomarse a la ligera. Estás exponiendo la salud de tu piel en zonas muy delicadas del cuerpo. Lo que sí no nos cabe duda es que ahora tu vida sexual será mucho más divertida.

Si tienes cualquier pregunta o comentario, no dudes en contactarnos y con gusto te responderemos. ¡Muchas gracias por leernos!

(Fuente de la imagen destacada: Lightfieldstudios: 135690220/ 123rf.com)

Referencias (8)

1. The World Health Organization, Family Health International, United Nations Population Fund. Use and procurement of additional lubricants for male and female condoms: WHO/UNFPA/FHI: Advisory note. World Health Organization 2012.
Fuente

2. Nicole W. A question for women's health: chemicals in feminine hygiene products and personal lubricants. Environ Health Perspect. 2014 Mar;122(3):A70-5.
Fuente

3. Dezzutti CS, Brown ER, Moncla B, Russo J, Cost M, Wang L, et al. Is wetter better? An evaluation of over-the-counter personal lubricants for safety and anti-HIV-1 activity. PLoS One. 2012;7(11):e48328.
Fuente

4. Fuchs EJ, Lee LA, Torbenson MS, Parsons TL, Bakshi RP, Guidos AM, Wahl RL, Hendrix CW. Hyperosmolar sexual lubricant causes epithelial damage in the distal colon: potential implication for HIV transmission. J Infect Dis. 2007 Mar 1;195(5):703-10.
Fuente

5. Strandberg KL, Peterson ML, Lin YC, Pack MC, Chase DJ, Schlievert PM. Glycerol monolaurate inhibits Candida and Gardnerella vaginalis in vitro and in vivo but not Lactobacillus. Antimicrob Agents Chemother. 2010 Feb;54(2):597-601.
Fuente

6. Brotman RM, Ravel J, Cone RA, Zenilman JM. Rapid fluctuation of the vaginal microbiota measured by Gram stain analysis. Sex Transm Infect. 2010 Aug;86(4):297-302.
Fuente

7. Mac Bride MB, Rhodes DJ, Shuster LT. Vulvovaginal atrophy. Mayo Clin Proc. 2010 Jan;85(1):87-94.
Fuente

8. Gandhi J, Chen A, Dagur G, Suh Y, Smith N, Cali B, Khan SA. Genitourinary syndrome of menopause: an overview of clinical manifestations, pathophysiology, etiology, evaluation, and management. Am J Obstet Gynecol. 2016 Dec;215(6):704-711.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Daniela Yacub Periodista
Daniela es periodista y psicóloga social, sin embargo, ha sabido llevar su carrera a la par de sus deberes como madre de familia. Su principal hobby es la lectura; para ella es mundo de las palabras es, sin duda, su lugar favorito, aunque también en su tiempo libre disfruta del yoga. Ha escrito artículos periodísticos sobre actualidad política y cultural.
Artículo médico
The World Health Organization, Family Health International, United Nations Population Fund. Use and procurement of additional lubricants for male and female condoms: WHO/UNFPA/FHI: Advisory note. World Health Organization 2012.
Ir a la fuente
Artículo de PubMed
Nicole W. A question for women's health: chemicals in feminine hygiene products and personal lubricants. Environ Health Perspect. 2014 Mar;122(3):A70-5.
Ir a la fuente
Artículo de PubMed
Dezzutti CS, Brown ER, Moncla B, Russo J, Cost M, Wang L, et al. Is wetter better? An evaluation of over-the-counter personal lubricants for safety and anti-HIV-1 activity. PLoS One. 2012;7(11):e48328.
Ir a la fuente
Artículo científico
Fuchs EJ, Lee LA, Torbenson MS, Parsons TL, Bakshi RP, Guidos AM, Wahl RL, Hendrix CW. Hyperosmolar sexual lubricant causes epithelial damage in the distal colon: potential implication for HIV transmission. J Infect Dis. 2007 Mar 1;195(5):703-10.
Ir a la fuente
Artículo de PubMed
Strandberg KL, Peterson ML, Lin YC, Pack MC, Chase DJ, Schlievert PM. Glycerol monolaurate inhibits Candida and Gardnerella vaginalis in vitro and in vivo but not Lactobacillus. Antimicrob Agents Chemother. 2010 Feb;54(2):597-601.
Ir a la fuente
Artículo científico
Brotman RM, Ravel J, Cone RA, Zenilman JM. Rapid fluctuation of the vaginal microbiota measured by Gram stain analysis. Sex Transm Infect. 2010 Aug;86(4):297-302.
Ir a la fuente
Artículo de PubMed
Mac Bride MB, Rhodes DJ, Shuster LT. Vulvovaginal atrophy. Mayo Clin Proc. 2010 Jan;85(1):87-94.
Ir a la fuente
Artículo médico
Gandhi J, Chen A, Dagur G, Suh Y, Smith N, Cali B, Khan SA. Genitourinary syndrome of menopause: an overview of clinical manifestations, pathophysiology, etiology, evaluation, and management. Am J Obstet Gynecol. 2016 Dec;215(6):704-711.
Ir a la fuente