Nuestro método

Products

12Productos analizados
Hours

19Horas invertidas
Studies

4Estudios evaluados
Comments

61Comentarios recaudados

¿Quién no se ha lastimado, aunque sea una vez, al cortar los alimentos? Durante la preparación de la comida, es muy frecuente que nos dañemos las manos con los cuchillos. La prisa nos puede jugar una mala pasada, en muchos casos con consecuencias graves. Por suerte, hay utensilios específicos que facilitan las tareas culinarias y previenen accidentes domésticos.

La mandolina es un instrumento práctico y sencillo que, además de proteger tus manos, simplificará y optimizará tus recetas gastronómicas. Además, te permite cortar distintos tipos de alimentos en rodajas uniformes de diferentes grosores. ¿Nunca habías oído hablar de este práctico accesorio? En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber sobre las mandolinas.



Lo más importante

  • La mandolina es un utensilio de cocina muy útil para la preparación de distintos tipos de alimentos, sobre todo de hortalizas. Te permite ahorrar tiempo y ganar en seguridad.
  • Aunque la mandolina todavía es relativamente desconocida, su bajo precio y el surtido de funciones que ofrece, la pueden hacer una opción atractiva para muchas personas.
  • Antes de adquirir una mandolina, es recomendable que evalúes ciertos criterios importantes. Por ejemplo, su seguridad, calidad y diseño, entre otros aspectos relevantes.

Las mejores mandolinas: nuestras recomendaciones

La mandolina más versátil

Esta mandolina resulta muy completa y sumamente versátil. Incluye cinco cuchillas de acero inoxidable intercambiables para rebanar frutas y verduras en distintos grosores. Además, cuenta con un diseño seguro que protege los dedos de cortes accidentales. También posee almohadillas de goma y soporte antideslizante. Es ergonómica y muy fácil de limpiar.

La mandolina con mejor relación calidad-precio

Si buscas una mandolina eficaz y segura a un precio accesible, este modelo de la marca Dash puede ser el más indicado para ti. Te permite rebanar los alimentos en distintas formas y tamaños, de manera fácil y rápida. Además, tiene un diseño de protección que evita cortes accidentales. Por otra parte, resulta muy simple de limpiar y se pliega para almacenarla.

La mejor mandolina clásica

Si precisas una mandolina clásica que te permita rebanar de manera rápida y efectiva los alimentos que consumes a diario, presta atención a este modelo de Kitchen Aid. Tiene un formato simple en forma de V que corta fácilmente tanto alimentos duros como blandos. Aparte, posee una cuchilla de acero inoxidable muy duradera y agarre suave para mayor control y seguridad.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las mandolinas

La mandolina es un utensilio de cocina que te permite rebanar los alimentos con diferentes tipos de grosores, al mismo tiempo que te mantiene a salvo de cortes accidentales. Si quieres empezar a usar este accesorio, pero aún no sabes qué modelo elegir, en esta sección te ayudamos a resolver tus dudas. ¡Toma nota!

Realiza una prueba inicial con alguna hortaliza para saber cómo funciona la cuchilla seleccionada. (Fuente: Hofer: 77419473/ 123rf.com)

¿Qué te aporta adquirir una mandolina?

Como detallábamos al principio, adquirir una mandolina te ayudará a prevenir posibles cortes accidentales en la cocina, ya que no tendrás que manipular cuchillos. Además, podrás preparar tus platos con más rapidez y mejores resultados. Puede serte especialmente útil para ensaladas, desayunos y snacks, por citar los más comunes.

¿Cómo puedes elegir la mejor mandolina del mercado?

En el mercado existen diversos modelos de mandolinas, por lo que te puede resultar algo complicado escoger el más acorde a tus necesidades. Lo más importante, es que el producto que elijas cumpla con tres características particulares: que sus materiales sean de buena calidad, que resulte eficaz y que su uso sea simple.

Si tienes en cuenta que estos tres factores, ya habrás dado un paso enorme hacia la mandolina ideal. Obviamente, tu decisión también dependerá del presupuesto con el que cuentes. Sin embargo, para tu tranquilidad, la mayoría de las mandolinas son accesibles, por lo que el costo no debería representar un problema importante.

Hay mandolinas que incluyen una caja de almacenamiento para las cuchillas. Este es un factor de seguridad positivo, ya que disminuye los riesgos de cortes. (Fuente: Villalon: 117813324/ 123rf.com)

¿Cómo pueden clasificarse los distintos tipos de mandolinas?

Aunque los modelos de mandolinas suelen ser bastante parecidos, tienen ciertas particularidades que los diferencian entre sí. Los tres tipos principales son: la mandolina japonesa, la profesional y la eléctrica. En la siguiente tabla te ayudaremos a comprender cada una de ellas, para facilitar tu elección de compra.

Particularidades Diseño Material fabricación Accesorios
Japonesa Es la más popular del mercado. Superficie inclinada y rectangular. Plástico de calidad y acero inoxidable. Cuchillas alargadas e intercambiables.
Profesional Pensadas para realizar una gran cantidad de cortes en el mismo lugar. Protector para la mano y, a veces, cajón de almacenamiento. Plástico saludable y metal hipo alergénico. Cuchillas desmontables.
Eléctrica Pensada para los cocineros más novatos. Cuerpo en forma de tubo, robusto. Acero inoxidable o plástico, principalmente. Puede incluir un contenedor con paredes alargadas.

¿Por qué es tan importante la seguridad al utilizar la mandolina?

A lo largo de este artículo enfatizamos en la seguridad de las mandolinas. Es que este utensilio es mucho menos peligroso que los cuchillos. No obstante, resulta fundamental que coloques las cuchillas de forma protegida, sin riesgo de dañarte las manos mientras utilizas esta herramienta. Algunas mandolinas incluyen una perilla ajustable para cambiar entre cortes fácilmente, evitando riesgos mientras se manejan.
Resulta fundamental que coloques las cuchillas de forma protegida.

La seguridad también hace referencia a los materiales de fabricación. Algunos plásticos poseen componentes nocivos, por lo que debemos ser prudentes en este aspecto. Ten en cuenta que la mandolina estará en contacto directo con los alimentos que vas a consumir.

¿Cómo se utiliza la mandolina?

La mandolina es un utensilio simple de utilizar, por lo que no debería presentar mayores complicaciones. Aun así, un mal uso podría generar problemas evitables. Para prevenirlos, en la siguiente lista te daremos algunas recomendaciones, trucos y pasos a seguir para poder utilizarla de la forma más segura, cómoda y, en definitiva, correcta.

  • Realiza una prueba inicial con alguna hortaliza para saber cómo funciona la cuchilla seleccionada.
  • Una cuchilla, un tipo de corte. Recuerda que cada cuchilla está diseñada para un tipo de corte específico u hortaliza distinta.
  • La rampa puede servirte para personalizar el grosor de cada corte de las hortalizas, ya que podrás ajustarla según te sea más cómodo.
  • La mandolina debe colocarse sobre una superficie estable, limpia y seca. De lo contrario, existe el riesgo de que puedas hacerte daño o que el corte salga mal.
  • El movimiento de la cuchilla durante el corte debe ser firme, pero sin apretarla demasiado. Previamente, deberás asegurarte de que esté bien sujeta (en caso de tratarse de accesorios intercambiables).

¿De qué materiales puede estar fabricada la mandolina?

La mandolina puede estar fabricada de distintos tipos de materiales, principalmente de acero inoxidable, acero con aluminio o plástico. El hecho de que cuente con acero inoxidable facilitará que tengas cuchillas filosas durante más tiempo. El acero evita la formación de óxido o residuos, por lo que nunca soltará sustancias indeseadas en los alimentos.

Si cuenta con aluminio, podrás cortar las hortalizas de una forma más ligera. Si buscas un instrumento barato y práctico, el aluminio puede servirte, aunque si esperas obtener algo de mayor calidad, el acero inoxidable es la opción más duradera. El plástico resulta más económico, pero debes constatar que ofrezca una buena seguridad alimentaria.

Criterios de compra

Ya conoces mucho más acerca de las mandolinas. Sin embargo, aún quedan pendientes varios aspectos importantes que te ayudarán significativamente en tu elección de compra. En esta última sección del artículo, hemos hecho una lista con los principales criterios que debes evaluar. ¡Mira!

Diseño

El diseño de la mandolina no se basa solamente en un tema estético, sino que influye directamente en la forma en que utilices este accesorio y en su comodidad. Por ello, algunas mandolinas están diseñadas con grosores y cuchillas giratorios ajustables para obtener unas rodajas planas del tamaño milimétrico que prefieras.

Otros modelos contienen unos adhesivos antideslizantes para que puedas apretar el utensilio firmemente sin que pierda la estabilidad y garantizando tu seguridad. Además, el diseño puede incidir en la facilidad de la limpieza y en el posterior almacenamiento, por lo que es recomendable que te fijes en este factor antes de realizar la compra.

La mandolina puede estar compuesta de distintos tipos de materiales, principalmente de acero inoxidable, acero con aluminio o plástico. (Fuente: Hofer: 118983832/ 123rf.com)

Seguridad

Cuando hablamos de elementos afilados, la seguridad es un factor preponderante. En primer lugar, si la hoja se desmonta durante el uso, significa que el instrumento es de mala calidad. Aunque también puede indicarnos que le estamos dando un mal uso, por lo que debes revisar la utilización que le das.

Hay mandolinas que incluyen una caja de almacenamiento para las cuchillas. Este es un factor de seguridad positivo, ya que disminuye los riesgos de cortes. Además, algunos modelos poseen una perilla ajustable para cambiar las cuchillas con facilidad, ahorrándonos las dificultades en el intercambio. Otras variantes también cuentan con protectores de mano y antideslizantes.

Calidad

La calidad de la mandolina se mide principalmente por los componentes con los que está fabricada. En primer lugar, el hecho de que las cuchillas sean de acero inoxidable, nos indica que durarán más tiempo. O, al menos, que se cuida la calidad y los acabados del producto por encima de otros materiales más sencillos y baratos.

Debes tener en cuenta que la mandolina estará siempre en contacto con los alimentos que vas a consumir. Por ello, la calidad debe tenerse en cuenta de una forma transversal, garantizando que todo el producto sea saludable. Por ejemplo, algunas mandolinas están libres de componentes químicos como el BPA (bisfenol A), un detalle más que recomendable.

Aunque los modelos de mandolinas suelen ser bastante parecidos, tienen ciertas particularidades que los diferencian entre sí. (Fuente: Kabvisio: 11589845/ 123rf.com)

Limpieza

La limpieza de la mandolina tampoco es un tema menor, ya que si te resulta difícil de limpiar terminarás por no usarla. Para que ello no ocurra, deberás buscar un modelo simple de lavar. Ten en cuenta que los restos de comida acumulados en los utensilios podrían terminar siendo un foco de enfermedades infecciosas, en muchos casos graves.

Los fabricantes de mandolinas ya han pensado en ello, por lo que muchos modelos incluyen accesorios como cepillos o cuchillas de limpieza. Al ser un producto pequeño, en normal que encuentres dificultades para alcanzar los rincones más diminutos cuando lavas el producto. En estos casos, los cepillos serán tu mejor aliado.

Resulta fundamental que coloques las cuchillas de forma protegida, sin riesgo de dañarte las manos mientras utilizas esta herramienta. (Fuente: Juergens: 7855473/ 123rf.com)

Accesorios

La mandolina puede venir con múltiples accesorios, según cada modelo. Si te interesa un producto más tradicional, encontrarás muchas variantes simples y funcionales a un precio más modesto. En otros casos, pueden contener una caja de almacenamiento para las cuchillas, lo que favorece a su seguridad y durabilidad. Obviamente, estos modelos son más caros.

Algunas mandolinas también incluyen una perilla ajustable para cambiar las cuchillas fácilmente. Otros modelos disponen de protectores de mano o una parte inferior antideslizante. Estos accesorios están pensados para que puedas trabajar sin preocuparte por el riesgo de sufrir lesiones, concentrándote así en la preparación de la comida.

Resumen

La mandolina suele ser un instrumento muy simple, formado por una estructura básica, normalmente rectangular. Contiene al menos una pequeña cuchilla que te servirá para preparar los alimentos (generalmente hortalizas) de una forma sencilla, rápida y eficaz. Sin embargo, antes de adquirir una, es recomendable que tengas en cuenta ciertos aspectos importantes. Por ejemplo, la seguridad.

Cuando hablamos de seguridad, nos referimos tanto a evitar los riesgos de lesiones como a la calidad del material de fabricación. La mandolina estará siempre en contacto con los alimentos que vas a consumir, por lo que resulta importante que adquieras un producto de calidad. En este artículo hemos tratado de poner luz sobre estos aspectos.

Si te ha sido útil, te animamos a compartirlo en redes sociales para que pueda llegar a más personas. También puedes dejarnos un comentario y con gusto te responderemos.

(Fuente de la imagen destacada: Juergens: 7855473/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Periodista de formación, ahora estoy especializada en marketing digital. Trabajar en este ámbito me permite unir mis conocimientos en tecnología con la comunicación, con el fin de acercar las novedades imparables del mercado al público.
Daniela es periodista y psicóloga social, sin embargo, ha sabido llevar su carrera a la par de sus deberes como madre de familia. Su principal hobby es la lectura; para ella es mundo de las palabras es, sin duda, su lugar favorito, aunque también en su tiempo libre disfruta del yoga. Ha escrito artículos periodísticos sobre actualidad política y cultural.