Última actualización: 12/03/2020

Nuestro método

Products

14Productos analizados
Hours

25Horas invertidas
Studies

4Estudios evaluados
Comments

72Comentarios recaudados

Todos los días deberíamos tomarnos un tiempo de relajación. Y tu, ¿cómo lo harías? ¿Un día de spa? ¿Hacer deporte al aire libre? ¿Irte de viaje? La cotidianeidad puede volverse estresante con tantas actividades. Después de una dura jornada de trabajo, ya sea en la oficina o en el hogar, pocas cosas son tan bienvenidas como un buen masaje. ¿No crees?

Tener un masajeador por casa puede aliviarnos aun después de los días más duros. Son ese tipo de dispositivos que nos reservamos para un momento personal, para darle un respiro a nuestro cuerpo cansado. ¿Has probado alguna vez usar uno? No todos lo hacen. Si quieres saber más sobre ellos, continúa leyendo este artículo especializado para analizar todas sus ventajas.



Lo más importante

  • Los masajeadores son aparatos cuyo principal objetivo es el de aliviar las distintas incomodidades musculares del cuerpo. Éstas pueden ser causadas por estrés, cansancio o la sobrecarga de trabajo, entre otros factores. La idea es aplicar el masajeador sobre la zona del cuerpo que padece alguna molestia muscular para intentar subsanarla.
  • Los masajeadores más comunes son los eléctricos, ya que requiere menor esfuerzo su uso, pero también existen los manuales y pueden ser igual de efectivos. La clasificación mayor de masajeadores, sin embargo, se da al nivel de las zonas corporales: lo normal es que haya masajeadores para cervicales, espalda, cuello, pies, hombros o una combinación de algunos de estos.
  • Si quieres encontrar alivio de verdad en un masajeador, debes tener en cuenta algunos criterios de compra para tener una experiencia superadora y que no perjudique tu salud: zona corporal al que está orientado, modo de uso, diseño y peso, niveles y modos de masajes y seguridad, entre muchos otros.

Los mejores masajeadores: nuestras recomendaciones

El mejor masajeador con nodos intercambiables

Si estás buscando un aliado para poder darte un buen masaje en todo el cuerpo, HoMedics tiene la respuesta. Este masajeador tiene un mango ergonómico que te permitirá maniobrarlo a lo largo y ancho de tu cuerpo, alcanzando hasta las zonas más complicadas como la espalda. Cuenta con 4 velocidades, de modo que podrás elegir entre un masaje suave o uno intenso, y sus nodos intercambiables te brindarán distintos beneficios terapéuticos.

La mejor pistola de masaje

Si alguna vez te han dado un masaje, seguramente has sentido que en algún punto te han dado unos golpecitos para tratar de deshacer los nudos. Esta función de golpeteo es la que tiene la pistola de masaje de la marca Pantaya. Al utilizarlo obtendrás beneficios que van más allá de la relajación muscular, como el mejoramiento del rango de movimiento y de la salud de los tejidos blandos. Su pantalla de LED táctil te permitirá programarlo con facilidad, y su sistema de reducción de ruido evitará que te sientas aturdido durante el masaje.

El mejor masajeador para cuello y espalda

Oliver James sabe lo incómodo que pueden llegar a ser los dolores en cuello y espalda; hasta terminamos con hombros adoloridos. Es por eso que en esta ocasión nos presenta un masajeador de cervicales, el cual abarca toda la zona alta de la espalda, proveyendo un masaje profundo. Podrás combinar vibraciones junto con calor para obtener mejores resultados y una sensación de alivio duradera.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los masajeadores

Poder disfrutar de un buen masaje ya no será únicamente dentro de un spa. Hoy en día, una gran variedad de masajeadores están al alcance de todos. ¿Cómo sacarles provecho? Hay que tener ciertas precauciones para usar estos artículos de forma adecuada. En la sección que sigue, haremos un recorrido por los interrogantes más habituales que hay sobre ellos.

Chica estirándose

Los masajeadores son dispositivos eléctricos o manuales que, al aplicarse sobre ciertas zonas corporales, reducen la tensión muscular, alivian el dolor y eliminan la fatiga, entre otros beneficios. (Fuente: Yanyapong: 129905606/ 123rf.com)

¿Qué es un masajeador?

Los masajeadores, también llamados aparatos de masaje, son dispositivos eléctricos o manuales que, al aplicarse sobre ciertas zonas corporales, reducen la tensión muscular, alivian el dolor y eliminan la fatiga, entre otros beneficios. De alguna manera, estos aparatos simulan el trabajo de un masajista e intentan proporcionar unos minutos de total relajación.

¿Por qué es necesario usar un masajeador?

La demanda de masajeadores ha crecido considerablemente durante los últimos años, gracias a que éstos son fáciles de usar, y muy cómodos, por lo que no deberás recurrir a un masajista profesional para tener unos minutos de relajación. La principal razón por la que la gente recurre a este tipo de aparatos, es debido al estrés, aunque también existen otras razones como:

  • Contracturas musculares
  • Sobrecarga de trabajo
  • Dolores o lesiones después de una actividad física
  • Celulitis
  • Cuestiones posturales
  • Tensiones
  • Migrañas
  • Cuestiones capilares
  • Rejuvenecimiento de la piel (sobre todo facial)

¿Puede aplicarse uno mismo el masajeador?

¡Por supuesto! Y esta es una de  sus más grandes ventajas. Los masajeadores están pensados para que cada usuario lo use sobre sí mismo, sin la participación de nadie más. La figura del masajista se funde con la del masajeado. Claro que en algunas zonas corporales, como la espalda o las plantas de los pies, la ayuda de otra persona puede resultar más cómoda y eficiente.

Masajeador de cuello

Los masajeadores son sencillos de usar y solo basta con tener corriente eléctrica.
(Fuente: Bellphotography423: 33896704/ 123rf.com)

¿Qué tipos de masajeadores existen?

La oferta de masajeadores es muy amplia. Si bien hay muchos que son genéricos y pueden aplicarse en distintas partes del cuerpo, muchos modelos han comenzado a especializarse en zonas localizadas. Además, algunos basan su funcionamiento a partir del calor, otros con movimientos circulares, rodillos rotatorios y más. A continuación, te mostramos los principales:

Tipo de masajeador Zona del cuerpo El masaje se aplica por Fuente de alimentación
Sillón masajeador Espalda y piernas. Calor. Eléctrico.
Respaldo masajeador Hombros, cuello y espalda. Calor y rodillos. Eléctrico.
Masajeador de pies Pies, piernas, pantorrillas. Vibración, rotación de rodillos, calor y agua. Eléctrico o manual.
Masajeador cervical Cuello y parte superior de la espalda (admite otras zonas). Calor y vibración. Eléctrico.
Masajeador de Shiatsu Cualquier parte del cuerpo. Calor, vibración, rotación de rodillos. Eléctrico.
Masajeador de espalda Espalda y zona lumbar. Rotación de rodillos. Eléctrico.
Masajeador facial Rostro. Rodillos. Eléctrico o manual.
Masajeador capilar Cuero cabelludo. Nodos o cepillos. Eléctrico o manual.

¿Cuánto tiempo debo aplicar el masajeador sobre una zona corporal?

Los masajeadores no están pensados para aplicarse ilimitadamente cada vez que queremos un masaje y las razones son dos: 1. Porque los aparatos eléctricos se pueden recalentar si funcionan durante mucho tiempo; y 2.Porque podemos provocar una sobrecarga en los músculos o en la zona corporal elegida y lesionarnos.

Por suerte, la gran mayoría de los masajeadores eléctricos tienen en cuenta este factor y están preparados para desactivarse una vez pasado el tiempo máximo recomendado. Si no fuera el caso, debes saber que no se recomienda usar estos aparatos de masajes en una misma zona corporal por más de quince o veinte minutos.

¿Sirven los masajeadores para combatir la celulitis?

Es una cuestión bastante controvertida. Aunque existen muchos masajeadores que prometen eliminar definitivamente la celulitis, la realidad es que esto no se ha comprobado en su totalidad. Lo que sí dicen muchos expertos es que estos aparatos son eficaces contra la fascia y las adherencias, lo cual contribuye a prevenir casos de celulitis.

Además, los masajeadores sirven para activar la microcirculación, eliminar toxinas y facilitar que la sangre llegue y aporte nutrientes a todas nuestras células. Estas ventajas son una ayuda para combatir la celulitis. Sin embargo, estos aparatos siempre deben ser considerados como complementos de los tratamientos más especializados que ofrecen los médicos.

Mujer acostada

En el mercado abundan los masajeadores, escoge el que mas se adapte a tus necesidades.
(Fuente: Lightfieldstudios: 131410589/ 123rf.com)

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de un masajeador eléctrico?

No hay dudas de que la irrupción de los masajeadores, sobre todo los eléctricos, redefinieron las condiciones del relax. Los masajes dejaron de ser un servicio exclusivo que brindaban ciertos centros de fitness o de salud para estar al alcance de cualquiera. En la siguiente tabla te mostramos las ventajas y desventajas de estos aparatos:

Ventajas
  • Evitan desplazamientos a centros de salud
  • No requieren de un tercero para la aplicación (en la mayoría de los casos)
  • Son sencillos de usar y solo basta con tener corriente eléctrica
  • Pesan poco y ocupan un espacio mínimo
Desventajas
  • La eficiencia no es la misma que la de un masajista profesional
  • Si no se sigue una recomendación médica, puede ocasionar más daños que beneficios

¿Alcanza con un masajeador para eliminar completamente los dolores o lesiones?

Un masajeador jamás podrá sustituir el trabajo de un fisioterapeuta o médico. Éstos deben considerarse como métodos complementarios para el tratamiento del dolor o de la tensión, pero nunca como sustitutos de la terapia. Si tienes dolores recurrentes que persisten aun después de usar un masajeador, lo mejor es que acudas a un profesional. También es bueno que sigas algunos consejos:

  • Practicar deporte: El movimiento siempre es bueno para tu salud y tus músculos. Caminar, nadar, andar en bicicleta y correr son las más recomendadas.
  • Respirar adecuadamente: La respiración es vital para aflojar tu cuerpo y liberar tensiones. Hay muchos ejercicios de respiración que puedes aprender o bien acudir a clases de yoga, por ejemplo.
  • Dormir bien: Es muy común que quienes sufren estrés no cumplan con las horas requeridas de sueño para descansar bien. Puedes usar un antifaz para asegurar una oscuridad completa o tomar una infusión de valeriana antes de acostarte.
  • Cuidar la postura: Una mala postura es muchas veces causante de dolores musculares o contracturas. Procura prestar atención cada vez que haces algún esfuerzo. Por ejemplo, si tienes que alzar objetos pesados, lo mejor es doblar las rodillas y mantener la espalda recta.

¿Puedo usar un masajeador si estoy embarazada?

Todo dependerá de la zona que quieras trabajar. Por lo general no hay problema con que uses un masajeador, siempre y cuando no toques ni te acerques a la zona del vientre, la lumbar, o la manipulación de articulaciones. Hay que tener en cuenta que el cuerpo de la mujer se encuentra más frágil como consecuencia de los numerosos cambios corporales y hormonales que está sufriendo.

Por lo tanto, si estás embarazada y quieres usar un masajeador en los primeros tres meses, mejor orientarlo a la zona de los hombros, las cervicales, los pies o las piernas. Más allá de esto, los masajes ofrecen muchas ventajas en estas circunstancias. Relajan el cuerpo, mejoran la circulación, eliminan toxinas y calman el dolor de músculos y articulaciones.

Las mujeres embarazadas suelen sufrir mucho el dolor de espaldas, fruto de malas posturas. Para esto también pueden servir los masajes, como así también como un método para disminuir el nivel de estrés. Lo más recomendable, sin embargo, es que cada embarazada consulte con su médico cuál es la mejor forma para aplicar masajes en su caso particular.

Mujer con almohada

Los masajeadores están pensados para que cada usuario lo use sobre sí mismo, sin la participación de nadie más. (Fuente: Puhhha: 102557653/ 123rf.com)

¿Cómo funcionan los masajeadores faciales?

Los masajeadores faciales merecen una sección completa, ya que no se guían con la misma dinámica que el resto. Estos parten del hecho de que los músculos faciales también pueden ejercitarse con rutinas de masajes específicas, tanto para fortalecerlos y evitar la flacidez de las facciones como para combatir la aparición de arrugas o líneas de expresión que trae la edad.

Es normal que llega un punto en el que la piel del rostro empieza a perder elasticidad y la grasa se acumula debajo de la barbilla o en la zona de los pómulos. Aquí es cuando un buen masajeador facial puede ayudarnos en el cuidado de la piel y en la relajación muscular facial. Básicamente, hay dos movimientos recomendados:

  • Movimientos circulatorios: Estimulan el sistema circulatorio y permiten un mejor transporte del oxígeno y de los nutrientes de la piel. Esta queda así más tersa, brillante y sana. Además, facilitan la absorción de los productos de belleza que se aplican con el masaje facial.
  • Movimientos relajantes: Relajan los músculos de la cara, disminuyendo la tensión y reduciendo por tanto las arrugas. Estas sensaciones de relax, además, ayudan a aliviar el estrés y traen múltiples beneficios a nivel general.

Criterios de compra

Tener un masajeador en casa se ha convertido casi en una necesidad en los últimos tiempos. Son muy accesibles y nos regalan unos minutos de calma y relax al día que de otro modo nos costaría encontrar. En el mercado abundan las ofertas según muchos factores, por lo que es fundamental considerar ciertos criterios de compra antes de tomar una decisión.

Zona corporal

Los masajeadores son tan funcionales como la zona corporal para la que fueron diseñados. Si buscas aliviar las tensiones musculares en tus pies, difícilmente lo consigas con un masajeador de cervicales. Aunque parece obvio, no lo es. Por ello, antes de comprar, elige adecuadamente la zona que quieres relajar. Si buscas algo general, inclínate por el modelo más versátil.

Persona con dolor de cuello

El uso de masajeadores ha crecido en los últimos años por la facilidad y comodidad que implica no tener que recurrir a un masajista profesional para unos minutos de relax. (Fuente: Stokkete: 25840628/ 123rf.com)

Potencia

Cuando nos centramos en los masajeadores eléctricos, deberás enfocarte en este aspecto, ya que el sistema de rotación de rodillos, la intensidad de la vibración y la eficiencia de la acción del calor sobre tus músculos, dependen completamente de la potencia. Lo más recomendable es que elijas un modelo que supere por lo menos los 240 vatios.

Tipo de masaje

No todos los que adquieren masajeadores buscan los mismos resultados. Algunos priorizan un tiempo de relajación, otros aliviar la tensión o el estrés y otros calmar algún dolor específico. En este sentido, los tipos de masajes que brindan los aparatos son diferentes: algunos son por calor, otros por vibración y otro por sistema de rodillos. Elige el que necesites.

Dimensiones y peso

Una de las razones por las que los masajeadores cosecharon tanto éxito ha sido por su condición de portabilidad. No solamente puedes usarlo en tu hogar cuando te apetezca, sino que te lo puedes llevar contigo a donde quieras. Claro que para eso debe tener un diseño cómodo y compacto. Asegúrate de que tu masajeador pese menos de 3 kilos y si es sin cables, mejor.

Fernando G. RubioFisioterapeuta

“Las adherencias son bandas de tejido que se forman entre dos superficies dentro del organismo y hacen que estas se peguen. Pueden aparecer por un mecanismo lesivo como inflamación, contractura o trauma, por una cirugía, sobre todo abdominal, o en las cicatrices de cualquier intervención”.

Cables

La mayoría de los masajeadores eléctricos necesitan estar conectados a una toma de corriente para funcionar. Suelen tener mayor potencia que los inalámbricos, pero verifica que el cable sea largo a fin de tener un mayor margen de maniobra. Por otro lado, los inalámbricos funcionan a batería y son los más recomendables debido a la comodidad de no depender de un cable.

Resumen

Los masajeadores son pequeños aparatos, la mayoría eléctricos, que apuntan a aliviar la tensión muscular en diversas zonas corporales. Se utilizan de forma individual y pueden servir para muchos objetivos: relajación, calmar dolores musculares, reducir el estrés, rejuvenecer la piel, combatir la celulitis y corregir ciertas posturas, entre otros factores de salud.

Aunque existen masajeadores genéricos, también podrás encontrar modelos especializados en ciertas zonas corporales, por ejemplo: pies, cervicales, hombros y cuello, y más. Las embarazadas pueden usarlos, pero deben tomar ciertas precauciones, sobre todo en los primeros meses de embarazo. El tiempo recomendado por sesión es de quince minutos.

Si te ha gustado el artículo, compártelo entre tus contactos para que otros conozcan en profundidad todo lo que hay que saber sobre un masajeador. Seguramente, muchas personas pueden aprovechar esta información antes de realizar su compra. También, si quieres, nos puedes dejar un comentario que contestaremos cuanto antes. ¡Muchas gracias!

(Fuente de la imagen destacada: Megastocker: 88532903/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Especializado en traducción y en filología, me dedico a la edición de textos y al periodismo, y estoy ligado a la comunicación desde hace diez años. Tanto en el ámbito editorial como en el académico, me gusta trabajar en el cuidado de la lengua española y en la transmisión fiel de una información precisa, rigurosa y cercana al lector.