Nebulizador destacada
Última actualización: 17/04/2020

Nuestro método

15Productos analizados

23Horas invertidas

5Estudios evaluados

71Comentarios recaudados

Una de las principales señales evidentes de que el frío está por llegar, son las molestas enfermedades respiratorias. Si tenemos bebés o niños en casa, sabemos lo complicada que puede llegar a ponerse una simple gripa. Sin embargo, si contamos con un nebulizador en casa, podemos estar tranquilos de que podremos ayudar a limpiar los bronquios o disipar la tos seca de nuestros pequeños.

Ahora bien, es indispensable tomar ciertas medidas de higiene y limpieza al realizar las nebulizaciones en nuestro hogar para prevenir diversas afecciones de salud. Por ejemplo, si el nebulizador no se ha esterilizado, la persona “puede inhalar partículas bacterianas o virales y un cuadro banal se puede complicar con una infección grave” (1). ¡Aquí despejaremos tus dudas!




Lo más importante

  • Un nebulizador es un sistema que se utiliza para tratar enfermedades respiratorias, tales como: asma, bronquiolitis, rinitis, entre otras. También existen otros dispositivos para controlar dichas afecciones. Se trata de los inhaladores presurizados de dosis medida (IDM) y de los inhaladores de polvo seco (2). En este artículo te ampliamos la información al respecto.
  • Tratar enfermedades de las vías aéreas y los pulmones a través de nebulizaciones tiene sus pros y sus contras. Una ventaja es que no se requieren técnicas especiales para usar un nebulizador. Una desventaja es que la administración del medicamento tarda más tiempo que con un inhalador y, si no se toman las medidas de higiene apropiadas, se pueden vehiculizar gérmenes (2).
  • Hay distintas clases de nebulizadores: jet, ultrasónico y de malla. Pero, además de tener en cuenta el tipo de nebulizador, es importante pensar en otros aspectos a la hora de elegir el mejor aparato para nuestro caso. Por ejemplo, cerciórate de que las partículas atomizadas no sean superiores a 5 micras y elige uno que no sea ruidoso. Analiza el peso y el tamaño.

Los mejores nebulizadores: nuestras recomendaciones

El mejor nebulizador para toda la familia

La salud de nuestra familia siempre será una prioridad, y qué mejor que estar preparados con un nebulizador en casa. Este modelo de NEBUCOR está diseñado para que pueda ser usado por todos los integrantes de la familia, tanto pequeños como adultos, ya que viene con dos mascarillas, una de tamaño infantil y otra para adultos. Estamos hablando de un nebulizador de pistón, autolubricado, de alta potencia, compacto, resistente y durable.

El mejor nebulizador para los pequeños de la casa

Cuando se trata de ir al doctor, o de tomar medicina, muchos de nuestros pequeños salen huyendo, o hacen lo posible por brincarse el tratamiento. Este nebulizador está diseñado especialmente para ellos, para hacer más divertido el momento de la aplicación, ya que viene en un alegre color amarillo, y la mascarilla incluye un pequeño muñeco de silicona. Es compacto, fácil de transportar ya que pesa sólo 270 gramos, y genera menor ruido que un nebulizador convencional.

El mejor nebulizador ultrasónico portátil

No importa si requieres el nebulizador en casa o mientras estés de viaje. Este modelo tan pequeño y compacto te permitirá seguir el tratamiento al pie de la letra sin la excusa de no poder llevar el aparato contigo. Además de venir con el cable cargador para poder tener lista la batería en cuanto sea requerida, el kit incluye 2 máscaras: una infantil y otra para adultos. Su diseño silencioso de 20 dB evitará la molestia en los oídos.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el nebulizador

Si alguna vez el doctor te ha recetado medicina líquida para inhalar, sabrás que el nebulizador será el aparato que ayudará a transformar ese líquido en aerosol. Así, el medicamento llegará profundamente a tus pulmones y será más eficaz. Sin embargo, es normal que tengas dudas sobre qué tipo de nebulizador es mejor para tu caso. Estas y otras preguntas las podrás resolver a continuación.

Niño con tratamiento de nebulizador

Si tenemos bebés o niños en casa, sabemos cuánto puede complicarse un simple resfriado.(Fuente: Oksana: Kuzmina: 53471277/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente un nebulizador?

Un nebulizador es un aparato que permite convertir un medicamento líquido (indicado para tratar las vías respiratorias) en diminutas gotas que son inhaladas por el paciente dentro de una nube de gas, a través de una mascarilla facial. Es decir, un gas comprimido (aire u oxígeno) actúa sobre una medicación (situada en un reservorio) y genera partículas aerosolizadas (3).

A través de un nebulizador se pueden administrar broncodilatadores, pero también por medio de inhaladores presurizados de dosis medida (IDM) y de dispositivos de polvo seco. Del IDM destacamos que proporciona una dosis precisa de medicamento y que se inhala directamente en las vías aéreas. Sobre los dispositivos de polvo seco resaltamos que son pequeños y portátiles.

Por Estefanía Arias SánchezDel Semillero de Periodismo UAO- El País

"La terapia de la nebulización se realiza mediante un compresor o una fuente de aire que elimina las secreciones respiratorias, disminuyendo futuros riesgos o complicaciones en los bronquios".

¿Qué tipos de nebulizadores hay?

Hay tres tipos de nebulizadores: neumáticos o jet, ultrasónicos y de malla. Los nebulizadores neumáticos cuentan con un compresor que les proporciona un flujo de aire. Y tienen un reservorio -donde se deposita el líquido a nebulizar- conectado a un tubo por el que entra el oxígeno. Este, al contactar con el líquido, a gran velocidad, hace que se produzca el aerosol.
El nebulizador ultrasónico no es apto para todo tipo de medicamento prescrito

En los nebulizadores ultrasónicos, como su nombre indica, las partículas a inhalar se producen por ondas ultrasónicas de alta frecuencia, las cuales pasan a través de un recipiente de agua que sirve de base para el medicamento. Este tipo de nebulizador no es apto para todo tipo de medicamentos prescritos.

Por su parte, en los nebulizadores tipo malla vibra una pequeña placa-malla y el medicamento pasa a través de orificios microscópicos, dando como resultado un aerosol. Por lo general, se trata de aparatos muy pequeños y ligeros (pesan menos de 100 gramos). Además, son silenciosos y de bajo consumo eléctrico.

¿Cuáles son las principales diferencias entre un nebulizador y un inhalador?

Tanto los nebulizadores como los inhaladores son dispositivos utilizados para tratar afecciones del sistema respiratorio a través de la administración de medicamentos inhalados. El objetivo de ambos es que los fármacos lleguen directamente a los pulmones, pero tienen múltiples diferencias. En la siguiente tabla (4) te resumimos las más notables:

Nebulizador Inhalador
Forma de administrar el medicamento Diminutas gotas líquidas dentro de una nube de gas. Pequeñas partículas sólidas.
Ventajas No requiere técnicas especiales de uso.

Fácil inhalación a través de una boquilla.

Capacidad para aerosolizar mezclas de medicamentos en solución.

Puede ser usado con patrón respiratorio normal.

Útil en todo tipo de pacientes.

Se pueden modificar las concentraciones de las medicinas.

Acceso rápido al sistema respiratorio.

Requiere dosis menor de principio activo.

Pocos efectos secundarios.

Pequeño y fácil de transportar.

Inconvenientes Tarda más tiempo (10 minutos) que un inhalador (20 segundos).

Puede vehiculizar gérmenes.

Requiere una fuente de energía.

Puede causar hiperreactividad bronquial (2).

Requiere una técnica correcta de administración.

El hecho de no agitarlo puede alterar la dosis del medicamento.

Entrega sólo concentraciones fijas de la medicina.

Rango limitado de medicamentos.

¿Qué pasos debo seguir a la hora de usar un nebulizador?

Los nebulizadores son dispositivos relativamente fáciles de manejar, sin embargo, “para que la aerosolterapia sea eficaz, el sistema apropiado para la entrega de la medicación debe coincidir con la capacidad del paciente para utilizarlo correctamente” (5). A continuación, te indicamos los pasos que generalmente deben seguirse:

  1. Abrir la tapa del vaso de medicación.
  2. Rellenar el medicamento (≦ 10ml).
  3. Cerrar la tapa del vaso de medicación.
  4. Conectar la boquilla o máscara.
  5. Inhalar entre 15 y 25 minutos (hasta agotar el medicamento).
  6. Desmontar y limpiar por separado cada pieza del nebulizador.

¿Cómo puedo desinfectar el nebulizador?

Como es de imaginarse, lo más recomendable es limpiar todas las piezas del nebulizador después de cada uso, incluyendo la mascarilla, parte superior, y recipiente para el medicamento. Lo primero que deberás hacer es desmontar cada parte del aparato. La boquilla o mascarilla y el recipiente del medicamento deben lavarse con agua tibia y jabón, pero cuidado, porque los tubos no deben sumergirse en el agua.

Pese a lo anterior, algunos expertos recomiendan no poner las piezas de los nebulizadores en agua hervida ni limpiarlas con alcohol. En su lugar, sugieren sumergir las partes (entre 10 y 30 minutos) en una solución de vinagre y agua (en una proporción de 1:3). Al respecto, es indispensable seguir las recomendaciones del manual de instrucciones de cada dispositivo.

En cualquier caso, mínimo una vez a la semana las piezas deberían lavarse dentro de una solución de agua y vinagre blanco. Después del lavado es importante dejar secas las piezas en un lugar fresco y seco, preferiblemente al aire libre. Por su parte, el compresor y los tubos se pueden limpiar con un paño enjabonado o desinfectante. Pero, ¡nunca los sumerjas en agua!

Criterios de compra

Debido a que en el mercado podrás encontrar una gran oferta de nebulizadores de distintas clases, modelos y tamaños, es importante que tengas claros ciertos aspectos para que logres hacer una elección adecuada a tus necesidades. Te recomendamos que analices los siguientes criterios a la horade buscar el ideal para ti o para los tuyos:

Tipo de nebulizador

Hay distintas clases de nebulizadores y cada uno funciona de manera diferente. Como se mencionó antes, los nebulizadores neumáticos o jet cuentan con un compresor que les proporciona un flujo de aire. Y tienen un reservorio -donde se deposita el líquido- conectado a un tubo por el que entra el oxígeno. Este, al contactar con el líquido hace que se produzca el aerosol.

Aunque los nebulizadores jet son los más comunes, también encontramos los nebulizadores ultrasónicos. En estos, las partículas a inhalar se producen por ondas ultrasónicas de alta frecuencia. Pero estos no son aptos para todas las clases de medicamentos que se suelen recetar. Por su parte, los nebulizadores de malla suelen ser más pequeños, ligeros y silenciosos.

Niña utilizando nebulizador

A través de un nebulizador se pueden administrar broncodilatadores, pero también por medio de inhaladores presurizados de dosis medida (IDM) y de dispositivos de polvo seco. (Fuente: Roman023: 92160261/ 123rf.com)

Tamaño de las partículas atomizadas

Por lo general, un nebulizador es mejor cuanto más pequeñas son las partículas atomizadas por este. Su tamaño se expresa en micras (el símbolo es µm y es una unidad de longitud que equivale a una milésima parte de un milímetro). Es por eso que te recomendamos que te fijes en que las partículas atomizadas por el nebulizador no sean superiores a 5 µm, ya que se depositan mejor en los pulmones.

Intensidad del sonido

La media de ruido de los nebulizadores, tradicionalmente, ha sido de 46 dB (decibelios). Los hay más ruidosos, ¡claro!, de 65 dB o más. Sin embargo, actualmente encontramos dispositivos que producen un sonido igual o menor a 30 dB. Hay nebulizadores con compresores bastante silenciosos, y otros que funcionan con ultrasonido y generan muy poco ruido.

Ricardo Alberto JaramilloNeumólogo Pediátrico, Hospital Departamental Mario Correa Rengifo (Cali, Colombia).

"El tratamiento con nebulización es amigable con el paciente, ya que “se evidencia una considerable disminución de efectos adversos como los efectos cardiovasculares, gastrointestinales, en el sistema nervioso central, entre otros, debido a que se suministra por la vía respiratoria".

Tamaño del nebulizador

Con el avance de la industria y la tecnología, los aparatos cada vez tienden a ser más pequeños, y los nebulizadores no son ajenos a este fenómeno. Hoy en día encontramos nebulizadores que pueden sujetarse con una sola mano. Sin embargo, aún continúan fabricándose dispositivos para nebulizaciones de gran tamaño, pero ello no significa que sean de menor calidad.

Por lo tanto, deberás valorar el uso que vas a darle al nebulizador (en casa, viajes, entre otros) y así sabrás a qué darle prioridad a la hora de comprar tu dispositivo. Pero, por regla general, suele resultar más práctico un aparato pequeño y de fácil manejo. Por tanto, no olvides leer las especificaciones del producto para corroborar cuáles son sus dimensiones exactas.

Peso

En la misma línea del criterio anterior. Los nebulizadores modernos cada vez pesan menos. En la actualidad, encontramos algunos de estos dispositivos con un peso menor a 100 gr, lo que -unido a su reducido tamaño- los hace fáciles de llevar a cualquier parte. Se trata de los famosos nebulizadores portátiles. Pero, también están los nebulizadores que pesan más de un kilo.

Por tanto, si lo que buscas es un nebulizador que puedas llevar contigo a todas partes, asegúrate primero de que pese poco. Asimismo, cerciórate de que lleve el rótulo de “portátil”. Así, ¡no tendrás sorpresas!

Niña en terapia de nebulizador

Hay distintas clases de nebulizadores y cada uno funciona de manera diferente. (Fuente: Serezniy: 111203985/ 123rf.com)

Resumen

El nebulizador es un dispositivo usado para administrar medicamentos -líquidos- vía inhalatoria, por medio de una boquilla o mascarilla. Hay distintos tipos de nebulizadores (jet, ultrasónico y de malla), pero todos tienen como fin transformar la medicina en aerosol. Así, partículas de 5 micras (milésima parte de un milímetro), o más pequeñas, logran llegar a los bronquios.

Un nebulizador sirve para tratar diferentes enfermedades del sistema respiratorio, tales como: asma, bronquitis, neumoconiosis, fibrosis quística, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, entre otras. Sin embargo, siempre deben seguirse las instrucciones del médico y el paciente nunca debe automedicarse. Además, es muy importante limpiar y esterilizar el nebulizador.

Te agradecemos que nos hayas acompañado en la lectura de este artículo y esperamos que te haya sido de utilidad. Por favor, danos tu opinión, califícanos o comparte esta guía de compras en tus redes sociales. ¡Hasta pronto!

(Fuente de la imagen destacada: Belchonock: 98130796/ 123rf.com)

Referencias (5)

1. Sánchez E. Terapia de nebulizaciones, para respirar mejor [Internet]. elpais.com.co. 2018 [cited 2 October 2019].
Fuente

2. Hess D, Myers T, Rau J. Una Guía de Dispositivos para Aerosolterapia [Internet]. Buenos Aires; 2019.
Fuente

3. Benito Fernández, Javier, “Tratamiento con broncodilatadores en urgencias de pediatría: nebulización versus inhalación con cámara espaciadora”, Archivos de pediatría del Uruguay, vol. 74, n° 2, Montevideo, Agosto 2003.
Fuente

4. Ministerio de salud de la nación. Nebulización vs IDM. Buenos Aires; 2012 p.
Fuente

5. Cox Fuenzalida P. Cómo usar un nebulizador: MedlinePlus enciclopedia médica [Internet]. Medlineplus.gov. 2008 [cited 2 October 2019]. Available from:
Fuente

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Mariana Hoyos Periodista
Correctora de estilo y traductora. Escritora de cuentos, poesías, artículos académicos -para revistas indexadas y libros científicos- y otros textos. Conferencista en temas de educación, pareja, familia y formación en valores. Lic. en Periodismo y Dra. en Derechos Humanos, Paz y Desarrollo Sostenible (Universitat de València, UV). He trabajado como investigadora y docente universitaria (UV y Universidad de La Sabana, Bogotá-Col).
Artículo científico
Sánchez E. Terapia de nebulizaciones, para respirar mejor [Internet]. elpais.com.co. 2018 [cited 2 October 2019].
Ir a la fuente
Artículo científico
Hess D, Myers T, Rau J. Una Guía de Dispositivos para Aerosolterapia [Internet]. Buenos Aires; 2019.
Ir a la fuente
Artículo científico
Benito Fernández, Javier, “Tratamiento con broncodilatadores en urgencias de pediatría: nebulización versus inhalación con cámara espaciadora”, Archivos de pediatría del Uruguay, vol. 74, n° 2, Montevideo, Agosto 2003.
Ir a la fuente
Informe oficial
Ministerio de salud de la nación. Nebulización vs IDM. Buenos Aires; 2012 p.
Ir a la fuente
Artículo científico
Cox Fuenzalida P. Cómo usar un nebulizador: MedlinePlus enciclopedia médica [Internet]. Medlineplus.gov. 2008 [cited 2 October 2019]. Available from:
Ir a la fuente