Nuestro método

Products

18Productos analizados
Hours

23Horas invertidas
Studies

7Estudios evaluados
Comments

88Comentarios recaudados

Las pistolas de calor, también conocidas como pistolas de aire caliente, son herramientas similares a los secadores de pelo, pero con muchísimo más poder. Estas máquinas te puede resultar muy útiles para múltiples labores, tanto cotidianas como profesionales. En el mercado encontrarás diversos modelos adaptados a diferentes usos y necesidades.

Las pistolas de calor son utilizadas en distintas tareas. Por ejemplo, para eliminar viejas pinturas y cualquier tipo de adhesivos, entre otras funciones. Resultan una solución práctica y efectiva para simplificar y optimizar ciertos trabajos manuales. Seguramente te preguntarás: ¿Cuál variante es mejor? ¡A lo largo de esta guía te lo contaremos!




Lo más importante

  • Cuando decidimos pintar las paredes o los muebles de nuestra casa, inmediatamente pensamos en lo complicado que va a ser sacar la pintura fijada. Con una pistola de calor, esta actividad se vuelve sencilla y entretenida. Además, tiene muchos usos adicionales, por lo que resulta una herramienta muy versátil.
  • Existen al menos tres tipos diferentes de pistolas de calor: las eléctricas (las más populares), las alimentadas por gas y las de uso industrial. Deberás elegir el modelo en función del uso que le des. Es importante que conozcas sus características para escoger la variante más acorde a tus necesidades.
  • Al momento de comprar tu pistola de calor, deberás considerar ciertos criterios y especificaciones indispensables. Por ejemplo, el umbral de temperatura, los niveles seleccionables de calentamiento, la inclusión de pantalla y los sistemas de seguridad incorporados, entre otros factores relevantes.

Las mejores pistolas de calor: nuestras recomendaciones

La mejor pistola de calor con ajuste de temperatura

Esta pistola de calor de la marca Cheelom tiene doble ajuste de temperatura (desde los 50° C hasta los 600° C). Adquiere calor en pocos segundos y tiene protección contra sobrecargas eléctricas. Además, posee un mango con diseño ergonómico muy cómodo y funcional. Entre sus accesorios incluye cuatro boquillas, por lo que es una opción sumamente versátil.

La mejor pistola de calor portátil

Este modelo de pistola de calor resulta liviano y ergonómico, por lo que es muy cómodo y simple para trasladar. Por otro lado, se calienta rápidamente y tiene un dispositivo de control de la temperatura para evitar sobrecargas o desperfectos eléctricos. Es ideal para trabajos de artesanía y bricolaje, como así también para secado de pintura y eliminación de adhesivos.

La mejor pistola de calor con accesorios adicionales

Si buscas una pistola de calor completa y versátil, presta atención a este práctico modelo de la reconocida marca Stanley. Cuenta con velocidad variable e incluye diversos accesorios adicionales para facilitar y potenciar su uso. Por ejemplo, un paquete con variadas boquillas, entre otros. Además, alcanza en pocos segundos una temperatura de 600° C.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las pistolas de calor

Las pistolas de calor no son herramientas complicadas de entender y utilizar. No obstante, puede que desconozcas algunas de sus particularidades o tipos de usos. Con el fin de evitar confusiones, responderemos las preguntas más frecuentes de los usuarios en relación a estas prácticas y versátiles máquinas. ¡Toma nota!

Las pistolas de calor, o de aire caliente, son herramientas que se parecen a los secadores de cabello pero con esteroides. (Fuente: Broggemann: 28368072/ 123rf.com)

¿Qué son los pistolas de aire caliente y cómo funcionan?

Las pistolas de calor, o de aire caliente, son herramientas que se parecen a los secadores de cabello pero con esteroides. Su diseño es bastante similar, pero la pistola genera muchísimo más calor, es decir, alcanza temperaturas mucho más altas. Resulta mayormente utilizada para trabajar con pintura, aunque no se limita a solo a esa actividad.

Los principios de funcionamiento de un secador de pelo y de una pistola eléctrica son los mismos. Dentro de una pistola de calor eléctrica hay dos elementos: un calefactor y un ventilador. Cuando se pone la herramienta en acción, los ventiladores comienzan a girar.

Así es como genera un volumen de masa de aire, que luego se dirige a un elemento calefactor. Después, el aire se combina con el calor emitido y sale caliente por la boquilla como resultado de esa reacción. Al ajustar la temperatura de la pistola, estás ajustando la temperatura del elemento calefactor.

¿Para qué tareas de bricolaje me sirve una pistola de calor?

A pesar de que muchas personas siguen creyendo que esta herramienta es muy específica y poco versátil, se pueden lograr muchas cosas con una pistola de calor. No solo sirve para quitar la pintura, también puedes utilizarla en diversas actividades o proyectos simples. Sus principales usos son los siguientes:

  • Reparar tuberías o metal: puedes usar una pistola de calor para moldear y soldar elementos en la forma deseada (con los accesorios pertinentes).
  • Ablandar: algunas sustancias pueden ser difíciles de eliminar. Por ejemplo, la cera de una vela o un superpegamento, los cuales se endurecen rápidamente al caer en la superficie. Con esta herramienta se suavizarán, pudiendo eliminarse más fácilmente.
  • Doblar tuberías de cobre o PVC: con la temperatura correcta podrás, incluso, doblar tuberías. De otro modo, te llevaría mucho tiempo y energía.
  • Quitar etiquetas y pegatinas de parachoques: Si te aburriste o te avergüenzas de esos horribles stickers viejos en tu refrigerador o vehículo, podrás quitarlos con esta herramienta de manera fácil y efectiva.
  • Quitar la pintura: claro que puedes raspar o utilizar algún solvente de pintura, pero aún así tardarías días en quitarla. Con una pistola de calor, hacer este trabajo te llevará unos minutos. También puedes eliminar piezas viejas de papel tapiz.

Es mayormente utilizada para trabajar con pintura, aunque no se limita solo a esa actividad.
(Fuente: alachevstudio: 63355997/ 123rf.com)

¿Qué tipos de pistolas de calor existen?

Actualmente, existen tres tipos distintos de pistolas de calor: las eléctricas (las más comunes y utilizadas), las alimentadas por gas y las de tipo industrial. Cada uno de estos modelos ha sido creado en función de trabajos específicos. A continuación, te definiremos brevemente cada uno de estos tipos:

  • Eléctricas: son los modelos más populares en el mercado. Suelen estar alimentadas por cable, pero también hay variantes inalámbricas. Pueden producir mucho calor rápidamente. Se utilizan para todo tipo de trabajos, como manualidades, pequeñas tareas domésticas y grandes trabajos industriales.
  • Alimentadas por gas: son más portátiles que las variantes eléctricas con cable. Normalmente, usan una celda de combustible llena de butano o un cartucho con un encendido eléctrico. Pueden utilizarse en cualquier lugar y son una excelente opción para grandes proyectos sin acceso a la electricidad.
  • Industriales: son más grandes y potentes que una pistola de calor típica. Y mucho más caras. Están diseñadas para trabajos industriales más grandes o de tareas de construcción complejas. También suelen tener muchas características adicionales.

¿Qué diferencias existen entre los distintos tipos de pistolas de calor?

En el mercado podrás encontrar varios tipos de pistolas de calor. Cada uno de ellos está diseñado para realizar trabajos específicos. Si no estás seguro de cuál te conviene más, lo recomendable es que compares las particularidades de cada modelo. Aquí te señalaremos sus principales diferencias:

Eléctrica Gas Industrial
Alimentación Por cable o batería Gas Electricidad o por gas
Sistema calefactor Ventilador y elemento calefactor Gas propano o butano Cerámica
Usos Domésticos Domésticos o industriales Industriales
Mejor para Tareas domésticas de bricolaje Tareas domésticas de bricolaje Ingeniería automotriz, construcción y empaque
Nivel de calentamiento Moderado Alto Muy alto
Rangos y límites de temperatura 100 °C a 600 °C hasta 1000 °C más de 1000 °C
Precio Moderado a alto Bajo a moderado Alto

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las pistolas de calor?

Son pocas las desventajas que puedes encontrar en esta herramienta si haces un análisis de todas las prestaciones que ofrece. Sin embargo, debes ser cuidadoso, ya que un uso irresponsable de la pistola de calor podría provocar un accidente. En la siguiente tabla, te mencionaremos sus aspectos positivos y negativos.

Ventajas
  • No producen llamas.
  • Generan calor muy rápido.
  • Se enfrían rápidamente.
  • Incluyen mecanismos de seguridad.
  • Versátiles.
  • Te ahorran tiempo.
Desventajas
  • Es factible que ocurran accidentes si no se utilizan de manera correcta.
  • Requieren un mayor mantenimiento.
  • Son más costosas.

Criterios de compra

Más allá de todo lo visto, hay una pregunta que no puedes dejar de hacerte: ¿para qué necesito la pistola de calor? Cuanto más simples sean tus propósitos, más sencilla será la herramienta que puedes usar. En el caso de que requieras de gran versatilidad, hay muchas características cruciales para analizar. Aquí te las explicaremos brevemente:

Umbral de temperatura

Atrás quedaron los días en que las pistolas de calor eran solo para quitar la pintura. Entonces, no era necesario preocuparse tanto por el umbral de temperatura. Sin embargo, ahora son mucho más fuertes, por lo que debes tener en cuenta este factor. Probablemente, tu pistola de calor aún podrá quitar la pintura, pero si deseas hacer algo más que eso, tendrás que prestar más atención a las especificaciones.

Por ejemplo, si va a derretir plásticos o secar madera, es posible que necesites un límite de temperatura más amplio que el que necesitarías simplemente para quitar la pintura. Afortunadamente, muchos fabricantes ya están a la altura de estas demandas. La mayoría de las pistolas de calor pueden alcanzar temperaturas de alrededor de 600° C.

La mayoría de las pistolas de calor no vienen con una pantalla LCD incorporada. (Fuente: Broggemann: 23784633/ 123rf.com)

Ajustes de temperatura

Continuando con el punto anterior, si deseas usar distintas temperaturas necesitarás que sea ajustable. La cantidad de puntos de ajuste de temperatura de un producto varía de acuerdo a cada modelo. La mayoría de las pistolas de calor ofrecen temperaturas desde los de 50° C hasta los 600° C. Otras, en cambio, solo tienen un par de temperaturas disponibles.

Si deseas usar distintas temperaturas necesitarás que sea ajustable.

Los ajustes de temperatura pueden influir en el precio de la pistola de calor. Por eso, deberás evaluar si realmente necesitas esta función. Siempre es mejor que la herramienta tenga la mayor cantidad de prestaciones posibles. Sin embargo, te recomendamos que priorices el uso específico que darás si no quieres gastar dinero de más.

Pantalla LCD

La mayoría de las pistolas de calor no vienen con una pantalla LCD incorporada. Es una función premium que se encuentra solo en las unidades de alta gama con prestaciones superiores. Si deseas un modelo con más tecnología, deberás estar dispuesto a gastar bastante más dinero. Pero si realmente necesitas funciones de este tipo, vale la pena la inversión.

La pantalla LCD no solo se ve muy bien, sino que también hace que sea mucho más fácil hacer ajustes según los grados que necesites. Este nivel de precisión no será necesario para todos, pero sí resultará sumamente útil si quieres obtener el máximo provecho de tu herramienta.

Mecanismos de seguridad

La mayoría de pistolas de calor tienen mecanismos de seguridad y protección integrados. Estos sistemas evitan que ocurran accidentes y previenen que la herramienta se arruine. Normalmente, incluyen enfriado rápido y protección contra sobrecorriente. Estas funciones hacen que la máquina se apague y no se produzcan cortocircuitos por mal funcionamiento o altas temperaturas.

Comodidad

Si tienes que trabajar en un gran proyecto, esta herramienta va a estar mucho tiempo en tus manos, lo que te puede provocar algo de dolor o molestias. Los modelos ergonómicos incluyen acolchado de confort, un diseño que se adapta naturalmente a tus manos y evita calambres o incomodidad.

Los modelos ergonómicos incluyen acolchado de confort.

Los fabricantes cada vez le dan más prioridad a la ergonomía, por lo que no es tan difícil encontrar pistolas de calor cómodas. No obstante, no debes dar por sentado que cualquier modelo será ergonómico. Muchas veces las características de las etiquetas no condicen con la realidad.

Peso

Además de la comodidad o ergonomía, también es importante que busques una herramienta liviana. Un par de gramos pueden hacer una gran diferencia al final de un día de trabajo. Por lo tanto, ¡cuanto más ligera, mejor! Si deseas algo no muy pesado, puedes encontrar opciones en el rango de un kilogramo. El diseño liviano te asegurará un menor cansancio e incomodidad al terminar tu proyecto.

Accesorios (boquillas)

Dependiendo del trabajo que realices, puedes usar diferentes tipos de boquillas para hacer que el aire esté más o menos concentrado. Algunas pistolas de calor vienen con diversas y variadas boquillas, mientras que otras solo incluyen una boquilla estándar (por lo que deberás comprar las demás aparte).

Es fundamental que tengas la boquilla adecuada para el tipo de trabajo que deseas realizar. Por ello, lo recomendable es que adquieras una herramienta que incluya el mayor número de boquillas posible y que tenga un maletín para su resguardo. Las variantes más comunes de boquillas son:

  • Boquilla reflectora: utilizada para soldar tuberías.
  • Boquillas de cono o reductor: concentra y enfoca el calor para un control preciso.
  • Boquillas planas o de cola de pez: distribuyen el calor en un área amplia.
  • Boquilla protectora de vidrio: protege las ventanas del calor directo cuando eliminas material de los marcos.
  • Raspador: para quitar pintura.

Resumen

La tecnología ha recorrido un largo camino, haciendo que estas herramientas sean sustancialmente más versátiles. Ahora pueden usarse de varias maneras para muchos proyectos. Puedes secar madera, suavizar adhesivos, e incluso realizar trabajos ligeros de soldadura con plástico.

Si bien la pistola de calor es una herramienta relativamente sencilla, necesitas tiempo e investigación para encontrar el modelo que cumpla con todas las funciones que necesitas. Estamos seguros que esta guía te ha facilitado la tarea. Si sigues los pasos que te mencionamos, seguro realizarás una compra exitosa.

Si esta guía te ha parecido útil, te invitamos a compartirla para que llegue a más personas. También puedes dejarnos un comentario con tu opinión o preguntas. ¡Con gusto te respondemos! ¡Gracias por leernos!

(Fuente de la imagen destacada: Rattanasaroj: 56485582/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Me dedico a la redacción de textos para diferentes páginas webs y medios electrónicos. Me encanta escribir para Internet y soy un friki del SEO y del marketing digital (me apasiona el Inbound Marketing y el marketing de contenidos). Especializado en herramientas y productos tecnológicos.
Daniela es periodista y psicóloga social, sin embargo, ha sabido llevar su carrera a la par de sus deberes como madre de familia. Su principal hobby es la lectura; para ella es mundo de las palabras es, sin duda, su lugar favorito, aunque también en su tiempo libre disfruta del yoga. Ha escrito artículos periodísticos sobre actualidad política y cultural.