Lo último en el mundo del cuidado facial y cosmético, son los protectores solares en polvo, que seguro conoces si eres una aficionada a la belleza. Estos productos representan una excelente alternativa a las cremas y están indicados para la piel de la cara. Una de sus grandes ventajas es que no la dejan blanquecina ni grasa.

Como es tan común el uso de productos cosméticos en formato polvo, no será nada difícil habituarnos a este nuevo artículo. Lo mejor es que en un mismo producto, proteges tu rostro de posibles manchas, quemaduras y envejecimiento prematuro. A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber sobre los protectores solares en polvo.

Lo más importante

  • Los protectores solares en polvo pueden ser translúcidos o con color. Perfectos para lucir un tono de piel uniforme y terminar de una vez por todas con el brillo.
  • Su aplicación es tan sencilla como la de cualquier base de maquillaje. Úsalos con movimientos circulares y reaplica si es necesario, cada dos horas.
  • El factor de protección solar y su composición son dos de las principales características que en las que debes fijarte antes de adquirir este producto

Los mejores protectores solares en polvo: nuestras recomendaciones

No. 1: Fotoprotector Sunbrush Mineral – ISDIN

De la marca Isdin, este protector solar en polvo, con un factor de protección de arriba de 50, protege contra los rayos UVB Y UVA. Viene con una brocha para una aplicación más fácil y conveniente. Mantiene a los brillos a raya y deja a la piel respirar con un acabado natural. La fórmula protege de la contaminación.

Se puede aplicar incluso encima del maquillaje. Reaplica cada 2 horas, de manera especial si sudaste, nadaste o te secaste con una toalla. El producto contiene 4 gr. Da 2 toques en el dorso de la mano con la brocha, para evitar que no se extienda bien en la cara. Se te acabaron las excusas para no proteger a tu piel debidamente del sol.

No. 2: Powder-Me Dry Sunscreen – Jane Irendale

Para cara y cuerpo, no contiene activos químicos y resiste al agua hasta por 40 min. Como plus, también sirve para calmar y aliviar las quemaduras solares. Para mejores resultados primero aplica tu crema hidratante de siempre antes este artículo. Tiene un efecto natural y da una protección de 30 SPF. Es un poco costoso pero vale la pena.

Viene con un espejo y una esponja para que su uso sea sencillo. A pesar de ser pequeño, va a durarte varios meses, pues es muy rendidor. Viene con 9.07 gr y unas medidas de 5.6 x 5.6 x 7.6 cm. Puede usarse tanto con la piel limpia como por encima del maquillaje. Jane Irendale es una marca famosa que se apuesta por la cosmética natural

No. 3: Brush-On Sun Defense – Mineral Fusion

De la marca Mineral Fusion, como el protector solar de nuestro puesto no. 1 viene con una brocha. Es apto para todos los tonos de piel y contiene té blanco. No contiene colores artificiales y es 100% vegano, libre de crueldad animal, sin parabenos o gluten. Ya que el protector se termine puedes lavar la brocha y agregarla tu colección.

El producto no contiene perfume. El envase tiene unas medidas de 3.5 x 3.5 x 14.9 cm y c un peso de 4.54 g. Como siempre, si te causa algún tipo de irritación o hinchazón, detén su uso y consulta con tu médico. Mantén el polvo lejos de tus ojos. Es práctico, sencillo, útil y muy lindo ¡úsalo a diario y cuida de ese bello rostro!

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el protector solar en polvo

Seguro después de ver nuestro Ranking te han surgido montones de dudas. Llevamos toda la vida acostumbradas a la textura en crema o en aceite de este tipo de productos, por lo que es normal que tengas algunas cuestiones por resolver. Hemos recogido los puntos más importantes a la hora de escoger un protector solar en polvo.

El rostro es el área del cuerpo más sensible y que más exponemos al sol.
(Fuente: Leung Cho Pan: 55050975/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente un protector solar en polvo?

Por lo general, asociamos los protectores solares a un ungüento tipo crema que aplicamos sobre la piel extendiéndolo hasta que se absorba. Sin embargo, el mundo de los protectores solares ha lanzado un nuevo y muy novedoso formato: el polvo. Y este nuevo formato recuerda a unos polvos de maquillaje, por su textura y color.

Los protectores solares en polvo, entonces, se acompañan una herramienta tipo brocha o esponja con el que aplicarlos. Suelen presentarse en formatos pequeños y compactos, pues están especialmente pensados para la piel del rostro. Dependiendo del fabricante y modelo, es posible encontrarlos translúcidos (sin color) o bien en diversas tonalidades.

¿Cuáles son las ventajas de los protectores solares en polvo con respecto a otros formatos?

Una de las principales ventajas de esta clase de protectores solares frente a otros es su aplicación sencilla. Para quienes se apliquen maquillaje todos los días, aplicarse este producto será muy sencillo pues es teoría, su uso es muy similar. Además, al contrario que muchas cremas o lociones solares, estos no dejan la cara blanquecina ni grasa.

Pero aun así hay que tener cuidado de no dejar residuos. Generalmente, se presentan en un formato compacto, ideal para llevar en el bolso y así repetir la aplicación cuando sea conveniente. Son perfectos para llevarlos a diario en la bolsa. Al incluir una brocha, no hace falta mancharse las manos para extender el protector sobre la piel.

foco

¿Sabías los estudios indican que el sol puede ocasionarte más arrugas? Es de suma importancia que siempre protejas tu piel de los rayos solares. El protector solar en polvo es una muy buena opción.

¿Para qué zonas del cuerpo están indicados los protectores solares en polvo?

Los protectores solares en polvo están pensados para las zonas de la piel más expuestas durante todo el año. En primer lugar, entonces, son productos indicados para el rostro, pues se aplica de la misma manera que una base de maquillaje en polvo, por ejemplo. También se recomiendan para la zona del cuello y las manos.

Seguro ya te diste cuenta que los protectores solares están diseñados para áreas de la piel muy chicas. De ahí que suelan presentarse en envases no demasiado grandes. Por tanto, no estarían aconsejados para otras zonas de piel más extensas como la espalda o las piernas. Para estas, lo ideal son los protectores solares líquidos.

¿Cuál es la manera apropiada de aplicar un protector solar en polvo?

La aplicación dependerá del modelo de protector solar en polvo. En el caso de que cuente con una brocha o esponja, deberemos de agitar el producto para que el polvo llegue a la brocha o a la esponja. Lo siguiente es asegurarte de dar algunos golpecitos para eliminar el exceso de polvo. Lo siguiente es aplicarlo con ayuda de la brocha o esponja de forma generosa.

Hazlo, como decíamos, sobre aquellas partes del cuerpo que, con mayor frecuencia, se encuentran expuestas como la cara o el escote. Para estar seguras de que los polvos son distribuidos correctamente, aplícalos con movimientos en círculos. Puedes repetir esta misma acción al cabo de unas horas o cuando estimes conveniente.

Los protectores solares en polvo pueden ser traslúcidos o con color.
(Fuente: Mariia Margulis: 26245120/ 123rf.com)

¿Cuándo debería usar el protector solar en polvo?

La piel del rostro es altamente sensible. Esto quiere decir que debes protegerla del sol durante todo el año, no importando si es verano o invierno. Está claro que es la temporada veraniega la que puede presentar más daños por la radiación solar, pero hay que dejar claro que la radiación solar esta igualmente está presente en los meses más fríos. Por supuesto, también en invierno.

El uso del protector solar tiene que ser una parte fundamental de nuestras rutinas de la misma manera que lavarse los dientes, maquillarse o tomar una ducha. Es, por tanto, un hábito a adquirir antes de salir de casa. Eso sí, no debemos escatimar en las sucesivas repeticiones a lo largo del día. En función de la intensidad solar, renovar la dosis cada 2 horas es un excelente consejo.

El protector solar en polvo, ¿Se aplica antes o después del maquillaje?

El protector solar en polvo se aplica sobre el maquillaje, pero puede aplicarse sin problemas sobre la piel desnuda. Si eres de las que no salen de casa sin base, este cosmético será una segunda capa muy apropiada, dado moverá o cambiará tu maquillaje y, además, te mantendrá protegida del sol.

En el caso de que prefieras aplicarlo sobre la piel directamente, que sea sobre piel limpia y con crema hidratante. Lo mejor es que, dado que muchos polvos con protección solar disponen de cierto color, este producto no solo te aislará de los rayos nocivos, sino que unificará el tono de tu piel y eliminará brillos.

Mary Theresa SchmichPeriodista estadounidense

“Si pudiera ofrecerles sólo un consejo para el futuro, sería éste: usen protector solar”.

¿Qué factor de protección solar debería escoger?

La decisión sobre qué factor de protección solar escoger debes tomarla del mismo modo que harías con cualquier otro producto convencional. Toma en cuenta que la piel de tu rostro es súper sensible. Exponerse mucho tiempo al sol, podría derivar en manchas, arrugas y/o quemaduras.

Se recomienda, entonces, optar por un producto con SPF de al menos 30, sin importar si tu piel es pálida o morena. En cualquier caso, no es aconsejable decidirse por protectores solares con un SPF por debajo de 15. Este factor solo previene las quemaduras solares, pero no enfermedades como el cáncer de piel o combatir los signos de la edad.

¿Por qué es tan importante protegerse el rostro frente al sol?

La cara es probablemente la única parte de nuestro cuerpo que está expuesta al sol los 356 días del año. Por este motivo, es en ella donde primero aparecerán las antiestéticas manchas. Estas no solo otorgan un aspecto desaliñado a nuestro rostro y son los primeros signos de envejecimiento, también podrían convertirse en un cáncer de piel.

Una de las razones por las que debemos de proteger nuestra piel de los rayos de sol podría ser estética, pero no podemos olvidarnos de nuestra salud. Las quemaduras de sol son dolorosas, pero por desgracia no es lo más grave que puede sucedernos si no nos cuidamos. Un envejecimiento prematuro de la piel o un melanoma son consecuencias mucho más temibles.

Los protectores solares en polvo suelen presentarse en envases compactos para llevar siempre contigo. (Fuente: Olena Yakobchuk: 80906136/ 123rf.com)

¿Qué otros beneficios agregados ofrece el protector solar en polvo?

Además de actuar como filtro solar, muchas marcas han puesto en sus protectores solares en polvo otros beneficios. Por ejemplo, hay protectores en polvo que llevan incorporado maquillaje. Esto significa que tendrás todo en un mismo artículo. Así ahorraras tiempo y dinero y esfuerzo .Hay, incluso, modelos que se encargan de cerrar los poros.

Además de reducir el impacto de la radiación solar, existen ciertas propuestas en el mercado que también brindan protección contra la contaminación. Pues hay que tener muy presente que la contaminación medioambiental es uno de los grandes enemigos de nuestro rostro. Algún otro pro podría ser el de la hidratación que proporcionan ciertos modelos.

¿Para qué tipo de pieles están indicados los protectores solares en polvo?

Las marcas de protectores solares en polvo se esfuerzan cada vez más en extender sus productos a la mayor cantidad de público posible. Se ha hecho mucho esfuerzo e investigación en encontrar fórmulas para pieles atópicas y sensibles. De hecho, en nuestra lista de recomendaciones, hay varios que encajan en esta descripción.

En todos los casos, para estar segura, conviene examinar detenidamente los ingredientes del producto que queramos adquirir. Seleccionando polvos solares fabricados con componentes naturales libres de químicos, parabenos y demás sustancias artificiales te asegurarás que entren además en tus propios estándares de calidad.

Criterios de compra

Ahora que ya hemos dejado más en claro los puntos alrededor de este tema, es el momento de hablar de otro asunto vital. Si ya te has decidido por comprar un protector solar en polvo para cuidar las zonas más sensibles de tu piel, te animamos a tomar una decisión en base a diversos factores. Toma nota de los criterios de compra más importantes.

Factor de protección solar

Ya sea en formato crema, aceite, spray o polvo, este punto es el primero por el que debes empezar. El factor de protección solar o SPF es un valor que nos indica cuánto tardan los rayos ultravioleta en penetrar en la piel comparándolo con el tiempo en el que lo harían sin usar protector. Un SPF 15 significa que la piel aguantará 15 veces más tiempo sin quemarse.

Está claro que la radiación solar no es la misma en verano que en invierno. Pero siempre será mejor prevenir que curar, un SPF recomendado para cara, cuello y manos no debería ser inferior a 30. No olvides que son las zonas más sensibles del cuerpo y las que están expuestas al sol durante todo el año.

Los protectores solares en polvo suelen venir acompañados con una brocha para su fácil aplicación. (Fuente: Yupa Watchanakit : 79782496/ 123rf.com)

Componentes

Fundamental como lo sería tanto en tu base de maquillaje como en tu sérum de noche, por poner algunos ejemplos. Conviene tener presentes cuáles son los componentes del protector solar. Esto es muy importante en caso de que tengas la piel sensible o con tendencia a irritaciones. En este caso, lo ideal es que solo elijas productos con ingredientes 100 % naturales y libres de químicos y perfumes.

Los modelos que incorporan filtros minerales son muy buenos. Estos no dañan ni la piel ni al ambiente. Buenos ejemplos son los de óxido de zinc o dióxido de titanio. También puedes buscar en que incluya otros ingredientes como ácido hialurónico (genial para los signos de la edad) o extractos vegetales, como el aloe vera o té verde, por sus propiedades calmantes.

Acabado

En el ámbito de los protectores solares en polvo hay dos posibilidades. La primera son aquellos sin color o traslucidos que solo ofrecen que rayos UVB y UVA no penetren en nuestra piel. Estos, a diferencia de otros protectores en crema, por ejemplo, no dejan la piel con esa capa blanca muy común en los protectores solares o peor aún, grasa.

La segunda posibilidad es optar por un producto con color con el objetivo de que actúe como un tipo de base de maquillaje. Se trata de una opción ideal para matificar la piel del rostro, unificar el tono, disminuir líneas de expresión, arrugas y brillos. Estos polvos solares cumplirán una doble función que encantará a muchas chicas.

Marcela NoboaDermatóloga

“Es muy importante usar la protector solar porque el 40% de la radiación atraviesa las nubes”.

Modo de aplicación

La manera de aplicación es otra consideración a tener en cuenta, pues deberás considerar cuál es el más cómodo para ti. De manera general, podemos encontrar estos productos en 3 modalidades. La primera y más común es el protector solar en polvo que se acompaña de una brocha y su uso es como la de cualquier maquillaje.

En segunda instancia, debemos referirnos a los modelos que incorporan una pequeña esponjita. De nuevo, el modo de uso nos resultará familiar, pues será suficiente con dar pequeños toques para extender los polvos. Incluso es posible que el artículo se unte con los dedos, lo que querrá decir que no viene con ningún aplicador.

Características adicionales

Ya para terminar, tendrás que buscar aquellos extra que para ti sean imprescindibles. Como por ejemplo que resista al agua. Este aspecto es muy interesante, ya que te protegerá incluso aunque sudes. Dependiendo de sus ingredientes, puede ocurrir que el modelo tenga propiedades hidratantes o antioxidantes. Ambas vienen muy bien.

Por su carácter matificante, no tendrás que preocuparte por los brillos, sin importar que el modelo que escojas se traslucido o con color. Hay modelos que, debido a los ingredientes que contienen, están perfumados. Es más, otros, aparte de frenar los rayos de sol, también sirven de escudo a la contaminación ambiental.

Resumen

El mundo de los protectores solares en polvo es muy amplio y la mayoría de él, aun no se conoce bien. Se trata, sin ninguna duda, de un formato innovador que ha conseguido captar la atención de las chicas (en muchos casos con piel mixta o grasa) en búsqueda de una alternativa a las cremas. Pues bien, su sencillo modo de uso y eficacia han conseguido elevar estos productos a lo más alto.

Tanto como nos guste el sol y como nos hace sentir felices y renovados, siempre debemos tener en mente que también tiene sus efectos negativos. Es suficiente con incluir en nuestra rutina de belleza diaria el uso del protector solar para disfrutar de él sin peligros. El rostro, el cuello, el escote y las manos son las áreas más expuestas, así que es esencial que comiences desde hoy mismo a protegerlas.

¿Te ha gustado nuestro artículo? Dejamos un comentario y compártelo en tus redes sociales. ¡Hasta la próxima!

(Fuente de la imagen destacada: Natalie Alexeeva: 19210837/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Me licencié en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y trabajo de redactora freelance desde el año 2012. En este tiempo, he intentado combinar mis dos pasiones: escribir y viajar. Clientes como Kaufberater te lo hacen todo mucho más fácil. Detrás hay un equipo de profesionales que se esfuerzan en que siempre mejores y, por supuesto, cuando eso ocurre, te lo saben reconocer.
La lectura es una de las grandes pasiones que acompañó a Siomara durante su adolescencia. Se graduó de la Licenciatura en Nutrición y estudió una maestría en Nutrición Materno Infantil. Disfruta tanto de salir a explorar nuevos paisajes, como de quedarse en casa a ver sus series y películas favoritas. Además, le fascina conocer la gastronomía típica de nuestro país, de los pueblos mágicos y por supuesto, de las diversas culturas del mundo.