Última actualización: 18/02/2020

Nuestro método

16Productos analizados

27Horas invertidas

5Estudios evaluados

79Comentarios recaudados

Con tal de conseguir la mirada perfecta, todo es válido. Algunas mujeres muy creativas utilizan cucharas o tarjetas de crédito para enchinar sus pestañas. Otras van más allá y prefieren usar pestañas postizas. Sin embargo, para aprovechar lo que la naturaleza nos ha dado y lucir unos ojos de impacto, lo mejor es usar un rizador de pestañas.

A pesar de que para algunas mujeres resulten intimidantes, los rizadores no son armas blancas. Su uso es más sencillo de lo que parece y, cuando encuentres el más apropiado, no lo dejarás jamás. Si quieres enamorar con tu mirada, ¡no te vayas! Pues hemos preparado para ti una completa guía que te ayudará a elegir el mejor rizador de pestañas.




Lo más importante

  • Un rizador de pestañas es capaz de brindarte un aspecto más juvenil y una mirada despampanante sin necesidad de recurrir al maquillaje. El secreto de su éxito radica en saber seleccionar el más adecuado. Están los tradicionales, los que tienen forma de pinza y los térmicos o eléctricos. Lo importante es que puedas controlarlos y manipularlos fácilmente.
  • Todavía hay muchas mujeres que no se animan a usar un rizador o han tenido malas experiencias. Esto se debe, en gran medida, a que no saben cómo usarlo. Lo tienes que usar siempre antes de aplicar rímel, con la presión adecuada para rizar sin causar daños. Además, necesitas cambiar sus gomas con frecuencia para prevenir infecciones.
  • Antes de lanzarte a comprar un rizador, debes tomar en cuenta una serie de criterios importantes. El tamaño del arco, la calidad de la goma, el agarre, el material y los reemplazos son aspectos importantes que debes considerar. Cada ojo es distinto, así como las preferencias a la hora de manipular el rizador.

Los mejores rizadores de pestañas: Nuestros favoritos

El rizador de pestañas favorito de las usuarias online

Tweezerman te ofrece un rizador de pestañas clásico diseñado con una curvatura especial para adaptarse a las distintas formas de ojos. Su almohadilla hipoalergénica de silicón cuenta con el grosor ideal para crear un rizo intenso que se mantiene a lo largo del día.

Es muy resistente y no daña tus pestañas. Cuenta con un sistema muy suave de cierre y apertura para que te sea más sencillo manipularlo.

El mejor rizador de pestañas para un acabado natural

Bueno, bonito y barato, simplemente una maravilla. Este rizador para pestañas de Revlon es un clásico para darle a tus pestañas un rizo natural. Se adapta perfecto a la forma de tu ojo gracias a su diseño redondeado.

Además, su mango es súper cómodo y cuenta con gomas para que tus dedos no se resbalen durante el proceso. Su almohadilla es muy resistente y no arranca ni quiebra tus pestañas.

El mejor rizador de pestañas en forma de pinza

Este rizador en forma de pinza es ideal para las personas con ojos pequeños pues se adapta a la perfección y alcanza las pestañas más chiquitas. Está hecho a mano con acero inoxidable de excelente calidad, por lo tanto es fuerte y te durará por mucho tiempo.

Su mango está diseñado especialmente para un agarre cómodo y fácil de usar. Es compacto y ligero, perfecto para tu neceser de maquillaje.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los rizadores de pestañas

A pesar de que los rizadores de pestañas tradicionales llevan años en el mercado, muchas mujeres aún no saben cómo usarlos. Algunas los visualizan como objetos de tortura, y otras los han probado sin darles el uso adecuado. Para que tus pestañas se conviertan en el centro de atención, vamos a clarificar las dudas más comunes sobre este producto.

El rizador le proporciona a tus pestañas una forma curva muy femenina. (Fuente: maridav: 87123222/ 123rf.com)

¿Qué son exactamente los rizadores de pestañas?

El rizador de pestañas es una herramienta de belleza cuya función principal es darle a las pestañas una curvatura natural sin necesidad de utilizar químicos. A pesar de que muchas mujeres no lo consideran un elemento indispensable, marcan una diferencia radical cuando se usan. Tus pestañas se vuelven más voluminosas, y tu mirada se ve más amplia y llamativa.

En 1930 se comenzaron a utilizar los primeros rizadores de pestaña, y lo cierto es que eran muy parecidos a los modelos tradicionales que se venden en la actualidad. A lo largo del tiempo, se ha mejorado el diseño del agarre del instrumento y sus almohadillas son más suaves y delicadas. Últimamente, se han popularizado los rizadores eléctricos o térmicos, ya que su modo de uso es muy sencillo.

¿Qué tipos de rizadores de pestañas existen?

Con el paso de los años, la variedad de utensilios para embellecer tus pestañas se ha vuelto más amplia. Podemos encontrar el rizador tradicional, que habitualmente se elaboran con metal o plástico. Su apariencia es similar a la de unas tijeras, y quizás por eso cause mucho temor. Aún así, este sigue siendo el preferido de la mayoría de las usuarias.

También están los rizadores en forma de pinzas. Estos se crearon de forma especial para las pestañas del ángulo externo del ojo y no son tan conocidos como los tradicionales. Por último, tenemos a los rizadores térmicos o eléctricos, que actúan con una temperatura menor a los 37 °C para evitar daños en tus pestañas.

Tipos Beneficios Inconvenientes
Rizador tradicional de metal Es muy efectivo para conseguir volumen y es de larga duración. Puede ser intimidante a simple vista y algunas mujeres no se acostumbran a su mecanismo.
Rizador tradicional de silicona Su material ayuda a amortiguar el contacto entre tus dedos y el instrumento. Su firmeza no es la ideal para algunas mujeres.
Rizador térmico tradicional Produce la temperatura suficiente para dar más volumen sin dañar tus pestañas. Tarda un tiempo en calentar.
Rizador térmico en forma de cepillo Su mecanismo es más simple que el de un rizador de pestañas tradicional. Tarda un tiempo en calentar y algunas usuarias consideran que no aporta mucho volumen.

¿Qué beneficios me ofrece un rizador de pestañas?

Una de las ventajas de utilizar este utensilio es que requerirás menos maquillaje para resaltar tus ojos y verte maravillosa. Además el efecto que te proporciona en la mirada hace que te veas más despierta y disimula las pocas horas de sueño de algunas noches. No hay que subestimar el protagonismo que tienen los ojos en tu rostro.

Además, el rizador de pestañas hará que tus ojos se vean más grandes y más abiertos, lo que te aportará un aspecto más juvenil. Además, el efecto que obtendrás será muy natural, a diferencia del que se consigue al recurrir a las pestañas postizas. Lo mejor de todo es que utilizar el rizador no te quita más de un par de minutos al día.

El rizador es un elemento fundamental en tu bolsa de maquillaje. (Fuente: Olena Kachmar: 99577862/ 123rf.com)

¿Es malo usar el rizador de pestañas todos los días?

Algunas mujeres piensan que, si utilizan este instrumento con frecuencia, sus pestañas sufrirán daños o se caerán. De acuerdo con los especialistas, no tienes nada que temer. Si se utiliza un producto de buena calidad y se siguen las recomendaciones del fabricante, el rizador no tiene ningún efecto negativo sobre las pestañas.

Existen otros factores que sí deterioran la calidad de las pestañas, como no consumir suficientes vitaminas y proteínas. Por otra parte, el uso excesivo de rímel —en donde también influye la calidad del mismo— puede producir sequedad. Además, al envejecer, las pestañas se vuelven más delgadas y menos pobladas. Nada que un buen rizador no pueda solucionar.

Silvia PellissaDirectora creativa de NYX Professional Makeup

«Usar la máscara sin haber trabajado antes las pestañas es como ponerse laca en el pelo sin haber peinado antes la melena. El resultado no tiene nada que ver».

¿Cómo se utiliza un rizador de pestañas tradicional?

Uno de los errores más frecuentes es usar el rizador tradicional después de aplicar el rímel. Para utilizar este utensilio, las pestañas deben estar limpias para evitar que se dañen. Si se usan después del rímel, es más probable que algunas de tus pestañas se queden atrapadas en el rizador. Además, acabarás con pegotes y no obtendrás un efecto natural.

Simplemente acomoda tus pestañas dentro de la almohadilla del rizador, procurando dejar cierta distancia con la piel para evitar lastimarse. Después, se presiona hacia adentro el mango durante unos segundos para darle forma a las pestañas. Finalmente, se abre el rizador lentamente para evitar tirones. Puedes repetir este procedimiento en diferentes zonas de las pestañas.

Qué hacer Qué no hacer
Procura usarlo después de la ducha y con las pestañas limpias.

Usa de preferencia un rímel de larga duración después del rizador.

Utilízalo en la base y en el extremo externo de las pestañas.

Presiona el mango durante al menos diez segundos cuando uses el rizador.

No apliques rímel antes de usar el rizador de pestañas.

No ejerzas más fuerza de la necesaria, un buen rizador no la necesita.

No calientes el rizador con un secador de pelo, pues no podrás controlar la temperatura.

No dejes de cambiar las gomas cuando sea necesario.

¿Cómo se utiliza un rizador de pestañas eléctrico?

Existen dos tipos de rizadores eléctricos, uno que se asemeja al rizador tradicional, con la ventaja adicional de que tiene calor; y otro más moderno, en forma de cepillo o peine. Ambos funcionan con pilas y se deben calentar por unos segundos. Por lo general, una luz roja y verde indica cuándo está listo para ser usado.

El rizador eléctrico que es muy parecido al tradicional se debe usar antes de aplicar el rímel. El procedimiento es el mismo que el que explicamos en la pregunta anterior, pero con el beneficio de que aporta calor y una mayor duración. El rizador eléctrico en forma de cepillo puede usarse antes o después del rímel y se utiliza en forma de peine, de abajo hacia arriba.

El rizador eléctrico que es muy parecido al tradicional debe ser usado antes de aplicar el rímel. (Fuente: rawpixel: 95181295/ 123rf.com)

¿Qué precauciones debo tomar si utilizo un rizador de pestañas?

Si compras el rizador adecuado y tomas las precauciones básicas, enchinar tus pestañas resultará sencillo y no te tomará mucho tiempo. Es necesario utilizar un rizador de buena calidad y que su goma no presione demasiado para que no troce o dañe las pestañas. Si usas un modelo tradicional, debes limpiarlo frecuentemente con agua y jabón.

Además, se recomienda cambiar las almohadillas cada dos meses, inclusive si están en buen estado. Las almohadillas sucias podrían ocasionar infecciones en los ojos. Por esta razón, evita compartir tu rizador. Hay quienes calientan el rizador con un secador de pelo para obtener mejores efectos, pero esta práctica no se recomienda en lo absoluto.

¿Algún truco para mejorar los resultados que me ofrece un rizador de pestañas?

Aprender a usar un rizador de pestañas no es nada complicado. No obstante, para que el resultado sea aún mejor de lo que esperamos, te daremos un par de consejos. En primer lugar, te aconsejamos usar este utensilio después de salir de la ducha. La humedad contribuye a que sea más fácil rizar tus pestañas para que obtengas el efecto deseado.

Otra recomendación es repetir el procedimiento en dos o tres puntos distintos de las pestañas. Primero, utiliza el rizador en la base de las pestañas, después en la parte de en medio y, por último, en las puntas. Esto te ayudará a obtener más volumen y a que el rizo sea más pronunciado. Finalmente, intenta levantar la ceja con un dedo mientras utilizas el rizador para mayor precisión.

Criterios de compra

Si llegaste hasta este punto, es probable que ya hayan desaparecido los mitos y la desconfianza que existe alrededor de los rizadores de pestañas. Ya sabes qué tipos de rizadores hay en el mercado y cómo usarlos de la mejor manera. Conoces algunos de los instrumentos más vendidos y estás al tanto de los beneficios que te ofrecen. Pero, ¿qué puntos debes valorar para comprar el mejor rizador para ti?

Tamaño del arco

Antes de lanzarte a comprar un rizador de pestañas, lo primordial en lo te debes fijar es en el tamaño de apertura de su arco. Aunque parezca obvio, muchas usuarias se decepcionan con su rizador porque no abarca la totalidad de sus pestañas. Para que el rizado sea uniforme y completo, no dejes de lado este factor.

Si tu ojo es almendrado y pequeño, lo más conveniente es comprar un rizador con un arco menos pronunciado. En cambio, si tus ojos son grandes y redondos, los rizadores más curvados son ideales para ti. Si seleccionas un rizador con una hendidura muy pequeña para ti, algunas pestañas te quedarán lisas y otras rizadas. Uno demasiado grande te dará menos volumen.

Goma

Si escuchaste que la amiga de una amiga se dañó un par de pestañas por un rizador, seguramente fue un problema de goma. La goma es la parte del rizador que te protege de la parte plástica o metálica. Es importante que sea lo suficientemente blanda para no lastimar tus pestañas, o algo más de lo habitual si eres principiante.

La goma tampoco debe ser demasiado blanda; tiene que ser lo suficientemente firme para darle forma a tus pestañas y que no se curven o doblen. Es vital que sea de buena calidad para que no se desgaste en un par de días. Los fabricantes cada vez ponen más atención en este factor. ¡Tómate el tiempo de elegir la más apropiada!

Agarre

Aunque ya sabemos que el rizador no es ese objeto peligroso que algunas piensan, es importante que lo puedas controlar. Para ello, necesitas un mango que se ajuste a tus dedos de forma cómoda. Debes poder ejercer la presión adecuada para darle volumen a tus pestañas sin que ello repercuta en la movilidad que necesitas para tener una mayor precisión.

Hay rizadores que te permiten meter los dedos para manejarlos y otros que no. Si tus dedos son muy gruesos, quizás te sientas más cómoda con los que no. Si prefieres tener más firmeza, elige uno que sí tenga esa opción. En el mercado también hay rizadores con doble mango para un mejor control, elige el que te sea más cómodo.

Material

Convencionalmente, los rizadores de pestañas se han fabricado con metal, pero últimamente se han incorporado nuevos materiales al mercado. Todo depende de tus necesidades. Si tu prioridad es la larga duración, elige un rizador de acero inoxidable. Si prefieres jugar con el diseño y la innovación, puedes seleccionar uno de plástico o silicón.

Los rizadores de silicón, por lo general, son más suaves y amortiguan el contacto entre tus dedos y el instrumento. No podemos definir un solo material correcto. Procura elegir uno que favorezca al buen control del rizador. Además, mientras más te guste su aspecto, menos te intimidará su uso y te animarás a usarlo con mayor seguridad.

Reemplazos

Como ya lo hemos comentado, uno de los puntos más importantes en torno a los rizadores es su mantenimiento. De nada te sirve tener el mejor utensilio del mercado si no le das el uso y la higiene adecuada. No olvides que los ojos son muy delicados y que es fundamental cambiar las gomas —o almohadillas— de tu rizador con frecuencia.

Por ello, fíjate en que el rizador que escojas venga con reemplazos. Algunos incluyen uno, tres o hasta cinco gomas adicionales con el rizador. Aunque esta es una ventaja, no debería ser el factor decisivo al momento de comprar. Lo importante es que tengas la opción de comprar los reemplazos de las gomas fácilmente.

Resumen

¡Ya estás lista para comprar el mejor rizador de pestañas del mercado! Ya sabes que, aunque a simple vista estos instrumentos se asemejan mucho los unos a los otros, no es así. Las pequeñas diferencias en cada uno de los modelos te proporcionan experiencias totalmente diferentes. Anímate a revitalizar tu mirada sin recurrir a químicos.

¿Tuviste una mala experiencia aquella vez que utilizaste un rizador? Probablemente el que usaste no era el apropiado para ti o no le diste el uso correcto. Recurre a esta guía cada vez que tengas dudas y aprovecha los consejos que te damos para verte magnífica. Aprovecha los trucos que te dejamos y evita las malas prácticas indicadas.

¡Lo bueno se debe compartir! Hagamos que el mundo le pierda el miedo a los rizadores. Si nuestra guía te ha parecido útil, difúndela entre tus contactos y déjanos tus experiencias y opiniones en los comentarios. ¡Muchas gracias!

(Fuente de la imagen destacada: belchonock: 95487310/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Eva Coronado Periodista
Soy licenciada en Periodismo y una friki del maquillaje. Asimismo, me encanta estar siempre al día con los nuevos avances en el mundo de la belleza. En REVIEWBOX.es tengo la oportunidad de compartir mi pasión y mis conocimientos contigo. ¿Me acompañas?
Jessica Bigio Periodista
Periodista y editora con más de ocho años de experiencia en medios internacionales. Curiosa por naturaleza y apasionada de las letras. El proceso de escribir, desde el trabajo investigativo al ejercicio creativo, me resulta fascinante. Cuando no estoy en el teclado asesoro a empresas desde la trinchera diplomática.
Siomara Ponce Redactora
La lectura es una de las grandes pasiones que acompañó a Siomara durante su adolescencia. Se graduó de la Licenciatura en Nutrición y estudió una maestría en Nutrición Materno Infantil. Disfruta tanto de salir a explorar nuevos paisajes, como de quedarse en casa a ver sus series y películas favoritas. Además, le fascina conocer la gastronomía típica de nuestro país, de los pueblos mágicos y por supuesto, de las diversas culturas del mundo.