Última actualización: 23/11/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

¿Cómo proteger a tu bebé? Las sábanas de cuna son la primera respuesta que protege su piel. Tienes varios tipos de sábanas para elegir: ¿un juego de sábanas?, ¿sábanas bajeras y encimeras?, ¿sábanas de verano de algodón o sábanas de cuna de invierno de coralina? Para ayudarte, te compartimos criterios y tablas comparativas, además de una lista de productos recomendados.

Luego, debes cuidar a las sábanas y al bebé. Para ello, te contamos qué tanto tapar al bebé, cuántas sábanas de cuna comprar, cómo lavarlas y otras preguntas frecuentes. Sigue leyendo para saber cómo ajustar las sábanas a las necesidades de tu bebé.




Lo más importante

  • Las sábanas de cuna suelen servir para cunas de 60 x 120 cm. Casi todos los productos que revisamos son para cunas de este tamaño. Verifica las dimensiones de tu cuna antes de comprar las sábanas para que queden bien ajustadas.
  • Para evitar irritar la piel, lava las sábanas de cuna con detergente para bebé antes de utilizarlas por primera vez. Lávalas aparte de la otra ropa de la familia y asegúrate de que no queden restos de detergente. Revisa las guía del producto y cada etiqueta para saber cómo lavar y secar.
  • Acomoda a tu bebé para dormir seguro. Para que tenga una temperatura adecuada, usa sábanas de algodón en el verano y sábanas de invierno para evitar el frío. Ajústalas junto al bebé en la cuna. Verifica que los objetos para la cuna no lo puedan asfixiar y sigan las normativas oficiales.

Las mejores sábanas de cuna del mercado: Nuestras recomendaciones

Si quieres asegurarte de elegir las mejores sábanas de cuna del mercado, te podemos ayudar. En general, necesitarás un juego de sábanas de cuna (con sábanas bajeras y encimeras), aunque puedes comprar solo bajeras. Las sábanas de cuna de invierno son especiales, al igual que las sábanas de minicuna de Disney y las mejores sábanas de cuna en relación calidad-precio. Estos son los mejores juegos de sábanas de cuna según su tipo:

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las sábanas de cuna

Los padres y seres queridos del bebé tienen varias dudas sobre cómo cuidarlo. A continuación, te respondemos a las preguntas sobre cómo tapar al bebé, los tipos de sabanas de cuna que existen y cómo mantenerlas.

Las sábanas de cuna suelen servir para cunas de 60 x 120 cm. Casi todos los productos que revisamos son para cunas de este tamaño. Verifica las dimensiones de tu cuna antes de comprar las sábanas para que queden bien ajustadas. (Fuente: epokrovsky: 130183502/ 123rf)

¿Qué tanto se debe tapar a un bebé?

La Asociación Española de Pediatría (AEP) tiene recomendaciones sobre cómo tapar al bebé con la ropa y en la cuna. Ahí recomienda "poner al lactante a los pies de la cama y la manta hasta el pecho, bien remetida" (1).

Es importante no cubrir la cabeza del bebé al dormir y que este no quede sobrecalentado.

No hay recomendaciones específicas para evitar el sobrecalentamiento. Sin embargo, se aconseja evitar que el bebé quede demasiado arropado, especialmente si tiene fiebre. Se suele recomendar mantener una temperatura de 20 a 22 grados celsius en su habitación . Entonces, para evitar este sobrecalentamiento, es recomendable tener distintas sábanas de cuna en el invierno y en el verano.

Asociación Española de Pediatría (AEP)
"Inicialmente conviene cubrir los brazos con mangas largas, los pies con calcetines y la cabeza con un gorro de algodón, independientemente de la época del año que sea. Se recomienda elegir ropa con velcro (fácil de poner y quitar), evitando botones, cremalleras o lazos para no molestar al recién nacido (1)".

¿Cuáles son los tipos de sábanas de cuna?

Los tipos ideales más distintivos son las sábanas de invierno y de verano. Las propiedades de estos tipos son:

Sábanas de cuna de invierno Sábanas de cuna de verano
Material coralina, franela algodón
Función conserva el calor facilita la transpiración
Recomendaciones extra Son adecuadas para un frío bajo o medio, para un clima más frío combínalas con edredón Son más útiles para el verano, necesitas acompañarlas con otros productos para el invierno

Las sábanas de cuna de bebé también pueden ser bajeras y encimeras. Las primeras tienen un elástico para ajustarlas al colchón de la cuna, mientras que las segundas se colocan encima del bebé.

Además, las sábanas de cuna también se diferencian por su tamaño. En un sentido más amplio, hay tamaños específicos para distintos tipos de cuna.

¿Cuánto miden las sábanas de cuna?

Las sábanas de cuna tienen varias medidas, pero la mayoría se usa para cunas estándar de 60 x 120 cm. La siguiente medida más frecuente es la usada para cunas más grandes, de 70 x 140 cm.

Las otras medidas se suelen emplear para productos similares, pero más pequeños. La medida más común en el caso de las minicunas es de 80 x 50 cm, mientras que un moisés tiene un tamaño parecido, pero más variable y más estrecho, de hasta 30 x 80 cm.

¿Cuántas sábanas de cuna debes comprar?

Lo más común es comprarlas en un juego de 2 sábanas (una bajera y otra encimera), que puede contener otros objetos. Lo mínimo sería una sábana bajera para proteger el colchón. Sin embargo, es recomendable comprar un juego de sábanas para el verano y otro para el invierno.

Además, es usual que las sábanas de cuna se ensucien más que los otros tipos de sábanas por las actividades de tu bebé. Por ello, tener más juegos de sábanas te ayuda a que el bebé quede protegido frente al ambiente, incluso en distintas estaciones.

¿Cuándo debe usar sábanas de cuna un bebé?

Debe usarlas para dormir en su cuna. Considerando que la piel del bebé es sensible y que debes lavar las sábanas de cuna antes de usarlas por primera vez, es recomendable comprarlas antes de que el bebé nazca.

El lugar más seguro para el bebé es la cuna ubicada en la habitación de sus padres . La AEP coincide en este punto, afirma que "no es aconsejable que los niños duerman con los padres en la misma cama pues existe riesgo de muerte por sofocación"(1). Sin embargo, para evitar el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), es importante la lactancia. Entonces, tienes dos opciones :

  • Hacer colecho durante los primeros 15 días o
  • Llevarlos a la cama para alimentarlos o reconfortarlos y que duerman en la cuna (según recomienda la Academia Americana de Pediatría).

Para evitar irritar la piel, lava las sábanas de cuna con detergente para bebé antes de utilizarlas por primera vez. (Fuente: famveldman: 43359779/ 123rf)

¿Cómo puedes doblar sábanas de cuna?

Los pasos 1 y 4 se aplican para las sábanas encimeras, mientras que todo el proceso se aplica para las sábanas bajeras:

  1. Dobla la sábana de cuna por la mitad, emparejando los picos del un lado con los del otro.
  2. En caso de que sea una sábana bajera (con elásticos), giramos la una pareja de picos hacia nosotros y la otra hacia afuera.
  3. Ahora que cambiaste la forma de la sábana, vuelve a doblar por la mitad.
  4. Sigue doblando la sábana hasta que quepa en donde quieras guardarlas.

Criterios de compra

Para elegir las mejores sábanas de cuna que se ajusten a tus necesidades y a las de tu bebé, debes revisar algunos criterios. Estos son los criterios que debes tener en cuenta a la hora de elegir las sábanas de cuna para tu bebé.

Tamaño

Las sábanas de cuna vienen en distintos tamaños, como puedes ver en la pregunta sobre cuánto miden las sábanas de cuna. El tamaño más común de cuna es de 60 x 120 cm y el segundo tamaño más demandado es el de 70 x 140 cm, para una cuna más grande.

Además, hay una serie de tamaños adecuados para otros tipos de cuna. Una minicuna mide 80 x 50 cm, un moisés es parecido pero con tamaños más variables (entre ellas 30 x 80 cm y 35 x 75cm) .

Acomoda a tu bebé para dormir seguro. Para que tenga una temperatura adecuada, usa sábanas de algodón en el verano y sábanas de invierno para evitar el frío. (Fuente: epokrovsky: 130183640/ 123rf)

Color

Otro criterio para elegir las sábanas de cuna es su color. El color más simple y uno de los más frecuentes es el blanco. Además, otros colores frecuentes son los pasteles.

El gris también es un color de moda para las sábanas de bebé, seguido de los colores más sólidos. Estos colores ya no se limitan a los tradicionales (rosa y azul), por lo que tienes más opciones para decorar el cuarto de la cuna.

Adicionalmente, el color se complementa con el siguiente criterio: el diseño.

Diseño

Los diseños de las sábanas para el bebé son variados. Los más simples son estampados con formas simples, como lunares o rayas. Estos diseños más sencillos suelen ser más baratos.

Luego, están diseños más complejos, con animales tiernos o incluso con personajes de dibujos animados. Aunque son más caros, son bonitos y decoran la cuna de una forma especial. El diseño es un elemento visual importante y el siguiente criterio es importante para la piel de tu bebé.

Material

Existen algunos materiales para cubrir la piel de los peques. Como puedes ver también en la respuesta a la pregunta sobre los tipos de sábanas, cada tipo tiene un material diferente. A continuación, te detallamos estos materiales y sus principales propiedades:

algodón coralina franela
Composición natural, frecuentemente tejido en punto de jersey poliéster algodón puro (hasta un 80% de algodón si es mezclado con tejidos sintéticos)
Propiedades hipoalergénico, suave y facilita la transpiración caliente y tacto suave caliente y tacto suave, duradero
Certificaciones Oeko-Tex-1 (garantiza un tejido sin sustancias tóxicas para los bebés) Ninguna Ninguna
Secado tarda más rápido, al aire tarda más
Lavado cuidadoso fácil cuidadoso

Por ello, como vimos en la sección de preguntas frecuentes, estos dos últimos materiales son ideales para el invierno, mientras que el primero es ideal para el verano.

Lavado de las sábanas de cuna

Recuerda lavar las sábanas de cuna antes de utilizarlas por primera vez. Los fabricantes pueden utilizar sustancias que podrían irritar la piel del bebé para realzar la apariencia del tejido. El tejido también podría haber tenido contacto con polvo o microbios. Entonces, lavar las sábanas antes de usarlas evita irritar la piel del bebé.

Adicionalmente, lava las sábanas de cuna aparte de la otra ropa de la familia, utilizando un detergente para bebé. También recuerda aclarar lo suficiente para remover restos de detergente luego del lavado.

Consulta la etiqueta o las instrucciones del producto para saber indicaciones específicas de lavado o secado.

Piezas extra

Las sábanas de cuna suelen venir en juegos, con objetos extra para bebé, que incluyen más sábanas (bajeras y encimeras), fundas de almohada y otros. Es importante que estos objetos del entorno del sueño del bebé cumplan la normativa europea. Los requisitos generales establecen que los riesgos y peligros de los productos deben estar en sus etiquetas o en las instrucciones de los productos (5). Recuerda leerlas para evitar daños al bebé.

Esa misma normativa europea cuenta con secciones dedicadas a colchones de cuna, protectores de cuna y cuna colgantes, al igual que otras sobre sacos para dormir y edredones para niños. Sin embargo, la normativa sobre estos tipos de productos fue actualizada en 2018. Esa normativa está en las tres últimas referencias.

Resumen

Para elegir sábanas de cuna, considera la época (invierno o verano) y el material (algodón, coralina o franela). Te compartimos criterios y tablas comparativas sobre ellos. Además, contestamos preguntas sobre cómo tapar al bebé y cómo cuidar las sábanas de cuna. Para ayudarte, te recomendamos las mejores sábanas para tu bebé.

El entorno del sueño del bebé debe ser adecuado. El bebé debe estar en el sitio adecuado, sin estar demasiado arropado y sin objetos peligrosos. Los objetos del bebé deben seguir la normativa oficial e indicar peligros en las etiquetas. Estas también deben mostrar las instrucciones de secado y lavado. Lava las sábanas de tu bebé con cuidado: siempre la primera vez, aparte de la otra ropa y asegurándose de aclarar todo el detergente de bebé.

(Fuente de la imagen destacada: famveldman: 58671225/ 123rf)

Referencias (8)

1. AEP. Guía práctica para padres desde el nacimiento hasta los 3 años. Dodot; 2014.
Fuente

2. Cinta Palomo IM, Leo Rodríguez M de los R, Márquez Carrasco ÁM. Muerte súbita del lactante. Prevención primaria. Revista Enfermería Docente. 2018;64-72.
Fuente

3. Sánchez Ruiz-Cabello FJ, Ortiz González LC. Síndrome de la muerte súbita del lactante (parte 1): factores de riesgo. Pediatría Atención Primaria. diciembre de 2013;15(60):361-70.
Fuente

4. Sánchez Ruiz-Cabello FJ, Ortiz Ortiz González L. Síndrome de la muerte súbita del lactante (parte 2): Actividades preventivas. Pediatría Atención Primaria. marzo de 2014;16(61):71-80.
Fuente

5. 2010/376/: Decisión de la Comisión, de 2 de julio de 2010 , sobre los requisitos de seguridad que deben establecer las normas europeas en relación con determinados productos del entorno de sueño de los niños con arreglo a la Directiva 2001/95/CE del Parlamento Europeo y del Consejo
Fuente

6. UNE-EN 16779-1:2018 (Ratificada) Artículos textiles de puericultura. Requisitos de seguridad y métodos de ensayo para los edredones de cuna infantiles. Parte 1: Edredón (excluyendo las fundas de edredón) (Ratificada por la Asociación Española de Normalización en septiembre de 2018.

7. UNE-EN 16780:2018 (Ratificada) Artículos textiles de puericultura. Requisitos de seguridad y métodos de ensayo para los protectores de cuna infantiles (Ratificada por la Asociación Española de Normalización en septiembre de 2018.)

8. UNE-EN 16781:2018 (Ratificada) Artículos textiles para el cuidado infantil. Requisitos de seguridad y métodos de ensayo para los sacos de dormir infantiles (Ratificada por la Asociación Española de Normalización en septiembre de 2018.)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Guía oficial
AEP. Guía práctica para padres desde el nacimiento hasta los 3 años. Dodot; 2014.
Ir a la fuente
Revisión sistemática
Cinta Palomo IM, Leo Rodríguez M de los R, Márquez Carrasco ÁM. Muerte súbita del lactante. Prevención primaria. Revista Enfermería Docente. 2018;64-72.
Ir a la fuente
Revisión sistemática
Sánchez Ruiz-Cabello FJ, Ortiz González LC. Síndrome de la muerte súbita del lactante (parte 1): factores de riesgo. Pediatría Atención Primaria. diciembre de 2013;15(60):361-70.
Ir a la fuente
Revisión sistemática
Sánchez Ruiz-Cabello FJ, Ortiz Ortiz González L. Síndrome de la muerte súbita del lactante (parte 2): Actividades preventivas. Pediatría Atención Primaria. marzo de 2014;16(61):71-80.
Ir a la fuente
Normativa oficial
2010/376/: Decisión de la Comisión, de 2 de julio de 2010 , sobre los requisitos de seguridad que deben establecer las normas europeas en relación con determinados productos del entorno de sueño de los niños con arreglo a la Directiva 2001/95/CE del Parlamento Europeo y del Consejo
Ir a la fuente
Normativa oficial
UNE-EN 16779-1:2018 (Ratificada) Artículos textiles de puericultura. Requisitos de seguridad y métodos de ensayo para los edredones de cuna infantiles. Parte 1: Edredón (excluyendo las fundas de edredón) (Ratificada por la Asociación Española de Normalización en septiembre de 2018.
Normativa oficial
UNE-EN 16780:2018 (Ratificada) Artículos textiles de puericultura. Requisitos de seguridad y métodos de ensayo para los protectores de cuna infantiles (Ratificada por la Asociación Española de Normalización en septiembre de 2018.)
Normativa oficial
UNE-EN 16781:2018 (Ratificada) Artículos textiles para el cuidado infantil. Requisitos de seguridad y métodos de ensayo para los sacos de dormir infantiles (Ratificada por la Asociación Española de Normalización en septiembre de 2018.)
Evaluaciones