Última actualización: 22/11/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

Si tienes dolor en tu cuerpo, lo más recomendable es buscar la manera de tratarlo lo antes posible. Una forma muy efectiva es teniendo en tu casa muebles que brinden confort. Un sillón reclinable será una gran opción a la hora de ayudarte con tus dolencias de espalda.

Relájate luego de un duro día de trabajo. Cuida tu postura mientras ves una película. Toma la siesta más cómoda de tu vida. Un sillón reclinable te otorgará calidad y años de vida, y hay tantas opciones que seguro alguno se ajusta a tu bolsillo y necesidad.




Lo más importante

  • Antes de comprar un sillón reclinable, idealmente piensa bien qué utilidad le darás. No es lo mismo si lo colocas en el living de tu casa para ver televisión, que si lo necesitas para relajar tu espalda luego de una jornada laboral.
  • Hay sofás reclinables con múltiples funciones. Varían el precio a medida que se le suman utilidades. Puedes mejorar tu experiencia de relax si adquieres uno eléctrico, con opción de masajes y con termo regulación.
  • Si tienes problemas de movilidad, un sillón reclinable puede ayudarte mucho. Existen algunos en el mercado que tienen una base reforzada y se ponen completamente erguidos. Esto hace que la persona no tenga que hacer fuerza para pararse.

Los mejores sillones reclinables del mercado: nuestras recomendaciones

Hemos investigado en profundidad y seleccionado para ti los sofás reclinables mejor valorados. Hicimos una comparativa entre lo mejor del mercado para que ahorres tiempo de búsqueda y decisión. Si necesitas una opinión experta para elegir, has llegado al lugar indicado.

Guía de compras: lo que debes saber sobre el sillón reclinable

Si estás mareado con la cantidad de opciones que encuentras, tranquilo, aquí resolvemos algunas dudas frecuentes de los usuarios que podrán servirte de guía. Lee detenidamente las respuestas, para evaluar si realmente un sillón reclinable es lo que estás necesitando. Con esta información buscamos ayudarte a hacer una buena inversión para tu salud.

Hay sofás reclinables con múltiples funciones. Varían el precio a medida que se le suman utilidades. Puedes mejorar tu experiencia de relax si adquieres uno eléctrico, con opción de masajes y con termo regulación. (Fuente: wachiratoi: 43370309/ 123rf)

¿Qué es un sillón reclinable?

Un sillón reclinable es aquel que te brinda un confort extra, ajustándose a una necesidad específica. Puedes cambiar la elevación del sillón, según si quieres estar acostado, sentado o en una posición intermedia.

Con solo apretar un botón, o tirar una palanca, podrás elegir la posición que te plazca. Seguramente si deseas ver una película prefieras colocarlo más erguido. Pero si tu idea es dormir una siesta, puedes reclinar completamente y tener una cama en tu sala de estar.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del sillón reclinable?

La mayor ventaja es el confort que genera. De ella se desprende también, la posibilidad de hacerte masajes. Puedes utilizarlo como sofá y como cama, por lo que resuelve varias necesidades. Si eliges uno con función de masajes y calor, tendrás el placer asegurado. Otra ventaja que tiene es que puedes elegir el que combine con los muebles de tu casa y usarlo también para decorar.

La principal desventaja es que ocupa bastante lugar. Luego también, suelen tener precios elevados, dependiendo las funciones que elijas. Si lo colocas en un lugar donde lo pueda usar mucha gente, corre riesgo de deteriorarse el tapizado.

A continuación, y para que le resulte más gráfico al lector, una tabla comparativa que le ayudará en su decisión de compra.

Ventajas
  • Comodidad al alcance de la mano
  • Alivia dolores de espalda
  • Se puede utilizar como sofá o como cama
  • Puedes usarlo para decorar tu sala de estar u oficina
Desventajas
  • Ocupa mucho espacio
  • Suelen tener precios elevados, por lo que se considera un bien de lujo

¿Para qué comprar un sillón reclinable?

Un sillón reclinable suele ser un bien de lujo, que puedes ubicar en tu oficina o en tu hogar, para tener mayor bienestar en tu día a día. Si pasas muchas horas frente a la computadora o si tienes un trabajo donde te la pasas de pie, un sillón reclinable mejorará tu calidad de vida.

Por ejemplo, si eres chef y pasas tu día parado cocinando, seguramente sientas dolor en la zona cervical y lumbar de tu espalda. Un sillón reclinable con masajeador te ahorrará mucho dinero de kinesiólogo o terapias manuales del estilo.

Es como tener una masajista en tu propio hogar. Figúrate esa idea y di sinceramente si tu espalda lo necesita. Mirar una película como si estuvieras en el mejor cine de tu ciudad, es un gusto que mereces regalarte.

¿Cómo utilizar correctamente un sillón reclinable?

Esto dependerá del tipo de sillón reclinable que hayas elegido. Si tu sofá es manual, solo debes acostarte y empujar el marco trasero suavemente o bien accionar la palanca. No recomendamos hacerlo de manera brusca porque pueden dañarse los resortes, y el sistema de reclinación se puede vencer.

Si, por el contrario, elegiste un sillón reclinable eléctrico, deberás primero sentarte y luego presionar el botón que puede estar ubicado en el propio sillón o en el mando a distancia. Es muy importante que el botón no se moje, si por ejemplo derramas un refresco, puesto que puede dañar el sistema eléctrico y arruinar el motor.

Idealmente y como con todo producto que compres, te recomendamos chequear siempre la garantía y llamar a un técnico oficial.

¿Cuál es la función del sillón reclinable?

La principal función del sillón reclinable es la de otorgar bienestar al cuerpo físico. Tu espalda y piernas estarán agradecidos por la compra. Adicionalmente, si tienes el cuerpo más descansado, probablemente te vuelvas una persona más productiva en otros aspectos de tu vida.

Puedes ubicar un sillón reclinable en tu negocio y regalarle un momento de relajación a tus clientes mientras esperan que los atiendas. Es una muy buena inversión, ya que de seguro esos clientes volverán.

Luego de una larga jornada laboral, un sillón reclinable con masajeador será un gran aliado. (Fuente: Kobu Agency: 7okkFhxrxNw/ unsplash)

¿Qué tipos de sofás reclinables existen?

Existen sofás reclinables manuales, con botón o con mando a distancia. En los manuales, deberás acostarte y el sofá se reclinará con tu peso, también probablemente se eleve el reposapiés. Algunos funcionan con una palanca. Los eléctricos tienen motor, que se acciona por medio de un botón, tienen un mando ubicado en un costado del sillón, con solo apretarlo podrás reclinar el sillón. Los sofás con mando a distancia tienen un control que puedes poner sobre tu regazo o donde te quede cómodo y al pulsarlo se reclinará.

Sillón reclinable manual Sillón reclinable elécrico
Cuenta con un motor y un botón interruptor de encendido o con mando a distancia Puede accionarse con la el peso del cuerpo únicamente, o bien a través de una palanca
Deberá estar ubicado cerca de un tomacorriente, pues hay que enchufarlo Puedes ubicarlo en cualquier parte de la casa, no usa cables
Funciona con una fuente de energía para accionar su motor interno. Al pulsar el botón en un sillón reclinable eléctrico hace que se recline lentamente con la alimentación del motor En cuanto a su funcionamiento, un sillón reclinable controlado a palanca contiene una serie de resortes unidos a una estructura metálica. Cuando se tira de la palanca, la parte trasera se inclina y el reposapiés puede elevarse. Estará bloqueado en su posición
Tiene ilimitada cantidad de posiciones Generalmente, cuenta con 3 posiciones

Luego varían también en función del tapizado que elijas, existen de tela de algodón, de piel sintética, de tela impermeable. Hay sofás reclinables de un cuerpo como de mayor tamaño, dependiendo si lo necesitas para una o más personas a la vez.

La principal diferencia en los tipos de sillón reclinable radica en su funcionalidad. Es decir, hay sofás reclinables que sirven para masajes, otros para masaje y calor. Dentro de ellos, hay una subcategoría que divide según si tienen intensidad regulable o no.

Otros sirven para personas con problemas de movilidad, los ayuda a pararse. Un sofá de este tipo cumpliría una función vital por ejemplo en un hogar de ancianos. Evita que la persona al pararse tenga que hacer fuerza.

Criterios de compra

A continuación, te contamos en detalle los principales criterios para seleccionar adecuadamente el sillón reclinable que se ajuste a tu necesidad. Ten en cuenta estas pautas para hacer una elección adecuada y generarte mucho más bienestar que el que esperabas.

Masaje

Si tienes dolor en tu espalda, un sillón reclinable con función de masajes puede ser muy útil para ti. Hay sofás con distintos tipos de masajes, como con diferente intensidad. Algunos tienen una única intensidad, y en otros puedes ir variándola en función de lo que necesites en ese momento.

Siente la agradable vibración del motor interno en tu zona lumbar, tanto como en piernas, glúteos y zona alta de la espalda. Existen además, sofás reclinables con masaje térmico. Este tipo de masaje te dará un bienestar inmediato luego de pasar muchas horas frente a la computadora.

Elevación

Existen sofás con mayor y menor elevación de acuerdo a tu gusto y necesidad. Los hay con reclinación de 145º o 160º, que puede ser automática o manual. Algunos se reclinan hasta el fondo como una cama. Si lo prefieres, con solo apretar un botón estarás en el paraíso de tu sala de estar.

En general, los sofás reclinables cuentan con dos posiciones. La primera, hace que el sofá se recline a un ángulo de 45 grados y la otra, hace posible ajustar el sofá en posiciones de reclinado mayor.

Hay sofás reclinables que tienen una elevación tal, que resulta útil para personas con movilidad reducida. Cuentan con soporte y base reforzados para mayor seguridad. Ideales si tienes problemas para moverte y necesitas evitar hacer fuerza. Lo que logra el sillón es dejar a la persona en posición erguida sin esfuerzo.

Estar en posición erguida por muchas horas puede generarte dolor lumbar. (Fuente: paulvinten: 28178339/ 123rf)

Térmico

Si lo que buscas es un verdadero e inigualable confort, deberías elegir un sillón reclinable con función de termoterapia. Tus músculos sentirán el calor que irradia el sillón y será más fácil aliviar esas contracturas.

Un sistema de calor lumbar multiplicará los efectos del masaje relajante. En algunos sofás reclinables puedes graduar la intensidad del calor según lo que necesites.

El calor ayuda a profundizar el masaje. Y existen sillones donde puedes elegir la intensidad que necesitas de calor.

Tapizado

Para elegir el tapizado de tu sillón reclinable, deberías primero saber dónde lo ubicarías. Hay sofá de tela de algodón, impermeables, de ecocuero. Si tu idea es ubicarlo en una oficina, puedes elegir uno de tela impermeable, que combine con los muebles. Si es para la sala de estar de tu hogar, puedes elegir una tela impermeable. En ese caso, si deseas tomar un refresco sobre él, puedes quedarte tranquilo que no se ensucia si lo derramas.

Si tienes mascota, idealmente podrías elegir uno de piel sintética, ya que es más simple para limpiar.

Al sillón reclinable de piel sintética basta con pasarle un trapo húmedo para que quede como nuevo. También existen productos que puedes pasarle periódicamente para otorgarle durabilidad.

Mando a distancia

El mando a distancia de un sillón reclinable puede tener distintas utilidades. Existen mandos a distancia que sirven para reclinar el sofá, otros que sirven para activar los masajes y graduar su intensidad. Algunos activan el calor en la zona lumbar y también regulan su intensidad.

Es muy útil y cómodo el mando a distancia, siempre y cuando lo elijas teniendo en cuenta tus necesidades. Evalúa si tu interés es acostarte a dormir, sería ideal tener al alcance de la mano la opción de reclinación. Si tu idea es un momento de relax luego del trabajo, te recomendamos el mando a distancia para activar masajes.

Resumen

Para elegir el sillón reclinable ideal para ti, debes tener varios factores en cuenta. Primero, pensar para qué lo necesitas, a fin de seleccionar sus funciones. Luego, podrás indagar en dónde lo ubicarás, y con ello podrás elegir el color y tamaño.

Tu selección también dependerá de si hay niños o mascotas en la casa, para elegir el material del tapizado. Y por último, pero no menos importante, debes figurarte cuánto estás dispuesto a gastar. Aunque por lo que hemos visto y cómo puede mejorar la vida, creemos que más que un gasto, se tratará de una inversión. Tu salud estará muy agradecida, y ahorrarás en terapias para el dolor.

(Fuente de la imagen destacada: aodaodaod: 54942279/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones