Última actualización: 13/10/2020

Nuestro método

16Productos analizados

25Horas invertidas

3Estudios evaluados

71Comentarios recaudados

El taladro de banco es una versión evolucionada de los taladros manuales y eléctricos. Además, es una adaptación de las máquinas utilizadas para perforar madera y otros materiales, como el berbiquí. Está presente en todos los talleres profesionales y en las casas de cualquier aficionado al bricolaje, gracias a tu potencia y versatilidad.

Los taladros de banco o columna son equipos muy precisos, diseñados para desempeñar tareas exigentes y profesionales. Aparte de ser funcionales y prácticos, tienen un precio accesible. En este artículo, compararemos los mejores modelos del mercado y te explicaremos todo lo que necesitas saber para comprar el mejor. ¡Comenzamos!




Lo más importante

  • Los taladros de banco o de columna son más exactos. Pueden perforar un orificio perfectamente alineado con el ángulo preciso que se necesita. Usar un taladro eléctrico manual para este tipo de tareas podría llevarnos a cometer errores fácilmente.
  • También son más eficientes y veloces. Para tareas de repetición, los taladros de banco pueden perforar una tabla de madera o una pieza de hierro con más facilidad. Esto permite que terminen el trabajo en mucho menos tiempo.
  • Los taladros eléctricos manuales, sobre todo los de batería, tienen una potencia muy limitada. Los de banco, en cambio, disponen de mucha potencia y de velocidades variables que permiten un mejor control para el usuario.

Los mejores taladros de banco: nuestras recomendaciones

El mejor taladro de banco con múltiples velocidades

Este taladro de banco de la reconocida marca Bosh es perfecto para los aficionados al bricolaje. Permite realizar labores de perforación con máxima precisión y posee 16 velocidades. Por otra parte, cuenta con un potente motor de 710 vatios (W) y ajuste de velocidad progresivo, que puede controlarse mientras trabajas. Además, es una herramienta muy simple de usar.

El taladro de banco con mejor relación calidad-precio

Este taladro de banco de la marca Truper se caracteriza y destaca por su excelente relación calidad-precio. Posee 5 velocidades, canales para sujetar las piezas y botón de encendido con llave de seguridad. Por otra parte, tiene ajuste de elevación e inclinación izquierda o derecha. Esto te permite adaptarlo a tus preferencias y necesidades. Una opción práctica y versátil.

El taladro de banco más versátil

Este taladro de banco es sumamente versátil y adaptativo. Cuenta con 5 mandriles y posee un rango de velocidad flexible para perforar cualquier tipo de material. Por otro lado, está fabricado en acero sólido y hierro fundido. Estas materias primas hacen que el taladro sea muy resistente y que evite las vibraciones durante el trabajo. Ideal para perforaciones repetitivas.

Guía de compras: Lo que debes saber de los taladros de banco

Gracias a su diversidad de modelos, los taladros de banco resultan accesibles para casi todos los bolsillos. Hace unos años, eran herramientas solo para profesionales, pero hoy puedes contar con uno en tu taller por muy poco dinero. Para que entiendas qué son y cómo funcionan, hemos elaborado la siguiente guía de compra para ti.

Siempre debes limpiar de forma correcta el taladro después de cada uso.
(Fuente: Konstantin Pelikh: 85540606/ 123rf.com)

¿Qué es un taladro de banco?

Los taladros de banco, también llamados taladros de columna o verticales, son herramientas de perforación estacionarias de movimiento vertical. Están armados sobre una mesa o banco de trabajo y sujetos a una columna, con un eje móvil que se desplaza arriba y abajo. Cuentan con una base en la que se apoya la pieza que se taladra.

Son equipos que ofrecen mucha precisión a la hora de perforar orificios limpios y de gran profundidad. Resultan muy buenos para trabajar sobre materiales delicados o de importante envergadura. Son muy utilizados en talleres donde se necesita trabajar en serie, aunque actualmente existen modelos asequibles para uso doméstico.

¿Qué ventajas tiene un taladro de banco sobre uno manual?

Antiguamente, estos taladros se utilizaban solo en talleres. Se trataba de máquinas muy grandes, con motores sumamente potentes y fuera del alcance de cualquier bolsillo. Estaban pensados para trabajos exigentes y profesionales. Por ejemplo, labores de perforación en serie, como la fabricación de piezas mecánicas.

Hoy en día, los taladros de banco o columna son mucho más accesibles económicamente y ofrecen una serie de ventajas frente a las variantes manuales tradicionales. A continuación, te las detallaremos en la siguiente tabla:

Características Ventajas
Exactitud Son mucho más exactos que los manuales.

Permiten perforar en ángulo sin errores de entrada.

Velocidad El movimiento del mandril y el husillo, permiten realizar trabajos en serie de forma rápida.

La palanca de cremallera y piñón ofrece una ventaja mecánica considerable.

Potencia Los taladros manuales tienen una potencia limitada.

Los taladros de banco disponen de ajustes de velocidad y potencia.

Precisión El husillo permite fijar la profundidad de perforación.

Se puede ajustar la profundidad y el ángulo de perforación.

Seguridad Los taladros manuales pueden resbalar.

Los de banco son más estables.

Permiten fijar la pieza mediante tornillos a la mesa.

¿Cómo funciona un taladro de banco?

Los taladros de banco pertenecen al grupo de máquinas taladradoras verticales o de columna. Estas son las más sencillas y económicas de la familia profesional de los taladros. Se caracterizan por la rotación de un husillo vertical en una posición fija, que está soportado por un bastidor de construcción en forma de “C”.

El manejo de un taladro de columna resulta muy sencillo, porque consiste en solo dos movimientos principales:

  • Movimiento de rotación de la herramienta de corte (broca): proporcionado por el motor eléctrico de la máquina a través de una transmisión por poleas y engranajes.
  • Movimiento de avafFOnce o penetración de la broca en la pieza de trabajo: puede realizarse manualmente o automáticamente. Precisamente la naturaleza de este movimiento de avance es el que distingue los dos tipos básicos de taladros de columna.

La lubricación de un taladro de columna es importante debido al calor y la fricción generados por sus partes móviles. (Fuente: Mackoflower: 112360813/ 123rf.com)

¿Qué tipos de taladros de banco existen?

Existen dos tipos básicos de taladros de banco o de columna. Estos son los sensitivos y los no sensitivos. Los sensitivos son llamados así porque la inserción de la broca en el material a perforar se realiza manualmente, por lo que el usuario “siente” que la herramienta atraviesa la pieza de trabajo. Mientras que los no sensitivos son automáticos.

A continuación, te explicaremos las principales diferencias entre los dos tipos de taladros de banco en esta tabla:

Tipo de taladro de columna Movimiento Trabajos recomendados Características Brocas
Sensitivos Movimiento de avance manual. Para trabajos ligeros.

Metal, plásticos y materiales blandos.

De columna corta sobre banco de trabajo.

De columna larga, sin banco de trabajo.

Brocas de hasta 15,5 mm de diámetro.
No sensitivos Movimiento de avance automático.

Inserción motorizada.

Taladrar agujeros grandes.

Operaciones de mecanizado pesadas en piezas de tamaño medio.

Orificios de hasta 50 mm de diámetro.

De mayor tamaño y peso.

Equipados con inserción motorizada de la broca.

Son de columna larga y se atornillan al suelo.

Brocas de hasta 50 mm de diámetro.

¿Qué componentes tiene un taladro de banco?

Todos los taladros de banco o columna presentan una serie de componentes básicos comunes. Estos son: una columna, una base, un cabezal taladrador provisto de motor y accesorios, una mesa de trabajo y una manivela. Dependiendo del tipo de máquina y de su complejidad, se añaden nuevos componentes.

A continuación, te explicaremos las partes y componentes de un taladro de banco para que entiendas mejor su funcionamiento:

  • Base o placa de asiento: es el soporte de la máquina. Ofrece estabilidad y aporta un montaje rígido para la columna. Construida generalmente en hierro fundido, puede soportar vibraciones. Está provista de orificios para atornillar a un banco de trabajo o al suelo. Contiene ranuras para acoplar un tornillo o una morsa de sujeción.
  • Columna: de acero fundido, es el componente principal de la máquina y se erige desde la base. Sobre la columna van montados la mayoría de componentes, como la mesa y el cabezal del taladro. Puede ser de tipo caja, redonda o tubular, aunque este último diseño es el más común. La altura de la columna es la que determina que el taladro sea de banco o de piso.
  • Mesa: puede ser redonda o rectangular y se usa para soportar las piezas de trabajo. La superficie es rectangular y perpendicular a la columna. Mediante un conjunto de manija y cremallera puede elevarse, descender o girar en torno a la columna. En algunos modelos la mesa es inclinable.
  • Cabezal del taladro: montado en la parte superior de la columna, es el que aloja el mecanismo que hace girar la broca y la hace avanzar hacia la pieza de trabajo. Este sistema consiste en un husillo y un motor de accionamiento conectados por medio de una correa trapezoidal y poleas escalonadas en la parte superior de la máquina.

Los taladros de banco presentan una serie de componentes básicos comunes. Estos son: una columna, base, un cabezal taladrador provisto de motor y accesorios, una mesa de trabajo y una manivela. (Fuente: Pramote Polyamate: 107650004/ 123rf.com)

¿Qué capacidades tienen los taladros de banco?

El mercado ofrece una amplia gama de taladros sensitivos, tanto de banco como de pie. Conocer las capacidades de estas herramientas puede orientarte sobre el tipo de trabajo que podrás realizar con cada una de ellas. Para ayudarte a comprender las capacidades de trabajo de los taladros de banco, hemos elaborado la siguiente tabla:

Parámetro Taladro de banco (sensitivo) Taladro de pie (no sensitivo)
Capacidad del taladro (mm) 1,5 - 16. 20 - 25.
Potencia del motor 0,3 HP (caballos de fuerza) - 0,5 HP. 1 HP - 1,5 HP.
Número de velocidades 5 - 12. 12 - 16.
Rango de velocidad (rpm) 620 - 2620. 3320 o 150 - 2940.
Conicidad del husillo MT2. MT2 y MT3.
Volteo (mm) 310. 360 - 450.
Tamaño de la mesa (mm) 260 (radio). 290 x 350 o 350 x 350.
Altura total de la máquina (m) 0,58 - 0,95. 1,60 - 1,70.
Peso de la máquina (kg) 20 - 42. 74 - 128.
Usos Bricolaje, taller, industria. Taller, industria.

¿Algunos consejos para el mantenimiento de un taladro de banco?

En toda máquina o herramienta de cierta complejidad, desde el modelo más económico al más sofisticado requiere un cierto mantenimiento. En el caso de los taladros de banco es sencillo, aunque no por ello prescindible. A continuación, te enumeramos algunas consideraciones para el mantenimiento de tu equipo:

  • La lubricación de un taladro de columna es importante debido al calor y la fricción generados por sus partes móviles. Por ello, debemos consultar cuáles son los métodos de lubricación recomendados por cada fabricante.
  • Siempre debes limpiar de forma correcta el taladro después de cada uso, poniendo especial atención en las ranuras y orificios de la mesa base, así como en los componentes del mecanismo de transmisión y avance.
  • Asegúrate de retirar las virutas y residuos de las correas, poleas, el husillo y el manguito, de manera que evites daños en las partes móviles.
  • Una vez limpio, coloca una capa de aceite en todas las superficies sin pintura para evitar la oxidación por corrosión.
  • Si la máquina se usa en un taller de carpintería, que implica condiciones extremadamente polvorientas, debemos usarla a las velocidades más bajas para evitar un desgaste abrasivo de las piezas móviles y lubricar la máquina con mayor frecuencia.
  • En condiciones de frío extremo, conviene encender la máquina a velocidad baja y dejar que las piezas y el lubricante se calienten antes de aumentar la potencia.
  • Con el frío extremo el metal se vuelve quebradizo, por lo que conviene evitar golpearlo.
  • Por otra parte, con el calor extremo el motor puede sobrecalentarse y quemarse, por lo que es mejor utilizar la herramienta en ciclos intermitentes de encendido/apagado.

Los taladros de banco, también llamados taladros de columna o verticales, son herramientas de perforación estacionarias de movimiento vertical. (Fuente: Pramote Polymate: 107650005/ 123rf.com)

¿Cómo utilizar un taladro de banco?

Los taladros de banco son muy sencillos de utilizar, aunque siempre es recomendable tener ciertas nociones previas. En general, basta con encender la máquina, colocar la pieza de trabajo en el lugar de perforación y accionar la palanca del husillo que hace descender la broca hasta la pieza para realizar el orificio.

A continuación, te explicaremos paso a paso cómo hacerlo:

  • Lee las instrucciones de uso. Los taladros de columna son herramientas de alta potencia. Por eso es importante que antes de usarlos por primera vez leas las instrucciones del fabricante.
  • Familiarízate con sus funciones y sus partes. Aprende a manejar el cabezal, la palanca de penetración y el mecanismo de velocidad. Así también el funcionamiento general de la máquina, para aprovechar al máximo sus ventajas.
  • Cuando vayas a realizar una perforación, es muy importante que hagas las mediciones necesarias para taladrar en el punto exacto. Los taladros de columna cuentan con un mecanismo de graduación que debes usar para lograr la mayor precisión.
  • Ajusta también la profundidad de penetración de la broca. No te pases o puedes dañar la mesa, pero tampoco te quedes corto o dejarás el agujero a medias.
  • Para taladrar debes colocar la broca adecuada para la medida y el tipo de material que vayas a perforar.
  • Fija el material a la mesa, ajustándolo al tornillo o morsa de apriete para que no se mueva mientras lo perforas.
  • Ajusta la altura del taladro y céntralo en el punto en el que vas a perforar el agujero. También puedes ajustar el ángulo si es necesario.
  • Enciende el taladro y mueve la palanca para avanzar hacia el material. Empuja suavemente a medida que la broca penetre el material.
  • En trabajos exigentes y materiales duros, lo mejor es que utilices algún tipo de líquido refrigerante para evitar que la broca se funda.
  • Cuando hayas terminado de perforar, apaga el motor y retira la broca. Algunos modelos disponen de “marcha atrás” pensada para extraer la broca.

¿Qué consejos de seguridad debo tener presentes en el uso de taladros de banco?

Siempre que se trabaja con herramientas potentes, como el caso de los taladros de banco, los riesgos están presentes. Es fácil sufrir algún accidente por proyección de partículas, golpes, cortes, caídas de materiales o contactos eléctricos. A continuación, te ofreceremos algunos consejos de seguridad:

  • Usa siempre gafas o lentes de seguridad.
  • Utiliza botas con puntera reforzada para evitar daños en caso de caída de piezas.
  • Si tienes el cabello largo, recógelo o utiliza algún gorro.
  • No taladres con pulsera, collares, anillos o corbatas.
  • Nunca sujetes la pieza con la mano mientras taladras.
  • No debes poner en marcha la máquina si tienes las tapas de los cabezales abiertas.
  • Antes de encender el taladro, la mesa debe estar limpia.
  • Antes de realizar cualquier maniobra, debes asegurarte de que la máquina esté parada.
  • Utiliza una pistola de aire comprimido para quitar las virutas de la pieza.

Criterios de compra

Si eres aficionado al bricolaje, si te gusta realizar tus propios proyectos personales o te dedicas a la carpintería o la construcción, tus herramientas serán tus mejores aliadas. Por eso, debes buscar las mejores y más funcionales. En el mercado encontrarás una gran variedad de taladros de banco. Para ayudarte a escoger el mejor, te presentamos los principales criterios de compra que debes aplicar:

Potencia

En los taladros de banco la potencia es muy importante, ya que de ello dependerá el rendimiento final del equipo. En este tipo de máquinas una potencia eficiente no deberá ser inferior a los 400 o 500 W para trabajos de carpintería o construcción. Con esta potencia te asegurarás una respuesta óptima en la perforación de agujeros con alta precisión y acabado profesional.

De la misma forma, una potencia elevada te permitirá trabajar con materiales de diferentes durezas. Podrás aprovechar la versatilidad del equipo para perforar madera, acero o plástico de forma eficaz. Sin embargo, si lo que necesitas es un taladro para realizar proyectos domésticos de bricolaje, será más que suficiente con uno de una potencia más baja, por ejemplo de 200 W.

Existen dos tipos básicos de taladros de banco o columna. Estos son los sensitivos y los no sensitivos. (Fuente: Dmitrii Shironosov: 76766261/ 123rf.com)

Ajuste de velocidad

Es importante que tu taladro de banco cuente con un sistema de ajuste de velocidad que te permita controlar la velocidad de giro y ajustarla a cada material con el que trabajes. Ya que al emplear un determinado tipo de brocas a una velocidad específica puedes obtener resultados óptimos en muchas situaciones. O, por el contrario, quemar las brocas y el motor.

En el mercado encontrarás modelos con hasta 12 ajustes de velocidad que te permitirán controlar la potencia en cada trabajo. Recuerda que este es un factor importante, ya que un ajuste incorrecto podría llevar a fundir la broca, romperla o, peor aún, destrozar el motor del taladro.

Altura regulable

También es importante que tu taladro de banco tenga un sistema de altura regulable. La mayoría de modelos disponen de una mesa movible que podrás ajustar en altura y, en algunos casos, en grado de inclinación. Esto te permitirá trabajar con mayor comodidad, pues podrás ajustar el tope de profundidad o taladrar en diagonal y en ángulo.

Disponer de altura regulable, además, te aliviará la tensión en la espalda y los hombros, evitando que termines con dolores musculares después de realizar las perforaciones. Por supuesto, esta versatilidad repercutirá en el precio final de la herramienta.

Se caracterizan por la rotación de un husillo vertical en una posición fija, que está soportado por un bastidor de construcción en forma de “C”.(Fuente: Konstantin Pelikh: 85539144/ 123rf.com)

Pantalla y láser

La mayoría de taladros de banco que encuentras en el mercado emplean sistemas analógicos de poleas para el cambio de velocidades. Estos modelos tradicionales son muy fiables. Las variantes más recientes emplean una pantalla digital en la que se pueden fijar los ajustes de velocidad de forma precisa y con una interfaz sencilla que mejora la eficiencia.

Las variantes más recientes emplean una pantalla digital.

Además, hay modelos que integran un láser que funciona como auxiliar de perforación. El mismo ayuda a realizar los orificios en serie de forma rápida y sencilla al controlar el nivel de perforación de los distintos materiales que utilices. Estos componentes adicionales incidirán en el costo de la herramienta.

Tamaño

Una de las particularidades de los taladros de columna es su gran tamaño. Aunque los modelos más habituales del mercado son los de mesa, que puedes colocar sobre una mesa de taller, existen algunos mucho más grandes. Estos, llamados de columna o no sensitivos, deben anclarse en el suelo para trabajar y resultan mucho más caros.

Los no sensitivos también son más potentes, por lo que deberás pensar en tus necesidades antes de escoger entre uno u otro. Si vas a dedicar tu taladro de banco a pequeñas reparaciones y proyectos de bricolaje, no pagues de más por una herramienta grande que acabará molestando y ocupando demasiado espacio.

Los taladros de banco son equipos que ofrecen mucha precisión a la hora de perforar orificios limpios y de gran profundidad. (Fuente: Auremar: 77731275/ 123rf.com)

Diseño

El diseño es otro factor importante para estas herramientas. Muchos taladros de banco están diseñados para ser portátiles. Aunque siguen siendo herramientas recias y pesadas, podrás moverlas con relativa facilidad, ya que disponen de diseños compactos que te permitirán instalarlas en cualquier rincón sin grandes molestias.

Muchos taladros de banco están diseñados para ser portátiles.

Por norma general, estas máquinas tienen un diseño robusto, lo cual es una características indispensable. Deben estar elaboradas en materiales de gran calidad, como el acero de fundición, y otras aleaciones que resulten resistentes al trabajo duro para el que están diseñadas.

Resumen

Los taladros de banco o de columna son herramientas muy potentes. Están diseñados para trabajos duros o continuos, ya sea en un taller profesional o en tu casa. Estos taladros, al contrario que los de mano, deben permanecer fijos, ya sea en una mesa o anclados al suelo. Permiten al usuario alcanzar la máxima precisión en cualquier labor de perforación.

En este artículo te hemos explicado todo lo necesario sobre los taladros de banco. Ahora ya tienes toda la información para realizar una buena compra, así que es tu turno. No te olvides de fijarte en factores como la potencia del motor, el diseño de todos sus elementos, el tamaño y los accesorios, la pantalla y el marcador láser.

Si te ha gustado el artículo, deja un comentario o comparte con tus amigos y familiares para que ellos también encuentren el mejor taladro de columna del mercado.

(Fuente de la imagen destacada: Auremar: 107650005/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Me dedico a la redacción de textos para diferentes páginas webs y medios electrónicos. Me encanta escribir para Internet y soy un friki del SEO y del marketing digital (me apasiona el Inbound Marketing y el marketing de contenidos). Especializado en herramientas y productos tecnológicos.
Daniela Yacub Periodista
Daniela es periodista y psicóloga social, sin embargo, ha sabido llevar su carrera a la par de sus deberes como madre de familia. Su principal hobby es la lectura; para ella es mundo de las palabras es, sin duda, su lugar favorito, aunque también en su tiempo libre disfruta del yoga. Ha escrito artículos periodísticos sobre actualidad política y cultural.