Última actualización: 08/06/2021

Nuestro método

27Productos analizados

16Horas invertidas

7Estudios evaluados

65Comentarios recaudados

Todos nos hemos visto en esas situaciones en las que, para montar un mueble o reparar algo, tenemos dos opciones. Podemos llamar a un profesional que lo haga por nosotros o lo hacemos nosotros mismos. Es por eso que, para no morir en el intento y ahorrarte algo de dinero, tener un taladro en casa siempre será una de las mejores opciones.

Ya sea para perforar o incluso atornillar, el taladro te permitirá hacer, prácticamente sin esfuerzo todas las labores de construcción y montaje que puedas encontrar en casa. Por ello, no solo ahorrarás dinero, sino que tendrás la satisfacción de haber realizado algo con tus propias manos.




Lo más importante

  • Los taladros son herramientas que se adaptan a diferentes tipos de trabajo como perforar, atornillar o lijar.
  • Hay muchos tipos de taladros. Encontramos el perforador, percutor, atornillador, manual, de columna, eléctrico y de batería. Por eso, es necesario conocer previamente el tipo de trabajo que se quiere desempeñar para adquirir el taladro perfecto para ti.
  • La potencia de nuestro taladro es uno de los elementos más importantes, ya que determinará el tipo de materiales con los que se podrá trabajar, aparte de condicionar su tamaño y peso.

Los mejores taladros del mercado: nuestras recomendaciones

A continuación, hemos querido prepararte una lista con los mejores taladros que encontrarás en el mercado. Como hay tantos tipos, hemos querido diversificar y concentrarnos en tus posibles necesidades. Para ello, hemos indagado y encontrado taladros para todo tipo de uso. Aquí te los presentamos.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el taladro

Un taladro es una herramienta excepcional que te puede facilitar las labores más complicadas. Por esto que nos hemos encargado de recopilar las preguntas más frecuentes que se hacen los usuarios, para que tengas toda la información necesaria  sobre esta maravillosa herramienta.

taladro para madera

El taladro es una herramienta útil para casi cualquier contexto. (Fuente: rawpixel.com: 3469626/ freepik)

¿Qué se puede hacer con un taladro?

Un taladro es una herramienta bastante versátil que se utiliza en diversas situaciones, por lo que es fundamental tenerlo en tu set de trabajo. Con un taladro se pueden perforar diferentes superficies como madera, hormigón, y metal. También se puede usar para atornillar de una manera más rápida y sencilla e incluso lijar todo tipo de superficie gracias. Esto lo convierte en la herramienta ideal para todo manitas.

El taladro se puede usar para diferentes trabajos como, por ejemplo, montar y atornillar un mueble, fijar una repisa al muro o instalar una ducha en tu baño sin tener miedo a romper los azulejos.

¿Qué tipos de taladros existen?

Existen diferentes tipos de taladros, entre los cuales podemos encontrar los siguientes.

Tipo Función
Taladro perforador Se utiliza para las superficies más duras como la piedra, el hormigón o el metal. Es la herramienta ideal para trabajos más exigentes en los que deberemos hacer muchas perforaciones.
Taladro percutor Se diferencia del perforador por la manera en la que funciona su broca que, además, hace movimientos de delante hacia atrás. Al funcionar con revoluciones bajas, hace que sea más ligero e ideal para labores de bricolaje. No es recomendable usarlo en trabajos pesados.
Taladro atornillador Es ideal si estás cansado de pelearte con los tornillos más difíciles. Es una herramienta que te ayuda a atornillar de manera rápida y sencilla, acortando los tiempos de trabajo y su dificultad.
Taladro de columna Este tipo de taladro se suele usar en los talleres. Su estructura en forma de columna permite una perforación vertical de gran precisión. Potencia, velocidad y seguridad la diferencian del resto.
Taladro manual Es una taladro que se acciona a mano girando una manivela. Este tipo de taladro no es tan utilizado debido a la automatización del resto. Su uso se suele restringir a la perforación de materiales blandos.

¿Cuáles son los beneficios del taladro?

Ya hemos comentado los tipos de taladro que existen. Por eso ahora, queremos enseñarte algunos de los beneficios de tener un taladro en tu set de herramientas.

Beneficios Descripción
Comodidad Tener a mano un taladro hará que tus trabajos de bricolaje sean más rápidos y fáciles.
Versatilidad Gracias a la posibilidad de adaptarlo a diferentes funciones como lijado, atornillado y perforación, es ideal como herramienta principal para set de trabajo.
Creatividad Podrás empezar a inventar tus nuevos muebles y su disposición en casa. Si no nos crees, busca inspiración con los palets de madera.
Autonomía Si no quieres estar dependiendo de un profesional para montarte una simple estantería, esta es tu oportunidad de tener esa autonomía para las labores más sencillas.
Satisfacción Crear y construir cosas con tus propias manos da mucha satisfacción y más si esta herramienta te hace el trabajo más sencillo.
Seguridad Los taladros son herramientas potentes que te permiten fijar y ensamblar de manera fuerte y segura hasta los muebles más delicados.

¿En qué superficies puedo usar un taladro?

El taladro se puede usar prácticamente en casi cualquier superficie. Pueden ser blandas como la madera o la arcilla y duras como el mármol o el hormigón. Además, también sirve en superficies irregulares.

Es importante, antes plantearte comprar un taladro, saber el tipo de superficies que vas a trabajar con más frecuencia, ya que dependiendo de estas, el tipo de taladro que te conviene podrá variar. Por ejemplo, para superficies duras te recomendamos los taladros eléctricos. Tienen más potencia y los trabajos de perforación serán más rápidos y cómodos. Si por el contrario tus trabajos se suelen desarrollar en materiales como la madera, al ser un material más blando, no hace falta tener un taladro de gran potencia, por lo que uno de menor tamaño y peso será una opción ideal.

¿Cómo se usa el taladro?

Como con toda herramienta, hay que prestar mucha atención a cómo se utiliza. Un mal uso de esta podría crear daños irreversibles a nuestros materiales.

Lo más importante antes de perforar cualquier material, es marcar y medir el punto exacto donde se quiere taladrar, ya que una vez hecho no se puede volver atrás.

Después de marcar el punto, lo ideal es hacer una pequeña y breve incisión con el taladro. Para esto apoyaremos el taladro contra la superficie a perforar, y bajaremos el nivel de revoluciones para evitar posibles roturas. Esto asegurará que el taladro no se nos resbale o se salga de la marca cuando debamos proceder a perforarlo.

Si vas a trabajar con materiales duros, te aconsejamos el uso de un asa para una mayor sujeción. Activar el modo percutor de tu taladro, que hará que el esfuerzo requerido sea menor.

taladrando madera

Antes de perforar cualquier superficie, asegúrate de que tienes el taladro y la broca adecuada. (Fuente: freepik.es: 13140658/ freepik.es)

¿Qué tengo que saber a la hora de tener un taladro?

Una de las cosas importantes cuando se tiene un taladro, es el uso de las brocas. Estas te facilitarán el trabajo en los diferentes materiales.

Por ejemplo, podemos encontrarnos brocas para metales, paredes, y madera, de estas últimas las hay de tres puntas, planas, largas y extensibles. Hay brocas para vidrio, para avellanar y para bisagras.

Junto con las brocas, están los portabrocas. Son lo que permitirá que ajustemos las brocas a nuestro taladro. Las hay tradicionales, de sujeción rápida que permite ajustar las brocas de manera más rápida, y los automáticos, donde se meten las brocas hasta que suene un click.

Por último, si quieres extender la vida de tu taladro, te recomendamos limpiar las brocas después de utilizarlas. Asegúrate de haber desenchufado el taladro para que no se active por error. También es importante guardarla en el maletín y en un lugar con poca humedad.

¿Cuáles son las alternativas al taladro?

Pocas son las alternativas a esta herramienta predilecta para el trabajo manual, pero aquí te presentamos algunas alternativas que podrían ayudarte a sustituir alguna de las funciones del taladro.

Por ejemplo, para colgar un perchero, cuadros o estanterías con poco peso, una buena alternativa son los adhesivos de montaje pre dosificados. Estos tipos de adhesivos son fáciles de usar, rápidos y fuertes. Las cintas de doble cara son también una buena opción a la hora de colgar cuadros a la pared sin taladrar, al igual que los ganchos adhesivos o tiras de velcro. Aunque existan estas alternativas, nada puede sustituir la potencia, precisión y versatilidad que posee un taladro.

Criterios de compra

Si estás en uno de esos momentos en los que hay que ponerse manos a la obra, es de vital importancia conocer tu futuro taladro. Por este motivo te mostramos, a continuación, los datos más relevantes que tienes que tener en cuenta a la hora de adquirirlo.

Tipo de taladro

Hay situaciones dentro del hogar en el que se necesita montar un mueble, colgar un cuadro o incluso atornillar. Esto se puede volver una tarea estresante, por eso el uso de un taladro te puede simplificar la vida.

Los trabajos en el hogar suelen ser puntuales y no duran mucho. Es recomendable tener en consideración los taladros son fáciles de llevar como los de batería, o de bajas prestaciones con potencias entre los 500 W y 750 W.

Si te dedicas de forma profesional a la construcción, necesitarás de un taladro potente que te permita utilizarlo en diferentes tareas y por un tiempo prolongado. Por eso, tener acceso a taladros de calidad te permitirá tener flexibilidad en tu trabajo. Normalmente se recomiendan taladros eléctricos, ya que al estar conectados directamente a la corriente, pueden alcanzar potencias superiores a los 750 W.

taladro de baterias

Escoger la broca específica para cada material es una de las cosas fundamentales para mantener tu taladro en óptimas condiciones.(Fuente: Anete Lusina: 4792512 / pexels)

Potencia

En general, la potencia de los taladros va entre los 500 W y los 1000 W. Estas dos medidas diferencian dos tipos de exigencias, una para trabajos sencillos y otra para trabajos más complicados.

Si por ejemplo se usa un taladro de poco voltaje para una tarea exigente, el taladro estará trabajando a máxima potencia todo el tiempo, por lo que sus piezas se desgastaran más rápido. Con un taladro de gran potencia, este desgaste se reduce, ya que no necesitará usar el máximo de sus capacidades para llevar a cabo una determinada tarea.

Tamaño y peso

El tamaño y el peso también están relacionados con el voltaje. Cuanto menor sea este, menor serán los elementos que compongan el taladro, por lo que se reduce su tamaño y peso. Si necesitas algo con más potencia, tienes que saber que será un taladro de mayor tamaño y peso.

Es por esto que, si no quieres cansarte el brazo al perforar ni usar un taladro aparatoso, te recomendamos los más pequeños y ligeros. Son ideales para los trabajos más simples del hogar.

Ergonomía y comodidad

Trabajar varias horas seguidas con un taladro puede resultar algo incómodo y algunas veces incluso doloroso. Es por esta razón que invertir en comodidad puede hacer que tus tareas resulten más agradables.

Por ejemplo, el uso de guantes facilita la sujeción del taladro que puede verse comprometida por la sudoración. Por otro lado, es bueno considerar añadir un asa para repartir la fuerza entre los dos brazos y aumentar la precisión de nuestra máquina. Esto reduce el esfuerzo aplicado a la hora de taladrar.

Accesorios

Al taladro se le pueden añadir diferentes accesorios para mejorar su capacidad y eficiencia, desde extender la vida útil de tu taladro a batería, hasta mejorar la precisión y comodidad como ya hemos visto anteriormente. Por eso, a continuación te mostramos una lista de accesorios que puedes poner a tu taladro.

  • Baterías: El tener una batería extra te permite extender la duración del trabajo sin la necesidad de ir a recargarla.
  • Asa: Es un elemento imprescindible a la hora de trabajar de manera más cómoda y eficiente.
  • Guía angular: Es una guía que te permite trabajar con precisión cuando el objeto no se puede colocar en el banco de trabajo por sus dimensiones o peso.
  • Destornilladores: Estas pequeñas piezas intercambiables te permiten alternar la función de tu taladro para poder atornillar. El único componente necesario es un tubo adaptador hembra hexagonal.
  • Guardapolvos: Es un dispositivo de recolección de residuos casi instantáneo que te permite realizar un trabajo limpio.
  • Cepillos de lijado: Son cepillos que se acoplan y permiten el lijado de diferentes superficies y materiales, siendo el color azul para superficies suaves y el rojo para las difíciles.

Resumen

Nuestro día a día se puede ver envuelto de imprevistos en los que hay que ponerse manos a la obra. La gran disponibilidad y los precios asequibles, hacen que tener un taladro sea algo casi obligatorio.

Esta herramienta ha estandarizado el bricolaje y el handmade en la mayoría de hogares. Con su gran versatilidad y potencia, los taladros son indispensables para casi cualquier tipo de trabajo. Por eso, di adiós a esos días eternos montando muebles, y empieza a disfrutar de tu hogar. Deja un comentario si este artículo te ha servido de ayuda.

(Fuente de la imagen destacada: vadimguzhva: 111174833/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones