El ritmo de vida actual, con todas esas preocupaciones y estrés, se traducen en dolores de cabeza, contracturas musculares y otros padecimientos. Practicar yoga es una de las soluciones más populares a estos malestares que nos aquejan. Hoy en día, se han puesto de moda muchas variedades de esta disciplina. Actores, modelos e influencers famosos nos comparten todos sus beneficios en las redes sociales.

¿Ya te decidiste a prácticar yoga? Pues vas a necesitar ropa cómoda y, claro, un tapete (también llamada estera, esterilla o colchoneta). Si no sabes cuál elegir, en esta completa guía de compra te ayudaremos. Te vamos a explicar los aspectos más importantes que debes tener en cuenta al comprar uno, consejos sobre cómo mantenerlo y qué otros usos le puedes dar.



Lo más importante

  • Un buen tapete de yoga es fundamental para practicar esta disciplina. Aísla y amortigua el peso de nuestro cuerpo sobre el suelo, protegiendo la columna, caderas, rodillas y codos. Además, permite que estés cómoda y evita que te resbales al intentar mantener el equilibrio en una postura.
  • Las posturas de yoga poseen cierta complicación (algunas, incluso, parecen imposibles). Justo por eso, necesitas que tu tapete cumpla con una serie de criterios. Cuando busques un tapete debes valorar ciertos puntos importantes como el material, el tamaño o que tenga buena adherencia, entre otros.
  • Para garantizar que tu tapete dure el mayor tiempo posible y que siga siempre en perfecto estado es necesario seguir unas pautas de mantenimiento. Si tienes una limpieza correcta y un cuidado adecuado, no tendrás que preocuparte por comprar otro por un largo período.

Ranking: Los mejores tapetes de yoga del mercado en México

El tapete de yoga favorito de los usuarios online

AmazonBasics te ofrece un tapete de yoga que también es ideal para otro tipo de ejercicios como pilates, gimnasia y otros entrenamientos de piso. Está hecha de espuma ligera y resistente, además posee una superficie texturizada para mejorar la tracción y evitar caídas.

Tiene un grosor de 1.2 cm (extra grueso) que permite una mayor amortiguación y comodidad. Incluye una correa de transporte para llevarla al hombro con facilidad.

El tapete de yoga con la mejor relación calidad-precio

Ahora, Living Green tiene para ti un tapete de yoga con una relación calidad-precio excelente. Tiene un grosor de 4 mm, que es el ideal para los tipos más dinámicos de yoga en los que se requiere una buena amortiguación. Es suave, cómodo y muy fácil de limpiar.

Cuenta con una superficie texturizada antideslizante para prevenir resbalones, así podrás mantener tus posturas sin ningún problema. Mide 61 x 181 cm.

El tapete de yoga más amigable con el medio ambiente

Este tapete de yoga, además de tener un diseño hermoso de doble capa, está hecho de materiales ecológicos de alta calidad, libres de químicos y agentes tóxicos para la piel. Es muy ligero, fácil de enrollar, atar y de transportar.

Cuenta con un grosor de 6 mm que te dará la amortiguación y confort que necesitas para tus posturas y demás ejercicios. Sus medidas son 183 x 61 cm.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los tapetes de yoga

En esta sección, te vamos a contar todo lo que debes saber si entre tus planes se encuentra comenzar a practicar yoga. Te explicaremos la importancia de elegir un buen buen tapete que se adapte al tipo de yoga que decidas practicar. Y, una vez lo tengas, aprende cómo cuidarlo y mantenerlo en perfecto estado para que te dure el mayor tiempo posible.

Un buen tapete de yoga es fundamental para practicar esta disciplina.
(Fuente: Diaz: 24382136/ 123rf.com)

¿Por qué se recomienda practicar yoga?

El yoga le proporciona muchísimos beneficios a tu salud. Te ayudará a tener más energía en tu día a día y por ende, te sentirás mucho menos cansado al finalizar tus actividades cotidianas. Te permitirá relajarte física y mentalmente, además te ayuda a liberar tensiones y a controlar el estrés y la ansiedad. También mejorará tu capacidad de concentración.

A nivel físico, el yoga incrementará tu energía, fuerza y resistencia. También aumentará tu capacidad pulmonar, se mantendrá sano tu corazón, te dará mayor flexibilidad y una mejor movilidad de las articulaciones. Mejorará tu postura y contribuirá a prevenir dolores musculares. Además, contribuye a que descanses mejor. ¡Al fin dormirás como un bebé!

foco

¿Sabías que el yoga aporta claridad intelectual y estabilidad emocional?

¿Qué es y cuál es la función de un tapete de yoga?

El tapete es la superficie sobre la que se realizan los ejercicios de yoga. Es un colchoncillo que amortigua la presión del cuerpo contra el suelo y protege columna vertebral, cadera, rodillas y codos. Permite realizar las distintas posturas con comodidad, ayuda a mantener el equilibrio y a no resbalar (evitando caídas). Y además, actúa como aislante del frío.

A pesar de que su nombre sea tan específico, el tapete de yoga no es un producto exclusivo de esta disciplina. Los tapetes también se utilizan para practicar pilates, gimnasia, tonificación, ejercicios de fuerza y meditación. Y claro, para realizar el calentamiento y los estiramientos en otros deportes.

¿Cómo tiene que ser un tapete de yoga?

El tapete de yoga debe cumplir una serie de requisitos dependiendo el tipo de yoga que se decida practicar. Más adelante en este artículo te explicaremos con detalle una serie de criterios. Pero, por ahora podemos decir que para que un tapete cumpla con su función tiene que ser cómodo, ligero y fácil de transportar.

Pidiéndole un poco más, a un buen tapete podemos añadirle otras características. Como que sea duradero, fácil de limpiar, sin ningún componente tóxico, hipoalergénico y en la medida de lo posible reciclable. Y, por qué no, ¡bonito!, pues a todos nos gusta presumir.

El grosor del tapete de yoga es muy importante para las personas que priorizan la comodidad. (Fuente: Chaochaiya: 29271849/ 123rf.com)

¿Es necesario comprar un tapete de yoga de buena calidad para un principiante?

Claro que sí. Si estás empezando a practicar esta disciplina y tu tapete no es lo suficientemente cómodo, la actividad no será de tu agrado. Y si, por ejemplo, no es antideslizante, el esfuerzo que tendrás que hacer para mantener las posturas será mayor. Acabarás pensando que el yoga es demasiado difícil para ti. Y lo más probable es que te desanimes y no vuelvas más a clase.

Pero no creas que hace falta desembolsar mucho dinero para adquirir un tapete de yoga de calidad. Existen muy buenos tapetes a precios muy accesibles. Si con el tiempo te entusiasmas y te lo puedes permitir, puedes cambiarlo por otro aún mejor o que te guste más.

¿Cómo limpiar el tapete de yoga?

Al usar el tapete, la transpiración de nuestro cuerpo entra en contacto con éste. Si no se limpia con regularidad, las bacterias del sudor desprenden mal olor. Para limpiarlo no se deben utilizar productos químicos, ya que podrían provocar reacciones alérgicas en la piel. Se puede limpiar, utilizando un espray limpiador especial para tapetes o con agua y jabón.

  • Con espray limpiador para tapetes: rociar toda la superficie y luego secarla con un trapo de algodón o microfibra.
  • Con agua y jabón: En la lavadora, utilizar un programa de agua fría y sin centrifugado. Otra opción es sumergirlo en la bañera añadiendo al agua un tapón de jabón líquido (de ropa) y una cucharadita de bicarbonato, luego frotarlo cuidadosamente con una esponja suave evitando dañar su superficie.

Para secarlo no hay que retorcerlo, solo se debe colgar en un sitio ventilado y a la sombra. También lo puedes enrollar en una toalla que absorba la humedad y luego dejarlo extendido encima de la toalla hasta que se seque.

foco

¿Sabías que puedes preparar tu propio limpiador para el tapete de yoga? Usa vinagre de limpieza, jugo de limón o aceite esencial de árbol de Té diluidos en agua. Los tres son antisépticos, antifúngicos y antimicrobianos naturales.

Criterios de compra

Para elegir un tapete de yoga tienes que tener en cuenta primero qué estilo vas a practicar. En base a lo que éste requiera, tienes que buscar el tapete entre las opciones disponibles en el mercado. Para que puedas elegir el más apropiado a tus necesidades, debes tener en cuenta los siguientes criterios:

  • Material
  • Grosor
  • Medidas de peso
  • Textura y antideslizante
  • Mantenimiento

Material

En la elección del tapete un criterio fundamental es el material con el que está fabricado. Puede ser de PVC, PER, EVA, NBR, TPV, TPE, caucho natural, poliuretano, lana, algodón, algodón orgánico, yute o cáñamo. Un consejo: Intenta evitar materiales que puedan ser tóxicos, pues el tapete estará en contacto con tu piel.

De acuerdo a tus preferencias, puedes elegir un material estándar o uno natural. Como ya lo comentamos, también es importante valorar el tipo de yoga que se va a practicar. En estilos de yoga dinámicos (con mayor sudoración) será mejor un material que sea antideslizante, más fresco y fácil de lavar.

Cuando busques un tapete debes valorar ciertos aspectos como el material o el tamaño. (Fuente: Guzhva: 39755172/ 123rf.com)

Grosor

El grosor también irá en función la modalidad de yoga que se practique. En la siguiente tabla te explicamos a detalle las características más importantes de los distintos grosores que se comercializan y sus principales usos.

Grosor Uso
2 mm Tapete superfino. Ideal si lo que se busca es un tapete de viaje, ya que enrollado pesará y ocupará menos espacio que otros. Indicado sólo para usos esporádicos.
3 mm Es el grosor más estándar. Es un tapete que nos puede servir para casi todos los tipos de yoga.
4 mm Este grosor es el más adecuado en tipos de yoga dinámicos que requieran mayor amortiguación.
5 mm Este tipo de tapete se recomienda para tipos de yoga que no requieran realizar muchas posturas de equilibrio. Al ser más grueso es más inestable.
Más de 5 mm Tapete demasiado grueso. No está muy recomendado para la práctica de yoga. Aunque sí son útiles para otros ejercicios, como pilates, tonificación o estiramientos, por ejemplo.

Medidas y peso

Existen unas medidas estándar para los tapetes de yoga. Estas suelen medir entre 170 cm y 180 cm de largo y entre 60 cm y 65 cm de ancho. Dependerá de tu cuerpo, observa que al estar acostado encima de la colchoneta manos y pies queden sobre el tapete. En caso de necesitarlo, también se comercializan tapetes de medidas mayores.

El peso va en función del material, hay algunos más densos que otros, por lo tanto, son más pesados. Aquí la elección variará de acuerdo a cómo y con qué frecuencia tengas que transportar el tapete. Si viajas en transporte público y lo usas con frecuencia quizás te convenga uno más ligero. Lo mismo sucede, si buscas un tapete de viaje.

Textura y antideslizante

La textura y, por lo tanto, el tacto del material puede variar mucho. Algunos materiales fabricados son diseñados con textura, mientras que otros naturales ya las tienen por las propias características de su composición. Lo importante es que la textura no nos moleste durante la práctica de yoga, que su rugosidad no sea incómoda.

Y, por otro lado, y muy vinculado a la textura, está el el efecto antideslizante o adherencia del tapete al suelo. Es uno de los requisitos más importantes, ya que perder el equilibrio durante una postura podría ser peligroso. Es mejor cuando el tapete cuenta con capacidad de agarre en ambas caras.

Mantenimiento

De acuerdo con la frecuencia de uso que le des a tu tapete es necesario tener en cuenta el mantenimiento que éste requerirá. Principalmente debes valorar dos aspectos:

  • Facilidad de lavado: Si lo puedes lavar tú misma en casa como es el caso de los de material sintético, por ejemplo. O si, por la delicadeza de su material, es necesario llevarlo a la lavandería, como ocurre con los de lana.
  • Tiempo de secado: Piensa si, de una clase a la siguiente estará listo para usarse de nuevo. Debe estar hecho de materiales que transpiren con facilidad.

Resumen

El yoga es un actividad muy recomendable para mantenernos sanos y ayudarnos a sobrellevar la vida diaria. No necesitamos mucho para llevar a cabo esta práctica: solo ropa cómoda y un buen tapete de yoga. Hay un gran cantidad de modelos y precios en el mercado.

Si tienes en cuenta el tipo de yoga que practicarás y sigues nuestros consejos te será más fácil encontrar el más adecuado. Recuerda que una vez que empieces a usar tu tapete es importante que lo mantengas limpio y cuidado. Esto permitirá que el material permanezca en buen estado y el tapete te dure mucho tiempo.

Si te ha gustado este artículo sobre los tapetes de yoga te animamos a que lo compartas en tus redes y nos dejes tus comentarios. ¡Muchas gracias!

(Fuente de la imagen destacada: Chaochaiya: 38780050/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Los redactores de REVIEWBOX.es investigan y escriben artículos informativos de la más alta calidad sobre diferentes temas de consumo.